La globalización de la cocina: Opciones deliciosas para todo el mundo por Mari

De acuerdo con The Migrant Kitchen: Globalization impacts Cuisine, Bill Esparza dice que la globalización en Los Ángeles consiste en la economía del inmigrante. No vienen a Los Ángeles a quitarle trabajo a angelinos, sino crean su propia economía a través de su cocina. Un ejemplo que usa Esparza es El Mercado ubicado en la Olympic y Central donde inmigrantes de México y Centroamérica se juntan para vender comidas típicas de sus países. Después de generaciones, hay unos vendedores ambulantes que aspiran ser chefs combinando productos de Los Ángeles, ingredientes de su niñez y nuevas habilidades mejores de cocina, en cambio, contribuyendo a la economía de Los Ángeles. Tomemos, por ejemplo, los dueños de Xtiosu que inmigraron a Los Ángeles de Oaxaca. Sabemos que uno de los dueños trabajo en un restaurante libanés por muchos años y después decidió abrir un local con su hermano en Boyle Heights combinando comida típica de Oaxaca, comidas libanesas que aprendió en su trabajo, y además nuevas técnicas. Tomando esta información en cuenta, no me sorprende la globalización que se encuentra en la cuidad de Los Ángeles. Estoy de acuerdo con E.N. Anderson de Foods and Borders cuando dice, “Los Ángeles no tiene su propia cocina y depende en su increíble variedad de talento” (199). En Los Ángeles uno puede encontrar comida tradicional de países de todo el mundo y comida innovativa como Kogi que combina cocina coreana con cocina mexicana.

En Identity and the Global Stew, Allison James, habla sobre el efecto que la globalización de cocinas puede o no puede tener en una identidad cultural. Estoy de acuerdo con James cuando  dice que la comida es para pensar de identidad. Como dije en mi blog número tres, pienso que cada comida tiene una historia, pero también cada persona tiene una historia. No es cuestión de blanco y negro. La comida tiene ambigüedad. James usa el ejemplo de un viajero británico de Inglaterra que va a un restaurante donde ordena una cena cosmopolitana que consiste en comida de India, el medio este, China, Grecia, Italia, Francia, y Escandinavia. Tomando este ejemplo en cuenta, James se pregunta si en el mundo en que vivimos con comidas globales crecientemente accesibles que crea un mundo excesivamente criollo, ¿Puede aún la cocina en cuestión ser usada como un marcador de identidad cultural? (James, 373). Pienso que si porque en Inglaterra todavía se puede comer comida tradicional. Además, dice James que ninguna cultura se mezcla ni homogeneiza por completo. Las comidas globales que se introducen solo enriquecen a la cultura del país, igual como la globalización de cocinas enriquece la cultura de Los Ángeles. Por ejemplo, la increíble selección de cocinas que tenemos en Grand Central Market. Es un expectativo que atrae a angelinos y a turistas igual. Me recuerda cuando visite Londres en 2017. Londres, igual que Los Ángeles ofrece una multitud de opciones de comidas de todo el mundo y esta fue unas de las razones que me encanto Londres. Pude comer pescado empanizado que es una comida típica, pizza, y comida de India deliciosa. En cuestión, de culturas Londres y Los Ángeles tienen culturas dentro culturas.

También pienso que si seguimos el método de Elizabeth y Paul Rozin del flavor principle podemos distinguir diferentes cocinas de todo el mundo. Dicen que las grandes cocinas del mundo son caracterizadas por yerbas, especies muy distintivas, preparaciones fermentadas, y condimentos diferentes en general. Los Rozins usan el ejemplo de la cocina China que tiene fama de ser extremadamente diversa. Sus aceites de cocinar, carnes, y platillos varean de lugar a lugar, aunque sean de la misma región (James, 190). Pero aún comparten una unidad de ingredientes como vino, arroz, salsa de soja, ajo, chile, jengibre, entre otros que podemos reconocer como la cocina China. Es ambiguo. No puede ser exacto

En fin, pienso que la globalización de cocinas es algo positivo. Es una forma de unir al mundo con algo que todos necesitan para sobrevivir y más que sea algo delicioso. Un estómago feliz pone una sonrisa en un rostro. La comida une al mundo. Incluso con la globalización de cocinas, el mundo tiene ilimitadas opciones de cocina por probar y expandir el paladar. Además de cocinas, hay la comida chatarra como McDonald’s y Burger King que hay por todo el mundo. Cuando turistas vienen a los EE. UU. quieren comer en estos lugares. Es algo con que pueden relatar. Igual, quieren comer la comida mexicana o cualquier otra comida depende en cual ciudad de los EE. UU. se encuentren. Para concluir, pensó que la globalización de cocinas significa opciones para el mundo. En cualquier momento del día uno puede ir a un restaurante y comer lo que a uno se le antoje, y sea tradicional o algo fusión. Y quiero agregar que solo porque sea comida fusión, no quiere decir que le quite lo especial a lo que es la comida tradicional. Estamos más conectados a través de la comida que pensamos. Entonces, ¿Qué quieres comer? ¿Tradicional o fusión? Tu estómago decide.

Trabajo Citado

Anderson EN. Everyone Eats: Understanding Food and Culture. New York: New York. University; 2005.

Esparza, Bill. The Migrant Kitchen: Globalization impacts cuisine. https://www.kcet.org/shows/the-migrant-kitchen/bill-esparza-globalization-impacts-cuisine

James, Allison. Identity and the Global Stew.

La Identidad Fluida de Comida– Yesenia Brasby

Comida es “literally for thinking about identity”

— Allison James

Desde las comidas caseras y fuerte del sur hasta la picante cocina latina del sur de California, los alimentos que conocemos y amamos también parecen representar una forma de vida. La comida se puede utilizar para representar una variedad de características, como el origen étnico, la religión y la clase social, lo que provoca un sentido de identidad (James). Entonces, ¿qué significaría si dos “identidades” distintas se entrelazan en cocinas como una comida de fusión?

Personalmente, no puedo recordar una vez que estuve en un restaurante de fusión aparte de la excursión a X’Tiosu Kitchen con mi clase de español. X’Tiosu Kitchen fue una mezcla de sabores hispanos y libaneses. Antes de aprender más sobre el lugar, pensé que los propietarios habrían sido hispanos y libaneses; sin embargo, este no fue el caso. Los propietarios de este establecimiento eran mexicanos, de Oaxaca, y se habían sentido atraídos por la comida libanesa. Uno de los propietarios explicó cómo su fascinación por los alimentos libaneses vino de su sorpresa por lo similar que era la comida libanesa a la comida mexicana.

Su menú consistía en varios alimentos de fusión, como tacos de pollo shawarma y burritos de falafel. Esta mezcla aparentemente extraña de culturas en realidad sabe bastante bien junta. Las combinaciones de fuertes sabores latinos con toques de influencia libanesa fueron especialmente prominentes en su humus a base de frijol. ¡Fue rico en sabor y delicioso!

Aunque la comida era innovadora y no completamente fiel a las creencias/costumbres de los propietarios, creo que este establecimiento es un buen ejemplo de la globalización que tiene lugar hoy en Los Ángeles. Es importante reconocer que “our cuisine [reflects] not just where we come from but where we are going” (DuPuis). En este caso, esta comida mexicano-libanesa representaba una fusión del patrimonio cultural y la apreciación culinaria en una ciudad que es conocida por su diversidad.

Al observar los alimentos de fusión de esta manera, se hace más obvio que los alimentos de fusión representan un “constant influence and borrowing” de sabores que viene con la globalización (Anderson). Creo que esta mezcla de alimentos y sabores es un resultado reciente del tipo de globalización que ha estado ocurriendo por mucho tiempo. Por esta razón, no creo que estas nuevas cocinas de fusión devalúen sus raíces auténticas. Creo que esta comida tiene una autenticidad recién descubierta. Por ejemplo, la comida que se considera la propia cocina de Los Ángeles es, de hecho, una cocina que nació de la mezcla de culturas en Los Ángeles. Esto significa que esta cocina mezclada es “auténticamente” de Los Ángeles, pero no es necesariamente auténtica para cada una de sus raíces culturales.

Sin embargo, como era de esperar, la ciudad de Los Ángeles todavía tiene varios restaurantes que se parecen mucho a los de otras culturas de diferentes países individualmente. Grand Central Market es un centro de tales lugares donde Angelinos y turistas pueden probar “un poco de hogar” o probar “nuevas comidas”.

Grand Central Market

Durante mi último viaje al Grand Central Market con mi clase, probamos pupusas, tacos y ceviche de tres restaurantes diferentes. La comida era fresca y sabrosa. Desearía haber escuchado más sobre la historia de la mujer de Sarita’s Pupuseria, pero ella estaba demasiado lejos de mí y no pude acercarme más.

Las historias de las personas que dirigen estas estaciones de comida que se parecen tanto a las de las cocinas de diferentes países están llena con dificultades e historias de emigrar a los Estados Unidos. Sus restaurantes se esfuerzan por resistir el cambio de sus cocinas “auténticas” en esta tierra extranjera, los estados unidos, que parece ser una hazaña difícil cuando tantos restaurantes eligen conformarse con la versión americanizada de su cocina o permitir que sus alimentos tradicionales sean influenciados por la globalización (Anderson).

Algunos de los restaurantes, como Pupuseria de Sarita, se han ubicado en Grand Central Market por muchos años y estan conocidos como “legacy tenants” (Portnoy). Los establecimientos en Grand Central Market eran cada uno muy únicos; sin embargo, dado que el mercado está lleno de alimentos que no son exclusivamente hispanos o caros, los inquilinos originales tuvieron que cambiar de ubicación y cambiarse a puestos más grandes con colores distintivos para atraer a más clientes. Creo que estas pequeñas adaptaciones/compromisos ayudaron a que un restaurante prospere en este lugar multicultural. A pesar de estos pequeños sacrificios superficiales, estos restaurantes pueden prosperar mientras mantienen su “autenticidad” en una sociedad más y más globalizada.

¿Entonces, qué significa todo esto?

Incluso en un mundo más y más globalizado, la comida puede representar una identidad, ya sea que muestre una identidad cultural de un país específico o una identidad local, como ser un Angelino.

Referencias:

Anderson, EN. “Foods and Borders: Ethnicities, Cuisines, and Boundary Crossings.” Everyone Eats: Understanding Food and Culture. New York: New York University Press, 2005.

DuPuis, M.E., Garcia, M., & Mitchell, D. “Food Across Borders—An Introduction.” Chapter 1

James, A. “Identity and the Global Stew.” Chapter 36

Portnoy, S., & Pilcher, J. “Roy Choi, Ricardo Zárate, and Pacific Fusion Cuisine in Los Angeles”

Fusión: ¿Una nueva tendencia o un tema recurrente? – Iris Yao

Fusión no es algo nuevo, pero una dieta “cosmopolita” ahora está de moda. Cuando yo era niña, mi mama constantemente cocinaba comida de fusión. Si no podía ir al mercado asiático, usar spaghetti en nuestra “beef noodle soup” o pizza con salchicha de china. Es difícil a definir la comida de mi casa y igualmente, la comida de Los Ángeles es una mezcla muy única y ha atraído mucha atención. La combinación de los inmigrantes crea un ambiente de intercambio y nueva creación.

Vimos ejemplos de este fenómeno en muchos de los lugares que visitamos. X’tiosu Kitchen y Grand Central Market son ejemplos perfectos para comparar y contrastar el espectro de globalización y fusión en esta ciudad.

Pienso que X’tiosu es un buen ejemplo de comida con autenticidad individual. El dueño dijo que la idea de la fusión era de su experiencia trabajando con personas del Líbano. Esta es la verdadera fusión cuando se basa en las experiencias de vida únicas de una persona. No parece artificial porque los dueños trabajaron en un restaurante libanés por muchos años y son de Oaxaca. Por eso usan ingredientes y técnicas con legítimos. Por ejemplo, el hummus con frijoles negros usa un ingrediente de américa latina pero la técnica de crear hummus es mediterránea. El éxito de X’tiosu es interesante porque pienso que es en parte debido a la novedad de la combinación, pero también con la familiaridad de un puesto de tacos favorito del vecindario. En el programa de Netflix Ugly Delicious, David Chang entrevistó una cliente que dijo que le gusta X’tiosu porque es familiar y puede probar una cocina diferente.

La fusión en X’tiosu es diferente de globalización del pasado. Por supuesto hay una influencia libanesa en Mexico pero X’tiosu es un ejemplo de una ola nueva. Ahora, la globalización se convierte en tercera cultura en Los Ángeles donde la fusión ocurre fuera de los dos países. En el libro Food Borders, los autores dijeron que comida es “possessive, in that we have an ideal in our minds, tastes, and imagination of dishes; dynamic, in that we have to adapt to changes in access as a result of our mobility.” X’tiosu un ejemplo de los cambios actuales en Los Ángeles con la diversidad de inmigrantes. Los inmigrantes son la fuerza de vida cuando ver la cultura de la comida. Especialmente con la comunidad Latinx.

Anderson comenta que mucho de la cocina en los restaurantes son de México y la ironía que el mejor “fine dining” es de los cocineros mexicanos. Es inevitable que la mejor comida fusión es en esta ciudad.

Grand Central es una buena representación de Los Ángeles con comida autentica en puestos como Sarita’s Pupuseria o mas moderna como en puestos con ramen vegano o jugo verde. Pienso que Grand Central puede ser una ventana para experimentar con comida global. Pero, también puede ser un poco problemático.  En Food Across Borders, los autores dijeron que las fronteras son “membranes: allowing some things to pass, transforming others, and keeping yet others out altogether.” Los “legacy tenants” necesitaban adaptar a la gentrificación y al cambio de los clientes. Usan ingredientes familiares y cambiaban la estética para encajar bien en el medio ambiente del mercado. Por eso, Grand Central representa globalización, pero solamente para un grupo exclusivo.  

Me recuerda a la “luxe-lonchera” de Roy Choi. Mientras un camión parece humilde, la mayoría de los clientes objetivo son joven y de clase media. Ellos usaron las redes sociales y Kogi no estaciona en “the void” o un área pobre de Los Ángeles (Pilcher y Portnoy, 2016). Otra vez, el tema de “core” y “periphery” está presente. Mientras los inmigrantes traen nueva comida, es el grupo con poder quienes pueden cambiar la escena de comida.

Por último, los dos, X’tiosu y Grand Central Market, son ejemplos de globalización y fusión. Pero la accesibilidad es diferente. En un lado, es X’tiosu en Boyle Heights con un restaurante humilde y precios razonables, y en otro lado Grand Central Market con turistas y hermosos puestos renovados. Pero los dos son populares por grupos diferentes y estoy emocionada porque mas personas pueden apreciar la comida tradicional de otros países.

De Anderson, comida es una mezcla constante y de James “no food culture is completely “mixed” or “homogenized.” La comida seguirá cambiando como la historia y las fronteras seguirá cambiando también. En una manera la influencia de comida mexicana y comida de China tienen resistencia con la popularidad y gran población en los Estados Unidos. En las palabras de Anderson los dos están “swimming upstream” contra la dinámica del poder. Será interesante ver la nueva dieta estándar de los Estados Unidos en el futuro.

Fuentes:

Anderson, E. N. “Foods and Borders: Ethnicities, Cuisines, and Boundary Crossings.” Everyone Eats: Understanding Food and Culture. New York: New York University Press, 2005.

Portnoy, Sarah, and Jeffrey M. Pilcher. “Roy Choi, Ricardo Zárate, and Pacific Fusion Cuisine in Los Angeles.” Global Latin America (2016): 1-22.

James, “Identity and the Global Stew”

DuPuis, “Food Across Borders” 

Conectando a través de la comida a nivel mundial – Arianna Montero

Los alimentos pueden conectar a las personas tanto a nivel global como a nivel local. Pero hoy quiero enfocarme en como han sido reflejados los alimentos en el nivel global. Por ejemplo, el camión de tacos Kogi BBQ representa la fusión de la comida Coreana y Mexicana a nivel mundial. Al tomar dos cocinas completamente separadas de dos extremos opuestos del mundo, Kogi reúne dos lugares diferentes para hacer un nuevo tipo de plato. En lugar de perder la autenticidad de la comida Coreana o Mexicana, Kogi refleja el proceso de “constant influence and borrowing” que Anderson describe en “Alimentos y fronteras”. Cuando alimentos de dos lugares se mezclan, esto no quiere decir que la autenticidad se pierde. También, a medida que la gente se muda a los Estados Unidos, es natural que haya una fusión de platos en todos lados. Especialmente por que en Los Ángeles hay muchos inmigrantes. 

Las lecturas de Portnoy / Pilcher dicen que el éxito de Kogi BBQ es atribuido a el proceso de globalización en “Los Angeles como una ciudad que se integró en circuitos de migración”. Roy Choi, uno de los creadores de Kogi describe su comida como, “this is what Los Angeles tastes like”. En mis ojos si es posible que Choi pueda decir esto porque Los Ángeles tiene muchos platos diferentes y fusiones de lugares globales y este es el punto que quiere hacer Choi en decir esto. Pero, según Allison James, ella dice que ninguna cultura alimentaria se “mezcla” ni se “homogeneiza”, así que por esa razón yo no creo que Choi puede decir esto sobre sus platos. Creo que lo que dice James es razonable porque tiene la razón de que comida de un lugar es del lugar propio. Pero, a la misma vez yo siento que todavía tenemos que ver que los platos de dos lugares conjuntos que son diferentes son una fusión. 

Un plato de Kogi.

Grand Central Market y X’Tiousu Kitchen reflejan la globalización en Los Ángeles a través de la adaptación de sus platos y la decoración que tienen sus espacios. Grand Central Market es moderno, renovado y atrae a los ojos como la mayoría de los lugares en estos días que quieren atraer a las personas que publican fotos de Instagram. Pero, al mismo tiempo tiene un toque de autenticidad. Grand Central Market intenta representar los lugares propios de todos los restaurantes en sus diseños. No importante que modernos se vean los diseños, todavía tienen aspectos auténticos para representar el lugar global. En Grand Central Market todavía existen algunos “legacy tenants” que son los que han estado allí desde antes de la renovación. Grand Central Market alguna vez fue tradicional y atrajo a los compradores locales pero ahora ha pasado a ser atractivo para una sociedad cosmopolita y está claramente gentrificado. 

X’Tiousu, por otro lado, refleja directamente la globalización al mezclar comida Mediterránea y Mexicana en sus platos. El el chef de x describió cómo se inspiró para mezclar una fusión de platos mexicanos y mediterráneos. El dijo que fue inspirado cuando trabajaba para un hombre mediterráneo. Luego, decidió que quería hacer una fusión de sus platos de su hogar en México con los nuevos platos a los que había estado expuesto mientras trabajaba. Este es un ejemplo perfecto de cómo los inmigrantes combinan sus platos. James diría que esta no es una combinación completamente homogénea de alimentos porque, por supuesto, cada uno de los ingredientes representa un país específico. Pero, entre el falafel y la pita como taco, esta es una fusión del Mediterráneo y México.

Los inmigrantes son importantes porque contribuyen a la economía cuando deciden hacer sus platos únicos. Muchas personas temen que los inmigrantes se lleven a los clientes porque están creando alimentos que les quitan a la economía, pero esto no es cierto. Los inmigrantes crean alimentos que muchos disfrutan y, como resultado, atribuyen a la economía en gran número.

WORKS CITED: 

Anderson, E.N. “Foods and Borders: Ethnicities, Cuisines, and Border Crossings.” Everyone Eats.(BB).

James, “Identity and the Global Stew”

Portnoy,Food, Health and Culture in Latino Los Angeles. USC Library.

Portnoy-Pilcher, “Roy Choi, Ricardo Zárate, and Pacific Fusion Cuisine in Los Angeles,” BB.  

¡La comida fusión- mi favorita! Leah Ely

Mientras me siento aquí en mi cuarto en la casa de mis padres en Tennessee, pienso en los platos he comido durante mi tiempo creciendo en el Sur. Carne llena de grasa, maíz, panecillos con salsa, y muchos muchos carbohidratos. Desafortunadamente, Tennessee (y en realidad el Sur en general) no tiene mucha diversidad de comida. Tenemos un restaurante jamaicano muy pequeño en mi calle se llama “Jamaican Sunrise” y un restaurante cubano se llama “Aroma Cafe,” pero estos y algunos restaurantes mexicanos son la extensión de comida extranjera en mi ciudad. Como describe DuPuis en “Food Across Borders,”

“The act of choosing what to put into our mouths is a kind of ‘boundary-work’ in which we sort out the line between what is us and what is other” (1).

Para mi, estos límites son muy frecuentes en el sur debido a la falta de diversidad. Entonces, no es una sorpresa que no tengamos restaurantes con comida fusión. De hecho, mi primera experiencia con comida fusión era a X’Tiosu Kitchen. 

La mezcla de comida mexicana y comida arabe es algo que todavia pienso en … para mi, era mágica. Era como la escena de la película Ratatouille donde Remy descubre la explosión del sabor entre una fresa y pedazo de queso rico. Dos tipos de comida completamente diferente, pero al mismo vez, un par perfecto. Yo pienso que el proceso de fusión es muy natural, especialmente en un lugar como Los Ángeles donde hay tan influencias del todo el mundo en una ciudad. La inmigración de personas de países diversos a los Estados Unidos y el acceso a los ingredientes diversas a través de comercio-trade aumentan la habilidad a adaptar platos culturales a condiciones locales y también crear fusiones nuevas de comidas culturales. Anderson ilustra las posibilidades nuevas que vienen con la globalización cuando dice,

“Foods, more than anything else, reveal the workings of world-systems” (194). 

No creo que estas creaciones nuevas son un perdido de la autenticidad sino que en realidad refleja el proceso de “constant influence and borrowing” que describe Anderson. No podemos parar la globalización, y aunque la autenticidad y la lealtad son muy importante en una cultura, también pienso que es importante aceptar la intersección de culturas en lugares como Los Ángeles. Hay personas de culturas y razas mixtas (como yo), asi por que no puede existir comida fusión? 

En adición a X’Tiosu Kitchen, Grand Central Market es un buen ejemplo de la globalización de comida en Los Ángeles. El mercado, que en un tiempo era muy popular entre los latinos en Los Ángeles, ahora es el centro popular para los “influencers,” “foodies,” turistas, y locales. Se encuentra Eggslut, helado, pizza, burritos, pupusas y mas comidas de culturas diferentes en Grand Central Market. Si la intersección de cultura fuera un lugar físico, Grand Central Market seria ese lugar. Adicionalmente, creo que Grand Central Market es la manifestación fisica de la cita de James,

“In embodying identities in a multiplex fashion, they offer ways of embracing Otherness, of confronting the global through localized, even personal, food styles and conversely, a way of living a local life with and through global imagery” (383).

Para mi, Grand Central Market es donde se puede tener una experiencia global en un lugar local. 

Tal vez soy un poco demasiado optimista, pero pienso que la comida fusión y la globalización de comida es buena. Gentrificación? No. La pérdida completa de autenticidad o la identidad cultural? No. Con todo, hay una línea, pero en todo pienso que la comida fusión es muy interesante y una manera guay compartir nuestras culturas. Como dice Ochoa,

“La globalización alimentaria, aunque suene paradójico, reúne integración y diversidad en la elección de los alimentos…” (141).

Me siento muy afortunada tener la oportunidad vivir en una ciudad tan rico en diversidad como Los Ángeles. Quiero enfatizar que no apoyo la gentrificación y el reemplazo de restaurantes históricos (como “legacy tenants”) y culturales, sino que apoyo el hecho que la gente tiene la oportunidad probar comidas culturales diversas a un nivel sin precedentes. X’Tiosu Kitchen, con platos como Hummus Salad, Chicken Shawarma Burrito, Chicken Kabob Burrito, y Oaxacan Hummus Salad, es un ejemplo increíble de las posibilidades de la comida fusión. Estoy muy agradecido de que puedo tener una experiencia “global” menos de 10 millas de mi casa en Los Ángeles. 

Fuentes

Anderson, E.N. “Foods and Borders: Ethnicities, Cuisines, and Border Crossings.” Everyone Eats.(BB). 

Rebato Ochoa, Esther M. “Las nuevas culturas alimentarias: globalización versus etnicidad” (BB).

James, “Identity and the Global Stew”

DuPuis, “Food Across Borders” 

https://xtiosu-kitchen.business.site/

Local y Global: Comida en Los Angeles

Carolyn Scott

La cultura, que incluye comida, es un método de adaptación a diversos medioambientes (Las Nuevas Culturas, 137). Un ejemplo perfecto de este sentido donde he comido algunas veces es Revolutionario Taco en Jefferson. Es un restaurante con carne del norte de áfrica, presentado en la forma de un taco o una quesadilla. Revolutionario, a mi parecer, es un ejemplo obvio de fusion y globalización de la comida porque trae la cultura norteafricana y la combina con la cultura mexicana, en una ciudad estadounidense. ¿Son muy diferentes, estas culturas culinarias? ¿Como funcionan juntos?

“Existe… una tendencia general a sobreestimar la originalidad y la continuidad de las propias prácticas alimentarias” (las nuevas culturas, 138). La comida siempre ha estado influyendo a otra comida. La migración de gente resulta en la fusion y globalizacion de comida. No es un proceso nuevo, aunque aparece a pasar en una manera más rápida cada dia. Con el desarrollo de viaje y comunicacion facil y rapido, la globalización es un hecho cierto. En el mercado Grand Central Market, el chef del puesto de ceviche nos cuenta que los tacos de carnitas representan una mezcla de la comida española e indígena. Cuando pienso de comida fusión, normalmente pienso de conceptos modernos como el sushirrito, pero la comida de fusión es un concepto tan anciano como la interacción de culturas diferentes. Aunque cada permutación de fusión crea un concepto nuevo y original, el concepto de fusión en sí mismo no es original. 

Creo en el poder de fusión global para producir nueva comida innovador y delicioso, y también para crear cultura nueva. Cultura no es una entidad estática, sino es un ser vivo, cambiando con cada innovación lingüística, culinaria, legal, y tecnológica. 

Revolutionario North African Tacos

Revolutionario Tacos es un restaurante que crea cultura. Tiene un ambiente muy independiente y orgulloso de sus raíces. No solo incluye sus raíces culturales de áfrica norte y México, sino sus raíces aquí en la comunidad de South LA. Ha sido una presencia en el barrio desde 2014, y los restauranteros, con la ayuda de la comunidad, han luchado fuertemente para mantener su lugar físico en la Calle Jefferson cuando los dueños del edificio quisieron desalojarlos. Hoy durante la crisis de coronavirus, Revolutionario ha convertido en un food bank para distribuir comida a comunidad. Entonces, regreso a la idea que la comida es un método de adaptación. Es difícil separar los identidades globales y locales de Revolucionario. Su comida, claro, tiene gran influencia norteafricana, pero también responde a los gustos y necesidades de la comunidad. En este sentido, a pesar de sus raíces globales, es una comida profundamente local. 

Grand Central Market

Otro lugar que tiene raíces profundas en su ubicación es Grand Central Market, que abrió en 1917 y ha operado continuamente. Los cambios en los vendedores en el mercado reflejan los cambios en la cultura de Los Angeles, y especificamente de Downtown LA. El mercado tiene comida de muchas culturas: salvadoreña, filipina, mexicana, japonesa, y más.  Por lo general, hay dos tipos de puestos en el mercado: los puestos más históricos (como Sarita’s Pupuseria), y los nuevos puestos de moda (como PBJ LA). 

Podría escribir muchas palabras sobre la gentrificación y su impacto en el demográfico del mercado, pero muchas palabras ya han sido escritos, entonces voy a investigar este tema en el contexto de cambio cultural. Porque, al final, la gentrificación es una categoría de cambio cultural. Los Angeles, como describe el video “Globalization Impacts Cuisine,” es una economía de inmigrantes. Pero los inmigrantes no son el único grupo de gente que llega e influye a Los Angeles. También hay muchos anglos y gente de otros partes de los estado unidos mudándose a nuestra ciudad cada dia. Grand Central Market es un ejemplo muy visible de esto. Hay puestos que reflejan la cultura de inmigrantes de muchos países, pero también hay puestos de comida angla y estadounidense. No puedo investigar todos los dinámicos raciales de la gentrificación de downtown, pero puedo ver que mientras el barrio se convierte en un lugar apetecible para los anglos, negocios con dueños anglos proliferan.  

Roy Choi, hablando de su Kogi truck, un ejemplo de fusión coreana y mexicana, dice, “this is what Los Angeles tastes like.” Si. Eso es el sabor de Los Angeles. Un taco norteafricano de Revolutionario también es el sabor de Los Angeles. Y una pupusa de Sarita’s Pupuseria es el sabor de Los Angeles.  Un sandwich de PBJ LA es el sabor de Los Angeles. Los Angeles no tiene un sabor solo. La alma de Los Angeles es su habilidad de adaptarse a la gente constantemente llegando, influencias nuevas, y eventos internacionales. La cocina de nuestra ciudad prospera y se desarrolla mejor en su ambiente evolucionando.  El sabor de Los Angeles refleja su espíritu de adaptación. 

WORKS CITED:

Rebato Ochoa. Las Nuevas Culturas: Globalización vs. Etnicidad

“Globalization impacts cuisine”: https://www.kcet.org/shows/the-migrant-kitchen/bill-esparza-globalization-impacts-cuisine

Twitter de Revolutionario: https://twitter.com/chefzadi

Sitio de web de Revolutionario: https://revolutionario.squarespace.com/mission-index-impact 

¿Globalización o tradicional? por Brian Kronenberg

Muchas veces, las personas usan los alimentos como una forma de describir quiénes son. Esto puede significar una variedad de cosas. La comida se puede usar para expresar etnicidad, religión, clase e incluso género. Hay casi innumerables cosas que la comida nos puede decir sobre una persona. Es importante no poner un límite a la comida, ya que la comida puede significar cosas diferentes para diferentes personas dependiendo de la persona. Sin embargo, esto no significa que no debamos tratar de analizar los alimentos y su papel en la expresión. Es importante entender la comida, la historia de la comida y cómo la gente la ha usado a lo largo del tiempo. No debería ser un tema sobre el que debatimos, sino que debería alentar el discurso y las mentes abiertas. Allison James lo deja muy claro cuando habla de cómo la comida ha significado muchas cosas para muchas personas a lo largo del tiempo. Ella habla sobre cómo hoy, pensamos en la comida italiana como una cocina dominada por la pizza y la pasta, pero en realidad la pizza y la pasta son platos relativamente nuevos para Italia, y realmente florecieron originalmente en el sur de Italia (James 374). Por lo tanto, no deberíamos poner tanto énfasis en la comida tradicional o étnica, ya que muchas veces, la globalización es la razón por la cual los ingredientes se unieron originalmente. Además de usar la comida para hablar de etnicidad, la comida también puede significar varias cosas dentro de una etnia. Puede simbolizar el nivel de clase, la conciencia ambiental e incluso un estilo de vida. Por esta razón, es importante no colocar los alimentos en una “caja” claramente definida. Sí, los alimentos pueden usarse para identificarse con una cultura, pero debemos tener cuidado de no dejar que cause divisiones entre y dentro de las culturas.

La globalización es otro tema extremadamente importante a considerar cuando se discute sobre alimentos. La mezcla constante de culturas a través de la guerra, el comercio y los viajes ha creado cocinas dinámicas con ingredientes de todo el mundo. Por esta razón, puede ser difícil identificar un alimento en particular con una etnia específica. Bill Esparza habla sobre esto específicamente cuando habla sobre la escena gastronómica de Los Ángeles. Él dice que la comida de Los Angles es la comida de los inmigrantes (Esparza). La experiencia culinaria está determinada por las experiencias de las personas que viven y trabajan en Los Ángeles, muchos de ellos inmigrantes. Esto ha creado alimentos únicos a medida que los chefs inmigrantes han comenzado a combinar sus propias técnicas de “California” o “Los Ángeles” con alimentos que muchas personas consideran tradicionales. Esta combinación ha creado una explosión de sabor y creatividad dentro de la escena culinaria de Los Ángeles. Vimos esto de primera mano cuando visitamos X’Tiosu en Boyle Heights. El propietario tenía una historia fascinante sobre cómo combinaba un plato mexicano extremadamente tradicional, el taco, con un plato libanés extremadamente tradicional, el shawarma de pollo. Creo que era del área de Yucatán en México, y después de emigrar a Los Ángeles, consiguió un trabajo trabajando en un restaurante libanés. Después de unos años de aprender todo lo que pudo, decidió abrir un restaurante llamado X’Tiosu, lo que significa gracias en su dialecto nativo (si no recuerdo mal). Su combinación de comida libanesa y mexicana es mucho más profunda que la simple curiosidad, representa el viaje del propietario. Algunos incluso podrían decir que es una extensión de sí mismo. Sus tacos de pollo con shawarma no solo son deliciosos, sino que resumen la cultura de Los Ángeles. X’Tiosu es un ejemplo perfecto de lo que Esparza estaba hablando, la inmigración ha dado forma a la comida en Los Ángeles. Este estudio de caso en la globalización muestra que la cocina de un lugar puede tener influencias de muchos lugares diferentes.

La diferencia entre la comida globalizada y la comida local o tradicional también es una conversación interesante. No puedo pensar en un lugar mejor para ver esto de primera mano que Grand Central Market. GCM tiene una mezcla de puestos de comida tradicionales, así como nuevos puestos de comida de fusión. Por ejemplo, Chile Secos, está justo al lado de “PBJ LA”. Estos dos restaurantes no podrían ser más diferentes. Uno ofrece ingredientes tradicionales, moles y especias que se encuentran tradicionalmente en un mercado mexicano, mientras que el otro ofrece un invento de la nueva era del siglo XX. Este contraste entre los tipos de alimentos se puede resumir usando la discusión de Pr. Portnoy sobre “legacy tenants”. En su libro, ella habla sobre cómo uno puede notar la diferencia entre los inquilinos que han estado en Grand Central Market durante mucho tiempo y aquellos que son recién llegados. La comida es muy diferente, ya que los “legacy tenants” ofrecen comida tradicional y local, mientras que los nuevos puestos ofrecen comida globalizada como mantequilla de maní y sándwiches de mermelada o comida de fusión Pilipino. Definitivamente hay una clara diferencia entre los dos, pero esa es la belleza de la comida. Puede haber nuevos y viejos, tradicionales y de fusión, simplemente no importa. Lo que importa es que nos tomamos el tiempo para comprender que la comida es muy compleja y describirla estrictamente usando el origen étnico podría ser un poco demasiado simple.

James p. 374

El video de Esparza

El Libro de Pr. Portnoy p. 53-54