Libertad para Tomar y Crear por Luis

La apropiación cultural de la comida es un tema muy complejo y algo que se debería discutir para mejor entenderlo. Para empezar, vamos a decir la definición para estar claros, es cuando gente de una cultura toma de otra cultura para sus propios usos. La apropiación cultural se convierte un problema para muchos cuando se usa sin gusto y más bien para hacer dinero. Ya que tenemos un entendimiento de lo que es más o menos, trataré de discutir el tema para explorarlo. 

Un tópico de debate que mucha gente le gusta preguntar cuando hablan de la apropiación cultural es “¿quien tiene el derecho de representar la comida de un país o cultura?” En mi opinión, yo creo que todos tienen el derecho a tomar de una cultura o varias y crear comida con ellas, porque en realidad no le pertenece a nadie. Especialmente si lo toman y crean la comida con respeto y admiten de dónde vienen los platos, no le veo problema. Si es posible que un chef de una cultura cocine y prepare comida de otra cultura que no sea suya. Por ejemplo, se ve mucho en Los Ángeles, donde he visto Americanos de descendencia mexicana y países sur americanos preparar comida de varios países asiáticos. 

Un chef que toma de otra cultura para crear comida se pudiera considerar apropiación cultural pero se puede hacer en una manera respetuosa. Yo lo describiría más bien como se menciona en el articula del Atlantic; donde en los Estados Unidos se mezclan culturas diferentes y se crean nuevas cosas. Ósea, alguien puede tomar de dos culturas o más para crear algo nuevo. No estoy de acuerdo con el Profesor Ray en el podcast Sporkful cuando dice que “all translation is a loss”, en vez, me gusta la idea de traducir como lo cuenta Bayless. Solo porque se cambia un poco para otra cultura no es algo malo necesariamente, sino se puede ver como algo nuevo. 

Estoy de acuerdo con la idea de que “cada traducción no es un acto de colonización”, pero si puedo ver como pudiera ser. Puede ser si la persona que traduces no reconoce de dónde viene y sin respeto por la cultura o país de dónde viene. A la misma vez “cada traducción es una pérdida de algún tipo”, si se puede decir que se pierde algunas cosas pero en el proceso yo creo que se añade nuevas cosas, por lo menos en el término largo. La comida se adapta a una nueva cultura y se mezcla para crear algo nuevo y original. 

Algunos dicen que Bayless no puede cocinar comida mexicana por ser blanco y el a referido a este tipo de comentario como racista. Si es que de verdad que piensan que el no puede cocinar la comida (ósea, el literalmente no es capaz) entonces parece ser racismo. Si es que las críticas piensan que el no debería por ser blanco, no creo que es racista sino un poco ignorante, porque no creo que nadie tiene el derecho de decirle a alguien que es lo que no pueden hacer. Si no se permite prestar y mezclar, no se van a crear nuevas cosas. Si veo que Bayless tiene un privilegio que muchos otros no tienen, pero a la misma vez no veo como ese privilegio lo debería de descalificar el derecho de cocinar comida mexicana. El tiene los privilegios de ser blanco y americano en los Estados Unidos que le facilita la vida en el país, también conoce cómo crear un negocio en el país que un latino/inmigrante no tuviera el acceso, pero no significa que no debería hacerlo. Le he dicho antes, pero no me molesta si el que prepara mi comida cubana es de otros país como Mexico, con que salga satisfecho y contento estoy bien. 

Lucas Peterson es un escritor que publicó un blog sobre un elotero de Lincoln Heights, mencionando su nombre y localización que causó que el el elotero se convierta famoso y venda todo lo que tenia rápido cuando se publicó el artículo. Esto creó controversia y lo acusaron de “columbusing” que significa el acto de apropiar algo que ya tiene historia sin pensar o prudencia. No creo que Peterson hizo esto, especialmente porque el reveló que le había preguntado al elotero si podía poner su nombre y localización antes de publicar, obviamente respetaba al hombre. También el elotero estaba contento con el resultado del artículo porque vendió rápido y pude irse a su casa temprano. No hay problema con alguien que no sea latino escribir de latina comida porque todos tienen el derecho a expresarse. No es apropiación cultural simplemente comentar sobre algo de otra cultura. 

En el tópico de la situación de Oberlin College, estoy de acuerdo con la cita “So if people not from that heritage take food, modify it and serve it as ‘authentic,’ it is appropriative.” No puedes decir que algo es auténtico si está modificado, ya no es lo original. Y si esa comida es como la de USC, sería un falta de respeto llamar la comida China por ejemplo auténtica, porque no tiene una gota de la calidad que me pudiera encontrar en un restaurante. Lo tolero pero no es lo que prefiero. También estuve de acuerdo con el autor del Atlantic que cubrió este cuento cuando menciona que esto a lo mejor empujara la escuela a mejorar la comida.  

Cuando visitamos X’tiosu Kitchen, donde se servía comida de fusión mexicana y libanesa, si note “traducción”. Los dueños mezclaron con su cultura otra cultura y crearon algo nuevo y rico, enseñando que no siempre es perdida. Mientras un lugar como Taco Bell yo consideraría apropiación cultural en vez de racismo, porque están tomando ingredientes mexicanos y traduciéndolos para una audiencia muy americana. 

En fin, todos tienen el derecho de tomar de otras culturas para aprender y crear sin ser acusados de ser racistas con que lo hagan con respeto. No importa la raza que alguien sea para escribir de algo de otra cultura. Las cosas son más interesantes cuando se pueden tomar y usar para crear algo nuevo. 

Referencias

Friedersdorf, Conor. “A Food Fight at Oberlin College.” The Atlantic, 21 December 2015, https://www.theatlantic.com/politics/archive/2015/12/the-food-fight-at-oberlin-college/421401/.

Godoy, Maria, and Kat Chow. “When Chefs Become Famous Cooking Other Cultures’ Food.” NPR, NPR, 22 Mar. 2016, http://www.npr.org/sections/thesalt/2016/03/22/471309991/when-chefs-become-famous-cooking-other-cultures-food.

Noyes Saini, Anne. “Other People’s Food Pt. 1: White Chef, Mexican Food.” The Sporkful, 21 March 2016, http://www.sporkful.com/other-peoples-food-part-1-rick-bayless-white-chef-mexican-food/. Podcast.

Portnoy, Sarah J. Food, Health, and Culture in Latino Los Angeles . Rowman & Littlefield, 2017.

¿Estamos celebrando la diversidad o la apropiación de la comida? -Iris

Para mi, a veces el tema de apropiación de comida parece un poco irrelevante en el mundo fuera de ciudades como Los Ángeles. Por ejemplo, no puedo evitar a recordar mi tiempo en España. Cuando estudiaba y vivía en Madrid, me encanta la cultura, el arte, y la arquitectura, pero estaba profundamente decepcionada por la comida, solo vi restaurantes españoles…A pesar de amar la paella, ¡tenia suficientes tapas por toda la vida! Estaba celebrando cuando encontré un restaurante chino a pesar de que era fusión y nada tradicional. Toda la comida fue cocinada por chefs españoles, pero no me ofendí y espero ver más comida no occidental en Madrid.

Tapas de Sichuan en el Mercado de San Miguel

En comparación, Los Ángeles parecía un paraíso con restaurantes de todos partes del mundo-un restaurante oaxaqueño, coreano, o italiano pueden estar en la misma calle. Siempre estoy impresionado por el paladar de mis compañeros. Nosotros podemos apreciar una buena biryani de india o un elote de un vendedor ambulante y todo es normal. Más importante, hay un profundo respeto por la comida y la cultura. Somos muy afortunados de tener una educación y poder la oportunidad a explorar comidas diferentes. Creo que la oportunidad de cocinar y comer la comida de otra cultura está importante a comprender las personas detrás de la comida. Cualquier “traducción” es importante, en mi opinión, cuando promueve la educación y la curiosidad de otras culturas.

El intento de los chefs como Bayless o Ivan Orkin de Ivan Ramen en NYC es bueno, aunque el éxito que tienen es en parte porque su privilegio-no son inmigrantes. Pero, los dos hablan la lengua y pasaron tiempo viviendo en los países. Bayless dijo “It doesn’t come from a shallow understanding; it comes from a deep understanding.” Ellos quieren compartir sus experiencias en una manera honesta, En el otro lado, me recuerda a los lugares como Sunlife en USC Village que se benefician de otras culturas y quita la historia de la comida. Por ejemplo, acaí es de américa del sur, turmeric de las practicas ayurvedicas en India, y matcha es un té japonés. Nada de esta tienda me recuerda a estos países de origen. Se ha convertido en un gran negocio para crear “health foods.” ¿Esto es correcto o incorrecto?

Por supuesto, los chefs tienen una responsabilidad a hacer investigaciones y preparar comida en una manera respetuosa. Es bueno que los chefs puedan explorar otras formas de cocinar, pero por muchos lo que cocinan afecta la percepción del publico. En el libro de la profesora, el reportero Peterson, no entiendo la política de la venta ambulante y ese era el problema. No es porque el es anglo. Los chefs deben entender las consecuencias. Como un estudiante de Oberlin, “when you’re cooking a country’s dish for other people, including ones who have never tried the original dish before, you’re also representing the meaning of the dish as well as its culture.” Una excepción: no digas que es comida tradicional. Los estudiantes de Oberlin estaban muy molestas y dijo “How could they just throw out something completely different and label it as another country’s traditional food?” Pero, cafeterías no están intentando de hacer comida “autentica” y también tienen recursos limitados. El esfuerzo por diversificar es bueno pero ¿deberían estar al mismo nivel que los restaurantes?

Quiero terminar con esto. Hay una diferencia en poder entre los dueños de los restaurantes. Como el articulo de NPR, “An American-born chef is more likely than an immigrant to have the connections and the means to grab investors or news media attention — even more so if the chef came up through a prestigious restaurant or culinary school or is quick with a witty quote.” Por ultimo, hay personas que se están beneficiando de la comida de otra cultura y tener más privilegios. Pero, como consumidores, nosotros tenemos poder también. Si un restaurante tiene una tergiversación terrible de la comida de su cultura no gastes dinero en eso. Usa su dólar y apoyar los negocios pequeños. También puede educar a otros sobre un plato tradicional o método de cocción en lugar de detener la diversidad en la alimentación. ¡Porque así es como se hacen toda la comida buena!

Referencias

Friedersdorf, Conor. “A Food Fight at Oberlin College.” The Atlantic, 21 December 2015, https://www.theatlantic.com/politics/archive/2015/12/the-food-fight-at-oberlin-college/421401/.

Godoy, Maria, and Kat Chow. “When Chefs Become Famous Cooking Other Cultures’ Food.” NPR, NPR, 22 Mar. 2016, http://www.npr.org/sections/thesalt/2016/03/22/471309991/when-chefs-become-famous-cooking-other-cultures-food.

Noyes Saini, Anne. “Other People’s Food Pt. 1: White Chef, Mexican Food.” The Sporkful, 21 March 2016, http://www.sporkful.com/other-peoples-food-part-1-rick-bayless-white-chef-mexican-food/. Podcast.

Portnoy, Sarah J. Food, Health, and Culture in Latino Los Angeles . Rowman & Littlefield, 2017.

Apreciación versus apropiación: ¿Cuál es cuál?—Angelina Girgis

Aunque nadie tiene la autoridad para determinar quién tiene el derecho para representar la comida de una cultura o un país, creo que una representación adecuada viene con una apreciación profunda de la cultura. Una persona que representa una comida o cultura debe hacerlo por las razones correctas: no porque esté “de moda” o “cool”, pero porque admira su riqueza y complejidad y se consume con el deseo de compartirlo con el mundo. Gastan su tiempo y energía no solo en aprender sobre recetas, sino también en las personas de esa cultura. Es posible que un chef de una cultura diferente cocine y prepare la comida de una cultura que no es la suya, siempre que lo haga de la manera correcta con las intenciones correctas.

Para discutir “cultural appropriation”, primero debemos definirla. Admiro la interpretación de Devyn Springer del concepto porque transmite con mayor precisión el sentimiento de lo que significa esta frase: “Cultural appropriation, or ‘appropriation that occurs across the boundaries of cultures’ (Young), is when “members of one culture (outsiders) take for their own, or for their own use, items produced by a member or members of another culture (insiders)’…Appropriation itself is not an inherently immoral or even unusual occurrence.” Pero, en su artículo, argumenta que es más preciso llamarlo “cultural misappropriation”:

Cultural misappropriation distinguishes itself from the neutrality of cultural exchange, appreciation, and appropriation because of the instance of colonialism and capitalism; cultural misappropriation occurs when a cultural fixture of a marginalized culture/community is copied, mimicked, or recreated by the dominant culture against the will of the original community and, above all else, commodified.

Devyn Springer, Medium

El uso de la frase “cultural misappropriation” indica que hay una diferencia entre apropiación neutral y apropiación problemática. Según el artículo de Conor Fridersdorf, “cultural appropriation” en los Estados Unidos es “mixing and matching and intermingling and borrowing and stealing and creating new traditions out of whole cloth.” Esta oración trae a la mente el concepto de “the melting pot”, que, en mi opinión, es una de las cosas que hacen que nuestro país sea tan único. Mezclar culturas o para que una cultura tome prestados elementos de otra cultura no es inherentemente algo malo. Esto, de hecho, ocurre todo el tiempo y se consideraría una apropiación neutral. Si alguien que no es de una cultura desea cocinar la comida de esa cultura solo lo hace para ser “quirky” y no lo hace de manera respetuosa, esto se consideraría una apropiación problemática.

En el podcast de NPR, Bayless explicó que cuando explicaba los ingredientes de un plato mexicano a sus clientes, su propósito era hacer que se dieran cuenta de que las comidas étnicas no son tan “scary” como parecen. Para él, cocinar comida mexicana como un hombre blanco era una forma de traducir. Si bien entiendo la perspectiva de Bayless, estoy de acuerdo con Pashman en que aunque toda traducción no es colonialización, “all translation is a loss”, que es algo inevitable.

Una representación chistoso de “columbusing.”

Según el libro de Portnoy, el acto de “columbusing” es “the act of reckless and thoughtless appropriation (typically by rich white
people) of a thing that has been around for years or decades (a thing that
usually belongs to non-white people).” Esto es lo que la gente acusó a Bayless de hacer. En el podcast, él respondió con frustración evidente en su voz:

Those people that say it are usually very political, and they have a mouthpiece and they just go around saying it…I know that there have been a number of people out there that criticized me only — only — because of my race. Because I’m white, I can’t do anything with Mexican food. But we have to stop and say, ‘Oh wait, is that plain racism then?’

Rick Bayless, NPR

Aunque, después de escuchar el podcast, creo que Bayless tiene buenas intenciones, también creo que desconoce su privilegio como hombre blanco en los Estados Unidos. No se le debe negar el derecho a cocinar comida mexicana, pero también debe darse cuenta de que ser un hombre blanco lo ayudó a recibir la fama y el reconocimiento que tiene hoy. Ser blanco en los Estados Unidos viene con poder, privilegios, y conexiones que los inmigrantes no tienen. Si una persona blanca decide cocinar comida que no es parte de su cultura, casi siempre se considera una “foreign cuisine” en lugar de una “ethnic food”. Si, por ejemplo, un chef hindú cocina comida de su cultura, no recibirían tanto reconocimiento porque esto es lo que se espera que cocinen. Para mí, no importa quién cocina comida en un restaurante “étnico”, siempre y cuando conozcan los privilegios que pueden tener si no son de esa cultura. Igualmente, es posible para los no-latinos escribir sobre la comida latina. Mientras reconozcan que son estudiantes de la cultura y, lo que es más importante, reconozcan el poder que tienen como personas blancas en la sociedad estadounidense, pueden usar su privilegio para dar a conocer los problemas que enfrentan los latinos.

En el caso de la cafeteria de Oberlin, estoy de acuerdo con la afirmación de que “if people not from that heritage take food, modify it and serve it as ‘authentic,’ it is appropriative”. Pero, si estuviera en su lugar, no lo haría parecer que es el fin del mundo como lo hacen. Por ejemplo, en mi experiencia, he visto que las cafeterías de la USC sirven cuscús y shawarma (desafortunadamente no tengo fotos). Como sé que los chefs no están particularmente familiarizados con la cocina arabe, no me ofendió cuando la comida no sabía bien. Yo diría que los chefs trataron de “traducir” la cocina lo mejor que pudieron. La clave es no tener altas expectativas para los dining halls.

Como hemos discutido antes, no creo que los restaurantes como X’tiosu Kitchen o Taco Bell se involucren en apropiación cultural porque ninguno de ellos dice que sirve auténtica comida mexicana. En cambio, son dos interpretaciones muy diferentes de una cocina. X’tiosu Kitchen es un restaurante de fusión, mientras que Taco Bell es un restaurante de comida rápida. No hay promesa de autenticidad allí, por lo que sería una tontería hacer un reclamo de apropiación cultural.

Referencias

Friedersdorf, C. (2015). Oberlin College’s Food Fight. The Atlantic. Retrieved 7 April 2020, from https://www.theatlantic.com/politics/archive/2015/12/the-food-fight-at-oberlin-college/421401/.

Godoy, M. (2016). When Chefs Become Famous Cooking Other Cultures’ Food. Npr.org. Retrieved 7 April 2020, from https://www.npr.org/sections/thesalt/2016/03/22/471309991/when-chefs-become-famous-cooking-other-cultures-food.

Portnoy, S. (2017). Food, Health, and Culture in Latino Los Angeles. Rowman & Littlefield.

Springer, D. (2018). Resources On What ‘Cultural Appropriation’ Is and Isn’t. Medium. Retrieved 7 April 2020, from https://medium.com/@DevynSpringer/resources-on-what-cultural-appropriation-is-and-isn-t-7c0af483a837.

Colonizando la comida

Por Rachel Sanchez

Soy una estudiante de sociología, así pienso mucho en la cultura y apropiación. Es difícil para definir totalmente que es la apropiación de diferentes aspectos de cultura. No tenemos una definición completa que incluye todas de las ideas. Por eso, estoy de acuerdo (más o menos) con la definición en el artículo del Atlanticcuando dice que América participa en la “mixing and matching and intermingling and borrowing and stealing and creating new traditions out of whole cloth.”Pienso que la parte más importante es la idea de “borrowing and stealing” que ocurre cuando las personas de diferentes culturas apropian las tradiciones de grupos. La diferencia de apropiación y honor es la idea de nueva propiedad que borra la historia de esa cultura. Muchas que “prestan” ideas, tradiciones, o recetas no entienden las historias de que roba, así es la realidad que “all translation is lost” (Sporkful).

Para mi, una persona que crecí en el Bay Área, un lugar con mucha comida diversa, veo problemas con la idea que nadie de una cultura diferente puede cocinar comidas diferentes. Muchas veces en mi casa, trato de cocinar comidas nuevas y de culturas diferentes de mío. Pero, la diferencia es que yo no saco provechos de las comidas que cocino. Solamente como solo o con amigos, pero no afirmo que mi cocina es una parte de mi o es “autentica.” Entiendo que no entiendola historia de la cultura o las comidas, así no trato de replicar, ¡solamente quiero comer las comidas otra vez y ahorra dinero en el proceso! Y también, no pienso que todos de los restaurantes que cocinan comidas diferentes de sus culturas están apropiando las culturas. Por ejemplo, X’Tiosu tiene las raíces oaxaqueñas, pero también tiene una conexión con la comida libanesa a cause de sus vecinos. Quiere celebrar la cocina diferente y crear algo nuevo, pero la idea y los platos primarios son de la cultura original. No trata de copiar o cambiar una cocina sin historia, quiere añade a su cultura con las carnes de otra, ¡pero se hice con respeto! 

Hay una línea fina entre la “autenticidad” y apropiación. Muchas que apropian la comida piensan que sus comidas son autenticas sin conocimientos sobre la cultura o la historia. Sí, es cierto como comidas y culturas pueden adaptar a las situaciones nuevas, pero el proceso tiene muchas dificultades y puede “whitewash” una historia. Por ejemplo, Pilcher describe la apropiación de chiles en los Estados Unidos en la forma de polvo, en las latas, en “chili mac” y en “Cincinnati Chili” (191). También, “Some Anglo Texans eventually denied the Mexican origins of chili con carne, although the cowboy cooks credited with the recipe also learned their ranching skills from Mexican vaqueros” (191-2). En Cincinnati, chili se pone a una comida auténtica para su área. Adapta las recetas y comidas para incluir esta comida nueva hasta que se convirtió en auténtico. Pero, no reconoce la historia de los chiles, el proceso agrícola, o el impacto en las cocinas mexicanas. Por eso, si es “auténtico” en ese mundo, también es una apropiación porque no entiende, reconoce, o respeta la cultura y historia que deriva de. 

Por otro lado, hay problemas con los críticos y como reportan sobre la comida. La idea de “columbusing,” o la apropiación por un gringo de cosas que pertenecen a grupos marginalizadas (Portnoy 106). Con el ejemplo en el libro, estoy de acuerdo con la idea que Peterson no está justificada en su explicación que el vendedor entiende los impactos de su artículo. Es el deber del reportero para saber el peligro potencial que puede ocurrir si algo como una dirección está publicada. Hay peligro con la cuidad de Los Ángeles si sabe la ubicación directa de un puesto, pero Peterson no comprende la gravedad de sus palabras. Es injusto para explotar una persona “con consentimiento” cuando es su trabajo para entender y proteger la seguridad de las personas en sus artículos.   

Entonces, hay mucha apropiación de comida y cultura. Muchas no cuidan para aprender sobre culturas diferentes, sus historias o las significas de sus comidas. Por lo tanto, es fácil para los privilegiados y miembros del grupo dominante aprovechar los grupos diferentes. No es justo, pero es nuestra realidad. Necesitamos proteger las cocinas y celebrar y respectar sus historias. 

Referencias

https://www.theatlantic.com/politics/archive/2015/12/the-food-fight-at-oberlin-college/421401

Portnoy, Food, Health and Culture in Latino Los Angeles. USC Library.

Pilcher, Coming Home to Salsa: Latino Roots of American Food. Nps.gov.  

¿Apropiación cultural o apropiación indebida cultural? por Brian

La apropiación cultural es un tema extremadamente sensible y polarizante. Para ser sincero, me siento un poco incómodo hablando sobre el tema, ya que no creo que esté tan calificado como las personas que debaten la idea todos los días. Después de leer los artículos sobre apropiación cultural, siento que tengo una mejor idea de lo que significa, pero todavía estoy bastante confundido y tengo muchas preguntas. El primer artículo escrito por Devyn Springer fue muy interesante, ya que pude sentir su tono molesto si no enojado desde el principio. El artículo parecía muy políticamente cargado, y parecía que Springer sostenía la opinión de que la apropiación indebida cultural se había desenfrenado y que las personas que se aprovechaban de la situación debían detenerse. No estoy necesariamente en desacuerdo con Springer, pero no estoy seguro de si su tono acusador es la forma de progresar. Sin embargo, hace algunos grandes puntos, especialmente cuando habla de la diferencia entre apropiación cultural y apropiación indebida cultural. Springer dice: “Cultural misappropriation distinguishes itself from the neutrality of cultural exchange, appreciation, and appropriation because of the instance of colonialism and capitalism; cultural misappropriation occurs when a cultural fixture of a marginalized culture/community is copied, mimicked, or recreated by the dominant culture against the will of the original community and, above all else, commodified.”(Springer). Este es un punto importante, porque es imperativo que la gente entienda que no todo intercambio de cultura es negativo. Puede haber intercambios culturales extremadamente positivos y respetuosos, y por esta razón, la apropiación cultural no es intrínsecamente incorrecta. Lo que es inherentemente incorrecto es la apropiación indebida cultural, como se definió anteriormente. Este no es un punto que tenía claro antes de leer los artículos, así que me alegra que Springer lo haya aclarado. También tengo que estar de acuerdo con él en que es importante que las personas usen el término apropiación indebida cultural en lugar de apropiación cultural cuando ven algo mal. Esto ayudará a aclarar las cosas para que otras personas no se confundan tanto como yo.

El siguiente tema relacionado con Rick Bayless también es controvertido y no me siento calificado para comentar. Creo que lleva toda una vida convertirse en un gran chef, y a lo largo de sus vidas, comienzan a comprender las cosas sobre la comida y a mirarla de una manera que ni siquiera podía imaginar. Por esta razón, me resulta difícil decirle a un chef que no debe cocinar algo porque lo veo como apropiación indebida cultural. Sin embargo, también veo el otro lado del argumento. Muchas etnias sienten que están siendo marginadas y aprovechadas cuando alguien usa su comida cultural para ganar dinero o ganar fama. Ambas partes parecen tener argumentos legítimos. Por un lado, parece que Rick Bayless ha mostrado un gran respeto por la tradición culinaria mexicana, ya que ha pasado mucho tiempo viajando por México para aprender todo sobre su cocina. Incluso aprendió español, lo que parece un movimiento muy respetable (NPR). Sin embargo, también veo por qué la gente está molesta por su éxito, ya que utilizó las tradiciones de otra persona para hacerse famoso y rico. No estoy seguro de si existe una solución adecuada para este problema, pero si ambas partes se unen de manera respetuosa, estoy seguro de que el resultado podría ser un diálogo saludable.

El tercer artículo que me llamó la atención fue el de los estudiantes del Oberlin College. Entiendo que los estudiantes estaban muy decepcionados con su comida, ya que muchos de los estudiantes internacionales esperaban con gusto el sabor de su país de origen antes de sentirse amargamente decepcionados e incluso ofendidos por un sustituto pobre (Atlantic). Puedo ver cómo esto podría ser muy molesto para los estudiantes, pero no sé si justifica sus acciones. Los estudiantes universitarios lidian con la mala comida todo el tiempo, como la mayoría de nosotros sabemos desde el primer año en la USC. “Everybody’s Kitchen” o “EVK” es terrible y a los niños de la USC les encanta que la gente se entere. Sin embargo, creo que nunca escuché a alguien quejarse de que era culturalmente insensible. Obviamente, sus tacos no son tan buenos como los tacos tradicionales de las calles de la Ciudad de México, pero esta es una expectativa irracional para un estudiante. No hay chefs profesionales que preparen la comida, y tienen que preparar alimentos que puedan prepararse para muchas personas muy rápidamente, por lo que es comprensible si la salsa marinara no sabe como si fuera directamente de Sicilia. Sin embargo, todos tienen derecho a una opinión, y si los estudiantes están realmente molestos por la comida de la cafetería, definitivamente deben hablar con la administración. Creo que si van a la administración de manera respetuosa y no hacen nada para ayudar, entonces sí, siéntanse libres de quejarse abiertamente. Sin embargo, no creo que esto sea lo primero que hagas. No es ideal que un plato tradicional se sirva mal en una universidad, pero no creo que esa sea la intención. Las universidades necesitan continuar mejorando sus alimentos, pero los estudiantes deben comprender que esta no es una tarea fácil. En cambio, deberían trabajar con sus respectivas escuelas para encontrar una solución que funcione para ambas partes.

Toda esta discusión ha sido muy interesante y un poco incómoda. Definitivamente aprendí mucho sobre la apropiación cultural, pero siento que hay mucho más que aprender sobre un tema tan controvertido. Ambas partes del argumento tienen buenos puntos, y no sé si hay necesariamente una parte que sea correcta. Sin embargo, es importante que ambas partes se unan de manera respetuosa para resolver sus diferencias. Si los chefs abren un diálogo con el público, podría ayudar a ambas partes a avanzar en la dirección correcta.

Citas:

Springer

“Resources on what cultural appropriation is and isn’t,” Medium.com, Sept. 11, 2018, https://medium.com/@DevynSpringer/resources-on-what-cultural-appropriation-is-and-isn-t-7c0af483a837

NPR

“When Chefs Become Famous Cooking Other Cultures’ Food,” NPR. http://www.npr.org/sections/thesalt/2016/03/22/471309991/when-chefs-become-famous-cooking-other-cultures-food

Atlantic

“A Food Fight at Oberlin,” https://www.theatlantic.com/politics/archive/2015/12/the-food-fight-at-oberlin-college/421401/ 

La comida como arma de apropiación y apreciación cultural ~ Por Natalie MacEwan

California es conocida por su geografía diversa, buen clima y comida increíble que representa innumerables culturas globales. Solo en Los Ángeles, puedes probar Italia, Corea, Tokio, México, El Salvador y muchos otros países en unas pocas millas. Con tantas culturas mezclándose en una ciudad, las prácticas alimentarias, las estrategias de cocina y los gustos distintos a menudo se combinan creando muchos de los amados restaurantes de fusión por los que Los Ángeles es conocido.

Sin embargo, la pregunta es si esta comida todavía se considera auténtica y si los dueños de restaurantes ambiciosos tienen derecho a representar la cultura o las comidas de otro país. ¿Existe una línea entre abrazar y apoyar una cultura y apropiación cultural? ¿Una regla tácita entre respetar la tradición y apoyar la innovación que no se puede cruzar?

Desde la pandemia de coronavirus, me he encontrado fuera de Los Ángeles, en West Lafayette, un pequeño pueblo a las afueras de Indianápolis en Indiana. Allí, con amigos, pasamos noches pidiendo comida en restaurantes locales, pero lo que realmente me hizo pensar fue la noche en que ordené un taco en un restaurante mexicano local. Sin embargo, el “taco” que recibí no se acercaba a la comida mexicana con la que me habían mimado en Los Ángeles (especialmente después de medio semestre explorando Los Ángeles y probando algunos de los mejores tacos de la ciudad) y se parecía vagamente algo que podría imaginar ordenar de un menú de Taco Bell. Extremadamente decepcionado, le dije a un amigo o dos que no era comida mexicana y de mala gana comí mi “taco”.

“Tacos” de comida rapida- Taco Bell y Del Taco

Ahora, inspirado por escritores como Friedersdof, Portnoy y Springer, comencé a pensar más en ese restaurante mexicano familiar en el medio de West Lafayette, Indiana, e investigué un poco sobre el propietario y su lugar en la comunidad. Lo que descubrí fue que el restaurante era propiedad y estaba dirigido por un hombre blanco que nació y se crió en un pequeño pueblo a las afueras de Indianápolis que se enamoró de la comida mexicana y decidió que había suficiente demanda para abrir un restaurante mexicano en una comunidad que carecía de cultura o comida mexicana. Sus intenciones como propietario eran buenas, de llevar comida mexicana a una comunidad que carecía de ella, sin embargo, la ejecución de estos platos fue una injusticia para la comida y la cultura mexicana que había crecido rodeado en el sur de California. Entonces, ¿tenía derecho a representar la comida y la cultura de un país que no era el suyo? ¿Es posible que un chef de una cultura diferente pueda preparar alimentos diferentes a los suyos? ¿Son estos restaurantes “mexicanos” que sirven comida mexicana “auténtica” un mal servicio a las culturas que pretenden representar y una forma de apropiación cultural?

La Calle Olvera- Los Angeles

Esta línea de pensamiento me recordó la excursión que hicimos en clase a la Calle Olvera en Los Ángeles. La Calle Olvera es una pintoresca atracción turística: un callejón empedrado con edificios coloniales españoles, ubicado en el corazón del centro industrial de Los Ángeles. Está rodeado de restaurantes y puestos de venta de recuerdos mexicanos junto a una plaza conocida por organizar exposiciones culturales y festividades. Sin embargo, la verdad es que la historia de la calle Olvera es mucho más que apoyar la cultura mexicana en Los Ángeles, de hecho, es un ejemplo de innovación y “apropiación cultural” de una cultura conocida por su vitalidad.

Sin embargo, creo que la diferencia entre el dueño del restaurante mexicano blanco en Indiana y el Calle Olvera es la intención. El dueño del restaurante buscó compartir una cultura diferente a la suya en una comunidad que sentía que carecía de diversidad cultural, mientras que la Calle Olvera comercializa la apropiación cultural en aras de atraer más turistas y vender más productos. Lo importante es la apreciación detrás de la cultura y la comida que representa. Como dijo un chef en Portland, “Realmente no me interesa si preparas comida coreana sin ser coreano, pero hazlo con respeto y que sepa bien. Conozco chefs que hacen comida coreana maravillosa y no son coreanos. Pero se distinguen por haber realizado investigaciones sobre esta gastronomía, respetan los sabores y saben lo que están haciendo ”(Vice).

Rick Bayless, cocina y sirve comida que es muy diferente a la de su propia cultura, pero lo hace de una manera sin apropiación cultural, blanqueamiento o estereotipos. En cambio, hizo un esfuerzo por educarse y entrenarse bien antes de atreverse a cocinar alimentos mexicanos, viajar a México con frecuencia y volverse bilingüe.

Del mismo modo, los propietarios de X’Tiosu Kitchen son un excelente ejemplo de cómo administrar un negocio cocinando alimentos de una cultura diferente a la suya en forma de un restaurante de fusión que sirve comida libanesa con un toque oaxaqueño. Inspirados en uno de sus trabajos trabajando en un restaurante libanés, a los dueños se les ocurrió la idea de tomar lo que aprendieron sobre la cocina del Medio Oriente y lo adaptaron en su propia cocina con ingredientes tradicionales de Oaxaca. Su esencia misma juega con la cocina tradicional de Oriente Medio y Oaxaqueña, pero al hacerlo son alimentos innovadores y globalizadores en Los Ángeles.

Creo que, como consumidores, todos tenemos un papel importante en ser conscientes de la apropiación cultural y las elecciones que hacemos que podrían apoyarla, especialmente en ciudades globales como Los Ángeles, que establecen el tono para que otras ciudades sigan. Si esperamos que los propietarios y los chefs estén bien educados y sean respetuosos con los alimentos que están preparando, también debemos ser respetuosos con las culturas que representan.

Apropriación vs. aprecio de la comida

Por Danielle Collins

Pienso que la conversación sobre la apropriación cultural, de comida u otros aspectos de la cultura, es importante e interesante porque es relevante en muchos contextos. He hablado sobre apropriación con una de mis profesores de literatura porque ha aparecido en muchos libros de la clase. Ella tiene una filosofía que me gusta mucho: no es apropriación si haces dos cosas. Primero, necesitas reconocer que la cosa no es parte de tu cultura y dar crédito a la cultura original. Segundo, necesitas tratar la otra cultura con respeto completo. Una cosa más que yo quiero añadir es que, también, una persona no debe ocupar espacio de otra persona. En otras palabras, si no eres de una cultura, no debes ocupar espacio que podría ser para alguién que sí es parte de esa cultura. Obviamente no hay reglas perfectas para definir apropriación, pero pienso que podemos referirnos a esas ideas para analizar a los casos de las lecturas. 

Qué es el Respeto: El respeto es un... - INSTITUTO POLITÉCNICO ...

Usando esas “reglas” imperfectas, pienso que sí, es posible para una chef cocinar la comida de una cultura no suya. Pero, pienso que Bayless no sigue esas reglas. No es una forma de racismo de criticar a un chef blanco por cocinar comidas de otras culturas: es una forma de asegurar que no está apropriando la comida. La respuesta de Bayless es muy defensivo, y muestra que él no reconoce la importancia de respetar a la cultura que él está usando. En mi opinión, Bayless sí tenía la derecha de cocinar comida mexicana, pero perdió esa derecha con su falta del respeto. También, pienso que Bayless sí tiene ciertos privilegios, y por eso es posible que está ocupando espacio de otros chefs. 

Frontera Foods | Authentic Gourmet Mexican Flavors

Para escribir sobre comida de otra culturas, necesitas seguir reglas similares. Incluso ahora no sé si tengo la perspectiva de escribir sobre apropriación cultura, porque no soy de una cultura que puede ser apropriada (porque, para mí, apropriación es cuando alguien de una cultura dominante toma cosas de una cultura con menos privilegios). Pero, otra vez, pienso que la escritura debe reconocer su perspectiva para que los lecturas sepan quién es. También, la escritura debe hacer todas las investigaciones necesarias para ser educada en la tema y la cultura. Especialmente, debe hablar con personas que sí son parte de la cultura e incluir sus voces. Finalmente, el respeto es todavía lo más importante. 

La distinción entre “columbusing,” o colonización, y traducción es muy importante. Y, otra vez, pienso que tiene que ver con el respeto. Estoy de acuerdo con Bayless que “cada traducción no es un acto de colonización,” pero muchas veces sí son un acto de “columbusing,” tal vez si es sin intención porque normalmente “sin intención” es un eufemismo por la ignorancia. Si vas a traducir una comida, debes seguir las reglas: dar crédito a la cultura, reconocer que no eres parte de esa cultura, y dar respeto completo. Porque también estoy de acuerdo con rey que, “all translation is a loss” — si haces un cambio, si vas a perder algo. Pero esa pérdida no es necesariamente una cosa mala. Pienso que la traducción de comida puede ser un acto del aprecio y valoración. La creación de tradiciones nuevas puede ser una cosa buena si das crédito a todas las culturas que ayudaron en crear esa tradición nueva. Si un chef no latina le encanta comida latina y quiere compartir la comida con su propia comunidad, puede hacerlo si no está ocupando espacio que un chef latino puede ocupar. Y si el chef no latino hace cambios, también debe reconocer esos cambios. El concepto de “columbusing” o colonización viene cuando un chef blanco cocina comida de culturas no blancas sin crédito o respeto, y también está quitando oportunidades de otras personas. 

Apropiación Cultural: ¿Se Están Robando Nuestra Cocina Mexicana?

El caso de Oberlin es interesante, y no tengo una opinión clara, pero pienso que el salón comedor de la universidad no pretende de ser “autentico,” y por eso no es apropriación. Los salones comedor están tratando de tener comida de culturas diferentes, pero no están ocupando espacio de otras personas ni llevando crédito por la comida. Es posible que deben hacer un trabajo mejor en proporcionando comida de otras culturas, pero no pienso que están apropriando la comida. El ejemplo de Taco Bell representa la apropriación cultural de comida. Según un artículo de LA Eater, el fundador de Taco Bell, Glen Bell, tenía un restaurante de hamburguesas y hot dogs enfrente de un restaurante mexicano, Mitla Cafe. Bell robó la receta de Mitla Cafe, y empezó a vender esa comida en su restaurante. Bell no dio crédito a Mitla Cafe, ni respeto a la jefe, y también ocupó el espacio que debería haber sido para Mitla Cafe. Cuando cambió la comida para sus clientes americanas, era un ejemplo de colonización en vez de traducción porque no dio crédito ni reconoció los cambios.

Taco Bell Will Add Vegan Meat to Menu Next Year | VegNews

Fuente: https://la.eater.com/2015/1/30/7952807/san-bernardino-mitla-cafe-history-taco-bell-feature-photos

Talia Aranda – ¿Puedes reclamar una comida?

Algunos aspectos mágicos de la comida incluyen la forma en que une a las personas para compartir la cultura de otra persona, experimentar el sabor de la familiaridad y la comodidad, y simplemente probar algo nuevo. Desafortunadamente, la comida, algo festivo y nutritivo, no está libre de racismo y apropiación cultural.

La acción de comer significa más de disfrutar la comida de otra cultura en la cultura dominante, porque muchas veces monetiza la comida que no es tradicionalmente suya y se beneficia de la cultura de otra. Esto es especialmente importante porque los chefs y dueños de negocios de culturas no dominantes no tienen acceso para hacer lo mismo. Como dice en Food Across Borders, “the act of eating became a metaphor for solidarity, belonging and exclusion; the line we draw and defend against the outside” (DuPuis, Garcia, Mitchell, 1)

El problema no es quién tiene permitido hacer cosas, es la manera en que se hacen las cosas. Si vas a promocionarte como alguien que cocina o vende comida de una cultura, en la que no creciste, diría que también es tu responsabilidad asegurada de lo que estás haciendo en una manera que realmente respeta a las personas que crecen en la cultura, y las personas que inventaron algunas de las cosas que estás haciendo. La realidad es que, si desea abrir un restaurante “auténtico”, debe familiarizarse con los ingredientes y el idioma, antes de comenzar el restaurante. Si dice que tu eres el dueño de un restaurante, no puedo afirmar que es auténtico mexicano si solo vende tortillas, salsa y tacos.

Una forma de apropiación cultural que yo vi en mi experiencia es cuando un alimento cultural se altera para tener más verduras o granos integrales. Por ejemplo, Trejos Tacos en USC Village tiene opciones como “vegan quinoa tostado” y “black pepper tofu taco”. Es posible en este caso, el plato, como taco o tostado, cambie drásticamente diferente, en una manera que puede ser ofensiva, especialmente cuando lo llamamos una “versión saludable” de lo que sea. Sin embargo, esto implica una definición racializada de salud, que asume que los alimentos de “culturas blancas” son saludables, cuando los alimentos tradicionales de culturas de color no son saludables.

Hay muchos argumentos en contra de las personas que cocinan alimentos de otra cultura, que dicen que pueden cobrar precios más altos y ganan notoriedad con esta cocina, mientras que los nacidos en la cocina y cuya herencia pueden cobrar más de unos pocos dólares rara vez. Cuando hay un chef blanco que vende comida saludable, el chef se está “colombusing”, lo que se define en el libro de Profesora Portnoy como ” the reckless and thoughtless act of appropriation (typically by wealthy white people)” (Portnoy 106). No creo que sea imprudente o irreflexivo cuando un hombre blanco vende comida mexicana más saludable, pero parece que los restaurantes étnicos son baratos, pero si se sirven en un restaurante más moderno, un vecindario mejor y quizás con propietarios blancos, entonces se equiparan con la cocina europea y estadounidense de alta gama. Por lo tanto, valen el precio, y la misma comida está en el plato. Implica que el factor importante no es lo que se está sirviendo, sino quién lo está sirviendo.

Sin embargo, otra parte de mí entiende que todas las cocinas son híbridas. El movimiento de personas, plantas y animales, incluso bajo la colonización forzada, la esclavitud y la explotación nos ha dado todas las cocinas que ahora estamos tratando de proteger. No tuvimos cocina italiana sin la fuerza de Colón (Anderson 188). No habría cocina mexicana si los españoles no hubieran traído trigo y una enorme variedad de plantas europeas y asiáticas.

Al final, las ideas de autenticidad, propiedad y habilidad culinaria pura están entrelazadas y son difíciles de desenredar. En resumen: es complicado. Personalmente, creo que la historia de la comida es la historia de la apropiación, la guerra y los matrimonios mixtos, y continuará cambiando constantemente. Con un mundo que, siempre cambiando, con cosas tan pequeñas como pasar a la siguiente ciudad o cosas grandes como virus corona, no podemos controlar cómo cambian los alimentos. La comida se mueve con los deseos y necesidades de las personas a las que sirve, por lo que estoy seguro de que podemos juzgar la comida con la pregunta: ¿si bien o no?

Work Cited

Anderson, E. N. Everyone Eats: Understanding Food and Culture, Second Edition. NYU Press, 2014. JSTOR, http://www.jstor.org/stable/j.ctt9qfm0f. Accessed 3 Mar. 2020.

García, Matt, E. Melanie DuPuis, and Don Mitchell. Food Across Borders. New Brunswick, New Jersey: Rutgers University Press, 2017. Print.

 Portnoy, Sarah J. Food, Health, and Culture in Latino Los Angeles. London, [England: Rowman & Littlefield, 2017. Print.

Apropiación: una idea en traducción

Por Victoria Friend

En la parte superior de mi estantería, tengo todos mis libros favoritos. Uno de los libros es Cien Años de Soledad, escrito por Gabriel García Márquez y traducido por Gregory Rabassa. Recuerdo que en el primer día que comenzamos a leerlo, mi profesora dice que Cien Años de Soledad tiene unas de las primeras líneas más famosos en el canon literaria: “Many years later, as he faced the firing squad, Colonel Aueraliano Buendia was to remember that distant afternoon when his father took him to discover ice”. había solo un problema: esa no es la línea primera que escribió Márquez. Es muy bonita, claro, y una línea primera fantástica, pero también es una línea en traducción. Tal es el problema con la traducción, ambos con la literatura, la moda, la cultura y la comida: en verdad, no es lo mismo como el original.

 

Por supuesto, hay gran similitudes y diferencias entre la traducción de la literatura y la traducción de la comida. Yo diría que los dos son ejemplos de apropiación cultural. Como define Devyn Springer en su artículo de Medium “Resources On What ‘Cultural Appropriation’ Is and Isn’t”, la apropiación cultural ocurre cuando “members of one culture (outsiders) take for their own, or for their own use, ítems produced by a member or members of another culture (insiders)”. Para mí, eso es el parte simple. Quiero comparar el ejemplo de Rabassa (traductor de Marquez) y otro ejemplo del cocinero Rick Bayless. Bayless fue descrito en el artículo de NPR “When Chefs Become Famous Cooking Other Cultures’ Food” como “one of America’s premier experts on Mexican food” y también como “a white guy from Oklahoma”.

rickbayless
Rick Bayless, “white guy from Oklahoma” y cocinero famoso de comida mexicana

Ambos Rabassa y Bayless están facilitando el uso de cosas (libros y comida, respectivamente) que son tradicionalmente de Colombia y Mexico, por el uso de otra cultura en los Estados Unidos.  Creo que la diferencia entre Rabassa y Bayless y sus propios métodos de traducción son en el “power dynamic” que describe Springer. Para mí, la traducción del Cien Años de Soledad es más como un ejemplo de “unobjectionable object appropriation” – sí, hay un cambio de la lengua, pero el nombre de Márquez todavía está en el libro. La idea es que el traductor es más o menos invisible, y no afirma las palabras y la cuenta de Márquez como suyo. En contraste, el trabajo de Rick Bayless con su comida mexicana y su restaurante Frontera es un ejemplo de “cultural misappropriation” que ocurre cuando “a cultural fixture of a marginalized culture/community is copied, mimicked, or recreated by the dominant culture against the will of the original community and, above all else, commodified”. O, para ser mas breve,  Bayless dice en Sporkful que esta “translating classic Mexican food for an American audience”, pero también está mercantilizando la cultura mexicana para ganar dinero de la gente americano y especialmente la gente blanca que no tiene experiencia con comida mexicana. Está traduciendo, pero no da el crédito necesario. También, como dice el profesor Ray en el mismo artículo de Sporkful, en el acto de traducción “you also lose some of the vernacular things that can’t be translated”. En un libro traducido, el lector sabe que hay una diferencia marcada – es imposible tiene una traducción perfecta. En mi opinión, Bayless no reconoce esta diferencia y tampoco reconoce los efectos negativos de su apropiación. Tiene un privilegio como cocinero blanco en los Estados Unidos que no tienen los cocineros mexicanos trabajando en la misma situación. También, creo que es posible que Bayless (no sé si saberlo o sin saberlo) está alentando lo que describe Prof. Portnoy en su libro como “columbising”, o “the act of reckless and thougtless appropriation (typically by rich White people) of a thing that has been around for years or decades (a thing that usually belongs to non-white people” (106). Está alentando un problema con sus traducciones

También con la traducción en términos de la comida, hay el problema de la comida fusión. Puede argumentar que restaurantes como X’Tiosu Kitchen, Kogi, o Revolutionario Tacos son ejemplos de traducción en varias formas. Para mí, esto es un tema más difícil que el caso de Gabriel Garcia Marquez o Rick Bayless. Como dije en mi último blog, hay una línea muy fina entre el uso de comida por la fusión y el uso de comida por la apropiación. En realidad, no sé dónde esta línea está – en mi opinión, es más probable que el lugar del línea cambie caso por caso. Lo más importante en un restaurante fusión – por lo menos, en mi opinión – es la creación de algo completamente diferente, que todavía respeta a sus orígenes. Puede probar las influencias mexicana y libanesa en la comida de X’Tiosu Kitchen y el mismo es la verdad por Revolutionario (no puede decir por Kogi). En estos casos, creo que es menos el caso de traducción y más como la creación de una lengua completamente nueva. Puede oír (o probar) las influencias originales, pero el producto es completamente único.

Fuentes:

Godoy, Maria, and Kat Chow. “When Chefs Become Famous Cooking Other Cultures’ Food.” NPR, NPR, 22 Mar. 2016, http://www.npr.org/sections/thesalt/2016/03/22/471309991/when-chefs-become-famous-cooking-other-cultures-food.

Márquez, Gabriel García. One Hundred Years of Solitude. Traducido por Gregory Rabassa, Harper Perennial, 2006.

Noyes Saini, Anne. “Other People’s Food Pt. 1: White Chef, Mexican Food.” The Sporkful, 21 Mar. 2016, http://www.sporkful.com/other-peoples-food-part-1-rick-bayless-white-chef-mexican-food/.

Portnoy, Sarah J. Food, Health, and Culture in Latino Los Angeles . Rowman & Littlefield, 2017.

Springer, Devyn. “Resources On What ‘Cultural Appropriation’ Is and Isn’t.” Medium, Medium, 11 Sept. 2018, medium.com/@DevynSpringer/resources-on-what-cultural-appropriation-is-and-isn-t-7c0af483a837.

Línea fina entre apropiación y reconocimiento- Claudia C.

La comida se convierte en parte de lo que somos y está determinada por nuestra cultura y cada país en el que vivimos de forma individual. Encontramos consuelo en la comida con la que nos criamos y en lo que es tradicional. Así como las recetas se transmiten de padres a hijos, las cocinas culturales se transmiten de generación en generación en los países. Se pone en tela de juicio el papel de los inmigrantes en las cocinas tradicionales de sus culturas. A menudo, los inmigrantes llevan la comida de sus culturas a su próximo destino como una forma de preservar sus identidades y tener esa comodidad mientras se mudan a nuevos lugares. La apropiación cultural relacionada con la comida y la cocina es un concepto multifacético. En un artículo escrito por The Atlantic, los estudiantes del Oberlin College señalaron que la experiencia del comedor era “cheap imitation” y “anything but authentic”, haciendo referencia a la universidad, “take on the cuisine of an island nation with Earth’s most sophisticated fishing culture,” (Friedersdorf). Tomoyo Joshi, una junior de Japón, dijo, “the undercooked rice and lack of fresh fish is disrespectful.” Ella agregó “when you’re cooking a country’s dish for other people, including ones who have never tried the original dish before, you’re also representing the meaning of the dish as well as its culture,” (Friedersdorf). Este es el centro de la discusión de apropiación cultural.

Rick Bayless, un chico de mediana edad de Oklahoma, ha sido nombrado uno de los principales expertos de Estados Unidos en comida mexicana. Muchos critican a Bayless por ser un hombre blanco que cocina tradicional mexicana. Estoy muy en conflicto con mi opinión sobre Bayless y su deseo de cocinar comida mexicana. Yo diría que está honrando las tradiciones y culturas mexicanas y está practicando lo que le encanta cocinar. Sin embargo, Bayless definitivamente tiene privilegios que muchos inmigrantes y latinos nativos no tienen. Bayless, ““is bilingual and spent years traveling through Mexico, studying regional fare…his devotion to Mexican cuisines runs deep,” (Godoy). Bayless dice su dedicación a la tradición Mexicana, ““doesn’t come from a shallow understanding; l it comes from a deep understanding. [He’s] done everything [he] can to make it on [his] own,” (Godoy). Creo que los chefs nacidos en Estados Unidos no tienen la ventaja cultural histórica y tradicional como otras culturas porque en realidad no tenemos comida tradicional “estadounidense”. Debido a esto, muchos chefs nacidos en Estados Unidos cuya pasión es cocinar, estudiar y aprender el arte de otras culturas y su rica historia. Creo que siempre y cuando los chefs sean respetuosos y mantengan las tradiciones de la cultura, están preparando la comida de la que es apropiado continuar sus prácticas. No creo que los chefs no latinos tengan la intención de ofender o culturalmente apropiarse de la comida que están preparando, sin embargo, hay una pérdida de consideración hacia los inmigrantes y nativos que están tratando incansablemente de hacer oír su voz. El verdadero problema es que Bayless tiene un restaurante exitoso y cobra altos precios por sus platos, mientras que las personas cuya herencia ha adquirido están cobrando un par de dólares por un taco de un camión.

“Columbusing” Sarah Portnoy dice en su libro que es el término que Peterson define como, ““the act of reckless and thoughtless appropriation (typically by rich white people) and thing that has been around for years or decades (a thing that usually belongs to non-white people).” Este término surgió porque Peterson es un escritor de comida anglo que escribió un artículo para Eater.com donde habló sobre el mejor maíz de la calle, o elote, en Los Ángeles. Muchos escritores de comida y blogueros culparon a Peterson de “columbusing”. Allí surge la pregunta de si es apropiado que alguien escriba sobre otra cultura o cocina que sea diferente a la suya. No creo que lo que hizo Peterson se considerara “columbusing”. Estoy de acuerdo con los escritores de comida mexicana-estadounidense Gustavo Arellano y Bill Esparza defendiendo a Peterson diciendo, “food is food, irrespective of issues or race or gentrification,” (Portnoy, 106). Creo que es apropiado y justificado que un no latino escriba sobre comida latina siempre que sea respetuoso y haya realizado la investigación y los estudios adecuados. Es importante que los escritores de alimentos adopten la cultura y la cocina sobre la que escriben y muestren su gratitud. Creo que mientras todo esto ocurra, no hay daño al escribir sobre la comida latina como no latino.

Los restaurantes de comida rápida son un tema interesante cuando se trata de apropiación cultural. Diría que los restaurantes de comida rápida, como Taco Bell, Panda Express y Chipotle no son cocinas tradicionales y auténticas para las culturas que representan. Taco Bell lanzó una tortilla frita, queso y crema agria para imitar algo que verías en las calles de México. Sin embargo, esto estaba lejos de ser una representación precisa. Creo que hay muchos ejemplos de apropiación cultural de alimentos de restaurantes que preparan y se benefician de un plato que no es su herencia. Personalmente, creo que el ejemplo de una comida culturalmente apropiada es la comida china americanizada. Muchos de los restaurantes chinos para llevar de su vecindario sirven galletas de la fortuna, que son irónicamente de la cultura japonesa. Pero la comida japonesa no es comida china, entonces, ¿por qué los estadounidenses hicieron de las galletas de la fortuna un alimento básico chino estadounidense? Del mismo modo, el contenedor de comida china es únicamente un invento estadounidense. Si bien ambas son necesidades en los restaurantes chinos estadounidenses, no las encontrará en los restaurantes de China. Los estadounidenses han cambiado la forma en que se prepara la comida china y ha perdido un sentido de la historia y la tradición debido a ello. Para mí, este es un ejemplo de apropiación cultural porque los estadounidenses han adoptado las costumbres culturales de la comida china sin comprender o respetar completamente la cultura y el contexto originales.

Screen Shot 2020-04-06 at 11.19.06 AM.png

 

Friedersdorf, Conor. “A Food Fight at Oberlin College.” The Atlantic, 21 December 2015, https://www.theatlantic.com/politics/archive/2015/12/the-food-fight-at-oberlin-college/421401/.

Portnoy, Sarah (2017). Food, Health, and Culture in Latino Los Angeles. USC Libraries/ProQuest Central.