La evolución y tradición de la comida

Por Maddie House

Albóndigas suecas: La identidad de las mujeres en mi familia

 En mi familia, a través de la comida puede ver las culturas de mis abuelos y bisabuelos y también la evolución de la comida a causa de años y generaciones viviendo en California. Excepto la comida, no tenemos una conexión significante con las culturas de mis bisabuelos quien han inmigrado de países como Italia y Suecia. En la familia de mi padre, no puedo pensar en ningún plato específico que representa la cultura; cada año para la Navidad, mis abuelos tienen una lonchera de tacos, una influencia de la comida mexicana de California. También, la falta de influencia puede ser porque las mujeres muchas veces encargan de cocinar y, por eso, mantener la cultura. 

Los platos que, para mi, más representan la cultura de mi familia son albóndigas suecas y la bolognesa. Es un chiste en mi familia que los hombres odian las albóndigas suecas—mi abuelo dice que tienen gusto a comida de residencia de ancianos—y por eso, no las comemos todos juntos. Pero cada vez que mis hermanas, primas, y tías cenamos a la casa de mi abuela, ella cocina albóndigas suecas con pasta de huevos, guisantes, y puré de manzana. Realmente, las albóndigas son extrañas. Me gustan mucho pero nunca las pediría en un restaurante porque tienen un sabor único. Son importantes a mi abuela porque le importa su familia sueca y para mi, representan el lado mujer de mi familia. 

https://vm.tiktok.com/TTPdhy46aj/ — Un TikTok con el proceso de cocinar albóndigas suecas con puerco, carne de res, cebollas, nuez moscada, pimienta de Jamaica, pan, mantequilla, y un huevo.

La bolognesa para celebrar

En mi familia inmediata, podemos elegir nuestra cena favorita para cada cumpleaños, pero casi siempre queremos pasta con la salsa bolognesa. Mi abuelo es de Italia y siempre prefiere comida italiana. Por eso, las recetas importantes de mi familia son italianas. Mi madre cocina la bolognesa y es algo que solo he tratado de cocinar una vez porque requiere mucho tiempo. Preparamos con pasta, pan de ajo (que realmente es una resulta de generaciones comiendo cocina italiana en los EE. UU.), y vino. La bolognesa representa las celebraciones y la alegría.

Los ingredientes en la bolognesa son cebollas, carne de puerco y de res, ajo, tomates, y zanahorias. La presencia de estas comidas en Italia es parcialmente a causa del movimiento de personas de continentes diferentes. Los tomates, por ejemplo, que son unos de los elementos más importantes de la cocina italiana, son nativos de México. Sin la globalización, quizás no tendríamos la bolognesa. El sabor esencial en la comida de mi familia es el ajo que usamos en cada plato, pero el ajo es nativo de Asia. También, el uso de ajo en comida italiana es aumentado en los EE. UU. y puede representar cocina italiana-americana más que italiana–una representación correcta para mi familia. En la discusión en “Comida y cultura en el mundo hispánico” sobre comidas mexicanas-americanas como nachos y fajitas, dicen que “aunque estos platos no se consideran parte de la cocina tradicional mexicana, cada vez es más fácil encontrarlos en diferentes partes de México” (115). Refiere al cambio que ocurrió en comidas como el burrito y la creación de platos diferentes a causa de interacciones entre culturas y naciones diferentes. En el contexto de la comida de mi familia, la bolognesa, como preparamos, tiene los ingredientes extranjeros en comida italiana con los cambios resultados de los EE. UU. 

La bolognesa de mi madre con pan de ajo y una margarita (¡una mezcla de culturas!)

Panchitos: El sabor característica del taco callejero

Traté de encontrar la lonchera “Antojitos La Cosa Nuestra,” pero no estaba afuera de Ralph’s en la calle Vermont, cerca de mi apartamento. Busqué por todos lados y vi dos más loncheras y un puesto al otro lado de la calle. Estaba con mis amigas y decidimos probar algo del puesto—teníamos hambre y estábamos listas para taquear. Una señal en la acera dice su nombre: Panchitos. El puesto tiene dos partes: uno con la parrilla y otra con las coberturas. Su menú es de cartón y dice que tienen al pastor, carne asada, y tripa. Había también un espetón para cocinar los tacos al pastor. La historia de puerco al pastor, que originó en Pueblo, México, refleja la globalización porque la manera de cocinar viene de shawarma, un tipo de comida árabe. 

Estábamos de pie en la acera, oliendo la carne y escuchando a los coches. Pedimos tacos de carne asada y tacos al pastor y los cocinan en casi un minuto. Cogí la tortilla suave y calentito, llena de pedazos pequeños de carne asada con un crujido de cebolla con cilantro. Dos tipos de salsa encima completan el sabor con algo picante. Fue un taco simplemente delicioso. El taco al pastor, con la carne del espetón, tiene un trazo grande de piña en la cima que le da un sabor vibrante a la carne ahumada. Después de ir, tratamos de buscar el puesto en el internet, pero no podemos. Es un parte incógnito de los tacos de Los Ángeles. Los tacos tenían los elementos más básicos de un taco callejero y los comí tan rápidamente que queríamos más inmediatamente después. Para mí, parecen como tacos básicos- le quedan bien con mis expectaciones, consistentes con mi imágen de un taco. 

Los tacos al pastor son de una mezcla de ingredientes y maneras de cocinar que se han vuelto en algo distinto a la cocina mexicana. En el libro “Food, Health, and Culture in Latino Los Angeles,” describe un chef y dice que “given his wide range of culinary genres, García has definitely expanded Los Angeles’ foodscape and, with his plans to expand his taquerías to more locations around the city, will continue to serve ‘authentically inauthentic’ cuisine in the years to come” (58). La idea de la autenticidad es interesante porque quizás no comida es auténtica–el pan de ajo o tacos al pastor–siempre hay otras influencias. Tacos al pastor reflejan mi idea de comida mexicana, pero realmente el puerco viene de Europa y el espetón viene del Medio Oriente. Lo bueno de la comida es la combinación de tradición y evolución.

Tacos de carne asada y al pastor de Panchitos

Fuentes:

Fomperosa, Mariana R. “Origen e Historia Del Taco Al Pastor Por El Día Del Taco.” Origen e Historia Del Taco Al Pastor Por El Día Del Taco – Grupo Milenio, Grupo Milenio, 26 Mar. 2019, https://www.milenio.com/estilo/como-el-taco-al-pastor-paso-de-extranjero-a-ser-muy-mexicano. 

Gómez-Bravo, Ana M. «Capítulo 7: Comida de película: Identidades culturales.» Comida y Cultura en el Mundo Hispánico, Equinox Publishing, 2017, pp. 115.

Portnoy, Sarah. «From Border Grill to Broken Spanish.» Food, Health, and Culture in Latino Los Angeles, Rowman & Littlefield Publishers, 2016, pp. 56.

Vamos al Flavortown: Un cuento de descubriendo las especias y el sabor por Max M

Mi familia es del medio oeste de EEUU por algunas generaciones. Mis padres crecían en Iowa, y después de se movieron unas pocas veces alrededor del país, se establecieron en los suburbios de Chicago. Mi familia es étnicamente europea, con una variedad de ancestros, pero nos identificamos sólo como americanos del medio oeste porque han sido al menos tres generaciones de mi familia en esta región de EEUU. Mis abuelas, quienes tenían madres inmigrantes, todavía hacen su comida ‘tradicional’ como “German spaghetti” y “Swedish cakes,” pero no pienso que esta comida es tradicional en lo más mínimo. La cultura de la comida de mi familia es al principio comida cómoda, con muchos ingredientes principales como mantequilla, queso, y pan. Durante mis años jóvenes, me gustaba mucho la comida de mi familia, pero cuando aprendí a cocinar cuando tenía 15 años, me di cuenta que a nuestra comida le faltaban muchos sabores y especias que me encantaban. Por ejemplo, una de mis abuelas sazona su comida con sal y pimienta, y la otra solo con poquita sal. Me tomó años hasta me di cuenta que cuando mi madre hacía tacos (gringosos, además), ella las tiraba las especias del taco y los cocinaba sin las. ¡Qué blasfema! Ahora, yo cocino los tacos y agrego mi propia mezcla de epecias.

El plato más cercano del tamal en mi cultura es el perrito caliente de Chicago. Similar a los vendedores de perritos calientes en Los Ángeles, están en casi cada calle de la gran ciudad, y una variedad en mi pueblo de Libertyville. A diferencia de los perritos angelinos (con tocino, pimientos y cebollas asadas), los perritos de Chicago tienen condimentos como pepinillo, tomate y cebolla fresca, chiles en escabeches, y mostaza. Tiene un sabor fresco con mucho tacto de vegetales en cada bocado, y es la primera comida que como cada vez que regreso al medio oeste. Mi lugar favorito se llama Portillos, y hay una en Buena Park si estás allí un día! Esta comida refleja las varias culturas de Chicago, y viene de los inmigrantes de Austria y Alemania judios. Hay la opinión en Chicago que la salsa de tomate (ketchup) es inaceptable para un condimento, y muchos vendedores están tan orgullosos que no la venden nada. Esta opinión, a muchos, es lo que te hace un Chicagoano y refleja la identidad de la ciudad, orgulloso y obstinado. Para mi, hay algunos sabores que me identifico porque los uso o agrego en todo que como, como ajo, cebolla, cilantro, y tomate. Estos ingredientes forman las cosas más ricas en mi opinión, y no quería vivir sin los.

Los tacos que comí (y un de mi amiga para el espectáculo).

Para mi experiencia de taquear, visité la lonchera llamada Tacos Tamix, al lado de la gasolinera Mobil en Hoover. Mi buena amiga me dijo sobre este lugar, y ella lo encontró después de leer un blog sobre los tacos. Esto me recordó la influencia que los food blogs pueden tener en las costumbres de la gente en probar cosas nuevas (como lo mencionó en el libro). No hay mucha información sobre la lonchera en la red, pero encontré un artículo que describe los tacos como los de la ciudad de México y representa tacos tradicionales. Cuando la visité, había pensado en mi “food voice” y como es normalmente. Yo pienso que soy aventurero cuando voy a restaurantes, porque muchas veces pruebo algo nuevo. Esta vez, pruebo cuatro tacos: dos al pastor (mi favorito usualmente), una carnitas, y una asada (tuve que después de ver los videos). El espacio del Tacos Tamix es muy simple pero eficiente, hay la troca y algunos asientos, y es todo. Los tacos han servido como otros vendedores de la calle: un montículo de carne encima de dos tortillas de maíz, con extras (esenciales en mi opinión) como cebolla, cilantro, y varias salsas. Los tacos al pastor fueron mis favoritos, porque tienen el tacto crujiente y combinado con la piña fresca y los extras, fue una experiencia de tantos sabores y tactos explotando en cada bocado. No tuve la oportunidad de hablar con los vendedores porque ellos estaban ocupados con otros clientes, pero me di cuenta de que los precios han aumentado recientemente (porque los precios viejos estuvieron cubiertos). Todavía, los precios son bajos según estándares de Los Ángeles a dos dólares por taco. Este me recordó de la historia de los padres de Carlos Salgado en el libro quien “were working in a system that did not value Mexican food and thought it should always be cheap. As a result, they struggled to make a profit selling dollar or fifty-cent tacos.” Esto es lo que imaginé que ocurrió en este lugar. Ellos querían mantener el precio bajo por sus clientes leales, pero es difícil hacerlo y ganar dinero. Este ejercicio me hizo pensar en cosas que antes no había pensado, como mi voz de comida y pensar como los vendedores son diferentes que los del medio oeste. ¡Yo recomiendo mucho la lonchera Tacos Tamix si quiere una experiencia de tacos tradicionales con muchas opciones de carne excelente!

Referencias:

Albala, Ken. “A Theory of Gastronomy.” Three World Cuisines: Italian, Mexican, Chinese, AltaMira Press, 2012, pp. 1–27.

Elliott, Farley. Al Pastor Battle in Los Angeles: Tacos Leo vs. Tacos Tamix, seriouseats.com, Aug. 10, 2018, https://www.seriouseats.com/los-angeles-al-pastor-battle-tacos-leo-vs-tacos-tamix

Portnoy, Sarah. Food, Health, and Culture in Latino Los Angeles, Rowman & Littlefield Publishers, 2016. ProQuest Ebook Central, http://ebookcentral.proquest.com/lib/socal/detail.action?docID=4756736.

Las enseñanzas fuera de la clase: Mi viaje a Escuela Taqueria

Por Carlota Baird

Un poco sobre mí

Soy una chica nacida y criada en el gran estado de Tejas en la ciudad multicultural de Houston.  Mis padres ambos son de Houston, Tejas, y por eso les encanta comer todas tipas de cocinas desde italiano, japonés, barbacoa, y nuestro favorito, Tex-Mex. Como dicho en la lectura “Comida de película: Identidades culturales,” el autor proclama que “las zonas fronterizas producen nuevas cocinas que siguen las fluctuaciones de las demarcaciones nacionales y que reflejan la formación de identidades propias” (Gómez-Bravo 114). Estas nuevas cocinas resultando por la frontera entre Tejas y México han creado una cultura única y especial para el mundo que conocemos como Tex-Mex. Cuando estaba una niña, mis padres siempre enfatizaban la importancia de los alimentos nuevos y exóticos y decían a mi hermana, Berkeley, y yo probar todos y cada uno de un tipo de comida, especialmente porque vivimos en la escena gastronómica culturalmente más diversa de los Estados Unidos. Si no nos gustaba, podíamos escupirlo, pero siempre teníamos que probar lo que nos ponían delante porque la mayoría del tiempo, Berkeley y yo descubríamos que nos gustaría. Cuando éramos jóvenes comimos todo tipo de platos extraños desde ancas de rana hasta picaduras de caimán. En corto, soy una persona de mente muy abierta con una identidad culinaria diversa quien le encanta probar comidas nuevas e interesantes.

¡Yo no tengo preferencias alimenticias, me gusta comer de todo!

El obsesión con el café

https://www.nespresso.com/coffee-blog/origen-del-cafe

Ante todo, el café es una bebida sagrada para mi familia. Desde que era joven, siempre he visto a mis padres beber una taza todas las mañanas, y en mi tercer año de escuela secundaria, me uní a su amor por el café. Hoy, religiosamente hago mi famosa “charlatte” todas las mañanas. Me despierto entre las siete y las ocho y hago mi café de especialidad con mi máquina de Nespresso. Pongo el colágeno en polvo, canela, stevia y crema de caramelo salado espumado. El café es una bebida muy central para muchas familias en los Estados Unidos. Originalmente con raíces africanas y latinoamericanas, el grano de café se ha convertido en un alimento central para el americano promedio. Muchos americanos que trabajan necesitan al menos una taza de café para comenzar su día, proporcionándoles un aumento sustancial de la cafeína para su día de trabajo largo por delante. Con mi preferencia para sabores dulces y salados, mi “charlatte” es una reflexión de mi cultura americana y mi crianza con alimentos dulces y salados. 

Mira este TikTok para ver como hago «the charlatte».

https://vm.tiktok.com/TTPdh6QDUD/


El viaje a Escuela Taqueria

Una noche de martes, el dieciocho de enero, mi buen amigo de Houston, Matthew, quien también asiste a USC, y yo condujimos a Beverly Grove para probar su lugar favorito de tacos en todo de Los Ángeles, Escuela Taqueria. Había oído cosas buenas sobre este restaurante mexicano local, fue emocionada probarlo, pero era un poco escéptica. Soy de Tejas y tengo expectativas muy altas de lo que un taco bueno y sabroso debería probar. Sin embargo, estaba lista para devorar algo de comida mexicana. El exterior del edificio era un hermoso rosa claro con una pintura decorativa de “escuela contra nadie” escrita en rojo y azul claro sobre la entrada. Había un par de mesas ocupadas en el patio exterior y sólo dos mesas ocupadas cuando Mateo y yo fuimos a siéntese.

Cuando nos sentamos, Matthew y yo pedimos un montón de platos para dividir, ya que me encanta comer en un estilo de tapas para que todos podamos probar muchos tipos de platos juntos. Pedimos guacamole y salsa para empezar, y luego tuvimos un taco de carne asada, jamón y queso, poblanos, carnitas, y costilla de cerdo todo con una tortilla de maíz con un lado de elote y frijoles refritos. El guacamole fue muy simple pero tradicional y la salsa tenía una patada picante. Para los tacos, ellos eran maravillosos. Mi favorita era el taco de costilla de cerdo, porque tenía un sabor dulce mezclado con la tortilla de maíz. Pero también, me encantaba el taco de carne asada, originario de las partes del norte de México, que tenía un sabor crujiente con las cebollas y un sabor ácido agudo con la lima. Podía oler las especias de la carne y me hizo la boca agua. El elote continuó la explosión de sabor mientras mezclaba los granos de maíz dulces con la textura suave y salada de los frijoles refritos. Matthew le gustaba el taco del jamón y queso porque tenía una increíble combinación de sabor con el queso derretido afilado, jamón crujiente y salado y con el equilibrio del aguacate. ¡Se comió tres! 🙂

https://www.instagram.com/escuelataqueria/

https://www.instagram.com/charlottafood/

Como dicho en un episodio de Netflix “Ugly Declicious”, “With a taco, there is more deliciousness per square inch” (Ugly Delicious). Con mi experiencia en Escuela Taqueria, estoy de acuerdo de que un taco es una comida sabrosa que puede dar una experiencia transformadora. Enfatizado en la lectura de Gómez-Bravo, platos que combinan alimentos básicos son representativos de un país, pero con las influencias de culturas diferentes en Los Ángeles, la evolución del taco es único para cada restaurante y cocinero y representa la intersección entre tradición y innovación (Gómez-Bravo 116). En resumen, recomiendo Escuela Taqueria a cualquier persona – el menú es muy extenso y por eso todas personas pueden encontrar algo que les gustaría y salir satisfechas de su experiencia increíble de taquear. 



Fuentes

Gómez-Bravo, Ana M. Comida y Cultura En El Mundo Hispánico = Food and Culture in the Hispanic World. Equinox Publishing, 2017. 

“Ugly Delicious ‘Tacos.’” Netflix, https://www.netflix.com/watch/80191117. Accessed 25 Jan. 2022. 

#4 Kikiz: La Lucha de Loncheras

Las campanas de la iglesia de Santa Inés tañeron la hora mientras yo pedí un burrito de carnitas de una lonchera al otro lado de la calle. Yo esperé para mi comida y miré a la primera gente que estaba llegando a la iglesia para la misa en español a las seis. Detrás de mi fue el aparcamiento de Ralph’s con todo su ruido y gente preocupada con su quehaceres. Pero entre los dos, unos pies del tráfico ocupado de Vermont, fue una burbuja de paz, una lonchera que se llama Kikiz. A las cinco de la tarde solo yo y otro hombre estuvimos allí. Yo había visto esta lonchera muchos tiempos pero nunca pensaba en lo por mucho tiempo. Esto es indicativo del problema que muchos loncheras tienen en muchas partes de Los Ángeles. Particularmente en un lugar como USC, el encanto de las loncheras está superado por las “luxe loncheras.” Pero la vida difícil por las loncheras no es algo nuevo.

Según a Portnoy, la lucha de loncheras y vendedores del calle ha sido ocurriendo por más de cien años. Hoy en día, las leyes restringen la ubicación de loncheras en unos ciudades, como Beverly Hills, pero por lo general loncheras tienen mucha libertad para hacer negocios en cualquier parte de cuidad que quieren. No fue el caso hace ocho o nueve años. Actualmente, la lucha de todas loncheras y Kikiz en particular tiene un enfoque en dos cosas. Primero, la lucha entre loncheras y restaurantes y después entre loncheras y luxe loncheras.

Por lo general, la lonchera atrae gente que quiere un experiencia diferente de un restaurante. Como Portnoy mencionó, gente que quiere comer en un restaurante quiere un lugar para descansar y camareros para traen comida a la mesa y cosas como así. La lonchera no tiene ninguna de estas cosas. Mariscos Jaliscos tiene una sala pequeña con mesas y sillas para comer, pero no es una cosa muy común para loncheras. Lugares como Mariscos Jaliscos son un poco de una amenaza a restaurantes de “fast casual” como Chipotle porque sus modelo de negocios es parecido, pero porque hay relativamente pocas loncheras con lugares para descansar, no hay razón para una lucha grande entre restaurantes y loncheras. A pesar de este hecho, uños restaurantes quieren más reglas por loncheras.

La segunda lucha entre loncheras y “luxe loncheras”, un término creado por Arellano, es más serio. Particularmente en un lugar muy cerca de USC, es muy interesante para examinar la diferencia entre la popularidad de Kikiz y una luxe lonchera más popular como Kogi BBQ, Amazebowls, o Nature’s Brew. La primera cosa que me di cuenta fue diferente fue el exterior de las loncheras. Kikiz fue blanca con solo el nombre de la lonchera en el capó. Natures Brew tiene un exterior completamente de madera y Amazebowls tiene un exterior completamente morado con un diseño muy complejo. Kikiz tiene un letrero electrónico, pero parece muy barato como los letreros electrónicos en tiendas de Broadway en el centro que dice “Compramos oro”. Los exteriores de las luxe loncheras cuestan más y por eso gente asocian el exterior con la calidad de la comida. Los precios más altos también son una “garantía” en los mentes de gente que más dinero significa más calidad. Gente que trata lugares que son más modestos saben que no es siempre el caso.

La ubicación de Kikiz es otra razón que no tiene la misma popularidad que las luxe loncheras. Kikiz, y muchas loncheras, están en lugares donde por lo general solamente gente que sabe sobre la lonchera va a visitarlo. Mucha de las loncheras no tienen Twitter o otros métodos de comunicación con el mundo para anuncian sus negocios. También, Kikiz está muy cerca de Ralph’s y muy lejos de campus. Mucha de la gente que va a Ralph’s usa un coche y compra comida. ¿Porque necesita comprar un burrito o tacos cuando maneja a Ralph’s para comida? No tiene sentido. La sola gente que va a comprar comida es gente a pie y hay muy poca gente en este parte de Vermont que caminar. Amazebowls, Kogi BBQ, y Natures Brew está muy cerca de campus y está en Hoover, Jefferson, y University donde mucha gente camina y anda sus bicicletas. También University es la calle más usado por la gente de fraternidades y sororidades. Miembros de estos grupos viven en casas que tiene un programa de comida que tiene la misma comida muchas días y solo por ciertas horas. Como resultado, ellos tienen hambre con frecuencia. También esta gente tiene dinero disponible porque una fraternidad o sororidad cuesta más de mil dólares por semestre. El resultado es una tormenta perfecta por las loncheras que están allí.

La ubicación de Kikiz y otras loncheras, combina con una historia larga de opresión y sospecha sin justificación para crear un ambiente muy difícil para una parte esencial de la cultura y historia de nuestra ciudad. Ojala que más gente puede dejar a un lado su miedo y proba la comida deliciosa y económica que las loncheras ofrecen.