Lonchera El Chato: “¡Te invito a los tacos!”

Esta semana tuve el placer de visitar la lonchera El Chato que se estaciona en la famosa calle de Los Ángeles, Olympic Boulevard. La lonchera se estaciona por la tarde de martes a sábado normalmente desde la nueva de la noche hasta las tres y media de la mañana. Esta famosa lonchera que ha sido reconocida por LA Weekly como la troca de tacos número uno en la cuidad de Los  Ángeles atrae a no solamente la comunidad en la área ocupada, pero también a nuevos clientes  y nuevas generaciones que quieren probar de los tacos deliciosos y calientes.

 

Como describe Portnoy-Pilcher en su lectura, desde sus principios, las carretas de tamales que fueron los inicios de las loncheras reunieron a la comunidad. Después, las loncheras que se estacionaban en el mismo lugar para poder alimentar a los trabajadores de construcción también se convirtieron en algo constante y familiar para la comunidad.

Aunque la troca de El Chato formalmente se identifica como troca de tacos, creo que es una forma de lonchera porque se estaciona en el mismo lugar, por las mimas horas de la noche en este caso en vez del día, y venden comida a precios muy económicos para que toda gente pueda probar de la carne al pastor deliciosa.

En varias lecturas, se incluye la perspectiva de los problemas que restaurantes en particular tienen con las loncheras. Como no necesariamente pagan renta para un espacio formal, y también se salvan en ese aspecto de no pagar la cuidad en donde se estacionan, varios opinan que las loncheras no contribuyen a la comunidad. Pero, yo creo que contribuyen más allá del dinero y sus recursos. Por ejemplo, en mi visita, note que varios clientes conocían a los cocineros de la lonchera, y se decían “compadre” que indica que tienen una relación con la gente que sirven en el área. Aunque si es verdad que Tacos El Chato se estaciona en un espacio que es publico técnicamente, y convierte ese pedazo de banqueta en una cenaduría muy convenientemente, también tiene la capacidad de reunir a la gente, especialmente en un lugar donde por la noche no es una parte de la calle que uno quisiera andar si no fuera por los tacos. Es decir que las loncheras pueden ser otro par de ojos y forma de fortalecer a la comunidad y darles un poco de orgullo.

En mi visita, al principio me estacione en la gasolinera que esta al cruzar la calle de El Chato porque no había estacionamiento que creo que es una de las dificultades que pueden enfrentar las loncheras. Pero, al bajarme del caro, me dijo algo el dueño de la gasolinera y dijo que no me podía estacionar allí si solo iba para los tacos. Mi experiencia don el estacionamiento ha de ser algo que también enfrentan los dueños de las loncheras porque siempre andan batallando con la cuidad, los espacios públicos, y la regulaciones de salud que deben de seguir si quieren mantener su respetabilidad con diferentes clientes y los reguladores de la cuidad.

Como Mariscos Jalisco que visitamos en clase, se nota que las loncheras en su historia y hasta hoy en día son modos de mantener la historia y la unidad entre la comunidad viva, especialmente porque la comida nos reúne. Aunque también puede resultar difícil si no hay cambio en las loncheras, o si están compitiendo con lugares y trocas más modernas, hay mucho que decir sobre las loncheras que siguen manteniendo sus sentidos originales y aún siguen prosperando.  Creo que de aquí vienen varios de los problemas y desacuerdos que ha tenido la cuidad de Los Ángeles con las loncheras. La ciudad y la clientela siempre van cambiando, y también a comparación a los restaurantes que pagan renta y mantienen un estilo de negocio mucho más ‘estable’ en ese sentido, no es igual de fácil de recogerse y escoger otro lugar si no les funciona la primera vez.

Evidente en la comida casera y muy económica, mi cena de la lonchera El Chato fue increíble. Por una quesadilla con carne ahumada al pastor, dos bebidas refrescantes de horchata, y cinco tacos bien arreglados con su salsa verde y roja, cebolla y cilantro solo pague once dólares. Con cebollitas asadas, y limones frescos, los tacos de doble tortilla blanditos supieron perfectos, pero más allá de la comida fue la experiencia de conocer a la gente que esperaba su comida, disfrutar de la novela en la televisión adentro de la lonchera, y comerme los tacos parada recién hechos y calientitos casi directamente del comal.

Armando’s: Comida Mexicana-Americano

El pasado martes, tuve el lujo de visitar una “lonchera” en Boyle Heights en el Este de Los Ángeles. Una “lonchera” es un a camión de comida estacionaria que sirve para proporcionar opciones de comidas rápidas, fáciles, y económicas para los barrios principalmente hispanos. Por lo general, se piensa que estas loncheras están “deeply rooted in their communities, most of the mom-and-pop operations belong to longtime Mexican immigrants who live and work within the same small geographic area…serve a locale clientele that demands easy-to-access affordable rapid food service” (Hermosillo, 11). Además de proporcionar alimentos accesibles es una presencia dominante en la economía de la comunidad. Loncheras “dwell at the top of a food chain that supports an array of other small businesses, including meat and produce wholesalers, tortillerías, and bakeries” (Hermosillo, 12).

Los dos loncheras que visitamos el martes fueron Mariscos Jaliscos y Cemitas Tepeaca. Los dos estaban cerca de las residencias en Boyle Heights, integrarse en la comunidad de las casas, así como los trabajadores de la zona. El taco de camarón a Mariscos Jaliscos fue crujiente, apetitoso y un poco picante. El, crujientes camarones fritos hinchada estaba en una cáscara crujiente taco cubierto con una exquisita salsa picante con rebanadas de aguacate en la parte superior. Fue una combinación perfecta de sabores y texturas. Después de comer esto muy rápidamente, verifiqué los precios de esto, ya que eran demasiado buenas y les espera a costar mucho. Pero, sorprendentemente, apenas llegan a $1.75, que me impactó. Después de comer esto muy rápidamente, he comprobado que los precios de estos, ya que eran demasiado buenas y les espera a costar mucho. Pero, sorprendentemente, apenas llegan a $ 1.75, que me impactó. Cemitas Tepeaca, también está muy cerca de las residencias y sirvió cemitas deleitables y sabrosas que eran rápida y fresca en los ingredientes.

IMG_4037.JPG
Taco de camarón a Mariscos Jaliscos

Hubo problemas con loncheras en el pasado debido a la discriminación contra las personas hispanas, que sigue siendo un problema en la actualidad. Es muy cierto que estas acusaciones y problemas “often stem from discrimination and anti-immigrant sentiment towards Mexicans and, in turn, fears that the food they peddle is unsanitary and unsightly ” (Portnoy, 4). Loncheras en el Este de Los Ángeles son un parte integral de la ” neighborhood identity, local economies, and public space ” que se supone que es la crítica de los conflictos más grandes, pero son realmente valiosas cualidades de loncheras. Además, loncheras cumplen una función especial en su comunidad y son muy diferentes en comparación con los últimos “camiones de comida de fusión”. Los anti-vendedores, en el pasado y aún actualmente, argumentan ” food trucks congest streets and sidewalks, with public areas subject to selling, consumer eating, and littering”. Creo que esto era más un problema en el pasado porque los restaurantes reales tenían miedo que estaban en competencia con estos camiones de comida. Pero, loncheras parecen encajar perfectamente dentro de sus comunidades y convertirse en una parte vital de la región.

La aparición de “camiones de Twitter” o mejor conocido como el enfoque “camiones de comida de fusión” en la fusión o artículos especializados. Ellos tienden a fusionarse con otra comida mexicana cocina. Estos camiones son también conocidos por ” operate in areas in front of nightclubs or bars, close to universities, or in trendy young adult neighborhoods such as Silver Lake, Hollywood, Venice Beach, Santa Monica, or mid-Wilshire, mostly west of the traditionally Latino and immigrant East L.A.”(Hernández-López, 9). La semana pasada, me acerqué al camión de almuerzo de Armando’s, que está detrás de la USC Facultad de Odontología. Su lema escrito en el lado del camión es “USC’s best kept secret”. Es una mezcla de comida mexicana y americana, pero se inclina más hacia la comida americana. En el menú que tienen dos o tres platos relacionados mexicanos, como tacos, burritos, y tortas, pero el resto del menú es platos mexicanos americanizados o completamente estadounidense. Por ejemplo, tienen burritos de desayuno y “California burritos”, que son burritos con las patatas fritas en estos. Otros artículos en el menú incluyen sándwiches y ensaladas. La fusión de la Mexicana y Americana de Armando sirve a la población de la USC que quieran la opción de comida mexicana pero inclinarse hacia comida americanizado. Armando’s tiene sólo los platos mexicanos muy estereotipadas como el burrito estándar, tacos, etc. También tienen la opción de pedir su comida a través de texto, si se envía un mensaje de 15 minutos de antelación para recogerlo. El camión de comida funciona muy bien en la ubicación de la USC, ya que es una opción de comida más barata en comparación con estos en el campus.

Cuando estaba allí, decidí pedir un burrito de carne que era muy barato. Esperé al menos 30 minutos para mi burrito. El empleado miró y me dijo que “aquí está su burrito.” Me pidieron que asegurarse de que era el burrito de carne asada con lo que respondió con seguridad que era. Conduje en bicicleta a casa y abrí mi burrito, me tomó un bocado y tristemente di cuenta de que el empleado me había dado un burrito de desayuno con bacon en vez de mi burrito con carne asada. A pesar de que no era lo que estaba esperando, aún así disfruté el burrito de desayuno. Con esta experiencia, puedo decir que el interés y la popularidad de Armando podrían añadir a este error. Estoy seguro de que esta no es la primera vez que Armando’s dio la orden equivocado a alguien.

Está lejos de ser el significado de una lonchera, pero sí se introduce en la población USC y es muy popular entre los estudiantes y la facultad. No puedo hablar mucho sobre la comida a debido no he tenidolo que pedí, sino como un camión de comida fusión se alimenta en los estereotipos de la comida mexicana, pero también tiene opciones americanas para aquellos que quieren eso. Yo recomendaría sólo va a Armando si quieres comida mexicana no auténtico o tienes el tiempo suficiente para esperar a su pedido.

 

#3 La Valentina Mexican Grill: una mezcla de cultura

Yo tengo veinte tíos y veintiocho primos en mi familia. Por lo tanto no es una sorpresa que nosotros somos irlandeses. El pub irlandés es un concepto bien conocido por mucha gente. En los Estados Unidos hay un estereotipo que el pub irlandés es nada más que un lugar donde gente puede beber un Guinness y comer bangers y mash. Una búsqueda de Google resulta en miles de entradas que clasifica este plato de salchicha y puré de papas como “comida irlandés.” Pero en realidad, bangers y mash es un plato originalmente inglés. Después de la conquista y durante la subsiguiente ocupación de Irlanda por los Británicos, mucha de la comida y cultura de Inglaterra fue forzado a la gente de Irlanda en una manera similar a la gente indígena de México que Pilcher menciona. Entonces, hoy en día, en ciudades en todas partes del país, hay pubs irlandeses donde gente puede pedir un plato que no tiene raíces irlandeses y por lo general la gente del mundo no sabe esto. La influencia de otra cultura ha cambiado la idea de comida irlandés por mucha gente.

El cambio que resulta de la influencia de otras culturas no es un concepto nuevo. Como Anderson escribe “foodways are created by dynamic processes” y ellos cambian “constantly with the shifting patterns of politics, conquest, and trade.” El mismo tipo de influencia que es responsable por la creación del estado actual de comida irlandés existe en nuestra ciudad también. La Valentina Mexican Grill es un buen ejemplo de esta influencia y los “dynamic processes” que Anderson escribe sobre. Ubicado en Los Ángeles, muy cerca del centro, La Valentina tiene aspectos de comida mexicana tradicional, pero al mismo tiempo hay muchas aspectos que son influido por la cultura estadounidense. Cuando mi amigo y yo fuimos al restaurante a la sugerencia de un colega de mi amigo, la camarera habló con nosotros en Inglés, pero para toda la otra gente ella habló en Español. Toda la otra gente fue latina y por eso ella supuso que ellos hablaron Español y que mi amigo y yo solamente hablamos Inglés.

Cuando nosotros pedimos nuestra comida, vimos mucha comida tradicional en el menú y al mismo tiempo mucha comida con influencia estadounidense. Por ejemplo, nosotros pedimos las papas fritas de carne asada que es papas fritas con queso de nachos, cebolla, tomate, frijoles, cilantro, y crema agria. Fue delicioso pero el uso de queso de nachos fue un poco extraño. Nosotros habíamos esperado que el queso fue cheddar verdadero pero estábamos decepcionado. El plato es una combinación de la cultura mexicana, con su pico de gallo y la carne asada, pero tiene elementos estadounidenses con los papas fritas y el queso de nachos. Mi amigo pidió los tacos de pescado que fue más tradicional y tiene una salsa de chipotle que él me dijo fue deliciosa. El menú tenía otros platos tradicionales como menudo y chile relleno. Pero tenía una sección que se llama “American Breakfast” que tiene huevos, tocino, y panqueques. Yo pedí el “Macho Burrito” que tiene carne asada, al pastor, pollo, guacamole y pico de gallo. Fue delicioso también, pero la carne asada fue un poco quemado. La cosa más interesante sobre el “Macho Burrito” fue la carne al pastor, porque es un concepto traído a México por inmigrantes libaneses cerca 1900. El “Macho Burrito” es un tipo de comida mexicana que es autentico a sus raíces, pero al mismo tiempo es influido por muchas culturas y mucho tiempo. La comida es un reflejo del ambiente que el restaurante existe en, una mezcla de cultura mexicana y estadounidense.

El interior del restaurante encarna la vida doble del restaurante que Ferrero escribe sobre también. Hay unos letreros en Español que tiene información sobre la figura histórica de Sinaloa para quien el restaurante fue nombrado. También hay letreros en Inglés y Español que anuncia las gangas. Hay unos televisiones con un canal solamente de avances por películas de DirectTV. Fue un mural de un patio en el estilo misión y el otro muro tenía una imagen de la Virgen quien Arellano nos dijo es muy importante para la gente mexicana. El hecho que la camarera fue bilingüe fue otro aspecto que añade a la mezcla de culturas. También el nombre del restaurante tiene unos palabras de Inglés y Español. Todo en todo, el restaurante encapsula la mezcla de Los Ángeles del sur y ofrece un ejemplo a los procesos de cambio y evolución de la comida de una cultura.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

#2 El Cholo: Una Pregunta de Autenticidad

Cuando nosotros hablamos sobre el concepto de la autenticidad es importante para ser exactos con nos palabras. Hay muchas diferente definiciones para “la autenticidad.” También hay una diferencia entre los conceptos de autenticidad y tradición. Por lo tanto, antes de hablar sobre la autenticidad en comida, quiero establecer la definición que usará en esta discusión. Estoy de acuerdo con la definición del chef Rick Bayless quien mantiene que comida no necesita ser totalmente tradicional para ser autentica. La comida necesita ser honesto y mantiene sus raíces a su propia cultura. Si hay cambios al récipe o la adición de unos ingredientes, es solamente un parte de la evolución del plato. Al otro mano, tradición ocurre cuando no hay ningún cambio a las platos y eventos culturales por muchos años. Los dos conceptos son muy similar, pero la diferencia es muy importante.

El pregunta de la autenticidad es importante para todas las culturas del mundo pero particularmente en Los Ángeles. Con una historia culinaria rica y cambios grandes de cultura a través de toda su historia, Los Ángeles presenta un estudio de caso muy interesante. El medio de este blog no es suficiente para hablar en detalle sobre todos los restaurantes mexicanas en la región y por eso el alcance de este discusión enfocará en un restaurante en particular, El Cholo. Establecido en 1923, El Cholo ha ofrecido comida mexicana a la gente de Los Ángeles por noventa y tres años y hoy en día hay seis ubicaciones. Para determinar si el restaurante El Cholo tiene autenticidad es importante para considerar ambos el entorno y la comida.

Primero, el entorno de la ubicación del centro tiene muchos aspectos que trabaja para establecer la tradición del restaurante. El menú tiene mucha información sobre la historia del restaurante y también las fechas del primer año que cada plato fue introducido al menú. El interior destaca el ladrillo de los muros y las vigas del techo que añada a la edad del restaurante. Los muros tiene fotos viejas de gente de los años veinte y treinta. También hay fotos firmadas de estrellas que ha visitado el restaurante. La gente que trabaja allí tiene un uniforme que es diferente para cada función. Los uniformes tiene unos aspectos tradicional mexicana para insinúa al patrimonio del restaurante. La música del restaurante es totalmente en español. Todos los aspectos del entorno son designado para crear el sentimiento de tradición. Por lo general, el entorno tiene éxito en su propósito pero es posible para sentir un poco de los dos vidas del restaurante que Ferrero escribe sobre. Los aspectos siente menos que un síntoma de autenticidad y más como un espectáculo por turistas y gente que no son familiar con la cultura mexicana. Fui dos veces la semana pasada, una vez por almuerzo y otra vez por la cena con muchos amigos. Cuando fui con mis amigos el viernes, mucha de la gente allí fue estudiantes bebieron margaritas. El miércoles fue hombres de negocios. Ambos tiempos nunca vi gente que estaban allá para experimentar su propia cultura como esperaría si fue un lugar muy tradicional.

La comida es un asunto diferente. Tuve el burrito durado que tiene chile con carne, arroz, frijoles, queso, guacamole, y crema agria. El burrito fue delicioso y muy sabroso, pero la presencia de crema agria y la ensalada con cebolla y zanahoria fue sorprendente. Estos aspectos son un indicación que hay unos aspectos de la comida de El Cholo que no son “tradicionales.” Pero no significa que la comida no es autentica. Es verdad que hay un poco de “White-washing” en los platos para apela a la gente que trabajan y viven circa del centro. Pero porque hay un intento a preservar su cultura y muestra su identidad cultural, pienso que los platos tiene autenticidad. Es verdad que el restaurante tiene demasiado enfoque en el concepto de “tradición” y no en las raíces de su cultura y comida. También el enfoque en su tradición enfatiza el proceso de “White-washing”, pero es porque es un parte de la historia del restaurante. A pesar de los pecados del entorno, la comida es buena y autentica. Todo en todo, El Cholo es un restaurante que es vale la pena.

Puede leer más sobre El Cholo aquí:
http://elcholo.com/our-story

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Al & Bea’s: Casa de Burritos

Mientras estaba pensando sobre donde iría para mi primera entrada de blog, decidí preguntar mi amigo, Benji, si quería unirse en mi aventura, sabiendo que su amor for la comida hispánica era tan fuerte como el mío. Me mencionó leer un artículo en el sitio web, FiveThirtyEight, llamado “Mejor Burrito en los Estados Unidos” cual era un competición así una búsqueda para encontrar el mejor burrito en el país. Fuera de los 64 burritos, uno de los últimos cuatro burritos fue el frijol y queso burrito con salsa de chile verde a Al y Bea’s en Boyle Heights. Como el artículo “Volviendo a Casa a La Salsa”, Al y Bea’s permanecen leales a sus raíces latinas con el uso de los ingredientes muy simples y se originaron en América Latina como: frijoles, harina, y queso.

IMG_3375
El señal de Al y Bea’s en el frente
IMG_3374
La vista desde el exterior 

Cuando el sol se estaba poniendo, fuimos a la Calle de East First. Era una calle limpia y tranquila n el Este de Los Angeles. Tan pronto como nos acercábamos  a la pequeña cabana, había un fuerte olor de frijoles y tortillas. Había una larga cola para pedir en la ventana. Finalmente, llegamos al frente y preguntamos al trabajador lo que debemos pedir. Nos sugirió que pedimos el frijol y queso burrito con salsa verde así como el burrito de pollo con salsa verde para compartir. Además de los dos burritos, pedimos horchatas y Benji pidió un taquito carnita con guacamole.

Después de ordenar y recibir nuestros números, nos sentamos en el patio donde había mesas y asientos para comer. En menos de diez minutos, nuestros números  fueron llamados y nos recogieron nuestros burritos calientes, horchatas, y volvimos a sentarse. Los burritos estaban envueltos en papel amarillo y una pequeña bandeja de papel debajo. La presentación era nada lujoso, pero se hacía parecer más auténtico.

IMG_3378
El menu a Al y Bea’s
IMG_3377
La línea a la orden

El burrito de frijoles y queso con salsa verde perfeccionó todos los ingredientes. El queso cheddar se fundió y no demasiado queso pero no demasiado poco. Los frijoles marrones estaban húmedos y salados en sabor. Pero lo más importante, la salsa de chile verde era picante con sabores de cebolla y cilantro. El siguiente fue el burrito de pollo que era mi favorito personal. Adentro  de la tortilla caliente era una salsa de chile roja muy sabrosa, queso fundido, frijoles refritos muy gustoso, y trozos de pollo blancas marinadas en la salsa. Los burritos eran la cantidad perfecta y la horchata era rica con canela, frío y refrescante. Al y Bea’s entienden la autenticidad que se describe en “Albala” porque saben lo que funciona en conjunto con respecto al sabor, textura, y composición.

IMG_3383
Tomé un “selfie” con mi burrito de pollo
IMG_3385
Mi amigo Benji y nuestra comida 
IMG_3384
El burrito de pollo: muy delicioso

Diría que este era un lugar perfecto para empezar y estoy muy entusiasmado con todos los lugares de comida deliciosa estaré tratando aún más después de esta experiencia. Si lo que buscas para un auténtico lugar barato para comer es tan rápido como es delicioso, lo recomiendo el burrito de pollo a Al y Bea’s. Yo ya estoy pensando la próxima vez voy a ir allí.