LA Globalización de LA

por Mia Yanez

En nuestra introducción a globalización de comida en Los Ángeles, nosotros visitamos a Grand Central Market. Según a Bill Esparza en su segmento “The Migrant Kitchen,” este lugar refleja este fenómeno porque los dueños de los puestos son los hijos de inmigrantes y cocinan su versión de su cultura con ingredientes de California. Cuando visitamos Grand Central Market, comimos en lugares tradicionales, pero fueron populares con una clientela más global. Sarita’s Pupuseria, por ejemplo, cocina pupusas en la manera tradicional de El Salvador. Sin embargo, ellos presenten un aspecto bueno con sus logo y colores y claro su breve aparición en la película La La Land. Por el otro lado, los otros “Legacy Tenants” sirven en una manera más tradicional porque funcionan como uno mercado por la gente que compran y viven como sus países de origen.

En mi exploración a la globalización de comida en Los Ángeles, yo decidí probar a Kogi BBQ Taco Truck. Antes hablo sobre las teorías y importancia de la comida fusión, necesito describir la delicia de mi almuerzo en sábado. Yo pedí un burrito de cerdo picante y casi se me olvidé anotar los ingredientes del burrito porque yo lo comí rápidamente (yo tuve hambre en el momento y los olores de la carne me llamó). El burrito contiene cerdo, arroz, lechuga, huevos, y muchas especias para abrazar los ingredientes juntos. Al primero, yo pensé que yo puedo manejar las especias, pero con cada bocado, los sabores acumularon y necesité agua durante mi plato para tratar la quemadura poquita sentía en mi boca. Mi amiga pidió el taco de tofu y el taco de calamares. Ambos también trajeron las especias que requirieron agua; el tofu contuvo salsa verde mientras el calamar contuvo salsa roja.

Ahora, puedo discutir la importancia de mi experiencia de comer. La comida fusión fue una representación creativa por el intercambio de cultivos y técnicos de cocina entre las culturas diferentes. Este intercambio ha estado ocurriendo durante mucho tiempo, pero en el presente los chefs que crecieron en una mezcla de culturas decidieron presentar estos platos únicos en sus restaurantes (Pilcher y Portnoy 4). El dueño de Kogi, Roy Choi, creció en el parte de Los Ángeles donde muchos inmigrantes vivieron, pues su relación con comida incluye influencias latinas, judíos, y claro coreanos (10). Fue normal para caminar por las calles de Los Ángeles y ve restaurantes salvadoreños al lado de mercados de Corea, porque fue un resulto de la globalización de Los Ángeles con la inmigración. Sin embargo, esta proximidad de las culturas solo se reconocía porque chefs como Roy Choi empezaron recrear sus experiencias pasados en la forma de nueva comida. No solo su comida representa la globalización, pero su uso de tecnología para comunicar información sobre la comida también contribuye a este fenómeno. En la época de Twitter, Facebook, y Instagram, es más fácil para compartir su cultura con personas a través del mundo. Kogi utiliza Twitter para crear su popularidad, porque cambió su locación cada día, y reunir la gente diferente por Internet.   

La influencia latina en Kogi aparece en las formas de sus platos. Se puede pedir tacos, burritos, y quesadillas con agua frescas. Sin embargo, los platos contienen ingredientes coreanos, como cerdo picante, costilla corta, y kimchi. Estos platos mezclan las dos identidades de Los Ángeles y Roy Choi en una manera poética. En el exterior, la comida aparece latina con una forma del burrito o taco. En el interior, los ingredientes son coreanos con kimchi y cerdo picante. Roy Choi, un coreano, creció en Los Ángeles—una ciudad conocido por su población latina. Por eso, Choi es físicamente su comida, un gran punto que Pilcher y Portnoy también escribe en su capítulo.

Pienso que Kogi es popular porque cuando esperaba por mi comida, yo oí los clientes hablaron entusiastica sobre su plato favorito y se alegraba que vieron la lonchera. Yo estaba en Venice, un barrio con mucha cultura playa y historia; pero con el paso de tiempo, la gentrificación se encargó de las tiendas y la cultura. Por eso, las personas que hablan fueron hípsters, jóvenes, o ricos—personas que (1) entiende el uso del Internet (2) quieren una comida buena, o como yo (3) quieren comida representativa de su posición actual—una persona en una ciudad global.

#4 Kikiz: La Lucha de Loncheras

Las campanas de la iglesia de Santa Inés tañeron la hora mientras yo pedí un burrito de carnitas de una lonchera al otro lado de la calle. Yo esperé para mi comida y miré a la primera gente que estaba llegando a la iglesia para la misa en español a las seis. Detrás de mi fue el aparcamiento de Ralph’s con todo su ruido y gente preocupada con su quehaceres. Pero entre los dos, unos pies del tráfico ocupado de Vermont, fue una burbuja de paz, una lonchera que se llama Kikiz. A las cinco de la tarde solo yo y otro hombre estuvimos allí. Yo había visto esta lonchera muchos tiempos pero nunca pensaba en lo por mucho tiempo. Esto es indicativo del problema que muchos loncheras tienen en muchas partes de Los Ángeles. Particularmente en un lugar como USC, el encanto de las loncheras está superado por las “luxe loncheras.” Pero la vida difícil por las loncheras no es algo nuevo.

Según a Portnoy, la lucha de loncheras y vendedores del calle ha sido ocurriendo por más de cien años. Hoy en día, las leyes restringen la ubicación de loncheras en unos ciudades, como Beverly Hills, pero por lo general loncheras tienen mucha libertad para hacer negocios en cualquier parte de cuidad que quieren. No fue el caso hace ocho o nueve años. Actualmente, la lucha de todas loncheras y Kikiz en particular tiene un enfoque en dos cosas. Primero, la lucha entre loncheras y restaurantes y después entre loncheras y luxe loncheras.

Por lo general, la lonchera atrae gente que quiere un experiencia diferente de un restaurante. Como Portnoy mencionó, gente que quiere comer en un restaurante quiere un lugar para descansar y camareros para traen comida a la mesa y cosas como así. La lonchera no tiene ninguna de estas cosas. Mariscos Jaliscos tiene una sala pequeña con mesas y sillas para comer, pero no es una cosa muy común para loncheras. Lugares como Mariscos Jaliscos son un poco de una amenaza a restaurantes de “fast casual” como Chipotle porque sus modelo de negocios es parecido, pero porque hay relativamente pocas loncheras con lugares para descansar, no hay razón para una lucha grande entre restaurantes y loncheras. A pesar de este hecho, uños restaurantes quieren más reglas por loncheras.

La segunda lucha entre loncheras y “luxe loncheras”, un término creado por Arellano, es más serio. Particularmente en un lugar muy cerca de USC, es muy interesante para examinar la diferencia entre la popularidad de Kikiz y una luxe lonchera más popular como Kogi BBQ, Amazebowls, o Nature’s Brew. La primera cosa que me di cuenta fue diferente fue el exterior de las loncheras. Kikiz fue blanca con solo el nombre de la lonchera en el capó. Natures Brew tiene un exterior completamente de madera y Amazebowls tiene un exterior completamente morado con un diseño muy complejo. Kikiz tiene un letrero electrónico, pero parece muy barato como los letreros electrónicos en tiendas de Broadway en el centro que dice “Compramos oro”. Los exteriores de las luxe loncheras cuestan más y por eso gente asocian el exterior con la calidad de la comida. Los precios más altos también son una “garantía” en los mentes de gente que más dinero significa más calidad. Gente que trata lugares que son más modestos saben que no es siempre el caso.

La ubicación de Kikiz es otra razón que no tiene la misma popularidad que las luxe loncheras. Kikiz, y muchas loncheras, están en lugares donde por lo general solamente gente que sabe sobre la lonchera va a visitarlo. Mucha de las loncheras no tienen Twitter o otros métodos de comunicación con el mundo para anuncian sus negocios. También, Kikiz está muy cerca de Ralph’s y muy lejos de campus. Mucha de la gente que va a Ralph’s usa un coche y compra comida. ¿Porque necesita comprar un burrito o tacos cuando maneja a Ralph’s para comida? No tiene sentido. La sola gente que va a comprar comida es gente a pie y hay muy poca gente en este parte de Vermont que caminar. Amazebowls, Kogi BBQ, y Natures Brew está muy cerca de campus y está en Hoover, Jefferson, y University donde mucha gente camina y anda sus bicicletas. También University es la calle más usado por la gente de fraternidades y sororidades. Miembros de estos grupos viven en casas que tiene un programa de comida que tiene la misma comida muchas días y solo por ciertas horas. Como resultado, ellos tienen hambre con frecuencia. También esta gente tiene dinero disponible porque una fraternidad o sororidad cuesta más de mil dólares por semestre. El resultado es una tormenta perfecta por las loncheras que están allí.

La ubicación de Kikiz y otras loncheras, combina con una historia larga de opresión y sospecha sin justificación para crear un ambiente muy difícil para una parte esencial de la cultura y historia de nuestra ciudad. Ojala que más gente puede dejar a un lado su miedo y proba la comida deliciosa y económica que las loncheras ofrecen.