La Historia, Comida, y Resistencia de los Vendedores Ambulantes en Los Ángeles

Por Claire Katnik

Fui al vendedor ambulante con Lizzy y Maddie la semana pasada. El vendedor está fuera de Vermont, cerca de Ralphs. Cuando nos acercamos a la mujer, ella era muy simpática y estaba dispuesta a contar su historia. Su nombre es Gloria. Nos contó su experiencia durante la pandemia de COVID-19. Comenzó su negocio en mayo del año pasado y dijo que la gente todavía tenía mucho miedo de salir y comprar comida a los vendedores. Ella dijo que «people have no trust» durante ese tiempo. Nos habló de lo difícil que puede ser a veces ser un vendedor. Ella conoce a mucha gente que ha conseguido sus negocios tomados lejos de ellos. Su historia se relacionó mucho con las lecturas asignadas para esta semana. Por fuerte, a su negocio le ha ido muy bien. Gloria normalmente vende los sábados y domingos en el mismo lugar. ¡Su madre también está en el negocio de vendedores y vende comida en Torrance! 

Ella dijo que su plato principal es el esquite. Una cosa que me pareció interesante fue que le gusta probar cosas nuevas, tiene muchas versiones diferentes de esquite y elote. Una de las versiones tiene cheetos en el elote y el esquite. Probamos el clásico esquite y el hot dog. El esquite es maíz con crema fresca, queso cojita, chile en polvo, y jugo de lima. Fue delicioso y muy rico. Es agrio, dulce y picante al mismo tiempo. El hot dog con tocino también fue muy sabroso. También había cebollas caramelizadas en él. Aunque el hot dog no es una auténtica comida mexicana, Gloria añade una salsa verde mexicana y crema al hot dog, junto con ketchup, mostaza y la salsa de pepinillos. El primer bocado fue increíble. 

Los vendedores ambulantes son una parte importante en la ciudad de Los Ángeles. El papel de los vendedores es servir a una comunidad local. Especialmente en Los Ángeles, hay un gran grupo de vendedores latinos, muchos de los cuales son indocumentados (Bautista 2020). Los vendedores ambulantes traen tradiciones de la comida latina a la ciudad de Los Ángeles. Desafortunadamente, se han enfrentado a muchas dificultades. En el artículo, “Los Angeles Street Vendors Already Had It Tough Then the Pandemic Hit” por Nidia Bautista, ella habla mucho sobre la dura legislación y la pandemia. En Los Ángeles ahora, “…street vendors must obtain a business license, a state seller’s permit, both free of cost, a county health permit that requires food vendors obtain expensive food carts, a street vending permit costing $541 annually and pay commissary (Bautista 2020). Los vendedores ambulantes necesitan mantener a sus familias y durante la pandemia esto parece ser muy difícil de hacer. Tenían que vivir con el temor de que les arrebataran sus negocios. Proteger a los vendedores también es proteger sus vidas, su familia y sus tradiciones culturales.

En “Fruteros: Street Vending, Illegality, and Ethnic Communities in Los Angeles» por Rocío Rosales habla sobre los fruteros y su historia con ellos. Los fruteros son “labor migrants” que no pueden participar en la economía formal. Ellos no son documentados, lo cual puede hacer difícil encontrar un trabajo que paga bueno (Rosales). Ellos participan en una economía informal para ganarse una vida. La economía informal es una opción más probable para los migrantes. Ser frutero es la mejor manera económica de mantener a su familia y su comunidad. 

En clase, Merced Sanchez, un vendedor de Boyle Heights, nos mostró cómo hacer tortillas auténticas. Esta experiencia fue muy especial porque su historia muestra lo importante que es ser vendedor para su familia y la comunidad de Boyle Heights. Merced y todos los demás vendedores utilizan sus propias capacidades naturales de hacer alimentos para obtener beneficios económicos. Están compartiendo su cultura con todos los que les compran. Esto es lo que los legisladores deben darse cuenta sobre los vendedores, esta es una excelente manera para que las personas que son indocumentadas y documentadas ganen buen dinero. Cuando les quitas su negocio, les estás quitando una parte de ellos y su cultura.

Works Cited: 

Bautista, Nidia. “Los Angeles Street Vendors Already Had It Tough. Then the Pandemic Hit.” Food & Wine, https://www.foodandwine.com/news/la-street-vendors-on-the-toll-of-the-pandemic.&nbsp

Rosales, Rocío. Fruteros: Street Vending, Illegality, and Ethnic Communities in Los Angeles.

Apropiación Cultural en Los Angeles y los EEUU por Evan

Cuando era niño, siempre íbamos a un restaurante de sushi, pero era una experiencia muy diferente que otros restaurantes japoneses.  Todos los trabajadores de los chefs a los meseros no eran japoneses sino mexicanos.  Siempre fue chistoso ir a un restaurante y comer muy buena comida japonesa, pero nunca oír nada de japonés todo el tiempo.  En el contexto de la clase, esto puede ser un ejemplo de apropiación cultural, pero yo no creo que esto sea el caso.  No pienso que haya limitaciones en cuales trabajos debes tener basado en raza.  Si eres mexicano y quieres ser chef de sushi, no me importa nada; debes lograr este sueño.  Lo importante en esta situación es como se presenta el tipo de comida y si es honesto o no.  El restaurante a que iba muchas veces no presentaba como restaurante “fusión” mexicana y japonesa, presentaba como restaurante de sushi y nada más y en este respeto, tuvo éxito.

Image result for sushi

Estoy de acuerdo con el artículo del Atlantic en que tenemos tanta gente diferente aquí en los Estados Unidos que siempre hay una mezcla.  Puedes encontrar cada tipo de fusión aquí y también cada tipo de comida con influencias de muchas partes.  Bayless dice que esta fusión es una forma de traducir, y creo que es una buena manera de decirlo.  El restaurante de sushi fue una forma “traducido” pero, en mi opinión, mantenía su autenticidad en la comida también.

Un ejemplo de apropiación cultural que he visto durante este semestre fue cuando fui a EscaLA para mi presentación sobre la comida de Colombia.  No sabía que fuera un restaurante de fusión hasta que llegara allí, pero aparentemente es un restaurante de fusión colombiana y coreana.  Después de ver la carta, me di cuenta de que no tenían nada coreana en el menú, tampoco en el ambiente.  Además, usan una imagen de un hombre asiático como su logo.  Creo que la única razón que se llama coreana es porque está ubicada en Koreatown y tienen que caber bien entre restaurantes de KBBQ y bares de Karaoke.  Por eso, creo que es un ejemplo de apropiación cultural que no tiene ningún sentido culturalmente y solo es para negocios.

Image result for escala restaurant

Hay muchos ejemplos que hemos visto de apropiación cultural, pero también hay ejemplos que realmente no son escándalos grandes.  Hay que reconocer cuando eres capaz de hablar sobre un tema con ramificaciones culturales grandes e importantes.  Yo reconozco, como un hombre blanco, que muchas veces no tengo el derecho ni la habilidad de hablar sobre problemas muy grandes, pero intento educarme y leer mucho de ellos para que pueda seguir y añadir un poco a la conversación, reconociendo que mi voz no es la más importante.

Cafe Colombia: Ajiaco, Papas, y Milanesa en un Ambiente Familiar

Blog Número Uno

“Tengo, tengo la camisa negra…”

Así empezó cada clase de español en el grado onceno — con la voz dulce de Juanes en el estéreo, cantando de su amor perdido en “Tengo la camisa negra.” En poco tiempo, me había enamorado de su música. Y me encontré con muchas ganas de aprender sobre su país natal, Colombia.

Pues, imagina el deleite que sentí cuando entré Café Colombia en Burbank por primera vez, y vi una fotografía en la pared firmada por Juanes mismo. ¡Café Colombia ha de ser un lugar especial!, pensé. Seguir leyendo «Cafe Colombia: Ajiaco, Papas, y Milanesa en un Ambiente Familiar»