El Viaje a Boyle Heights y la Apropiación Cultural

Por Max Moulton 

Durante la excursión a Boyle Heights, yo veía unos ejemplos de la gentrificación como Weird Wave Coffee que el artículo  sobre la gentrificación en BH mencionó. Recuerdo que había un boicot allí a resistirse la ola de gentrificación en la comunidad, y agresiones a la cafería como rotar las ventanas. Después de poca investigación, es más difícil a decir si la cafería es un ejemplo de gentrificación como el artículo describe. El dueño principal de la cafería, Mario Chavarría, es latino y originalmente de El Salvador, y él dice que crecía en un barrio similar a BH cuando estaba en los EEUU. Hoy en día, es un constructor de alojamiento y él tiene muchos edificios y espacios en Los Ángeles. Su intención para la cafería es buena, y él la describe como un “mom and pop coffee shop” que apoya la comunidad como usando masas de Homeboy Industries y la pared afuera para arte comunal (Melchior). Aunque sí es la verdad, los dueños no entienden el contexto de BH y la historia larga de marginalización y gentrificación en la comunidad. Algo muy diferente, pero por comparación, es Milpa Grille, que afuera de sus cositas para la comunidad como la biblioteca y refrigerador, apoya la comunidad directamente como emplear los emprendedores y chefs de BH. Eso es la diferencia, que Milpa crece con la gente de BH, y Weird Wave solo apoya los emprendedores de lugares afuera de BH. Si no crece con la gente de su comunidad, pienso que es gentrificación de una manera. 

Weird Wave Coffee en Boyle Heights

Como la gentrificación, la apropiación cultural es otro fenómeno que es demasiado común en la ciudad de Los Ángeles, y existe por una consecuencia del capitalismo. Hay varios ejemplos de la apropiación, como la música de Elvis a los disfraces para Halloween, pero la apropiación alimentaria es un ejemplo bueno y fácil para ver, especialmente con la comida mexicana. Negocios como Taco Bell y Del Taco, que hoy en día tienen valor de mil millones dólares por su comida ‘mexicana’, no tienen ningunos fundadores o dueños mexicanos o mexicanoamericanos. Cuando tienen el derecho a vender cualesquiera cosas, la falta de directores y ejecutivos latinos muestra el problema del privilegio y la idea de “columbusing.” Para ser honesto, mis primeres veces de comer los tacos y comida mexicana eran de Taco Bell porque vengo de una familia quién no sabe nada de la comida mexicana, y Taco Bell es lo más digestible para esa gente como mi familia de quince años del pasado. Eso es un ejemplo de “columbusing” en mi vida porque la introducción a la comida mexicana para mí no era comida mexicana en su propia forma, era comida rápida, pero a mí era algo nuevo y emocionado. Taco Bell era mi introducción a comida mexicana no por razones de calidad o frescura, pero de la privilegia de tener la publicidad enorme a convencer mis padres a probarlo. Pienso que esa no es la culpa de mis padres, pero un problema sistemático que es una consecuencia del capitalismo. 

El primer lugar donde probé la comida mexicana (desafortunadamente)

¿Finalmente, quien tiene el derecho de cocinar comida de algún grupo étnico, solo los miembros del grupo, o cualquiera persona? Esa no es una pregunta simple, y he pensado de mis experiencias de cocinar. Cuando tenía quince años, obtuve un trabajo en una cocina de una pizzería que también sirve otra comida italiana. Aunque yo no soy italiano, tampoco eran mis compañeros quién son mexicanos, y ellos podrían hacer las pizzas tan buenas como los italianos (yo puedo decir por experiencia). Cuando la comida cocinada de alguien afuera de la cultura puede ser un ejemplo de apropiación, no siempre es tan fácil. Mis compañeros estaban cocinando para ganarse la vida, y yo para aprender sobre la comida. Frankie Huang describe en su artículo sobre “the queen of congee”, “It is not that Asians are offended by white people cooking and selling slow-cooked rice … the real issue is disrespect: the way this kind of appropriation links Westernization and whitewashing with sophistication and value, while deeming nonwhite cultures to be less refined.” (Huang). Pienso que esta cita condensa el argumento; no en un problema para gente hacer un plato de otra cultura, pero se convierte a un problema cuando alguien se lleva el crédito a cambiarlo y dice que es mejor, y tiene la privilegia a vender su comida por un precio más alto porque tiene clientes ricos.  

Fuentes: 

Elliott, F. (2018, September 4). Someone smashed the front window of divisive Boyle Heights Coffee Shop again. Retrieved March 2, 2022, from https://la.eater.com/2018/9/4/17819262/weird-wave-coffee-window-broken-smashed-news-update 

Huang, F. (2021, August 4). Can we fix America’s food-appropriation problem? Retrieved March 2, 2022, from https://www.grubstreet.com/2021/08/congee-karen-taylor-food-appropriation-conversation.html 

Melchior, J. (2017, July 3). Protesters are using crazy, race-fueled tactics to drive new coffee shop from La Neighborhood. Independent Women’s Forum. Retrieved March 2, 2022, from https://www.iwf.org/2017/07/03/protesters-are-using-crazy-race-fueled-tactics-to-drive-new-coffee-shop-from-la-neighborhood/ 

La importancia de la tradición

Por: Camille Stafford

Yo nací en los Estados Unidos, pero mis antepasados son de Europa. Yo soy de Italia, Inglaterra, Irlanda, Polonia, Alemania, y España. De los seis países, culturas y cocinas mi familia identifica más como italiana. La comida de Nápoles es más importante para mi familia porque celebra la memoria de mi abuela.  Mi abuela vino a los Estados Unidos cuando tenía ocho años y antes de falleció compartir sus recetes con mi mamá. 

El gnocchi  con una salsa de tomates

Su gnocchi distintivo es un alimento básico en la cocina de Nápoles.  Es un tipo de pasta ha hecho con trigo, patatas, y huevos.   Cuando su familia vino a los Estados Unidos trató a asimilar en una familia “Americano.”  Pero en la cocina, su familia mantuvo tradiciones que viven hasta hoy. Sirvió el gnocchi para cena durante la semana o como un primer curso durante las festividades.  Cada año, las mujeres de mi familia – mi mama, mi hermana y yo hacemos el gnocchi con la recete de mi abuela.

En las palabras de autor Jeffery M. Plicher, un tamal es un “cornhuck-wrapped dumpling.”  Se describo como “una comida para la masa” y parte de la identidad cultural de México. Los tamales de maíz sobrevivieron contra la influencia de los Españoles y su trigo.  El gnocchi y el tamal se representa la misma cosa – la importancia de tradición en la cocina.  Ha hecho los dos platos con ingredientes simples con un significado complejo.  La comida representa de quien y donde es.  Para los mexicanos, los tamales de maíz son una conexión a los antepasados y sus tradiciones.  En el misma manera el gnocchi es una conexión a mi abuela y su herencia italiana.

La izquierda es un tamal de El Valle Oaxaqueño y la derecha es un tamal de un puesto en Smorgasboard LA

También, la comida enfoque en la importancia de la mujer.  Las mujeres fueron responsables para la comida. Como un producto secundario, ellas creyeron una identidad nacional.  Las mujeres indígenas establecieron la importancia de maíz en la cocina mexicano.  Mi abuela continuó sus tradiciones italianos con mi mamá. Anderson dijo que la comida es un “living fossil” para los que han desaparecido. 

La comida es una manera de preservar “fossils” de la tradición.  Un ejemplo de una tradición es Poncho’s Tlayudas en el sur de Los Ángeles.  Poncho, el dueño y cocinero principal vino a los Estados Unidos y trajo la recete de su abuela para una tlayuda.  La tlayuda es una tortilla de maíz llena de frijoles negros, repollo, queso y diferentes carnes nativos a Oaxaca, México.

Yo he visitado a Poncho’s una vez en Smorgasboard LA y hablé con el cocinero sobre la historia de sus tlayudas.  Después de probar una tlayuda de moronga, una morcilla famosa en Oaxaca, él me dio una de sus tarjetas de presentación con una nota sobre el “Viernes de Tlayuda.” Yo visite el evento este fin de semana. 

Pienso que fue una experiencia muy auténtica.  El evento fue debajo de una carpa en el patio del fondo de una casa en Los Ángeles.  El cocinero me reconoció como “Nueva York” y hablemos por algunos minutos.  La atmósfera fue muy amable y enfoque en la comunidad. Había una pared de madera con diseños geométricos y arte de cucharas plásticos.  En el área designado para los comedores, las personas hablaron y disfrutaron la compañía. Yo probé la tlayuda de chorizo.  El chorizo no se originó en Oaxaca como la moronga, pero quería probar algo nueva. 

Una tlayuda de chorizo

Los Españoles trajeron el chorizo a México.  Los mexicanos se adaptaron el chorizo con sus especias nativos, pero el concepto es algo española.  El movimiento de personas motivaron las difusiones de culturas y ingredientes.  Autor, E.N. Anderson habló sobre la influencia entre los países y sus vecinos. Están intercambiando y usando ideas constantemente de los vecinos.  Por ejemplo, Anderson escribió, “the first tomato-sauce recipe surviving from Italy is in fact a Mexican salsa recipe – so it appears that Mexico’s indigenous people inspired modern Italian cuisine, via Spanish intermediaries.”  Tres culturas, personas, y cocinas de diferentes lugares son responsable para solo una comida.   

También,  Anderson habló sobre el concepto del “core” y “periphery” en relación de un lugar y su comida.  Por ejemplo, en Italia las ciudades como Florence, Venice, y Roma son conocidas por sus cocinas.  Anderson’s definición de “core” es “typically the most elaborate foodways with sophistication and elaboration.  It can also be a land of corruption, hypocrisy, and degeneration.”  El “periphery” es definido como el “land that guards the age-old virtues of courage, loyalty, equality, and fairness.”  El punto principal es que el “core” representa el lugar donde la comida es un espectáculo para los comedores.  El “periphery” representa la comida en el forma más cera a la comida y lugar de donde se originó.   

Poncho’s Tlayudas en Smorgasboard cada domingo es el “core” y Tlayuda Viernes representa el concepto de “periphery.”  Tlayuda Viernes existe antes de Poncho’s puesto en Smorgasboard. Cuando visité este viernes, yo podría sentir el orgullo y la pasión para la comida y la tradición. La experiencia de Smorgasboard es impersonal porque las personas son interesadas en la fotografía de la comida más que la historia.  En Smorgasboard LA, Poncho’s tenía un póster con la descripción de una tlayuda y las carnes.  Pero en Tlayuda Viernes no había un menú, los regulares ya sabían que van a pedir.  En relación a mi experiencia con Poncho’s Tlayudas en

La comida y la identidad (por Rachel Rowzee)

La familia de mi madre tiene su origen de diferentes partes de Italia y la familia de mi padre de Alemania. Pero yo me identifico como una italiana-americana. Yo soy la tercera generación nacida en Los Estados Unidos, pero tengo fuertes lazos a la identidad italiana. La cultura de mi familia incluye preservación de tradiciones de comida, religión y un poco de idioma. Recetas de la familia son heredados de las mujeres y tradiciones de cocinar juntas para las celebraciones religiosas de Navidad y Pascua son importantes. La religión funciona como forma de conectarse a la cultura. Por ejemplo, cuando era niña mi familia fue parte de la federación católica italiana que tiene grandes celebraciones de la comunidad italiana. Mi familia usa algunas expresiones italianas, pero nadie habla italiano. Por eso me identifico con dos culturas, la cultura de los Estados Unidos e Italia.

En mi cultura italiano-americana hay una galleta siciliana que se llama cuccidati. Cuccidati significa, “¿a quien se los da?” Es un postre para Navidad para compartir con vecinos, amigos y familia. La galleta cuccidati es central para la identidad italiana como el tamal es central A la identidad mexicana. La cuccidati es una fusión de la cultura indígena de la isla de Sicilia y la influencia de los árabes que gobernaron la isla durante más de dos siglos. Ingredientes distintos árabes como dátiles, higos, nueces y naranjas son esenciales para las galletas de cuccidati. El tamal y la cuccidati usan los mismos) tradiciones para perpetuar la cultura. Los dos usan la manera de distribución en conexión con una celebración religiosa para conectarse culturalmente. Pilcher dice,

“One such moment of respect for Mexican cuisine comes each year in the ritual preparation of Christmas tamales. In houses rich and poor, throughout the republic and among immigrants in to the United States, women prepare tens or even hundreds of dozens of tamales to feed their networks of extended family and friends. And in doing so they commune with the spirits of Tlateolcos market women.”

Esta cita resonó conmigo porque cada año cuando las mujeres de mi familia hornean las galletas de cuccidati me siento más cerca de mis antepasados. Y la tradición de compartir cuccidati es una manera de conectarse con otros de su cultura.

Yo pruebo la comida central del área de la Yucatán, en el restaurante Chichen Itza del Mercado la Paloma. Chichen Itza y uno de los platos principales, cochinita pibil, representa la comida de la Yucatán, una región del sureste de México. La Yucatán hasta hoy en día ha conservado su herencia de la cultura Maya con otras influencias culturales.  Yo probé cochinita pibil, una comida central que incluye ingredientes como achiote, naranjas de Sevilla y hojas de plátanos. La comida de Yucatán también tiene fuerte influencia de la cultura del Norte de África, Europa y el Caribe.  Achiote es un ingrediente nativo de la región que es una pasta de las semillas de annatto. Adicionalmente el método de asar carne en un pozo es parte de la tradición de la cultura Maya. El uso de fruta y hojas de plátano muestra influencia de la Caribe. Muchas de las especias usados en la comida como comino, cilantro y azafrán viene de la región de Oriente Medio. Influencia de Europa viene con el uso del jugo de naranjas y cerdo. Todas de estas influencias crean platos como cochinita pibil, una mezcla y fusión de la lucha e intercambio cultural.

La comida de Chicen Itza sigue un principio de sabor, algunas características de la comida que crear un sabor distinto. Todos los platos usan similares métodos de cocinar, y variedades de ingredientes que creó un sabor distinto. Sin embargo, diferentes platos principales siguen el mismo perfil de sabor. Anderson habla sobre el “core” y el “periphery” de la cocina. Comida de la Yucatán es parte de la periphery porque como Anderson describe el área es dependiente o débil políticamente. Porque la Yucatán fue conquistado por su ubicación geográfica el área no tuvo autonomía por muchos siglos, hasta la unificación de México. Anderson describe que usualmente, la comida del “core” tiene los foodways más sofisticados y prestigioso por otra parte la comida del “periphery” tiene menos elaboración. Es posible que la comida de Yucatán es una excepción porque es elaborado y al mismo tiempo reflejo la gloria de la civilización de Maya. Me parece que Chichen Itza es auténtico porque los clientes, los trabajadores y comida son de la región. La comida “auténtica” es para personas de la Yucatán y para clientes anglos, como estudiantes de USC. Pero Chichen Itza no están adaptando sus recetas para los clientes anglos. Por eso la comida de Chichen Itza sirva comida “auténtica” de una región muy turística, pero ha mantenido su originalidad en la comida. El Mercado la Paloma es auténtico también porque es una cooperativa de la comunidad latina. El Mercado la Paloma tiene popularidad con personas de la comunidad porque apoyan comida del “periphery” y de comunidades usualmente marginalizadas.

 

Todos Amamos a Espagueti con Albóndigas

Blog Número Dos

Espagueti con albondigas / Flickr – Dalboz17

Las celebraciones de mi familia italiana en Connecticut siempre han sido marcado por una sola cosa: la comida. En particular, espagueti con albóndigas grandotes. Había lasagna, sí, y quizás perros calientes y una ensalada de papas, pero siempre espagueti con albóndigas, hecho por mi tía abuela y su familia. En estas fiestas, celebramos la reunión de la familia, especialmente la presencia de mi madre y yo visitando desde Los Angeles. Es una familia grande. Mis bisabuelos Rosalia e Ignacio habían emigrado a los Estados Unidos desde Sicilia. Aquí, Rosalia tuvo 13 niños, y ellos también empezaron familias.

No sé mucho sobre Italia y su comida. Pero estoy bastante segura que Rosalia no trajo su receta para “espagueti con albóndigas” a los Estados Unidos, para compartir con sus hijas. El plato no se originó en Italia, sino que en los Estados Unidos, como Corby Kummer explica con mucho detalle en The Atlantic. Aparentemente, los gustos de los italianos cambiaron cuando llegaron a ciudades como Nueva York. Los ingredientes eran distintos, a veces nuevos, junto con toda la manera de vivir. Kummer dice que podían comer más pasta y carne que antes, y crearon espagueti con albóndigas. Seguir leyendo «Todos Amamos a Espagueti con Albóndigas»