El desierto alimentario: racismo y injusticia alimentario en los Estados Unidos

Por: Carlota Baird

Los problemas con el racismo estructural en Los Estados Unidas han ser reforzados a lo largo del tiempo y en muchos casos, no ha mejorado. Desde la desigualdad en la vivienda, hasta la desigualdad alimentaria, pasando por la desigualdad educativa, el racismo se ve en casi todos los aspectos de la sociedad. Como dice Galivs, “el racismo no es simplemente actitudes prejuiciosas o actos individuales, sino representa un legado histórico que privilegia a un grupo de personas por sobre otros” (Galivs). Este racismo es muy prevalente en el sistema alimentario también, donde la raza, la pobreza y la inseguridad alimentaria se correlacionan con la obesidad y las enfermedades relacionadas con la dieta. Pero creo que el racismo puede ocurrir en otras estructuras como universidades, corporaciones, etc. debido a la falta de recursos para muchas minorías. Puede incorporar una falta de conocimiento de donde solicitar escuelas y trabajos, cómo escribir ensayos, dar buenas entrevistas, etc. En mi vida en particular, ha visto el racismo en mi propio barrio y escuela en Houston Tejas, que son predominantemente blancos. La ciudad de Houston está muy separada de dónde viven culturas y razas diferentes, la mayoría tienen sus propios barrios y escuelas distintas en áreas distintas. Creo que puedo cambiar eso con más conexiones entre las áreas – puede ser con conciertos, juegos, algún evento que puede incorporar y mezclar cada persona y ojalá que esta interacción puede ayudar asimilar los grupos diferentes.

Si fuera un residente de South L.A. no tendría mucho acceso a supermercados sanos y baratos. Los mercados como Trader Joes tienen comida orgánica, pero la comida es más cara en comparación con los mercados locales con alimentos no orgánicos. Ahora ya que vivo en South Central, realmente puedo ver el desierto alimentario. Hay muchos restaurantes de comida rápida y “drive-throughs”, así que es muy difícil encontrar comida sana y también barata. Hay opciones de comida rápida que es más saludable que McDonald’s como Chipotle con sus ensaladas y boles, pero no hay suficientes opciones saludables de comida rápida. Además, el pueblo de USC ha reemplazado muchas opciones de alimentos más baratos, mientras que más saludables, pero mucho más caros. Nadie debería pagar $20 para un smoothie. Aunque hay algunos bancos de comida en South Central, no resuelven los problemas del desierto alimentario, solamente retrasan la solución. Como dice en un articulo de Karen Washington, “From Monday to Saturday you can go to a soup kitchen or food pantry. I’m not saying that those things are not important, but they don’t encourage local ownership” (Washington). En mi opinión, para crear mas opciones saludables, los locales necesitan ser dueños de su propia empresa para proveer comida orgánica de sus propios cultivos y jardines sin pesticidas. Como visto con nuestra excursión a 24th Street Elementary, unos jardines saludables en el central de Los Ángeles es posible, pero necesitan mucho trabajo duro para mantenerlos. 

This class has by far been my favorite class I have taken during my time at USC. It truly has been the best experience to practice the Spanish language whilst learning about the Los Angeles Latino community and trying the most delicious Latino foods. I have most enjoyed learning about gentrification in the Los Angeles Community as well as the food injustice that still plagues much of South Central and Los Angeles at large. My favorite memory has been visiting Boyle Heights with the class, trying the tacos at Milpa Grill and Guisados and meeting both owners, walking around the Mercado, and lastly eating the shrimp taco at Mariscos Jaliscos. It was hands down the best food I put in my mouth all semester. I will definitely miss my classmates, my teacher, and the opportunity to get such a hands-on experience with the Latino culture in Los Angeles.

Works Cited

Galvis, Ana. “Desmantelando El Racismo Del Sistema Alimentario.” Food First, 1 Nov. 2016, https://foodfirst.org/desmantelando-el-racismo-del-sistema-alimentario/. 

Washington, Karen. “Op-Ed: How Urban Agriculture Can Fight Racism in the Food System.” Civil Eats, 16 July 2020, https://civileats.com/2020/07/10/op-ed-how-urban-agriculture-can-fight-racism-in-the-food-system/. 

La Historia, Comida, y Resistencia de los Vendedores Ambulantes en Los Ángeles

Por Claire Katnik

Fui al vendedor ambulante con Lizzy y Maddie la semana pasada. El vendedor está fuera de Vermont, cerca de Ralphs. Cuando nos acercamos a la mujer, ella era muy simpática y estaba dispuesta a contar su historia. Su nombre es Gloria. Nos contó su experiencia durante la pandemia de COVID-19. Comenzó su negocio en mayo del año pasado y dijo que la gente todavía tenía mucho miedo de salir y comprar comida a los vendedores. Ella dijo que «people have no trust» durante ese tiempo. Nos habló de lo difícil que puede ser a veces ser un vendedor. Ella conoce a mucha gente que ha conseguido sus negocios tomados lejos de ellos. Su historia se relacionó mucho con las lecturas asignadas para esta semana. Por fuerte, a su negocio le ha ido muy bien. Gloria normalmente vende los sábados y domingos en el mismo lugar. ¡Su madre también está en el negocio de vendedores y vende comida en Torrance! 

Ella dijo que su plato principal es el esquite. Una cosa que me pareció interesante fue que le gusta probar cosas nuevas, tiene muchas versiones diferentes de esquite y elote. Una de las versiones tiene cheetos en el elote y el esquite. Probamos el clásico esquite y el hot dog. El esquite es maíz con crema fresca, queso cojita, chile en polvo, y jugo de lima. Fue delicioso y muy rico. Es agrio, dulce y picante al mismo tiempo. El hot dog con tocino también fue muy sabroso. También había cebollas caramelizadas en él. Aunque el hot dog no es una auténtica comida mexicana, Gloria añade una salsa verde mexicana y crema al hot dog, junto con ketchup, mostaza y la salsa de pepinillos. El primer bocado fue increíble. 

Los vendedores ambulantes son una parte importante en la ciudad de Los Ángeles. El papel de los vendedores es servir a una comunidad local. Especialmente en Los Ángeles, hay un gran grupo de vendedores latinos, muchos de los cuales son indocumentados (Bautista 2020). Los vendedores ambulantes traen tradiciones de la comida latina a la ciudad de Los Ángeles. Desafortunadamente, se han enfrentado a muchas dificultades. En el artículo, “Los Angeles Street Vendors Already Had It Tough Then the Pandemic Hit” por Nidia Bautista, ella habla mucho sobre la dura legislación y la pandemia. En Los Ángeles ahora, “…street vendors must obtain a business license, a state seller’s permit, both free of cost, a county health permit that requires food vendors obtain expensive food carts, a street vending permit costing $541 annually and pay commissary (Bautista 2020). Los vendedores ambulantes necesitan mantener a sus familias y durante la pandemia esto parece ser muy difícil de hacer. Tenían que vivir con el temor de que les arrebataran sus negocios. Proteger a los vendedores también es proteger sus vidas, su familia y sus tradiciones culturales.

En “Fruteros: Street Vending, Illegality, and Ethnic Communities in Los Angeles» por Rocío Rosales habla sobre los fruteros y su historia con ellos. Los fruteros son “labor migrants” que no pueden participar en la economía formal. Ellos no son documentados, lo cual puede hacer difícil encontrar un trabajo que paga bueno (Rosales). Ellos participan en una economía informal para ganarse una vida. La economía informal es una opción más probable para los migrantes. Ser frutero es la mejor manera económica de mantener a su familia y su comunidad. 

En clase, Merced Sanchez, un vendedor de Boyle Heights, nos mostró cómo hacer tortillas auténticas. Esta experiencia fue muy especial porque su historia muestra lo importante que es ser vendedor para su familia y la comunidad de Boyle Heights. Merced y todos los demás vendedores utilizan sus propias capacidades naturales de hacer alimentos para obtener beneficios económicos. Están compartiendo su cultura con todos los que les compran. Esto es lo que los legisladores deben darse cuenta sobre los vendedores, esta es una excelente manera para que las personas que son indocumentadas y documentadas ganen buen dinero. Cuando les quitas su negocio, les estás quitando una parte de ellos y su cultura.

Works Cited: 

Bautista, Nidia. “Los Angeles Street Vendors Already Had It Tough. Then the Pandemic Hit.” Food & Wine, https://www.foodandwine.com/news/la-street-vendors-on-the-toll-of-the-pandemic.&nbsp

Rosales, Rocío. Fruteros: Street Vending, Illegality, and Ethnic Communities in Los Angeles.

Pepe el pug: City Tacos y su llegada a USC

Por Anya Khurana

Cuando pensamos en la gentrificación, no necesitamos pensar más lejos que la USC. El área ocupada por USC se clasificó como “high yellow” en los mapas de redlining de la década 1930. Las áreas alrededores se clasificó como “high red” y “low red”. Eso indica que personas minorías y de bajo SES vivían en esas áreas. Como USC ha desarrollado, hemos infringido esas áreas. El ejemplo más famoso – el USC Village. El Village (supuestamente) está abierto para todos en la comunidad, pero en realidad, las empresas adentro son protegidos por nuestro ladrillo rojo. De hecho, Trader Joe’s se empezó en Pasadena, y expandió a todo el país antes de abrir un local en South Central. El local en el Village está allí solo para servir los estudiantes, no la comunidad.

Screen Shot 2022-03-02 at 12.18.24 PM

Con estos pensamientos en mente, Hadee, Hannah, y yo fuimos a un restaurante en el Village para este blog. City Tacos es uno de los nuevos restaurantes que han abierto en el Village este año. Reemplazó a Trejo’s Tacos (no se porque) pero cuando fuimos el lunes, había unos comensales, aunque estaba cerca de la hora que cierre. Su mascota, Pepe el pug, mira a todos mientras piden. Pedimos nosotros una variedad de tacos, aunque el que queríamos probar más estaba acabado cuando llegamos. Por mi parte, pedí el mexicali, el quesibirria del norte, y el chile relleno. Nunca de estos son tradicionales – ellos solo tienen 3 tacos tradicionales en la carta. Creo que el mexicali era lo más interesante. Tiene res, cebolla y chile poblano encima de papa majada (mashed potatoes) y queso asadero. Nunca se me hubiera ocurrido poner papa majada en un taco, pero lo disfruté. También me gustó el quesibirria – una mezcla de una quesadilla y un taco de birria. La carne por dentro era sabrosa y tuve sobrantes para llevar a casa. El chile relleno, desafortunadamente, no fue de mi gusto.

Screen Shot 2022-03-02 at 12.15.50 PM

Esa idea de revolucionar la comida tradicional es el base de City Tacos. El restaurante se fundó en 2014 en San Diego por Gerry Torres, un restaurantero de México. Dijo,

“I think there is something to say about authenticity and tasting it the way it’s meant to be tasted but I think that all cuisine has evolved. It’s evolved from international influence, whether it’s the way it’s eaten, whether it’s the way it’s presented. You incorporate those lifestyle ingredients or those lifestyle techniques into the food to make it more feasible for the public. I think all food is evolving and it’s a great thing, otherwise it would be the same thing all over again every single time”. (Hamblin and Totten)

Estoy de acuerdo – si todos los restaurantes presentaban comida en la misma manera, no sería interesante. Como dijo Neetha K, “Culture is not sedentary, and neither is a region’s cuisine”. Necesitamos un equilibrio de la innovación y la tradición. Para Torres, no pienso que su restaurante es un ejemplo de apropiación cultural – él está cambiando sus propias recetas y no las de otra cultura. No es un ejemplo de “‘columbising,’ which Urban Dictionary defines simply as, «the art of discovering something that isn’t new» (Neetha K). Su innovación, en mi opinión, nace de un deseo a crear algo único. Sin embargo, mientras sus restaurantes quizás no son ejemplos de apropiación cultural, sí son ejemplos de genteficación, y contribuyen a la gentrificación en comunidades. Steven Almazán dijo que “La genteficación ocurre cuando los latinos con movilidad económica y educación universitaria regresan a sus barrios de origen e invierten en la gente del vecindario” (Delgadillo). Aunque Torres no ha regresado a su propio barrio, ha participado en la genteficación de su comida y ya no sirve personas fuera de los barrios “hip and trendy” en los que se ubican sus restaurantes. Este corporación (con beneficios multimillonarios) abrió varios locales en 2020, ninguna de las cuales estaba ubicada en vecindarios de bajos ingresos. Entonces, el próximo tiempo que comes en City Tacos, piensa en esos fenómenos sociológicos. No se cual es la respuesta correcta, pero si somos lo que comemos, debemos saber exactamente lo qué contiene nuestra comida – tanto los ingredientes como la historia.

Hamblin, Abbey and Totten, Kristen. “Get to know Gerry Torres, owner of City Tacos restaurants across San Diego County.” The San Diego Union Tribune, https://www.sandiegouniontribune.com/get-to-know-gerry-torres-owner-of-city-tacos-restaurants-across-san-diego-county.

K, Neetha. “Alison Roman and Columbising: Food cultural appropriation isn’t new, Jamie Oliver, Gordon Ramsay and even you do it.” Meaww.com, https://meaww.com/alison-roman-jamie-oliver-gordon-ramsay-food-cultural-appropriation-dalgona-coffee-columbising

Delgadillo, Natalie. “»Genteficación»: cuando los jóvenes modernos que llegan a tu barrio también son latinos.” Univision, https://www.univision.com/noticias/citylab-vivienda/genteficacion-cuando-los-jovenes-modernos-que-llegan-a-tu-barrio-tambien-son-latinos

Música, mole, y mezcal: Guelaguetza y la autenticidad

Samantha Zhang

El miércoles a las 9 de la noche, Guelaguetza sigue llena de gente. Una banda toca música animada mientras grupos de todas las razas y edades comen en este restaurante oaxaqueño situado en el Barrio Coreano de Los Ángeles. 

Después de 4 años como estudiante de USC, me avergüenza admitir que era la primera vez que visitaba Guelaguetza. Pedimos algunos de sus platos más famosos: el mole amarillo, la tlayuda Guelaguetza, el taco de barbacoa, la horchata, y la michelada de mango. 

No es sorprendente que el mole era mi plato favorito. Según el menú, el mole amarillo contiene chiles, clavos, y comino; sin embargo, cuando lo probé, lo que más me llamó la atención no fueron los sabores individuales, sino la sensación que evocaban al cocinarse juntos. A pesar de que las especias del mole no podían ser más diferentes de los sabores con los que crecí, de alguna manera tenía un sabor reconfortante. El taco de barbacoa también era deliciosa – según la dueña del restaurante, la forma correcta de comer el taco es mojándolo en el consomé, un caldo de cabra, que se sirve aparte. La combinación de la carne tierna, el caldo picante, y las cebollas crujientes forman un sabor muy complejo y completamente único. 

A lo largo de la noche, la música en directo creó un ambiente animado y desenfadado. Varias veces durante la cena, hicimos una pausa para cantar el “Cumpleaños Feliz” junto con la banda. Me sorprendió la cantidad de gente que se había reunido en el restaurante en una noche entre semana para celebrar un cumpleaños o simplemente para disfrutar de una cena con amigos. 

La semana pasada escuché un podcast en el que David Chang entrevistaba a Bricia López, la copropietaria de Guelaguetza. En el episodio, David Chang le pregunta sobre sus pensamientos sobre la reciente popularidad del mezcal y la cocina oaxaqueña en los Estados Unidos. Chang le pregunta a López cómo se siente que ahora hay gente que no puede identificar Oaxaca en un mapa, pero que considera aficionada al mezcal. Utiliza el término “double-edged sword” – aunque están promoviendo la cocina oaxaqueña, también les falta una conexión personal con la cultura. 

López dice que aunque mezcal es un parte de la cultura oaxaqueña, solo representa una parte pequeña. Afirma que los aficionados al mezcal deberían viajar a Oaxaca sin opinión, consumir de los vendedores locales y disfrutar de las otras partes de la cultura oaxaqueña antes de considerarse expertos. Este tiene que ver con la diferencia que menciona Lisa Heldke entre nuestra idea de la autenticidad como extranjeros y la idea de las personas de dentro: “We mistake our interest in this [new food] for the discovery and appreciation of a truly authentic cuisine. What we identify as authentic in that culture is often simply what is new to us — which may or may not represent what insiders to that culture would identify as significant, traditional, or genuine elements of it.” (p. 388) Aunque el mezcal ahora está de moda en los Estados Unidos, para los oaxaqueños puede o no representar un reflejo exacto o completo de su cultura.

La discusión de la autenticidad es compleja – cada persona tiene su propia idea sobre la comida de su propia cultura y la manera en que las otras personas pueden disfrutarlo y cocinarlo. Para mí, la frase de David Chang en el episodio de Ugly Delicious me llamó la atención: “If people can’t own the story, it loses its power.” La comida representa una experiencia profundamente personal. Compartir la comida con otra persona es compartir una parte de uno mismo. Entonces, aunque es difícil hacer una distinción entre la manera “correcta” e “incorrecta” de cocinar y comer (¿Es Taco Bell comida mexicana? ¿Está bien para los hombres blancos de Hattie B’s vender Nashville Hot Chicken?), la conexión personal con la comida puede ser un elemento tan importante como el sabor, el olor, o la textura. Sin esta conexión, este ingrediente importante, es imposible que la comida sea de la misma calidad.

  • Chang, David, host. “Bringing Oaxaca to L.A. | Best of the Best.” The Dave Chang Show. The Ringer. 13 Jan 2022.
  • “Fried Chicken.” Ugly Delicious, directed by Morgan Neville, Netflix, 2018. 
  • Heldke, Lisa. “But Is It Authentic: Culinary Travel and the Search for the ‘Genuine Article.’” The Taste Culture Reader, Berg, 2005, pp. 385–394.
  • Portnoy, Sarah. “Good Food and the Problematic Search for Authenticity.” KCET, 11 Jan. 2022, https://www.kcet.org/shows/the-migrant-kitchen/good-food-and-the-problematic-search-for-authenticity. 

El debate de la autenticidad

Por: Hannah Franco

La obsesión de etiquetar restaurantes y sus menús sobre su autenticidad puede ser insensible a las generaciones de latino americanos (Latino Americans) que tienen vínculos a dos países distintos. Sus experiencias con la comida diferirán de las de un país. La colocación de etiquetas esencialmente descarta la cocina mixta de latino americanos y chicanos, adelante exacerbado la vergüenza que esta comunidad experiencia en no ser completamente o bastante uno al otro. Como discute en el artículo, “Good Food and the Problematic Search for Authenticity” por la Profesora Portnoy, “authenticity is not a quality inherent to food: it is one that is socially and personally constructed” (Portnoy, 2017). Entonces, con esta perspectiva de la autenticidad, comida latino americano y chicano – o comida que tiene elementos latinos y estadounidense – puede ser incluido en la definición anteriormente exclusiva y elitista. La autenticidad es simplemente variable y significa diferentes cosas para diferentes comunidades e individuales. 

Sin embargo, estoy de acuerdo de que hay algún merito para distinguir entre comida buena y autentico. Al fin y al cabo, la gente quiere asegurarse de que su comida étnica (e indirectamente su cultura) está siendo respetada. Además, la gente también quiere asegurarse de que su comida ofrece una visión representativa de los sabores e ingredientes de la región. Así que, puedo ver como ‘Pulitzer Prize-winning food critic’ Jonathan Gold y antiguo editor de OC Weekly Gustavo Arrellano pueden, respectivamente, llamar El Cholo y Taco Bell auténticos porque técnicamente pueden rastrear su comida a platos e ingredientes tradicionales. Pero, yo sostengo que esas afirmaciones solo son validos si viviéramos en un mundo sin el racismo y colonización. Porque, ¿como se puede respetar a una cadena de restaurantes con un logotipo estereotipado como un lugar autentico? ¿Como podemos tomar en serio que una cadena de comida rápida fundada y dirigida por hombres anglo sirve autentica comida mexicana? La apropiación de la comida y estereotipia de la marca es un fenómeno real en este mundo capitalista y poscolonial. Así que veo lo importante en distinguir los restaurantes y chefs genuino. El artículo “‘Ethnicity is authenticity’: how America got addicted to racist branding” por Andre Wheeler, habla de esto, en donde negocios usen estereotipos como estrategias de marketing para atraer a los consumidores a creer que su producto es autentico y vale la pena (Wheeler, 2020).

Considerando la definición variable de la autenticidad, pero también entendiendo la importancia en todavía tratando de distinguir entre comida o negocios inauténticos, decidí comer en Guelaguetza porque oí que es un lugar con platos tradicionales e innovadores. Guelaguezta es un restaurante en Koreatown que sirve comida Oaxaqueña.

El estado de Oaxaca esta bendecida con muchos recursos naturales y destinos atractivos. Hoy en día, Oaxaca atrae el turismo como tiene playas, ruinas arqueológicas, y arquitectura colonial para visitar. Además del maravilloso clima y vistas, las turistas vengan para su comida distinta. El food blog, Uncornered Market, da una lista robusta de ingredientes, platos, y bebidas oaxaqueñas que esencialmente defina esa región. Entonces, hice mi misión de ordenar tantos platos típicos como mi cartera permitiera.

Así que ordené una tlayuda de mole con aguacate y las enfrijoladas. Pedí que los dos platos tuvieran quesillo (queso de Oaxaca). Mis amigos ordernaron quesadillas y carnitas. Como soy mexicana, he comido mole, enfrijoladas, y otros ingredientes que estaban en mis platos, pero desafortunadamente, no me gusto la versión oaxaqueña. Mi dieta mexicana no consiste en platos muy dulces y así que mi paleta no tomó a la dulzura de la mole. También prefiero el queso fresco en vez del quesillo que me recordó de las tiras de queso (string cheese). Aunque la comida no era mi favorito, me encanto los bebidas mezcales y el ambiente de Guelaguetza. Cuando fui, había muisca en vivo (tocaron mi canción favorita, Sabor a Mi) y las decoraciones eran muy bonitas.

Referencias

Portnoy, Sarah. “Good Food and the Problematic Search for Authenticity.” KCET, 6 Nov. 2017, https://www.kcet.org/shows/the-migrant-kitchen/good-food-and-the-problematic-search-for-authenticity.

Wheeler, André. “’Ethnicity Is Authenticity’: How America Got Addicted to Racist Branding.” The Guardian, Guardian News and Media, 28 June 2020, https://www.theguardian.com/us-news/2020/jun/28/aunt-jemima-uncle-ben-racism-advertising-branding.

Una Version «Auténtica» de los Tacos Al Pastor: Un análisis de Tacos Tamix

Por Aime Y. Alarcón

En una ciudad como Los Ángeles, ¿cómo se puede determinar qué alimentos son auténticos? Hay tantas culturas diferentes en un solo lugar, entonces, ¿cómo es posible que alguien determine qué es la cocina tradicional cuando las recetas cambian constantemente debido a la fusión de culturas? Estas son algunas preguntas con las que he estado molestando a mi compañera de cuarto desde que comenzamos a hablar de este tema en clase y cuando la Profesora Meredith Abarca vino a hablar con nosotros la semana pasada. Mi compañera de cuarto y yo discutimos nuestras propias ideas de lo que constituye la comida auténtica. «¿Tal vez la comida auténtica es cuando se usan los mismos ingredientes?» «¿Tal vez la comida tiene que venir directamente de su fuente original?» Estas son algunas preguntas en las que comenzamos a pensar, y para determinar una respuesta, decidimos visitar a Tacos Tamix, una lonchera ubicada cerca de USC.

Ubicado dentro de la zona de Fryft en la esquina de Hoover y W 20th St., Tacos Tamix ofrece a los clientes hambrientos (ya sean estudiantes o aquellos que se detienen para bombear gasolina) un servicio económico y rápido, donde pueden practicar su español con los empleados y sentarse con otros mientras esperan o terminan su comida. En medio de las mesas y la lonchera, los clientes son libres de visitar un estante donde pueden empacar sus propios condimentos para agregar a sus comidas una vez que estén listos. Los acompañamientos incluían rábanos, cebolla y cilantro picado, salsa verde, salsa roja, pico de gallo, salsa de aguacate, limones y cebollas en vinagre.

         Al mirar el menú, traté de tener en cuenta las palabras de Gustavo Arellano en Ugly Delicious cuando dijo que hay que probar platillos de los que no reconoces el nombre. Ya sabía que iba a pedir unos tacos al pastor ya que podía oler el olor distintivo del puerco y podía verlo asado desde el exterior, y el Instagram de Tacos Tamix tiene muchas fotos de la carne marinada en el trompo que me hacía irresistible no probarlo. Sin embargo, me confundió una de las opciones entre los tacos, tortas y quesadillas. Al crecer comiendo comida mexicana, pensé que estaría bien informado sobre la comida callejera, pero no sabía lo que era una mulita. La breve descripción decía que era una tortilla hecha a mano con queso oaxaqueño y carne asada, y con eso, supe que tenía que pedir una.

Tuve que agregar todos los ingredientes para acompañar la carne y la piña.

En total, pedí dos tacos al pastor (cerdo marinado rallado de un trompo servido con piña en dos tortillas chicas de la tienda), una mulita y un agua de horchata, y mi compañera de cuarto pidió una torta de carne asada. Debido a que estaba a menos de 60 grados afuera, solo empacamos nuestros ingredientes adicionales y llegamos a casa en 5 minutos. Una vez que nos sentamos en casa y abrimos la bolsa de comida, el olor y el calor de las comidas nos golpeó y nos tomó de sorpresa. Sin haber comido nada, ya podía probar el al pastor y asada solo por el olor que salía de la bolsa. Después de desenvolver todo y ver lo simple que se veían mis elecciones, inmediatamente agregué la trinidad sagrada de salsas, limón y cebollas y cilantro para que se vieran decoradas y más apetitosas a la vista.

La mulita de carne asada está a la izquierda y los dos tacos de al pastor están a la derecha. También me llevé un poco de salsa verde, salsa de aguacate, limones, cebolla picada con cilantro y rábanos. Claro, también compre una agua de horchata.

Los sabores, aunque no exactamente como los recordaba debido a mi experiencia de comer muchos tacos antes, eran satisfactorios. El al pastor era tierno, casi como la textura de la asada, y pude captar el toque más mínimo de canela mezclada con achiote y pimienta. Además, la acidez del limón y la ligera acidez dulce de la piña destacaron a la carne del al pastor. La salsa verde agregó el calor extra que particularmente siento que completa un taco y fue equilibrado por la ligereza y los elementos refrescantes provenientes de la salsa de aguacate. Ahora, me entristeció un poco ver que la mulita es una quesadilla de doble cara, pero después de agregar los mismos ingredientes, lo que la hizo sobresalir fue la sensación de estar en casa que venía de las tortillas hechas a mano y el sabor del queso oaxaqueño derretido. Ver la elasticidad del queso me hizo sentir como una niña de nuevo, y el sabor de la asada con el queso me hizo pensar en cómo mis amigos intentaron reinventar nuevas recetas para satisfacer a sus hermanos menores que habían nacido en este país.

La estrella nos demuestra la ubicación de Puebla, México.

Sobre este tema de la reinvención, algunos pensarían que la mulita no es auténtica, mientras que otros, como yo, dirían que los tacos al pastor no eran auténticos ya que no son los mismos que tengo cuando visito mi familia en México. Para responder a esta disputa, y para responder a las preguntas que mi compañera de cuarto y yo teníamos al principio, es importante entender la historia de estos platillos. Por ejemplo, los orígenes de los tacos al pastor están relacionados a los inmigrantes libaneses que emigraron a México durante la década de 1930. Los niños nacidos de estos inmigrantes abrieron sus propios restaurantes en Puebla, México durante la década de 1960 y le dieron un toque mexicano al plato popular libanés, el schwarma, que es cordero asado en pan de pita. El cordero se cambió por carne de puerco, que luego se marinaba en una variedad de especias y chiles que son populares en la cocina mexicana, y el pan de pita se cambió por tortillas de maíz. Más tarde, la piña comenzó a agregarse a la receta, y los tacos al pastor se convirtieron en una parte duradera de la cocina mexicana. Este taco podría verse como un ejemplo de «transculturation – Fernando Ortiz’s term for merging and converging of cultures» (Portnoy) ya que sus orígenes demuestran cómo los libaneses-mexicanos fueron capaces de crear un nuevo plato utilizando una receta traída por sus familias inmigrantes. Conocer los orígenes del taco al pastor demuestra cómo este plato es un ejemplo de evolución, donde cocineros generacionales innovaron una receta conocida basada en los ingredientes disponibles, la curiosidad y la demanda de un público hambriento.

Además, Lisa Heldke mencionó cómo «the culinary traveler will taste the dish differently from the diner who has grown up eating it» (p. 389), y luché con esta idea de que en este caso, yo era el viajera culinaria que no había crecido comiendo tacos de Taco Tamix. Para mí, la comida auténtica proviene de la cocina de mi abuela o de la cocina de mi familia en Michoacán.  Necesitaba tener en cuenta que estos tacos eran auténticos para la comunidad circundante, y que solo soy una cliente pasajera entre miles. En el mismo sentido, Gustavo Arellano planteó esta idea de autenticidad cuando habló de Glen Bell y Mitla Café. Mencionó cómo aunque Glen Bell creó su imperio de Taco Bell replicando los tacos de Mitla Café, a Mitla Café no les importa ya que han existido por más tiempo y sus tacos son mejores (L.A. Taco). Después de escucharlo decir esto y pensar en la discusión que tuvimos con la Profesora Abarca, me di cuenta de que lo que es tradicional en mi casa no será tradicional en otras. A medida que seguimos evolucionando y tratamos de descubrir cómo cocinar con lo que está a nuestra disposición, estamos cambiando constantemente las recetas transmitidas, y tenemos que contentarnos con saber que, en el centro de todo, estamos preservando la historia y la memoria de las personas que nos introdujeron a estas comidas.

Referencias

Heldke, L. (2005). But is it authentic?: Culinary travel and the search for the ‘genuine article.’ In C. Korsmeyer (Eds.), The taste culture reader (pp. 385–94). Berg.  

L.A. Taco. (2018, 06 de agosto). The fetish of authenticity ~ Gustavo Arellano on the perils of ‘cultural appropriation.’ L.A. Taco,  http://www.lataco.com/the-fetish-of-authenticity-gustavo-arellano-on-the-perils-of-cultural-appropriation/

Portnoy, S. (2017, 06 de noviembre). Good Food and the Problematic Search for Authenticity. KCET. https://www.kcet.org/shows/the-migrant-kitchen/good-food-and-the-problematic-search-for-authenticity

ReasonTV. (2018, 01 de agosto). Cultural Appropriation Tastes Damn Good: How Immigrants, Commerce, and Fusion Keep Food Delicious [Video]. Youtube. https://www.youtube.com/watch?v=hbbi9wmbKl8

“Tacos,” Ugly Delicious, temporada 1, episodio 2, Tremolo Productions, 23 de febrero 2018. Netflix, https://www.netflix.com/watch/80191117?trackId=255824129.

Chichén Itzá y ¿Qué hace que algo sea auténtico?

Por Zachary Yawata

Un Plato Tradicional – Papadzules

Durante el fin de semana pasado, yo fui al restaurante “Chichén Itzá” con mi novia por un día de San Valentín muy temprano. Nosotros caminamos por Exposition Boulevard por media milla hasta que llegamos a South Grand Avenue, solo fue una caminata de quince minutos. Cuando llegamos al Mercado de la Paloma, inmediatamente vimos la plaza y como fue muy diferente en comparación del vecindario. Aunque la plaza estaba muy limpia y había personas de seguridad, el vecindario tenía mucha basura al lado de la calle y solo un trabajador de DPS. 

Decidí probar un plato tradicional, papadzules e inmediatamente con el primer bocado, había un sabor un poco dulce pero salado también.  Para mi sorpresa, la tortilla y los huevos estaban muy suaves. El olor del plato era en su mayoría de salsa de tomate y era muy similar a una salsa para un espagueti. Las salsas eran un color verde claro y naranja como una calabaza. Sin embargo, pienso que las salsas podrían ser un poco más saladas porque tuve que añadir la salsa picante de habanero que proviene del restaurante. Me encantó la salsa picante y la usé en los tacos que compartí con mi novia también. En comparación a los tacos de Los Tacos Truck, me gustan los tacos de Chichen Itzá un poco más, pero son un poco más caros. La comida de los dos restaurantes es muy similar, pero las tortillas de Chichen Itzá eran un poco más suaves y la carne de Leo ‘s era más jugosa. Finalmente, mi novia quería probar el tamal colado. El maíz era cubierto en hojas de plátano pero mullidísimo y dulce. Solo tuve un bocado, pero a mi novia le encantó y quiere comerlo otra vez en el futuro. 

Originalmente de Yucatán, papadzules es típicamente parte de un desayuno. Es difícil saber si el plato existió antes de los españoles, pero los mayas ya tuvieron todos los ingredientes para hacer papadzules. El maíz, tomates, chiles, huevos, y semillas de calabaza estaban en Yucatán y no son de los inmigrantes. El maíz se utiliza para las tortillas y las semillas están en la salsa, mezclada con epazote y caldo. Aunque puede ser un poco caro, el plato es una buena representación de un plato tradicional. Definitivamente recomiendo el restaurante, ¡y no tengas miedo de añadir salsa o condimentos adicionales! 

Autenticidad y Adaptación

Antes de ir a Chichen Itzá, hice una investigación sobre qué tipo de comida hace el restaurante. Con un una busca de Google, escogí el menú en el sitio web para el restaurante y muchos comerciales sobre el sitio de arqueología y el precio de un viaje a Yucatán. Yucatán es un estado en México conocido por las playas y el facto que fue ocupado por las mallas antes de los españoles vinieron. Aunque los españoles intentaron cambiar las tortillas de trigo, los papadzules de Yucatán todavía usan maíz. Como menciona Heldke, “the meaning of the dish is inherent to it” (Heldke) de una manera, la receta original es una manera de resistencia al cambio. Sin embargo, cuando estaba investigando los platos diferentes, vi una receta moderna que utiliza tortillas de trigo. Esta discrepancia es un factor fundamental en la autenticidad y plantea la pregunta ¿Qué hace que algo sea auténtico?

yucatán en un mapa de méxico

La idea de autenticidad es muy subjetivo, pero en muchos casos es una manera de “provide a much-needed and very literal taste of home to those who have uprooted their lives to reside in a different country” (Portnoy). Esta cita demuestra cómo la “autenticidad” es diferente para cada persona. En relación a la discusión entre maíz y trigo en tortillas, los dos son ingredientes importantes para poblaciones diferentes. Para mí, un plato que considero auténtico, es ramen de un restaurante fusión, pero mi padre no está de acuerdo conmigo. Me gusta comer ramen en alguna forma, pero mi padre siempre elige la comida de un restaurante japonés. Él piensa que el plato necesita ser servido directamente a usted para ser “the real deal”. En oposición, yo solo estoy buscando los ingredientes, por ejemplo, los fideos, el caldo, las verduras, y lo más crucial, la intención detrás de la receta. No siempre tenemos acceso a los ingredientes nativos en un país diferente y es necesario hacer cambios a la receta. Es el trabajo del cocinero para adaptar y escoger ingredientes que funcionen bien con la receta original. Aunque la comida es diferente, es de una “perspective [of people] who were born and raised in this part of the world” (Portnoy). Mientras mi padre creció con más ingredientes japoneses, me encontré mezclando diferentes recetas de muchas culturas diferentes.

un «meme» de la adaptación de comida en los estados unidos

Fuentes

Portnoy, Sarah. “Authenticity of Cuisines.” The SAGE Encyclopedia of Food Issues, edited by Ken Albala, SAGE Publications, Inc., Thousand Oaks, CA, 2015, pp. 84–87. 

Heldke, Lisa. “But Is It Authentic: Culinary Travel and the Search for the ‘Genuine Article.’” The Taste Culture Reader, edited by C Korsmeyer, Berg, 2005, pp. 385–94.

Comida casera y la naturaleza universal de guisado

Por Anya Khurana

Screen Shot 2022-02-16 at 6.36.06 PMFuimos a Guisados en el día de San Valentín. No era nuestra primera opción, ni la segunda, pero era exactamente lo que necesitamos esta noche. La noche era fresca y cuando llegamos al restaurante, era oscuro también. El espacio no era tan grande ni lujoso, pero las personas comieron a dentro me parecían contentas. Todos estaban cómodos – el restaurante no requiere algo más que el placer de los clientes. Guisados, según el sitio del restaurante, “brought you comfort and familiarity; with every ingredient serving its purpose guisados are a true labor of love. They were the weekday preparations—simply braised, usually served with a side of rice, beans, and warm tortillas”. Es claro que ellos pudieron crear ese sentimiento en su espacio.

La carta es muy simple – básicamente, ellos ofrecen varios tipos de taco con cualquier guisado estáScreen Shot 2022-02-16 at 6.39.21 PM disponible. Comí tres tacos diferente – mole poblano, steak picado y chorizo. Todos los tacos se sirvieron en una tortilla de masa y tuvieron una capa de frijoles negros. Según el dueño de Guisados, Armando De La Torre, las tortillas son frescas. Dijo a Jonathan Gold, “’See those big things filled with corn?’ he asked, gesturing toward a pair of stainless-steel basins. ‘That’s nixtamal. My brother makes it fresh every day. He grinds it all day long in that big stone grinder over there. And in the restaurant, our masa is rarely more than a half-hour old. That’s why our tortillas are so good’”. Las tortillas si tenía una textura casi esponjosa que supongo es debido a la frescura.

Screen Shot 2022-02-16 at 6.39.49 PMEl mejor taco era chorizo, pero el mole poblano también me gustó. Nunca he comido mole antes, y era deliciosa. Puedo ver como los guisados son reconfortantes. Si tenía gusto de algo que concina una mama después de un día ocupado. En su articulo, This Is How to Make a Guisado (P.S. You’ve Probably Been Making Them Your Whole Life), David Tamarkin y Gabriela Cámara discutan el significado del guisado. Tamarkin escribe, “Guisados are ‘the Mexican version of a one-pot meal,’ Cámara told me over the phone. Anything simple, slow-cooked, and stewy—whether made with chicken, seafood, pork, beef, or vegetables—is basically a guisado. ‘Meatballs in salsa, that’s a guisado,’ she said. ‘Pork ribs in green sauce, that’s a guisado.’ Mi entendimiento de un guisado es comida casera, y sentí el amor en cada bocado.

Guisados son comunes en México, pero el termino “guisado” es muy general, e incluye especialidades regionales. Por ejemplo, mole poblano es de Puebla, pero cochinita pibil es tradicional en Yucatán. Los dos son opciones en la carta. Aunque hay esta variedad en los platos, creo que Guisados es más tradicional que nada. Guisado servido en una tortilla con frijoles es un plato muy común en México. Ese restaurante es una oda a la mamá de los dueños, y por eso ellos honran a la tradición. La gastronomía tiene valor “en la formación de una identidad personal, familiar, y nacional” (Gómez-Bravo, 113), pero la identidad también tiene valor en desarrollar la gastronomía.

La autenticidad de Guisados era, para mí, su homenaje la mamá de los dueños. Este tipo de comida es autentico a sus crianzas y sus niñeces. No se si el mole se concina con una receta tradicional o si la manera de preparar las tortillas ha cambiado para ser más rápido. Pero, el concepto de un guisado es algo intrínseco a las experiencias de estas personas, y eso lo hace autentico.

Creo que muchas veces, personas confunden la autenticidad con la tradición. Tradición es importante también – es la suma de las experiencias de generaciones de personas en una cultura, y es difícil apreciar si uno es un turista. El vinculo entre personas que vivan hoy y con sus antepasados está mostrado más fácil en la comida.

Personas ven la autenticidad como algo definido y objetico. No estoy de acuerdo. Como escribe Albala, “What tastes good always takes precedence over correct form or the proper formula…Language and food must always change, whether we like it or not” (12). La autenticidad no está congelada en tiempo, cambia entre personas y situaciones. Para mí, la autenticidad es la dedicación por presentar una historia verdadera. Eso es el significado de lo que dice Heldke, que “we desire encounters with truly authentic Others, not mediated hybridized Others who are already influenced by the likes of us” (386). En la búsqueda de autenticidad, personas solamente quieren la verdad, ya sean de la cultura o turistas.

Por mi parte, Guisados si es autentico. En el articulo de Tamarkin, él cita Gabriela Cámara y escribe, “The universality of the concept is built into the word. Guiso means «stew,» but ‘guisar is the infinitive of ‘to cook,’’ Camara pointed out to me. ‘When people in Mexico say voy a guisa, they’re saying ‘I’m going to go cook’.’ Usually, that means cooking something homey.

‘A guisado is not a beautiful dish,’ she added. ‘It’s not exciting. The only point of guisado is that it’s a really good-tasting.’» Creo que ellos si lo lograron.

Works Cited
Albala, Ken. Three World Cuisines. AltaMira Press, 2012.

De La Torre, Armando Sr. and De La Torre, Armando Jr. “Guisados.” Guisados, https://www.guisados.la/about Accessed 14 February 2022.

Gómez-Bravo, Ana M. Comida y Cultura En El Mundo Hispánico, Equinox, 2017.

Lundman, Susan. “How to Make Vegetarian Chili.” eHow, http://www.ehow.com/how_10727_make-vegetarian-chili.html. Accessed 6 July 2015.

Gold, Jonathan. “Jonathan Gold Reviews Guisados.” LA Weekly, https://www.laweekly.com/jonathan-gold-reviews-guisados/ Accessed 15 February 2022.

Tamarkin, David. “This Is How to Make a Guisado (P.S. You’ve Probably Been Making Them Your Whole Life).” Epicurious, https://www.epicurious.com/expert-advice/how-to-make-a-guisado-article Accessed 14 February 2022.

Heldke, Lisa. “But Is It Authentic: Culinary Travel and the Search for the ‘Genuine Article.’” The Taste Culture Reader, edited by C Korsmeyer, Berg, 2005, pp. 385–94.

Chichen Itzá: un paseo hacia el pasado y el futuro

Por Carlota Baird


Las raíces

Chichen Itzá es un restaurante fundado en 2001 por Gilberto Cetina Sr. pero hoy en día su hijo Gilberto Jr. es el chef porque Gilberto Sr. regresó a México hace varios años. La comida de su restaurante tiene raíces tradicionales del Yucatán en México donde la familia Cetina tiene conexiones familiares. Tradicionalmente, la comida de Yucatán tiene muchas influencias desde Europa, México, y el Caribe. Aunque hay mucha carne en los platos tradicionales como pavo y el puerco que los españoles trajeron a México con la Colonización, la comida de Yucatán también consiste en muchos mariscos como ceviche, ya que la región está situada entre el Golfo de México y el mar Caribe. Los condimentos que imparten un perfil de sabor distintivo son achiote, una salsa roja dulce, ligeramente picante, y naranja agria, que también los españoles trajeron a México. Platos tradicionales de la región incluyen ceviche, huevos motulenos, pibil, queso relleno, y sopes para nombrar algunos.

“traditional cooking remains the backbone of their operations”

– Food Critic Bill Esparza from Eater LA

El viaje de cinco minutos

Un viernes por la tarde, tuve tiempo para ir al Mercado La Paloma para recoger algo de almuerzo de Chichen Itzá. Cuando llegué después de los cinco minutos en coche desde mi apartamento por USC, me quedé sorprendida. Un mercado pequeño con muchos puestos que sirven cocinas diferentes desde comida mexicana hasta hamburguesas y comida tailandesa estaba literalmente al otro lado de la autopista. Caminé al puesto de Chichen Itzá y vi una mujer de la edad mediana con ojos amables que recibe ordenes. Practicando mi español, pedí los salbutes, el ceviche de pescado, y la ensalada Yucatán para traer de vuelta a mi casa. Esperé unos tres minutos hasta que mi pedido estaba listo. ¡Lo prepararon tan rápido! Cuando regresé a mi casa y probé mis platos, no tenía palabras. El ceviche era muy ácido con la lima, un poco dulce por los tomates, y en general tan refrescante en la tarde calurosa del viernes.  La ensalada de Yucatán era una ensalada tradicional con jícama, lechuga, y naranjas con la especie de achiote tradicional que daba un poco calor picante. Con mi “food voice” de una verdadera aventurera gastronómica, probé la ensalada de Yucatán con una mente abierto, aunque tenía el achiote que es una especie muy picante. Finalmente, mi plato favorito era los salbutes. La torta de maíz frito dio un crujido agradable con el pavo triturado perfectamente condimentado, lechuga triturada, aguacate, y cebollas rojas encurtidas dulces. ¡Era deliciosa y voy a regresar pronto!


¿Auténtico o no?

Chichen Itzá es una representación verdadera y auténtica de la comida de Yucatán. Usa ingredientes tradicionales como el achiote, naranjas y pavo y también tiene platos tradicionales como huevos motulenos y pibil. Como se ve en la inmigración de la familia Cetina a Los Ángeles y el establecimiento do su propio restaurante, ellos crearon un menú diverso para atraer a todo tipo de personas en Los Ángeles (desde otros inmigrantes mexicanos hasta turistas) a la misma vez que mantienen sus raíces tradicionales de Yucatán con ingredientes y platos tradicionales. En una lectura de Portnoy, ella proclama que “authenticity is not a quality inherent to food: it is one that is socially and personally constructed. It varies depending on available ingredients, changes in technology, social class and the influences of trade and travel” (Portnoy). Estoy de acuerdo con ella así que no creo que haya un único y verdadero tipo de cocina auténtica, sino que una versión fluida de la autenticidad que refleja una evolución del la cultura y las interacciones sociales. Con este caso de Chichen Itzá particularmente en el centro de Los Ángeles, hay un grupo diverso de clientes, y como tal, deben atender a todos sus clientes mientras mantienen la autenticidad. Hacen este con éxito a través de su uso de achiote pero en cantidades pequeñas porque la comida picante, a veces, puede disuadir gentes sensibles a la especie (como yo).

https://www.chichenitzarestaurant.com

Como dice Heldke, “rather than identifying dishes prepared ‘just the way’ they would be prepared in their native context as representing the ‘gold standard’ of authenticity, we might valorize the gesture of a cook who recognizes the limited familiarity of her (non-native diners, and cooks ‘to’ them in a way that enables an interaction to develop” (Heldke). Esta evolución de la comida auténtica representa el “other” que Heldke describe en su lectura. El “other” consiste en los alimentos nuevos y evolucionados que atraen ambos nativos y turistas; para ser humanos evolucionados y refinados, esta comida del “other” “transforms our identities” como una persona multicultural quien está viviendo en un país que está transformando constantemente debido a las interacciones de tantas culturas y orígenes (Heldke). Desde las combinaciones de ingredientes nuevos y tradicionales a la representación vibrante del restaurante en Instagram, la autenticidad de Chichen Itzá puede ser diferente para alguien de la cultura o para alguien que no pertenece a la cultura yucateca.

https://goo.gl/maps/HSiNAMeWXkyaSmg79

Works Cited

Esparza, Bill. “38 Essential Tacos to Try in Los Angeles.” Eater LA, 5 June 2017, https://la.eater.com/maps/best-tacos-los-angeles-taquerias-mexican. 

Korsmeyer, Carolyn, and Lisa Heldke. The Taste Culture Reader: Experiencing Food and Drink. Bloomsbury Academic, an Imprint of Bloomsbury Publishing, 2017. 

Portnoy, Sarah. “Good Food and the Problematic Search for Authenticity.” KCET, 6 Nov. 2017, https://www.kcet.org/shows/the-migrant-kitchen/good-food-and-the-problematic-search-for-authenticity. 

Portnoy, Sarah. “Authenticity in Food Studies.” Sage Encyclopedia of Food Issues, SAGE Publications, 2015. 

Mi viaje a Chichen Itza: Auténtica Comida Yucateca en Los Ángeles

Por Claire Katnik

Yucatán, México es conocido por su cultura, deliciosa comida, vistas increíbles y ruinas históricas. Yucatán es un estado de México y se encuentra en la península de Yucatán. Hay muchas comidas que son de los nativos de Yucatán. Sopa de lima, panuchos, queso relleno, tamal colado y mucho más. La comida yucateca ha cambiado mucho. Antes de la invasión colonial, la comida yucateca estuvo dominada por la cultura maya. Hay muchos ingredientes hoy que no estaban presentes en la dieta típica maya. Unos ejemplos son las naranjas Seville y el cerdo. Después de la colonización española, hubo tantas influencias culturales diferentes que impactaron la comida de Yucatán. Albala discute la idea de que la comida cambia. Albala dice que “cuisines evolve…[they] are in a constant state of change, always in the process of adapting and becoming” (Albala 11). La comida yucateca está en constante evolución y no siempre será la misma.

Fui a Chichen Itza, que es un restaurante de Yucatán cerca de la Universidad de Southern California. Chichen Itza fue un ciudad precolumbiano en Yucatán y ahora es un sitio arqueológico. La comida representa las tradiciones de la familia propietaria del restaurante. La familia Cetina dice que “our goal has been to represent the food of our native state of Yucatan as authentically as possible” (Chichen Itza website). La familia quería traer auténtica comida yucateca a Los Ángeles. 

En el episodio seis de Ugly Delicious llamado “Fried Chicken”, el tema central es sobre la idea que “fried chicken” es un plato tradicional para la cultura africano americano. Aunque Chichén Itzá es un restaurante propiedad de nativos de Yucatán, la idea de que las personas que no son de Yucatán puedan intentar crear su propia versión de la comida yucateca puede ser problemática. Como se ve en Ugly Delicious, muchas culturas diferentes han recreado el «fried chicken». Creo que la parte más importante de recrear una comida que no pertenece originalmente a tu cultura es respetar a los auténticos creadores. Ugly Delicious habla de la idea de rendir «homage» a las personas que han allanado el camino para que tú cocines su comida (Ugly Delicious Ep. 6). Es importante conocer la historia de la comida de la cultura que está cocinando. Si bien me encanta disfrutar de las recreaciones de la comida (como el pollo frito coreano), creo que también es importante probar la versión auténtica y tradicional. Puedes aprender mucho sobre una cultura a través de la comida que cocinan y cómo la preparan.

 El restaurante está en el Mercado de la Paloma. El vecindario está a lado de la autopista y parecía muy tranquilo. Hay otros restaurantes en el mercado y tiene un gran espacio para que la gente coma. Las personas que están comiendo en Chichen Itza son en su mayoría hispánico. Hay muchas personas en su descanso para almorzar. Yo vi policías, trabajadores de construcción, algunos estudiantes de USC, y algunas familias. 

«Chichen Itza» en Los Ángeles

Me encantan los tamales, así que decidí pedir el colado de tamal. La masa necesita ser colada para este tamal. El tamal se cuece al vapor y se envuelve en una hoja de plátano. Nunca había comido un tamal como el de Chichen Itza. La masa era muy suave y se sentía como mantequilla. Se derritió en mi boca. Para mí, la hoja de plátano tenía un olor interesante. Olía a tierra y me hacía sentir como si estuviera en una jungla. Había pollo con achiote al interior y salsa de tomate. El pollo estaba húmedo y sabroso, especialmente con la salsa de tomate. Había un lado de una salsa de chile picante, pero no podía soportar el calor. 

También conseguí un lado de arroz y frijoles con mi tamal. El arroz se veía muy soso, ya que era solo arroz blanco. El menú decía que tenía cebollas y ajo, pero no probé mucho de eso. Los frijoles estaban calientes y tenían muchas especias en ellos. Cuando comí frijoles y arroz juntos, los sabores y texturas estaban muy deliciosos.  

Frijoles y arroz

En general, disfruté la comida en Chichén Itzá. El tamal que pedí no fue el mejor tamal que he probado, pero aun así estaba delicioso. Me encantaría probar otros restaurantes de Yucatán para poder comparar la comida.

Works Cited:

“About: Chichen Itza Restaurant in Los Angeles, CA.” Chichen Itza Restaurant | Mexican Eatery in Los Angeles, CA, http://www.chichenitzarestaurant.com/about/.

Albala, Ken. “Key Terms.” (1-2), “Food Culture, Food Ideology, Authenticity, Theory of Cuisine,” “Good Food” (7-14, 23-26)

Netflix. (2018) “Fried Chicken.” Ugly Delicious, Season 1, Episode 6.