Blog #5: ¿Apreciación o apropiación?

La apropiación cultural es un problema que tiene relevancia en cada parte de la cultura popular. Por ejemplo, cada año al festival de música de Coachella, algunos asistentes se visten ropa ofensiva como un tocado de los nativos americanos o un dashiki (ejemplos). Estos asistentes apropian estas culturas porque les faltan el respeto y el entendimiento de la significancia de los artículos de ropa que se visten para la moda. El problema asociada con la comida étnica es que dónde está la línea entre apropiación y apreciación. Este es un sujeto con mucha discusión, como el podcast Sporkful y sus series de episodios se llaman “Other People’s Food”.

FullSizeRender (15)
Comida “mexicana”… en Copenhague, Dinamarca.

El chef Rick Bayless es muy controversial por su tratamiento y su actitud sobre la comida mexicana en los E.E. U.U. Bayless es de Oklahoma, pero es más o menos el chef más famoso en los E.E. U.U. por la comida mexicana con sus restaurante Frontera Grill. No tengo ninguna duda que Bayless tiene el respeto para la cocina, pero pienso que su actitud es el problema. Para Gustavo Arellano, “It’s not that he’s a foreigner cooking the cuisine of another culture—such a thought is an insult to all the mexicanos who make amazing pho, spectacular Neapolitan pizzas, intricate béarnaise sauces and more in Orange County and beyond.” El problema, en las palabras de Arellano es que Bayless es un “thin-skinned diva” quien piensa que él es un demigod. En mi opinión, cuando Bayless echó la culpa a sus críticos de racismo reverso, Bayless cruzó la línea de la apropiación cultural y mostró su privilegio blanco. Pienso que Bayless tiene el derecho a cocinar la comida mexicana pero él no tiene el derecho a decir que su comida es auténtica.

En el podcast de Sporkful, dice que cada traduccion es una perdida con la comida y estoy de acuerda. Por ejemplo, cuando he leído un texto traducido, yo sé que el sentido en inglés es un poco diferente que el original. Es el mismo con la comida. Bayless traduce las descripciones de las ingredientes y los platos para atraer a una audiencia blanca en el medio oeste, pero con sus traducciones y las modificaciones, él apropia la cocina mexicana. Para mí, la cosa más absurda sobre Bayless fue cuando él dijo que él trae los sabores de méxico y Frontera Grill al sur de California, pero California es un estado rico con la cultura latina. En el artículo “A Food Fight at Oberlin”, en el Atlantic, un estudiante explica que, “…iif people not from that heritage take food, modify it and serve it as ‘authentic,’ it is appropriative”. Bayless puede cocinar la comida mexicana, puede hablar español, y puede estudiar la cocina en México, pero él no puede ser mexicano. Por eso, su versión de la comida mexicana siempre va a ser una traducción.

IMG_3327
Comida india en Madrid, España. 

 

Creo que los EE UU es un país donde celebramos la idea de, “Mixing and matching and intermingling and borrowing and stealing and creating new traditions out of whole cloth”. A causa de la globalización del mundo, tenemos acceso a la comida coreana, mexicana, etc más hoy que en el pasado. La innovación de la comida es muy importante, algunos platos como los tacos de Kogi BBQ no pueden ser posibles sin la globalización y la capacidad de tomar prestado las cocinas o las recetas de culturales diferentes. Para evitar apropiación, pienso que es importante a entender de donde son un ingrediente o un estilo de cocina y tener respeto que su traducción de un plato original no puede ser tan delicioso como el original.
He probado muchos platos apetecibles y deliciosos que son de la comida fusión. Pienso que la comida fusión es una cosa maravillosa y uno de mis partes favoritos de vivir en Los Ángeles, donde tengo acceso a culturales varios. Para mi, no tengo una identidad cultural fuerte y por eso, no tengo una conexión a una cocina en particular. La comida fusión me permite experimentar con sabores distintos en platos frescos y nuevos. Si estoy comiendo un burrito de tikka masala de 23rd Street Café o un taco de carne asada de Kogi BBQ, puedo disfrutar una experiencia culinaria nueva y emocionante.

FullSizeRender (14)
Un “baco” del restaurante Baco Mercat en Los Ángeles.

Blog #3: La comida de fusión

Esta semana, fui a la Kogi Taquería para disfrutar los tacos de Roy Choi de Kogi BBQ. Había querido a visitar Kogi después de leer la lectura de Jonathan Gold de Smithsonian.com, donde él describe la comida de Kogi como, “…edible symbols of L.A.’s famous cross-cultural inclusiveness, dripping plates of food drawn straight from the city’s recombinant DNA.” Me gusta Los Ángeles porque hay muchas culturas diferentes aquí y la comida en esta ciudad es un producto de innovación. En Minnesota, donde yo soy, hay diversidad entre la gente y las culturas, pero, en mi opinión, Los Ángeles es una ciudad única.

FullSizeRender (10)
El mostrador a Kogi Taqueria en Palms.

Roy Choi es de Seoul, Corea y llegó en Los Ángeles en los años 1970s cuando era niño. Roy Choi combina su herencia de la cocina coreana con su años de, “…walking the streets of Los Angeles,” (Portnoy and Pilcher). Choi ha describido su comido como, “This is what Los Angeles tastes like.” Su marca es sus tacos de pequeña costilla, en el estilo de barbacoa coreana con un condimento de cilantro-cebolla-limón y una vinagreta de chile-soja. Con su taco, Choi ha combinado los sabores de la barbacoa coreana con el taco de la cocina mexicana y los vende en una versión gentrificada de la lonchera. Hoy, Roy Choi tiene cuatro camiones de Kogi, en adición a sus restaurantes Alibi Room, A-Frame, Pot, y un restaurante de la comida de las camiones de Kogi.

 

Processed with VSCO with hb2 preset
La entrada de Kogi y mi amiga se llama Emma.

En su artículo sobre Kogi de Jonathon Gold, y en la lectura de Portnoy y Pilcher, ellos hablan sobre la existencia de la separación de los raíces con la camión de Kogi. Oliver Wang, un profesor de CSU Long Beach, estudió las rutas de las camiones de Kogi y descubrió que estas camiones de fusión entre Corea y México evitaron barrios típicamente mexicanos como Boyle Heights en East L.A o el sur de Los Ángeles. Su revelación: los clientes generales de Kogi son Anglos y asiáticos. Las divisiones sociales todavía existen en Los Ángeles. Pienso que Roy Choi ha transformado la cultura de la “comida de la calle” en Los Ángeles con su camiones o luxe-loncheras después de la recesión financiera en los E.E. U.U. Sus contribuciones son monumentales, pero también muestran las divisiones que aún existen y el progreso que se va a realizar.  

 

En el restaurante Kogi Taquería, se ofrece los platos originales de Kogi, pero también más opciones. Todos los tacos y burritos pueden ser pedido en el estilo original de Kogi, con el condimento de cilantro, cebolla, y limón, o en la estila taquería. Pedí el combo número dos (tres tacos y una bebida) y yo pedí todos mis tacos en el estilo original de Kogi. Ser honesta, esta decisión fue un error porque no leí el menú antes de pedir. Pero, estaba alegre porque quise probar el taco original que causó a Choi la gloria.

FullSizeRender (12)
¡Qué rico!

Pedí dos tacos de la pequeña costilla y uno de cerdo picante. La comida fue lista rápidamente pero solo recibí tres tacos de la pequeña costilla y nunca de cerdo picante. Fue un error, pero tenía mucho hambre y estaba contenta a comer tres tacos de la pequeña costilla. Fui con tres de mis amigas, y todos probamos platos diferentes. Mi amiga pide tres tacos también, pero en el estilo de taqueria. Para pedir los tacos en este estilo, el nombres son en español. Por ejemplo, carne asada para el “short rib”, aunque el tipo de la carne es el mismo y la marinada es distinta. La guarnición es diferente para estos tacos, con salsa verde, los rábanos, y una salsa de cilantro y cebollas.

 

Me encantó mi comida – la carne era tierna y húmeda. La comida fue lista rápidamente pero en mi opinión, sentí fresca. Las dos tortillas de maíz eran crujientes pero duros al mismo tiempo y eran tibias como si acabaron de partir de la parrilla. Había mucha lechuga encima de los tacos pero yo comí cada último bocado. ¡Qué rica! Después de probar Kogi, entendí la fama y el éxito de Roy Choi.

Entrada #4: La Comida Fusión

Visité The Bun Shop en Koreatown. Es un restaurante que comenzó como un food truck llamada The Bun Truck. En mi opinión, este restaurante representa comida fusión. En el articulo de Portnoy y Pilcher, la cocina es descrito como una metáfora poderosa que puede representa momentos de “cultural encounter.” Portnoy y Pilcher describe el movimiento de fusión Pacifico como derivando de “the intersection of consumer desire for a particular form of exoticism.” Roy Choi y Ricardo Zarate son ejemplos de cocineros que cocinan comida fusión y esta comida es una representación de su pasado, su crianza y su herencia. Al mismo tiempo pienso que su comida refleja su espíritu empresarial entregando comida que será popular y considerado deseable en Los Angeles.

The Bun Shop es un restaurante de fusión Coreano y sirve una variedad de bao buns que son servidos con diferentes carnes y salsas. Por ejemplo probé:

Spicy Pig que es un bao bun con cerdo, vegetales, cebolletas, pepinos, y las salsas de siracha y tzatiki

Temp Veg que es un bao bun con un aguacate de tempura, tomate, cebollas, pepinos, vegetales, cilantro y ajolio de jalapeño

Katsu que es un bao bun con pollo empanado, vegetales, ensalada de repollo y salsa barbacoa asiática

IMG_0203

De la Izquierda a la derecha: Spicy Pig, Katsu, Temp Veg

The Bun Shop representa una mezcla de Korean BBQ y comida Mediterráneo. Los bao buns están llenos de carne marinado en el estilo Coreano para la cual el chef de cocina es conocido. Él fue al escuela culinaria en Nueva York y trabajó en un restaurante conocido allí un rato. The Bun Shop tiene una atmósfera casual. Los dos hombres que crearon The Bun Truck y The Bun Shop crecieron como americanos coreanos trabajando en Detroit. Veo el restaurante como principalmente Coreano con un poco de la fusión de Mediterráneo que vemos con el uso de la salsa tzatziki. También lo creo es un restaurante de fusión en el sentido que usa muchas técnicas y sabores diferentes. Por ejemplo pienso que bao buns al vapor son natales de China, también usan tempura, salsa diferentes, verduras encurtidas y ensalada de col.

Este restaurante es muy popular. Es pequeño y tiene la sensación de un bar pequeño. The Bun Shop es definitivamente popular entre una muchedumbre mas joven que les gustan buscar restaurantes de moda. También están abiertos tardío que atrae a la gente mas joven que busca comida tarde por la noche. Los fundadores del restaurante describen su comida y estilo como una representación de, “where we come from and where we are today.” En este sentido representa las influencias diferentes que ellos han experimentado. Uno puede argumentar que sus bao buns representan un “melting pot” de culturas diferentes.

Es diferente de Mariscos Jaliscos porque sus antecedentes son diferentes, la manera en que los dos promocionan sus negocios es diferente, y la comida que ellos venden es diferente. Mariscos Jaliscos es arraigado en tradición y autenticidad mientras el objetivo de The Bun Shop es ser innovador y combinar sabores diferentes y atrae una muchedumbre mas joven mientras metiéndose al corriente de nuevas tendencias. Ninguno es mejor que otro en mi opinión, solo son diferentes.

Las loncheras enfrentan muchas dificultades en Los Angeles. El municipio de Los Angeles ha estado tratando de restringir loncheras. Hay vistas que loncheras se amontan las calles y aceras. La gente también argumenta que ellos son antihigiénicos y compiten injustamente con restaurante y por lo tanto tiene una ventaja injusta. Pero en realidad son opciones baratas para consumidores. También cumplen con las regulaciones de licencias comerciales y las loncheras son empotrados en la cultura de Los Angeles. Quizás el deseo de regular loncheras viene de sentimientos contra de inmigrantes y de latinos. También parece reflejar un prejuicio contra aquellos de un estado socio económico inferior.

Mientras loncheras están siendo denunciados y regulados, los food trucks de comida fusión y los twitter trucks como The Bun Truck y The Bun Shop no reciben crítica.  Este demuestra a mi como la cultura es entrelazada con la comida y el estatus en nuestra sociedad.

Entrada #8: Una reflexión de este semestre

Este clase es una de las clases mas interesantes que yo he tomado durante mis cuatro años en la universidad. Los Angeles es una ciudad con una historia tan rica y interesante. Los Angeles esta llena de representaciones y ejemplos de las intersecciones de muchas diferentes culturas. Estas representaciones son principalmente aparentes en muchas de las restaurantes, mercados, food trucks etc. Esta clase permitió que nosotros como estudiantes entendiéramos realmente las culturas de las personas que tienen una influencia enorme en Los Angeles por oyendo sus historias personales y aprendiendo sobre su historia y la importancia de su cultura y herencia.

Aprecié tener la oportunidad de escuchar a Caridad y aprender sobre la lucha que los vendedores ambulantes enfrenten. Me siento apartado de su lucha. El hecho que Caridad hablarnos francamente sobre su historia y la venta ambulante es su sustento y la habilidad principal que la enseñaron hacer realmente abierto mis ojos. Al mismo tiempo pensé que estaba triste que ella siguió repitiendo que la venta ambulante es su única habilidad y ella no tiene muchas habilidades. Pienso que tal vez este comentario refleja la dificultad de movilidad en los Estados Unidos para minorías que han emigrado. Es desafortunado ella parece confinada a este habilidad. Quizás hay un sentido de orgullos también en la comida que ella viendo porque son una receta de la familia y comida natal de su origen en México.

Me encante este clase porque casi cada semana nosotros encontráramos restaurantes de estilos diferentes y de culturas diferentes y se esperó que nosotros aprendiéramos sobre ellos y pensáramos en ellos por un lense critico. Era capaz de ir a restaurantes de fusión de coreano y Mexicana, restaurantes oaxaqueños tradicionales y restaurantes mexicanos con una influencia moderna y americana. Comiendo a estos restaurantes realmente me hizo pensar en el significado de autenticidad y tradición. Aprendí que la autenticidad y la tradición significan cosas diferentes y el concepto de autenticidad varía según su cultura y historia. Creo que la autenticidad evoluciona. No podemos restringir la influencia de culturas diferentes el uno en el otro y debido a estos cambios de autenticidad con el tiempo. B.S. Taquería era una experiencia interesante porque reconocen que es un restaurante con comida “inauthentically authentic.” Tienen recetas que son inspirados por una herencia mexicana pero son influidos por una crianza Americana en Los Angeles. The Bun Shop es un restaurante que es también un ejemplo de una mixtura de culturas. Es un restaurante de fusión entre comida Mexicana y Coreana. Ambos restaurantes representan la evolución de autenticidad y tradición de la gente diferente y las culturas mas prominentes en su vida. Esta influencia cultural era un tema de nuestra clase y me gusté aprender sobre ello y las raíces de culturas especificas si esto iba a LACMA, andando alrededor de la calle Olvera y aprendiendo sobre la historia o aprendiendo sobre la mural de Judith Barca en USC.

Por ultimo muchas gracias profesora Portnoy por todas las experiencias valiosas!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Kogi – Fusión Coreano Mexicano

La ciudad de Los Ángeles siempre ha sido el epicentro de la mixtura cultural en California. Como una de las areas metropolitanas más grandes del mundo, esta ciudad es el hogar de gente de muchas orígenes étnicos. Según los últimos datos del censo, la población de Los Ángeles está compuesta por gente de 140 países, que hablan 224 idiomas. Este alto nivel de solapamiento cultural ha llevado a la creación de muchos tipos diferentes de “cocina de fusión.” Uno de los tipos de cocina de fusión más conocido es la comida coreano-mexicano, popularizado por Roy Choi y las camiones de comida de Kogi.

La camión de comida de Kogi
La camión de comida de Kogi

Según las lecturas de Portnoy and Pilcher que leímos esta semana, la cocina de fusión es cocina de una mezcla de orígenes, que tiene una percepción de ser exótico, y en el caso de Kogi, tiene también la imagen de “comida callejera.”

Como uno de las primeras camiones de comida fusión en Los Ángeles (y seguramente la primera coreana-mexicana) Roy Choi ha mezclado dos culturas muy distintas a través de la remodelación de los platos mexicanos más básicos: tacos, burritos, y quesadillas. Adoptando los ingredientes tradicionales de Corea y colocándolos en estos platos mexicanos, Choi ha creado su propia comida y ha puesto en marcha un movimiento de de comida callejera de fusión aquí en Los Ángeles.

Esta semana tuve la oportunidad probar la comida de Kogi por la primera vez (tuve buena suerte porque la camion llegó a donde trabajo.) Pedí los tacos de costilla corta (“short rib”) y una quesadilla de kimchi. Los tacos eran delicioso, mezclando sabores mexicanos (tortillas de maiz, salsa roja, cilantro, y limón) con sabores coreanos (ternera barbacoa, vinagreta de soja y chile) en una manera que nunca había probado antes. Añadí mucha salsa de Sriracha por más especia, especialmente a la quesadilla de kimchi (que, en mi opinión fue un poco soso, con demasiado mucho queso.) Pero aunque no disfruté la quesadilla tanto como los tacos, me gustó toda la comida, porque fue tan diferente a otras comidas que había tenido.

Los tacos de costilla corta  (con Sriracha, cilantro, limón, y salsa roja)
Los tacos de costilla corta (con Sriracha, cilantro, limón, y salsa roja)
La quesadilla de kimchi (con salsa roja y Sriracha)
La quesadilla de kimchi (con salsa roja y Sriracha)

La idea de Kogi es muy diferente que las ideas de las otras camiones de comida que he visitado. Esta semana, visitamos a la camion de Mariscos Jalisco, que es una camion de comida mexicana, sirviendo comida tradicional de Jalisco, México. Mientras fue excelente (con los mejores tacos de camarónes y la salsa más picante que he probado en mi vida,) es una experiencia completamente diferente a la experiencia de Kogi. Se puede encontrar tacos de marisco en cualquier camión de comida o restaurante en Los Ángeles – con niveles diferentes de calidad, por supuesto. Pero no se puede encontrar la comida que hacen en Kogi en cualquier otro lugar.

La carta de Kogi, con muchas opciones interesantes de cocina de fusión
La carta de Kogi, con muchas opciones interesantes de cocina de fusión

Aunque hay imitadores, la comida de Kogi es la comida que inició el movimiento de comida callejera de fusión en esta ciudad, y por eso se ha ganado su popularidad. Para tener éxito en la industria de camiónes de comida, que antes se consideraban de clase baja y fuera de moda por la gente de Los Ángeles, Roy Choi tenía que usar su conocimiento de la calle y su espíritu empresarial a reinventar la camion de comida por una generación más joven, más de moda, y más pobre. Tomando prestado de la cultura “lonchera,” Choi ideó un sistema de camiones de comida que viajaría por toda la ciudad, revolucionando la industria. Creo que la percepción en el pasado se forma por una falta de voluntad de la gente de Los Ángeles para ver las camiones de comida como algo más que proveedores de comida de baja calidad. Y afortunadamente hoy porque del trabajo de Roy Choi y otros cómo él, esta ya no es el caso. Recomiendo que todos visitan a esta camión, para la comida interesante y también porque puedes comer una parte de la cultura culinaria de Los Ángeles.

IMG_0097

#4 – La Distinción entre la Fusión y la Apropiación

IMG_9622

Pasaba el fin de semana pasada en Michigan para presentar en una conferencia de los estudios coreanos. Mientras estaba allá, pensaba mucho en el intercambio cultural. El papel que presenté era sobre las comunidades en línea de K-popers—los fans latinos de K-pop. Cuando pienso en las interacciones entre América Latina y Corea, pienso primero en la comida como un punto de encuentro. Disfruto mucho las creaciones culinarias de Roy Choi, quien describe su comida como una representación de Los Ángeles, y estoy de acuerdo. Pilcher y Portnoy usan los exitosos y (en un caso) fracasos de Roy Choi y Ricardo Zárate para ilustrar la fusión. Definen la cocina generalmente como una metáfora de la identidad, y cuando dos culturas se interactúan, esta interacción puede crear una fusión buena de sus ingredientes y métodos de cocinar.

IMG_1068
Fui al Chego con un amigo de Corea el abril pasado.

Como soy una fan de Roy Choi, he visitado muchos de sus establecimientos, y cuando alguien me pide una recomendación de un buen restaurante en Los Ángeles, siempre respondo con Chego o Kogi porque pienso que son establecimientos únicos que representan la diversidad de esta ciudad. Tengo respeto por Roy Choi porque anuncia su comida como algo angeleno y hace esfuerzos para ofrecer algo a la comunidad—su trabajo con Locol en Watts por ejemplo y su “fast food revolution.” Está usando sus recursos para levantar el espíritu a la comunidad de Los Ángeles.

Como he pasado la mayoría del fin de semana y aún la semana pasada en Michigan, no tenía la oportunidad de probar un lugar nuevo de fusión en Los Ángeles. Sin embargo, me topé con la fusión afuera de Los Ángeles, y este encuentro me interesaba también. Me presentó un taco durante una cena en un restaurante japonés con el Instituto de Estudios Coreanos. Se llama “Hamachi Taco,” y describe como “a tartare of yellowtail and truffle-soy in a taro root shell.”

IMG_9680

Este taco me parece… ofensivo. El “taro root shell” en vez de una tortilla era ilógico. Se desmoronó en mis manos antes de podía probarlo. Disfruto el pescado. Era como un ceviche con un sabor ácido, pero no entendía la inclusión de un tomate. Era una combinación muy insensible, y aunque no era repugnante, no ordenaría este taco otra vez.

Soy una defensora de la fusión—especialmente en Los Ángeles donde muchas culturas diferentes se interactúan. En algunos sentidos, toda comida es una fusión considerando las adaptaciones inevitables de ingredientes que han inmigrado a través de fronteras. Sin embargo, no toda fusión es buena. Y no se deben combinar todos ingredientes para crear fusión. Si alguien tiene un entendimiento de los ingredientes específicos de las culturales, es más posible que puede crear fusión efectivamente y con respeto—como Roy Choi, quien se inspiró por los restaurantes diversos de Los Ángeles. Doy la bienvenida a la fusión como una representación de dos o más culturas en un lugar, pero no me gusta el forzar de dos concinas juntos para aprovechar la moda de fusión sin respeto por las culturas que los ingredientes representan. En estos casos, la fusión no es una metáfora de la identidad pero apropiación por las ganancias.

IMG_6366.JPG
Mi plato favorito de Chego–el “chubby pork belly bowl.”

Armando’s: Comida Mexicana-Americano

El pasado martes, tuve el lujo de visitar una “lonchera” en Boyle Heights en el Este de Los Ángeles. Una “lonchera” es un a camión de comida estacionaria que sirve para proporcionar opciones de comidas rápidas, fáciles, y económicas para los barrios principalmente hispanos. Por lo general, se piensa que estas loncheras están “deeply rooted in their communities, most of the mom-and-pop operations belong to longtime Mexican immigrants who live and work within the same small geographic area…serve a locale clientele that demands easy-to-access affordable rapid food service” (Hermosillo, 11). Además de proporcionar alimentos accesibles es una presencia dominante en la economía de la comunidad. Loncheras “dwell at the top of a food chain that supports an array of other small businesses, including meat and produce wholesalers, tortillerías, and bakeries” (Hermosillo, 12).

Los dos loncheras que visitamos el martes fueron Mariscos Jaliscos y Cemitas Tepeaca. Los dos estaban cerca de las residencias en Boyle Heights, integrarse en la comunidad de las casas, así como los trabajadores de la zona. El taco de camarón a Mariscos Jaliscos fue crujiente, apetitoso y un poco picante. El, crujientes camarones fritos hinchada estaba en una cáscara crujiente taco cubierto con una exquisita salsa picante con rebanadas de aguacate en la parte superior. Fue una combinación perfecta de sabores y texturas. Después de comer esto muy rápidamente, verifiqué los precios de esto, ya que eran demasiado buenas y les espera a costar mucho. Pero, sorprendentemente, apenas llegan a $1.75, que me impactó. Después de comer esto muy rápidamente, he comprobado que los precios de estos, ya que eran demasiado buenas y les espera a costar mucho. Pero, sorprendentemente, apenas llegan a $ 1.75, que me impactó. Cemitas Tepeaca, también está muy cerca de las residencias y sirvió cemitas deleitables y sabrosas que eran rápida y fresca en los ingredientes.

IMG_4037.JPG
Taco de camarón a Mariscos Jaliscos

Hubo problemas con loncheras en el pasado debido a la discriminación contra las personas hispanas, que sigue siendo un problema en la actualidad. Es muy cierto que estas acusaciones y problemas “often stem from discrimination and anti-immigrant sentiment towards Mexicans and, in turn, fears that the food they peddle is unsanitary and unsightly ” (Portnoy, 4). Loncheras en el Este de Los Ángeles son un parte integral de la ” neighborhood identity, local economies, and public space ” que se supone que es la crítica de los conflictos más grandes, pero son realmente valiosas cualidades de loncheras. Además, loncheras cumplen una función especial en su comunidad y son muy diferentes en comparación con los últimos “camiones de comida de fusión”. Los anti-vendedores, en el pasado y aún actualmente, argumentan ” food trucks congest streets and sidewalks, with public areas subject to selling, consumer eating, and littering”. Creo que esto era más un problema en el pasado porque los restaurantes reales tenían miedo que estaban en competencia con estos camiones de comida. Pero, loncheras parecen encajar perfectamente dentro de sus comunidades y convertirse en una parte vital de la región.

La aparición de “camiones de Twitter” o mejor conocido como el enfoque “camiones de comida de fusión” en la fusión o artículos especializados. Ellos tienden a fusionarse con otra comida mexicana cocina. Estos camiones son también conocidos por ” operate in areas in front of nightclubs or bars, close to universities, or in trendy young adult neighborhoods such as Silver Lake, Hollywood, Venice Beach, Santa Monica, or mid-Wilshire, mostly west of the traditionally Latino and immigrant East L.A.”(Hernández-López, 9). La semana pasada, me acerqué al camión de almuerzo de Armando’s, que está detrás de la USC Facultad de Odontología. Su lema escrito en el lado del camión es “USC’s best kept secret”. Es una mezcla de comida mexicana y americana, pero se inclina más hacia la comida americana. En el menú que tienen dos o tres platos relacionados mexicanos, como tacos, burritos, y tortas, pero el resto del menú es platos mexicanos americanizados o completamente estadounidense. Por ejemplo, tienen burritos de desayuno y “California burritos”, que son burritos con las patatas fritas en estos. Otros artículos en el menú incluyen sándwiches y ensaladas. La fusión de la Mexicana y Americana de Armando sirve a la población de la USC que quieran la opción de comida mexicana pero inclinarse hacia comida americanizado. Armando’s tiene sólo los platos mexicanos muy estereotipadas como el burrito estándar, tacos, etc. También tienen la opción de pedir su comida a través de texto, si se envía un mensaje de 15 minutos de antelación para recogerlo. El camión de comida funciona muy bien en la ubicación de la USC, ya que es una opción de comida más barata en comparación con estos en el campus.

Cuando estaba allí, decidí pedir un burrito de carne que era muy barato. Esperé al menos 30 minutos para mi burrito. El empleado miró y me dijo que “aquí está su burrito.” Me pidieron que asegurarse de que era el burrito de carne asada con lo que respondió con seguridad que era. Conduje en bicicleta a casa y abrí mi burrito, me tomó un bocado y tristemente di cuenta de que el empleado me había dado un burrito de desayuno con bacon en vez de mi burrito con carne asada. A pesar de que no era lo que estaba esperando, aún así disfruté el burrito de desayuno. Con esta experiencia, puedo decir que el interés y la popularidad de Armando podrían añadir a este error. Estoy seguro de que esta no es la primera vez que Armando’s dio la orden equivocado a alguien.

Está lejos de ser el significado de una lonchera, pero sí se introduce en la población USC y es muy popular entre los estudiantes y la facultad. No puedo hablar mucho sobre la comida a debido no he tenidolo que pedí, sino como un camión de comida fusión se alimenta en los estereotipos de la comida mexicana, pero también tiene opciones americanas para aquellos que quieren eso. Yo recomendaría sólo va a Armando si quieres comida mexicana no auténtico o tienes el tiempo suficiente para esperar a su pedido.