Una Aventura Local: “Ven conmigo al Mexicano”

Por Victoria Martinez

El sábado pasado por la noche, convencí a dos de mis mejores amigas que me  acompañaran en una aventura nueva en un lugar desconocido, pero cerca de un lugar familiar, el Baldwin Hills Cinemark.  Esta aventura tuvo lugar en el “Mexicano,” establecido por los Chefs Jaime y Ramiro. Habíamos pasado por este restaurante tantas veces en el pasado y finalmente decidimos investigar después de un suave empujón por la necesidad de elegir un lugar cerca de la USC para mi primera publicación en el blog.

Al llegar, parecía que este restaurante era un sorprendente y marcado contraste con las tiendas vecinas en el centro comercial.  Sentí como si estuviera caminando en una hermosa casa más que en un restaurante. Recibidos por una fuente de jardin y un anfitrión amable, nos sentamos y nos rodeamos rápidamente con hermosas e interesantes decoraciones que promovieron la sensación de un hogar elegante más que un puesto de comida informal o un restaurante formal y rígido.  El mesero era muy atento, sin embargo, no tenía mucho conocimiento de la cocina que él estaba tan orgulloso de servirnos. Sirvió el aperitivo en la mesa de totopos decorados con frijoles y jalapeños y zanahorias picantes en escabeche. Compartió con nuestra mesa que estos platos estaban inspirados de platos de Guadalajara y nos hizo recomendaciones sobre platos populares, no necesariamente tradicionales.  Por lo general, suelo ordenar algo familiar en el menú, pero quería hacer el esfuerzo de probar algo nuevo.

Luego de tomarme un tiempo para revisar las opciones, elegí el chamorro adobado que se describió en el menú como “Beef shank, slow-cooked with guajillo marinade. Served with seasoned beans, white rice, and spicy onion and herb sauce.”  Pedí un lado de tortillas y el mesero me aseguró que estaban “hechas en casa.” Para obtener más información sobre la cocina en la que nos servían, investigué algunos de los platos tradicionales de Guadelajara. Aprendí sobre birria, que tradicionalmente se prepara con cordero o cabra con los sabores de los tomates y especias mexicanas.  También es popular en Guadalajara la “carne en su jugo,” caldo hecho con pequeños trozos de carne jugosa. Me quedó claro que el estado de Jalisco es famoso por la carne cocida a fuego lento con marinadas extremadamente jugosas y me alegro de haber conseguido una pequeña muestra de esta tradición.

Cuando llegó mi plato, el escabeche roja brillante que vestía la carne capturo mi atención inmediatamente.  Llamó la atención de la mesa debido al atrevimiento que sugería de todo el plato. Recogí con entusiasmo mi tenedor y cuchillo para comenzar a construir tacos con las tortillas y me sorprendió lo que descubrí.  Al rebanar la carne, descubrí que simplemente se deshizo, como lo hace la carne asada a la perfección. La carne de res cayó del hueso en mi plato ante de mis ojos mientras me preparaba para dar mi primer bocado.  Lo que vino a seguir fue sorpresa atrás de sorpresa. Como mi nariz había detectado, la carne no era picante como había sugerido el menú. En cambio, me recibió un cálido bocado extremadamente sabroso y jugoso. La marinada que cubre el plato sirvió como un excelente aderezo para un taco improvisado que preparé.  El arroz con el que venía el plato me sorprendió, ya que no era el “arroz mexicano anaranjado” que estaba tan acostumbrado a ser presentado en otros restaurantes mexicanos. Los frijoles del lado tampoco eran como lo había imaginado con una consistencia más acuosa de lo esperado, sin embargo, eran deliciosos.

En los términos de autenticidad, hay un plato mexicano preexistente llamado chamorro adobado.  El plato que se sirve en “Mexicano” utiliza ingredientes mexicanos tradicionales y, según la mayoría de las cuentas, se encuentra en la categoría de auténtico.  Sin embargo, como se explica en “Good Food and the Problematic Search for Authenticity,” Profesora Portnoy describe los intangibles de la autenticidad. La autenticidad es creada social y personalmente. Entonces, aunque el restaurante está en un área más comercial, creo que los chefs se proponen honrar el plato, así como la tradición y la cultura de Jalisco. En mi opinión, el respeto por el plato y la cultura es más importante que duplicar una receta exactamente. La comida junto con el ambiente y la música del restaurante hicieron que la experiencia fuera auténtica.

Mis amigas ordenaron las enchiladas de pollo y flautas.  Mi amiga que ordenó las enchiladas de pollo dijo que eran una de las mejores que ella ha probado, mientras que mi amiga que pidió las flautas deseaba que tuvieran una salsa más picante que ofrecer.  Para el postre, pedimos el flan de tres quesos según la recomendación del mesero, que tenía una consistencia más espesa que un flan tradicional y mucho más cremoso. Al final de la comida, estaba tan llena con mi plato principal que me quedaba poco espacio para el postre.  Todo lo que podía hacer era reflexionar sobre una noche especial con amigos y la nueva comida que había encontrado. Sin duda recomendaría este restaurante para noches especiales debido al precio, pero asegúrate de llevar tu apetito.

Guisados: In Tacos Extraordinarios We Trust (por Rachel Rowzee)

Para el primer blog de nuestra clase quiero tener nueva experiencia cerca de USC. Pero con tantas posibilidades y una lista tan larga de restaurantes para visitar tiene una decisión imposible. El capítulo de “From Border Grill to Broken Spanish: The Evolution of Latino Cuisine in Los Angels” del libro Food, Health, and Culture in Latino Los Angeles por Sarah Portnoy resumen muchos lugares interesantes, pero me gusta la cuenta de la creación de Guisados. Crecido de una pasión para la comida de la cocina de su madre Armando cambio un deseo a una realidad y ahora amplía a Los Ángeles y generaciones. La cuestión de autenticad de la comida mexicana es más complicada y problemático, pero pienso que restaurantes como Guisados trata de ser autentica a los ingredientes y al estilo de cocinar.

Las cadenas de luces reflejan en las grandes ventanas que revela el interior simple de Guisados. El blanco techo alto y expuestas columnas de concreto da a una atmósfera que le permite a concentrar en la comida. La ubicación en el centro de Los Ángeles es uno, en la serie de propiedad de la familia de Armando de la Torre. Guisados ofrece comida mexicana en una forma tradicional, pero no especializar de un región específicamente. El estilo interior es atractivo a nuestros hípsters y “foodies” pero también ofrece agradecimiento para la cultura mexicana en Los Ángeles. Esta ubicación de Guisados da el homenaje a su pariente en Boyle Heights discretamente con la cita de Cesar Chavez, escrito arriba del puerto representando la filosofía de la comida. También hay, “En Tacos We Trust” escrito en azulejos en el suelo. Esta frase no solo es un renacimiento de las picutas de la ubicación de Boyle Heights, es una demonstración de la combinación y reinterpretación de la cultura “americana” y la identidad mexicana para crea una broma distinto chicano accesible a las personas anglos y mexicanas al mismo tiempo. Este es buena metáfora para el trabajo que Guisados hice en la nueva exploración de la cultura mexicana. La pared con artistas más destacados también pone el sentido de nueva era de identidad mexicana, uno que no cumple con una idealización romántica de la cultura. Fotos y pinturas que usan una mezcla de símbolos de mexicanidad en nueva perspectiva.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Guisados poner énfasis en los frescos tortillas de maíz. Y sus tortillas no fallaron mis expectaciones. Forma una cola en frente de la cubierta donde se puede ver un cocinero con pequeños redondos de masa. El hombre amasaba la masa hasta que lanzó a la parrilla. El repitió hasta que hay seis o siete tortillas girando en la plata parilla en un ritmo casi hipnótico. Al fin de la cola me pedí un “sampler plate” porque estoy indeciso y me gusta tener opciones. Después de pagar, me senté en una mesa cerca de la puerta y observa a la gente que viene. En algunos minutos un plato de seis tacos aparece y la camarera explicó las diferentes tipas. Empiezo con la tinga.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¡El momento anticipado, el primer bocado de comida! Denso aún suave y ligera las tortillas son perfectos utensilios para transporta la carne jugosa a su entusiasta boca. Primero los distintos sabores de adobo y chipotle envuelven su paladar. Estoy obsesionado por primer taco. Mientras los jugos naranjas gotean de mi mano al papel blanco estoy lista para más tacos. Taco de falda de res en mano no puedo anticipar las sabores y salsa encima de esta nube de masa. La carne tan tierna y la boca lleno de cálidos sabores de los pimientos crea un sabor inmensamente rico y complicado.  Frijoles negros debajo de la carne ofrece un alimento cremoso que acto en harmonía con la carne y la tortilla. Pienso que este es uno de los mejores tacos en Los Ángeles. Continua como así cuatro veces, cada vez sorprendido de la calidad de taco. Decidí a comer el taco de mole negro ultimo porque no había probado antes. El pollo era completamente incorporado de la salsa de mole con un poco de queso fresco. ¡Fue increíble! Las notas de cacao y el toque de la acidez complemento la tortilla. Esta primera experiencia con mole me inspiró a tratar más tipos de mole. Guisados fue una experiencia culinaria extraordinaria. Sabores impactantes a precios razonables, Guisados va a ser un regular en me rotación de restaurantes en el centro de Los Ángeles

Sigue leyendo “Guisados: In Tacos Extraordinarios We Trust (por Rachel Rowzee)”