Chichén Itzá: La comida yucateca (por Natalie Sampson)

img_6455
Chichén Itzá

 

La semana pasada estaba leyendo el “tacopedia” por Bill Esparza y hice una lista de restaurantes que probar este semestre. Quería probar casi todos y hice una lista larga, pero cuando vi la foto de panuchos de Chichén Itzá no añadí nada más en la lista. La tortilla de panuchos es única porque es frita y llena de frijoles. Me abrió el apetito y decidí inmediatamente que necesitaba ir a Chichen Itzá para probar estos panuchos. A causa de esto empecé mi investigación de comida yucateca.

yucatan_in_mexico_location_map_scheme-svgYucatán está en el sureste de México en la península yucateca. La comida de Yucatán es diferente de otra comida de México porque está un poco aislado del resto de México. La comida yucateca es única porque utiliza ingredientes mayas, europeos, españoles, holandeses, mexicanos, caribeños y de medio oriente. Al otro lado, comida yucateca incorpora muchos ingredientes principales compartidos con otras cocinas latinoamericanas. Por ejemplo, según Jeffrey Pilcher, los “tres hermanas” de comida de indios nativos son maíz, frijoles y calabaza. Comida yucateca incorpora el maíz y los frijoles en muchos platos tradicionales. Y la cocina de otras regiones y países utilizan estos mismos ingredientes pero en maneras diferentes.

En “Food, Health, and Culture in Latino Los Ángeles.” Sarah Portnoy menciona panuchos y pescado tikin-xic que son comidas mayas de Yucatán. La comida yucateca es una mezcla de recetas mayas, españolas y libaneses. Portnoy también habla sobre la cochinita pibil, un plato yucateco de Border Grill. La cochinita pibil incluye jugo cítrico, semillas de achiote que añade el color rojo anaranjado. El achiote es un ingrediente central de la comida maya. La cochinita y el adobo de pibil son asados en la hoja de plátano. “Pibil” significa enterado o asado subterráneo. Esto es porque tradicionalmente el pollo o la cochinita pibil es asada en un horno que es como un agujero en la tierra. Los Maya de la península yucateca usaba este método porque el pibil ayuda a preservar la carne.

Tikin xic es un plato de mero adobado con semillas de achiote y el jugo de naranja agria, como en la cochinita pibil. Es de Isla Mujeres. El nombre “tikin xic” es de la lengua de los maya. Significa “pescado seco” en español. Es típico de la comida de esta región porque utiliza el achiote y la naranja agria. Cuando investigue mas la comida yucateca, me hacía más y más emocionada para comer todos estos platos en Chichén Itzá.

Estaba lloviendo muy fuerte cuando fuimos a Chichén Itzá. Estábamos fríos y mojados cuando entramos al Mercado de La Paloma. Pero cuando finalmente probé la sopa de lima, mi cuerpo se calentó. Fui con Maddy y Erik y por eso pudimos probar mas platos del menú porque compartimos todo. Pedimos sopa de lima, panuchos, tikin xic, pollo pibil y mi favorito, tacos de cochinita pibil. Posiblemente pedimos demasiada comida pero no lamento nada.

img_6456
Sopa de Lima

Primero probamos la sopa de lima, con caldo de pavo, lima, pavo y tiras de tortilla. Era aromático y tan caliente que sentí como la sopa calentaba todo mi cuerpo. Estaba sorprendida que la sopa no tiene el sabor de una lima normal. Pero me di cuenta de que esto es porque sopa de lima incluye una lima especifica de la región de Yucatán. Esto es único de Yucatán y por eso es otra diferencia entre la comida del resto de México.

img_6464
Tacos de Cochinita Pibil

Estaba lo mas emocionada por los tacos de cochinita pibil y no fui decepcionada. La tortilla de maíz era suave pero tan fuerte para contener todo el taco. Estaba sorprendida porque el pibil no tenía el sabor tan opulento y picado como yo esperaba. Pero la cochinita todavía era divina. Era muy tierna y tan jugosa que al morderla la salsa de pibil goteó por mi mentón. Las cebollas rojas en vinagre añadieron una textura crujiente que contraste la tortilla y cochinita suaves y un sabor agridulce que complementó al pibil. Aunque toda la comida era increíble, este plato fue mi favorito porque nunca he comido cochinita tan jugosa y tierna.

img_6466
Panuchos

Los panuchos consisten de una tortilla frita y llena de frijoles con aguacate, cebollas rojas en vinagre, pavo y lechuga. La tortilla era muy deliciosa pero el pavo me pareció un poquito seco después de la cochinita tan jugosa. Pero me gustó este plato porque tuve una combinación interesante de la tortilla crujiente caliente con aguacate blando y fresco. El restaurante tenía un video que demuestra la preparación de los panuchos. Este elemento visual contribuyó al sabor porque me mostró que este plato es muy fresco y hecho a mano.

img_6463
Tikin Xic

El tikin xic tuvo una textura y un sabor suave. Incluye pescado condimentado con jugo de lima y achiote sobre arroz. Este plato tuvo muchísima salsa y era comestible. El pescado no tuvo un sabor fuerte y por eso la mayoría del sabor de este plato es de la salsa. No me gustaba el pescado mucho pero me encantaba la salsa tanto que al final del platillo, moje una tortilla en la salsa.

img_6465
Pollo Pibil

Finalmente, probé el pollo pibil que tenía la misma salsa que la cochinita pibil. Por eso me gustó el pollo pibil casi tanto que me encantó la cochinita. Pero este plato incluyó frijoles negros, arroz, tortillas calientes y plátanos fritos. El sabor dulce de los plátanos era muy exuberante porque ningún otro plato incorpora un ingrediente dulce como este.

No puedo creer que nunca he probado Chichén Itzá y está tan cerca de USC. Voy a recomendar este restaurante a todos mis amigos. Soy de Texas y estos tacos son mucho mejor que los tacos de “tex-mex” que son muy “whitewashed.”

Blog número 1: La comida de Chichen Itza

El domingo pasado, fui al Mercado La Paloma para comer al restaurante Chichen Itza con Erik y Natalie. He asistido USC por 4 años pero no había comido a Chichen Itza y solo había visitado el Mercado de la Paloma una vez para el restaurante Thai Corner. Después de nuestra presentación la semana pasada, quería ir a Chichen Itza. No pensé que había comido comida tradicional de Yucatán y pienso que es muy interesante que el chef usa tecnología nueva como el sous vide pero mantiene a cocinar comida tradicional. En nuestra conversación con Bill Esparza, nos dijo que restaurantes que indican la región en México que es la origen de su comida típicamente son restaurantes auténticos.

Antes de visitar Chichen Itza, leí sobre la comida tradicional de la región del sur de México. Platos como la cochinita pibil, pollo ticul, y el pescado tikin-xic son preparados similares y tienen pasta de annatto, un sabor que me gusta cuando probarlo. Aprendí que la cochinita pibil se desarrolló como una manera de conservar el carné de estropearse y hoy aún, la cochinita pibil es uno de los platos más famosos de la Yucatán. También, estaba emocionada para probar los panuchos – tortillas de maíz rellenan con pasta de frijoles y frito con varias guarniciones.

img_7147
Había mucha gente allí se escondía de la tormenta

Llegué al Mercado La Paloma durante una tormenta grande en Los Ángeles y a causa de la tormenta, no pensaba que el Mercado sería ocupado. Sin embargo, había mucha gente al Mercado, y la mayoría estaba en línea para Chichen Itza. Porque yo fui con dos amigos, probé muchos diferentes comidas. Pedimos los tacos de cochinita, la sopa de lima, los panuchos, el tikin xic, el pollo pibil y horchata para beber. No quise pedir las tortas porque un plato ‘mexicano’ que tiene ensalada de repollo y papitas fritas no me parece como auténtico. Pienso que las tortas reflejan el “white-washing” de comida mexicana y el “Americanized” plato méxicano que Food, Health and Culture in Latino Los Angeles menciona.   

Mi plato favorito era el panucho porque me gustó lo crujiente de la tortilla frita en contraste del pavo tierno, frijoles negros, avocado, tomate y la cebolla adobada. Cada parte del panucho tenía un sabor único y la combinación no era abrumador. También, me gustó la sopa de lima, pero este plato llegó a nuestra mesa antes del resto de nuestra comida y por eso no comemos cuando la sopa era caliente. Me encantó la sopa porque el sabor fresco de lima complementaba el sabor sustancioso del caldo de pavo. La ensalada de naranjas y jícama también me ayudó a limpiar mi paleta entre platos como el Tikin Xic y el pollo pibil.


La presentación del Tikin Xic y el pollo pibil eran apetecibles y coloridos. No quise comer los dos porque me parecieron perfectos. El pollo pibil llegó en un plato combinado, lo que aprendí en Food, Health and Culture in Latino Los Angeles no existe en México. Pienso que este muestra la evolución de comida mexicana en Los ángeles hoy, con la receta tradicional del pollo con la pasta annatto y preparación en las hojas de banana pero también con el arroz y los frijoles negros que significan comida de “altacalifornia” o menos auténtica. El pollo pibil y el tikin xic eran gustosos y me gustó mucho la pasta de annatto. Cuando no pude comer más carne, yo ensopé una tortilla de maíz caliente en la salsa del tikin xic y era un sabor opulento.

Chichen Itza: Tradicional, auténtico, hecho a mano.

IMG_4765.JPG
Chichen Itza con mi novia.

 

Para muchas personas datan en la universidad puede ser difícil; amigos de equilibrio, clases difíciles, el trabajo y una vida amorosa se pueden comparar con hacer juegos malabares de motosierras. Por suerte, eso simplemente no es el caso con mi novia y yo. Nosotros constantemente bonos sobre nuestro amor por la buena comida y la conversación atractiva, así que cuando le expliqué que yo estaría tomando una clase que me obligó a explorar comida hispana en Los Ángeles que ella fue aún más emocionado de lo que yo era! Déjeme darle un poco de información acerca de ella antes de empezar a tratar de honrar la gran variedad de excelentes alimentos hispanos de Los Ángeles. Su nombre es Raquel, llamado así por la famosa actriz de cine Raquel Welch, y se crió en los suburbios de Chicago. Mientras asistía a la Universidad de Illinois se enamoró con todo lo que tenía que ver con la nutrición, especialmente en relación a la población de edad avanzada. Se mudó a California en 2015 para comenzar un programa de maestría en la USC en la Escuela Davis de Gerontología, continuando en su camino a ser un dietista registrado. Se mudó a un apartamento junto a mío, que conducen a nuestro encuentro. Una de las primeras conversaciones que tuvimos juntos fue acerca de cómo la comida fue una de las cosas más importantes en el mundo. Ambos acordaron que la comida tenía la capacidad milagrosa, a diferencia de cualquier otro producto en el mundo, para traer a la gente por la paz, el amor, y la conversación. La comida siempre ha sido una cosa social para mí; cenar con mi familia cada noche que estoy en casa o tener una larga cena con mis amigos en la escuela, la comida significaba siempre la comunicación. Tener alguien con quien puede compartir constantemente comidas ha sido una verdadera bendición.

IMG_4767.JPG
Chichen Itza.

Yo había escuchado mucho acerca de Chichén Itzá sólo de las dos primeras clases que yo conocía, que tuvimos que probarlo. Fuimos en coche la corta distancia de nuestro complejo de apartamentos en el lado norte del campus para el Mercado de Paloma y encontramos fácilmente aparcamiento. Inicialmente yo había estado buscando un restaurante que se encuentra separado pero por suerte vi el letrero del restaurante por la puerta principal. El mercado era muy acogedor y creado en un motivo hispana. El signo “Chichén Itzá” se levantó para mí más que el resto y fue directamente a través de las puertas principales. El mercado no estaba lleno y, de hecho, muchas de las tiendas y algunos de los restaurantes en el interior estaban cerrados. Independientemente parecía que todo el mundo que estaba allí había venido por la misma comida que nosotros. La mayoría de los clientes eran hispanos y yo estaba encantado de escuchar español hablado en varias tablas. Inmediatamente al entrar vi a dos familias que cenan juntos, los padres de familia en un extremo de la mesa, mientras los niños se sentaron en el otro. Estas dos familias disfrutaron de su comida durante más tiempo que nosotros! Sin embargo, en el otro extremo del espectro, había un hombre que estaba comiendo su cena solo en una mesa. Me gustaría que yo tenía más coraje para ir y sentarse con este hombre, aprendo sobre su vida y su historia y comparta una comida, pero por desgracia eso no era yo ese día. En lugar de eso le pasaba, le di una breve sonrisa, y continué con el registro. El menú colgado en un ángulo perfecto para leer desde abajo y explicó la variedad de platos y enfatizó que la comida era de la Península de Yucatán. Yo estaba pensando inicialmente en tratar un Tamale Horneada pero noté que un cartel en la pared describió el Brazo de Reina como uno de los platos más auténticos de la región. Por esta razón, en el último momento decidí pedir. Además pedí la Tacos de Poc Chuc, mientras que Raquel pidió el Tacos de Pollo Asado (era Taco Martes después de todo!). También pedimos el Platano con Crema y la Horchata para el postre y bebida.

IMG_4780.JPG
La comida de Chichen Itza

Nos sentamos en una mesa cubierta con un mantel verde colorido, festivo y nos trajimos de inmediato la horchata y una serie de salsas hechas con chiles habaneros. Me encanta la horchata, pero con toda franqueza no voy a lugares que tienen horchata auténtica frecuentemente; por lo general es algún tipo de variación de la leche, el azúcar y la canela. Vi la diferencia de esta bebida tan pronto como lo estaba siendo criado a nuestra mesa. Era blanca como la leche, sin tocar por el marrón canela y tenía una sensación en boca más cremosa que la leche normal. El sabor de canela no era tan fuertemente presente como en otras horchatas que he tenido, sin embargo, yo sabía que esto era la verdadera forma de este delicioso líquido a base de leche de arroz, el azúcar, la canela y almendras molidas. Después de unos cuantos sorbos de la horchata y una conversación agradable sobre la ubicación y la bebida la camarera trajo el plato de comida humeante.

IMG_4773.JPG
Raquel con horchata.

La primera cosa que noté eran las cebollas, de color rosa brillante en escabeche que adornaban la parte superior de los tacos de Raquel y mi. Me encantan todas las cosas en escabeche y estaba encantado por la contracción adicional y salinidad estos añaden a la comida. La carne era delicioso, y algo que creo que nunca he tenido antes: Poc Chuc. Este plato yucateca fue desde los días antes la refrigeración, cuando la carne se conserva con sal. La carne de cerdo cocido a fuego lento-se combina con jugo de naranja agria y vinagre para templar el sabor salado de la carne. Jugo de naranja refresca la carne de cerdo salada y le da un sabor fuerte y picante. Este será un tema similar en muchos de mis siguientes blogs; Yo siempre trato de probar cosas que no he tenido antes o que pueden estar fuera de mi zona de confort. Creo que aunque no me gusta necesariamente algo que me dará una nueva apreciación y conocimiento de un plato o incluso una cultura que no iba a recibir de cualquier otra manera. Afortunadamente me encantó este plato! Raquel era también un fan de sus propios tacos, que ella amablemente permítame tratar. El pollo estaba jugoso y lleno de sabor. Los dos nos preguntábamos por qué cada taco había llegado en dos pequeñas tortillas; ambos sólo comimos una y, sinceramente, creo que más habría suprimido el delicioso sabor de la carne, salsa y frijoles que se propagan en ella.

 

IMG_4776.JPG
Tacos de Poc Chuc
IMG_4779
Tacos de Pollo Asado

Después de comer el primer taco dos nos decidimos probar la salsa Habanero; wow era picante! Después de probar una gota de la salsa tenía que obtener otro recarga de agua. Tal vez debería quedarme lejos de su variedad de bienes, por el momento, pero me alegré de probarlo. A continuación compartimos el Brazo de Reina. A primera vista esto parece en nada a un tamal pero en cambio se presenta en una forma similar a un rol de sushi. Los sabores de los dos no podrían ser más diferentes. Lo hace, de hecho, el gusto como un tamal, el exterior está hecho de la masa tradicional. Pero en lugar de la carne por dentro está lleno de huevo duro y chaya (la chaya también se dispersa a través de la masa). Por encima una salsa de tomate se vierte y todo esto se presenta en una hoja de plátano. Otro ingrediente principal (que sinceramente no podía saborear) fueron las semillas de calabaza de tierra. Delicioso, pero yo no soy un gran admirador de los tamales así no es mi plato favorito de la noche. Terminamos la noche con un plátano frito, que era extraordinario como siempre. Siempre me han gustado los productos de plátano y esto no fue diferente. Pedimos con una crema ligera y la combinación de los dos estaba delicioso. Me gustó que la crema no era tan dulce como es habitual en los EE.UU.

IMG_4778.JPG
Brazo de Reina

 

IMG_4777.JPG
Platanos con Crema

Para la primera visita al restaurante por esta clase fue una gran experiencia. Puedo sin duda decir que voy a recomendar este lugar a mis amigos (que ya tengo), sin embargo con la cantidad de lugares que ya he aprendido en Los Ángeles que sería difícil no intentar una nueva ubicación!

IMG_4769.JPG
Gracias!

 

Aprendiendo Hacer Panuchos en Chichen Itza

A plate of delights at Chichen Itza (clockwise from top left): panucho, cochinita pibil, chicken tamale, and kibi.
A plate of delights at Chichen Itza (clockwise from top left): panucho, cochinita pibil, chicken tamale, and kibi. Chichen Itza’s famed habanero sauce is a potential condiment. / D. Solomon

Looking for an introduction to Yucatecan cuisine? Try a panucho. Panuchos begin as traditional corn tortillas, but then are grilled to form crispy exteriors that shelter tender black beans that have been nudged inside. They are topped with shredded turkey, pickled onions, and avocado. The dish is a staple at Chichen Itza — not the monumental Mayan pyramids of Mexico, but a quick-serve restaurant tucked inside Mercado la Paloma in South L.A. near USC.

Chef-owner Gilberto Cetina says his 12-year-old eatery is the only restaurant in L.A. with a dedicated Yucatecan menu. That’s a big deal, as Yucatecan cuisine is notably distinct from other Mexican styles. While most Mexican food blends indigenous and Spanish influences, the Yucatecan style blends mixes Mayan concepts with a diversity of culinary traditions. After all, the Yucatan has welcomed immigrants from Spain, the Netherlands, France, Lebanon, and the Caribbean for centuries, says Centina. Continue reading “Aprendiendo Hacer Panuchos en Chichen Itza”