De Wisconsin a El Salvador: Cultura, autenticidad, e identidad

Por Molly Solem

Yo crecí en Chicago, pero toda mi familia es de Wisconsin. Por eso, aunque me encanta la comida de Chicago (pizza de plato hondo es una de mis comidas favoritas), crecí comiendo comida popular de la lechería de nuestro país: bratwurst, cuajada de queso, Kringle, y pescado frito los viernes. En mi opinión, se puede considerar el bratwurst como el tamal de Wisconsin. Los dos no se parecen visualmente, pero tienen mucho en común. El puerco del bratwurst es similar a la carne adentro del tamal, mientras el pan del bratwurst es similar a la masa del tamal.  También, los dos son alimentos reconfortantes y se puede comerlos en cualquier ocasión. El gusto y el olor del bratwurst me recuerda de noches en mi casa comiendo con mi familia, días en la feria estatal, y tardes mirando partidos de los Green Bay Packers o los Milwaukee Brewers.

Bratwurst de Wisconsin. Imagen de Clark.

El bratwurst viene originalmente de Alemania. Como 43% de los residentes de Wisconsin tienen ascendencia alemana (Curd), siempre ha sido una gran parte de la cultura de comida en Wisconsin. Es un buen ejemplo de la influencia internacional en la comida diaria de muchos americanos – el bratwurst nos recuerda de los contribuciones de inmigrantes alemanas desde el principio del siglo XIX hasta hoy (Curd).

En su libro, Heldke dice “The culinary traveler will taste the dish differently from the diner who has grown up eating it” (Heldke). Es decir, el sabor es algo que cambia basado en la identidad y las experiencias de la persona comiendo. Para mi, el bratwurst es algo muy cómodo y familiar, pues sabe a casa. Pero para alguien que nunca ha comido bratwurst tradicional o que nunca ha visitado a un restaurante alemán en Wisconsin, es posible que el bratwurst sepa desagradable. Por lo menos, sería una experiencia nueva. Recientemente, yo tuve una experiencia nueva con la comida – pero fue con las pupusas.

Yo comí unas pupusas del restaurante salvadoreño La Flor Blanca en Los Ángeles. Debido a COVID, no pude comer en el restaurante pues traje la comida a mi casa. Fue una pena, porque el restaurante es muy encantador, con sillas azules y un ambiente acogedor. Pero aún así, los empleados fueron muy amables y fue una oportunidad para practicar mi español. Aunque la apariencia de la comida no fue nada especial (las pupusas vinieron en cajas desechables y la salsa vino en una bolsa de plástico), la comida fue aromático y apetitoso. Mis amigas y yo compartimos pupusas de chicharrón, pollo, y frijol, pero mi favorita fue la pupusa de loroco. El loroco es una planta con flores comestibles que crece en El Salvador, y es una opción popular para rellenar las pupusas (WorldCrops). Hizo la pupusa un poco más ácida que las otras, pero fue balanceado por la grasa en la que se cocinó. Para todas las pupusas, la dulzura y textura suave de la masa combinado con la salsa crujiente y picante creó una combinación perfecta.

Loroco. Imagen de WorldCrops.

Muchas personas consideran la comida de La Flor Blanca como algo muy auténtico – y deseable—porque las pupusas están hechas en una manera muy tradicional de El Salvador. Como dice Heldke, “we desire encounters with truly authentic Others, not mediated hybridized Others who are already influenced by the likes of us” (Heldke). Quiere decir que a mucha gente le gusta probar comida “extranjera” – que ha sido influenciado por la cultura estadounidense lo menos posible—como las pupusas de La Flor Blanca.

Yo creo que esta actitud no necesariamente es algo mal. Aunque es difícil encontrar comida sin influencias globales – “There is no such thing as a cuisine untouched by ‘outside influences’,” (Heldke)—el deseo de probar comida desconocida demuestra un deseo de aprender de la cultura de esa comida. Como dice Peña, “Todo lo que tuvo que suceder para que ese plato -cargado de historia- llegara a tu mesa, es para mí el valor más importante” (Peña). La comida es una oportunidad para que alguien comparta su cultura, su historia, y sus tradiciones con alguien nuevo. La persona cocinando la comida y la persona comiéndola pueden tener experiencias culinarias completamente diferentes debido a sus vidas diferentes hasta este momento. Aún así, las dos personas están compartiendo un momento especial de apreciación.

Fuentes

Clark, Debra. “Lambeau Leap Beer Brats.” Lambeau Leap Beer Brat Recipe, 27 Aug. 2020, bowl-me-over.com/lambeau-leap-beer-brats/.

Curd, Dan. “Wisconsin’s History of Brats, Beer and Beyond.” Channel3000.Com, 23 Dec. 2019, http://www.channel3000.com/wisconsins-history-of-brats-beer-and-beyond/.

Heldke, Lisa. But Is It Authentic? Culinary Travel and the Search for the “Genuine Article”. Berg Publishers.

Peña, Israel de J. “¿La Autenticidad Está Sobrevalorada En La Comida?” BRIKI MAG, brikimagazine.com/2020/03/28/que-significa-lo-autentico-cuando-hablamos-de-comida/.

WorldCrops. “Loroco.” WorldCrops for Northern United States, worldcrops.org/crops/loroco.

Introducción – Molly Solem

¡Hola a todos! Me llamo Molly y soy una estudiante en USC con una especialidad en ingeniería biomédica. También estudio español. Originalmente soy de Chicago pero ahora vivo en Los Ángeles. Me encanta aprender sobre la comida, la cultura, y la justicia. Por eso estoy muy emocionada para la clase de español este semestre.