COVID-19: Una Ruptura en el Sistema (Leah Ely)

COVID-19 ha afectado todas partes de nuestras vidas. No podemos ver nuestros amigos o, en algunos casos, miembros de nuestras familias. No podemos ir a las playas, el parque, o Disneyland. ¡No podemos asistir en la escuela! Es un tiempo muy duro para todos en el mundo, pero especialmente para las personas que ahora no tienen trabajos o necesidades básicas. 

El sistema alimentario es muy complejo y requiere muchas trabajadores y organización. El virus esta afectando muchas personas en trabajos diferentes, y está interrumpiendo el proceso del sistema alimentario. Por ejemplo, en una planta en Smithfiled, los empleados representan “aproximadamente la mitad de los casos de coronavirus en Dakota del Sur” (Cohen) Estos empleados son esenciales, y están en peligro de atrapar el virus todos los días que van a trabajar. Si los empleados tienen el virus, no pueden trabajar. Con menos trabajadores, habrá menos producción. 

Esta situación es muy peligrosa porque ahora es el tiempo que la gente necesita comida básica mas que nunca. Según un articulo sobre la forma en que el mundo se alimenta, “Los supermercados no fueron diseñados para absorber repentinamente todo el gasto en comidas que normalmente tiene lugar en los restaurantes” (Pierson). Los restaurantes están cerrados, o solo tienen “carry-out,” así muchas personas que usualmente van a restaurantes para comer muchas veces cada semana ahora están comprando mucho mas en los supermercados. También, hay un pánico sobre la pandemia, y algunas personas están comprando mas comida en las tiendas que lo que necesitan. Estas acciones dan una desventaja a las personas con discapacidades y los viejos porque no pueden mover tan rápidamente como estas personas que están acaparando. 

Aunque hay una demanda mas alta para comida en los supermercados, el sistema alimentario no puede mantener la producción se necesita para todas las personas durante la crisis: “El transporte de carga y los puertos funcionan muy por debajo de la normalidad, y la mano de obra que impulsa las cosechas, el envasado y la entrega de alimentos no puede volver a su ritmo habitual hasta que las condiciones sean seguras.” Se estima que podría tomar muchos meses o aun años reiniciar las cadenas de suministro. No hay fin en la vista, así yo pienso que el sistema de comida es muy instable. Es un problema serio, pero también pienso que pensaremos en maneras adaptar en este tiempo de confusión. 

Otro problema de el sistema alimentario es que hay muchas personas que no tienen trabajos debido a COVID-19 y necesitan ayuda alimentaria. Según Lakhani, “Durante este último mes, aproximadamente una de cada tres personas que se ha acercado hasta el local de una organización sin ánimo de lucro en busca de comida lo ha hecho por primera vez en su vida, según las entrevistas realizadas con una docena de establecimientos por todo el país.” Hay millones de estadounidenses que solicitan ayuda federal debido a la pandemia, y los bancos de alimentos son abrumados. Por ejemplo, un banco de alimentos en Jefferson County tuvo un incremento de 90% de raciones individuales. Muchas de los personas son “trabajadores pobres, ancianos, y personas con alguna discapacidad.” Mientras los mas vulnerables no tienen las necesidades básicas, los bancos de alimentos están teniendo una “caída de drástica de las donaciones privadas y una bajada el numero de personas depuestas a trabajar debido a la crisis del coronavirus.” 

Yo pienso que las corporaciones grandes que han recibido millones de dólares del gobierno necesitan dan el dinero a organizaciones para los vulnerables y personas que no tienen trabajos ahora. El hueco entre la clase alta y la clase baja podría crecer si no tenemos cuidado cuando decidimos quien debe recibir ayuda del gobierno. Y cuando digo “nos,” en realidad significa el gobierno. 

Reflexión

Esta clase es muy única y especial. Nunca he tenido la oportunidad tener una experiencia “hands-on” como en esta clase. Yo siento que aprendí tanto sobre comida, cultura, autenticidad, y aun la política de la comida durante mi tiempo en la clase. Por su puesto, mis partes favoritos de la clase fue cuando fuimos a los restaurantes. Pienso que aumenté de peso (como cinco libras- estoy seria) debido a toda la comida comimos, pero estoy muy agradecida que tuve la oportunidad probar comida maravillosa y, a mismo tiempo, aprender sobre sus raíces. 

Yo tengo memorias buenas de los viajes en auto a nuestras excursiones con algunas de las chicas en la clase. Cantábamos canciones latinas y hablábamos sobre la clase, la comida, y nuestras experiencias en otras clases. Adicionalmente, realmente disfrute hacer el video para nuestro proyecto. Me encantaba jugar con iMovie y era guay hacer algo que normalmente no puedo en una clase español… o en mis clases en general. Yo siento que había muchas maneras hacer trabajo en la clase y me gusta que el trabajo era diverso. Estoy triste que no pudimos continuar nuestras aventuras en Los Ángeles, pero estoy feliz que ahora tengo muchas lugares que puedo comer en con mis amigos cuando la pandemia termina!

Cohen, Zachary. “Es Hora De Hablar Más Seriamente Sobre El Suministro De Alimentos En Medio De La Crisis De Covid-19.” CNN, Cable News Network, 14 Apr. 2020, cnnespanol.cnn.com/2020/04/14/es-hora-de-hablar-mas-seriamente-sobre-el-suministro-de-alimentos-en-medio-de-la-crisis-de-covid-19/#0.

Lakhani, Nina. “Los Despidos Masivos y La Falta De Ayudas Públicas Empujan a Millones De Personas En EEUU Hacia Los Bancos De Alimentos.” Eldiario.es, Eldiario.es, 6 Apr. 2020, http://www.eldiario.es/theguardian/tormenta-perfecta-Unidos-advierten-nillones_0_1013849314.html.

Pierson, David. “Del Caviar Al Jugo De Manzana, El Coronavirus Está Cambiando La Forma En Que El Mundo Se Alimenta.” Los Angeles Times, Los Angeles Times, 12 Apr. 2020, http://www.latimes.com/espanol/internacional/articulo/2020-04-12/del-caviar-al-jugo-de-manzana-el-coronavirus-esta-cambiando-la-forma-en-que-el-mundo-se-alimenta.

Apropiación y Motiva- Leah Ely

La primera vez que oí la palabra “apropiación” era mi primer año en USC en una clase sobre “el baile en la cultura pop.” Era definitivamente un concepto nuevo para mi y inicialmente no lo entendía.  Ahora, es algo que veo en muchas partes de nuestra cultura, no solo en el baile. Por ejemplo, Adrián Triglia habla de Katy Perry y Miley Cyrus y su apropiación de la cultura japonesa. Aunque esta es tal vez una forma más obvia, hay otras maneras (como con comida) en que personas apropian una cultura. 

Katy Perry

            La pregunta grande es, “¿Quién tiene el derecho de representar la comida de una cultura o país?” ¿Puede chefs de raza blanca cocinar comida mexicana? ¿O chefs negros y comida asiática? Es muy controversial, y algunas personas lo consideran como “columbusing.” Columbusing es “the act of reckless and thoughtless appropriation (typically by rich white people) of a thing that has been around for years or decades (a thing that usually belongs to non-white people)” (Portnoy). 

En la situación de Peterson y Chef Bayless, no pienso que sea columbusing. Si los hombres tienen respeto, reverencia, y apreciación de una cultura, ¿Por que no pueden compartir su amor con el mundo? Para mi, lo más importante es que la razón para cocinar comidas de cultura diferente es pura y no con el motivo de ganar dinero. Estoy de acuerdo con el entrevistado en el articulo sobre Kooks cuando dice, “No sería justo decir que solo por ser blancos no puedan retomar la cocina de otras etnicidades. Yo soy negro y cocino con sabores asiáticos, desde hace 17 años. ¿Soy culpable o mi historia es diferente por mi raza? Todo se trata del enfoque” (Japhe). 

Sin embargo, yo entiendo la perspectiva de ellos que creen que Chef Bayless está participando en alguna forma de apropiación, especialmente en los casos donde no se saben la historia mixta de un plato. Por ejemplo, Bayless habla de su “traducción” de ciertos platos en un esfuerzo para hacerlos más atractivos. Para mole, su menú dice “oaxacan red mole from the coast,” y por eso, más personas lo quieren probarlo. Si, yo entiendo la perspectiva que “all translations are some kind of loss,” pero ¿tal vez vale la pena si hace que más personas aprecien el plato (Bayless)? 

Además, aunque es área gris, creo que todos tipos de hacer suposiciones basado en la raza de una persona es racismo. Si, muchas veces personas blancas tienen más oportunidades que minorías, y es muy triste, pero todavía no creo que esta situación justifica atacar a las personas que tienen los recursos compartir la comida de una cultura que respetan y aman. Para mi, me importa que la comida yo como es preparado por expertos- personas que muy bien saben la gastronomía de la cultura. Esta es la razón que estoy de acuerdo con los estudiantes de Oberlin College.

Los estudiantes de Oberlin sienten que hay un “gross manipulation of traditional recipes” en la cafetería de Oberlin. Para los estudiantes, “When you’re cooking a country’s dish for other people, including ones who have never tried the original dish before, you’re also representing the meaning of the dish as well as its culture…So if people not from that heritage take food, modify it and serve it as ‘authentic,’ it is appropriative” (Friedersdorf). Esta perspectiva es basada en la tendencia de la universidad modificar las recetas de ciertos platos culturales sin respeto a las gastronomías de las culturas. 

Cafetería de Oberlin College

Tal vez no tienen acceso a pescado o ciertos ingredientes muy fresca, pero cambiar la receta de un plato y mantener el nombre original es algo completamente diferente. ¿Por qué se llama los platos los mismos nombres cuando, en realidad, no es cerca del original? Pienso que, en este caso, la escuela está usando los nombres de los platos culturales para parecer muy cultural y atraer estudiantes prospectivas. Las motivas no son puras, así pienso que es apropiación. 

Para mi, creo que hay una distinción importante entre comida fusión y apropiación. Nuestra comida tiene influencias de varios lugares en el mundo, historias que muchas personas no saben, así entiendo fusión de dos gastronomías culturales. En el caso de  

X’Tousu Kitchen, los cocineros tienen conocimiento sobre las dos culturas y pagan respecto a ambos. ¿A Oberlin College? No. Si está cocinando la carne de vaca en un plato hindú durante una fiesta hindú, no se sabe la cultura y no se tiene respeto para la cultura. Esto es obvio. 

Taco Bell, por otro lado, es un poco complicado en mi mente. No sé la historia de Taco Bell, pero sé que el restaurante dice que es mexicano. A un punto de tiempo, crearon el taco americano que sabemos hoy con una tortilla dura, queso rallado, y carne molida y lo vendieron como comida mexicana. Pienso que este acto es apropiación, pero ahora esta “clase” de comida mexicana es establecida en los Estados Unidos y es su propia forma de comida mexicana-americana. Ahora tenemos la pelea sobre la autenticidad de la comida de Taco Bell, pero no voy a ir allá. 

            En conclusión, apropiación es un acto muy grave. Es muy importante respetar todas culturas. Aunque creo que todas personas pueden cocinar platos de cualquier cultura, lo mas importante es una motiva pura y respeta total.

Referencias

https://psicologiaymente.com/social/apropiacion-cultural

https://www.vice.com/es/article/59mxvn/portland-chefs-discuss-cultural-appropriation-amid-burrito-stand-closure

Portnoy

http://www.sporkful.com/other-peoples-food-part-1-rick-bayless-white-chef-mexican-food/

https://www.theatlantic.com/politics/archive/2015/12/the-food-fight-at-oberlin-college/421401/

¡La comida fusión- mi favorita! Leah Ely

Mientras me siento aquí en mi cuarto en la casa de mis padres en Tennessee, pienso en los platos he comido durante mi tiempo creciendo en el Sur. Carne llena de grasa, maíz, panecillos con salsa, y muchos muchos carbohidratos. Desafortunadamente, Tennessee (y en realidad el Sur en general) no tiene mucha diversidad de comida. Tenemos un restaurante jamaicano muy pequeño en mi calle se llama “Jamaican Sunrise” y un restaurante cubano se llama “Aroma Cafe,” pero estos y algunos restaurantes mexicanos son la extensión de comida extranjera en mi ciudad. Como describe DuPuis en “Food Across Borders,”

“The act of choosing what to put into our mouths is a kind of ‘boundary-work’ in which we sort out the line between what is us and what is other” (1).

Para mi, estos límites son muy frecuentes en el sur debido a la falta de diversidad. Entonces, no es una sorpresa que no tengamos restaurantes con comida fusión. De hecho, mi primera experiencia con comida fusión era a X’Tiosu Kitchen. 

La mezcla de comida mexicana y comida arabe es algo que todavia pienso en … para mi, era mágica. Era como la escena de la película Ratatouille donde Remy descubre la explosión del sabor entre una fresa y pedazo de queso rico. Dos tipos de comida completamente diferente, pero al mismo vez, un par perfecto. Yo pienso que el proceso de fusión es muy natural, especialmente en un lugar como Los Ángeles donde hay tan influencias del todo el mundo en una ciudad. La inmigración de personas de países diversos a los Estados Unidos y el acceso a los ingredientes diversas a través de comercio-trade aumentan la habilidad a adaptar platos culturales a condiciones locales y también crear fusiones nuevas de comidas culturales. Anderson ilustra las posibilidades nuevas que vienen con la globalización cuando dice,

“Foods, more than anything else, reveal the workings of world-systems” (194). 

No creo que estas creaciones nuevas son un perdido de la autenticidad sino que en realidad refleja el proceso de “constant influence and borrowing” que describe Anderson. No podemos parar la globalización, y aunque la autenticidad y la lealtad son muy importante en una cultura, también pienso que es importante aceptar la intersección de culturas en lugares como Los Ángeles. Hay personas de culturas y razas mixtas (como yo), asi por que no puede existir comida fusión? 

En adición a X’Tiosu Kitchen, Grand Central Market es un buen ejemplo de la globalización de comida en Los Ángeles. El mercado, que en un tiempo era muy popular entre los latinos en Los Ángeles, ahora es el centro popular para los “influencers,” “foodies,” turistas, y locales. Se encuentra Eggslut, helado, pizza, burritos, pupusas y mas comidas de culturas diferentes en Grand Central Market. Si la intersección de cultura fuera un lugar físico, Grand Central Market seria ese lugar. Adicionalmente, creo que Grand Central Market es la manifestación fisica de la cita de James,

“In embodying identities in a multiplex fashion, they offer ways of embracing Otherness, of confronting the global through localized, even personal, food styles and conversely, a way of living a local life with and through global imagery” (383).

Para mi, Grand Central Market es donde se puede tener una experiencia global en un lugar local. 

Tal vez soy un poco demasiado optimista, pero pienso que la comida fusión y la globalización de comida es buena. Gentrificación? No. La pérdida completa de autenticidad o la identidad cultural? No. Con todo, hay una línea, pero en todo pienso que la comida fusión es muy interesante y una manera guay compartir nuestras culturas. Como dice Ochoa,

“La globalización alimentaria, aunque suene paradójico, reúne integración y diversidad en la elección de los alimentos…” (141).

Me siento muy afortunada tener la oportunidad vivir en una ciudad tan rico en diversidad como Los Ángeles. Quiero enfatizar que no apoyo la gentrificación y el reemplazo de restaurantes históricos (como “legacy tenants”) y culturales, sino que apoyo el hecho que la gente tiene la oportunidad probar comidas culturales diversas a un nivel sin precedentes. X’Tiosu Kitchen, con platos como Hummus Salad, Chicken Shawarma Burrito, Chicken Kabob Burrito, y Oaxacan Hummus Salad, es un ejemplo increíble de las posibilidades de la comida fusión. Estoy muy agradecido de que puedo tener una experiencia “global” menos de 10 millas de mi casa en Los Ángeles. 

Fuentes

Anderson, E.N. “Foods and Borders: Ethnicities, Cuisines, and Border Crossings.” Everyone Eats.(BB). 

Rebato Ochoa, Esther M. “Las nuevas culturas alimentarias: globalización versus etnicidad” (BB).

James, “Identity and the Global Stew”

DuPuis, “Food Across Borders” 

https://xtiosu-kitchen.business.site/

Yo! Leah Ely

Siempre me preguntan: “Qué eres? Digo, qué etnicidad?” Es una pregunta complicada porque cuando contesto que soy mestiza (blanco y mexicana), también dice, “Oh! Entonces hablas español con fluidez?” 

eh… no.

Aunque soy mestiza, crecía en el sur- específicamente el este de Tennessee. Soy de Maryville, Tennessee, una ciudad en la valle de las Montañas Apalaches. Es un lugar muy rural y todas las personas se conocen. Me encanta Tennessee y pienso que es el lugar más bella en los Estados Unidos (soy un poco parcial). Tennessee es una parte del “Bible Belt” así muchas personas en mi área son cristianas. Yo y mi familia también somos cristianos. Vamos a la misma iglesia, y yo, mi hermana, y mi prima somos cantantes en el equipo de la adoración.  Mi fe es muy importante a mi y es una parte importante de mi identidad. 

Image result for east tennessee
Este Tennessee

Mi familia es muy grande, y familia es todo. Siempre tenemos eventos juntos con mucha comida típica del sur. Por ejemplo, algunos restaurantes comunes de los que compramos comida son Chick-Fil-A, Kentucky Fried Chicken, Lee’s Famous Recipe Fried Chicken, y Cracker Barrel. Es la verdad. Pollo frito, puré de papas y salsa, habas verdes conservadas de la jardín, panecillos, y té dulce son cosas populares a nuestra mesa. Pienso que tenemos este plato sobre dos o tres veces en una semana con alguna variación. La comida es muy accesible y a veces podemos tomar legumbres de la jardín para los platos. Mi padre compra té dulce tres veces cada día de McDonalds (no lo apoyo, pero es un ejemplo a una dieta típica de alguien del sur). Creo que la comida más cerca al tamal de México en nuestra cultura es pollo frito. Pollo frito es un fuente de orgullo en el sur y para mi, es un recuerdo de mi casa cuando extraño a mi familia. “Nashville hot chicken” es un plato muy popular en todo el mundo que ahora es un símbolo del sur. Según Anderson,

“The great cuisines of the world are char-

acterized by quite characteristic and distinctive assemblages of flavor-

ings—herbs, spices, fermented preparations, and condiments in general.”

Image result for southern dish
Nashville Hot Chicken

Pienso que el acto de definir la gastronomía del sur es ambiguo, como todas gastronomías de ciertas regiones, pero comidas fritas y comidas con grasa son desafortunadamente muy común en el sur. Sin embargo, estas comidas no sólo existen en el sur y también creo que están influenciados por otras culturas que no nos damos cuenta. También quiero mencionar “moonshine” porque es como una representación de la historia de Tennessee y el sur. Como el maíz es parte de la identidad mexicana que los europeos no podían cambiar, el moonshine era un producto de la lucha contra el ley que prohibió alcohol en los estados (Pilcher). Mi familia no bebe moonshine pero es un símbolo fuerte de los “Smoky Mountains” y la identidad de las personas que viven allí. 

Image result for tennessee moonshine
Moonshine

Mi lado mexicana es muy importante también, pero no crecí en esa cultura. Todas las personas de ese lado de mi familia viven en México y nunca los he conocido. Quería aprender español porque quiero visitarlos en el futuro y tener la habilidad de comunicar con ellos. Yo quiero conectar con la cultura mexicana pero al mismo tiempo, solo tiene la experiencia de mis clases. Clases como esta me dan un mirada mejor de la cultura de mi familia en México, pero eso es el extensión de mi experiencia. 

Esta semana yo visité un restaurante se llama Celaya Bakery en la calle Vermont. Se anuncia como una panadería con opciones de ambos países Mexico y El Salvador: “Especialistas en Pan Mexicano y Salvadoreño, Pasteles a su gusto, comida y Jugos naturales.” Había muchas opciones de dulces y pan, pero también se venden tamales, enchiladas, y otras comidas que originen en México. Cuando le preguntaba a la empleada sobre los platos más populares, me contestaba en español que las enchiladas con salsa verde son muy populares y también los tamales. Pedí ambos platos y comí en el restaurante vacío. Había música mexicana tradicional y pinturas de maíz y legumbres diferentes en las paredes. Para mí, parece que el restaurante está tratando representar las regiones rurales de Mexico con las pinturas. Se enfocan en imágenes brillantes y lleno de color. Las pinturas contrastan mucho con el entorno en Vermont. El tamal era muy muy bueno pero no pienso que la comida era espectacular. El precio era el promedio y el servicio era muy bueno así volvería. En todo, pienso que el restaurante era “auténtica” porque sirve comidas importantes a la identidad de Mexico. Estoy agradecido de que tengo la oportunidad de conectar con mi familia mexicana a través de comida en una calle cerca de mi casa! El pollo frito y el tamal tienen lugares en mi corazón porque me conectan con mi identidad mixta.

Anderson, E. N. Everyone Eats : Understanding Food and Culture . New York University Press, 2005.

Pilcher, Jeffrey M. Que Vivan Los Tamales! : Food and the Making of Mexican Identity . 1st ed., University of New Mexico Press, 1998.

Leah Ely- Una mirada más cercana a las intenciones detrás de la autenticidad

Siempre me gusta ir a la Calle Olvera porque la calle es como una foto del pasado. Los colores, las cosas se venden, la música, y otras cosas me causan pensar en México. Cuando fuimos, era muy interesante oír la historia sobre la calle y lo que representa. Las tiendas venden zapatitos y camisas con colores y estilos que no se puede encontrar en partes no hispanos en Los Ángeles. En cada esquina hay una oportunidad comprar alguna forma de Jesucristo. Es claro que el catolicismo es un parte vital de la vida mexicana y la Calle Olvera representa esta cultura bien.  

Cielito Lindo, el restaurante pequeño en el que comimos durante nuestro viaje, tiene una imagen de una choza lleno de color que guarda el secreto de los mejores taquitos. El azul, rojo, verde, y amarillo queda bien con el entorno. Las palabras “World famous taquitos established in 1934” añade a su popularidad y atraen a la gente que pasa. 

Para mi, creo que la calle en general fue creado para muestra a todos grupos de personas la historia de California antes de la colonización. Me recuerda a un set de cine. Es basado de la vida auténtica de las personas Mexicanas en el pasado, pero fue creado para el placer de los anglos o otras razas. Pienso que la Calle Olvera es un ejemplo del fenómeno Ferrero menciona: 

“.. the persons who are the objects of such expectation display a “pseudoethnicity” that enables them to mask and at the same time adapt their cultural and ethnic identity” (200).

La Calle Olvera

Pero a la misma vez, pienso que el Cielito Lindo es, por los menos, un poco más “auténtica” que la calle porque tiene una historia real con la area. Durante mi viaje yo vi muchos tipos de personas diferentes- Anglos, hispanos, asiáticos, y más. Todos querían probar los taquitos famosas que originaron en 1934 con una receta casera- una receta que todavía se usa hoy. Al inicio, se dieron la comida de casa al restaurante, pero ahora es más moderno para proveer a todas las personas y turistas que quieren tratarlo. Pienso que este restaurante es auténtico en una manera a causa de su historia rica en Los Ángeles, pero ahora es un peón de “autenticidad” para atraer más personas y más dinero a la Calle Olvera.  En mi opinión (quizás impopular), los taquitos no son tan buenos.. Aún un poco secos. Definitivamente no son lo más mejor en el mundo.. Pero porque son “auténticos,” son famosos y mas mejor que los que no son “auténticos.” 

Mi experiencia en Boyle Heights era muy diferente. Para mi, Boyle Heights no es un set de cine para muestra las vidas de los mexicanos del pasado… es un lugar real en las vidas de Mexicanos en Los Ángeles hoy. Es un pedazo de sus vidas: una representación real. Yo vi a muchas personas hispanas en las calles y no vi a muchas personas Anglos o de otras razas. Me gustaba el mercado mucho porque me siento que estaba en un mercado real que los hispanos usan. No es un espectacular sin que es un lugar real que promete para la comunidad mexicana. Para mi, la diferencia entre lo auténtico y lo no es la intención detrás del lugar. Si la intención es atraer la atención de turistas o personas que quieren experimentar con culturas diferentes en un ambiente seguro, pienso que es menos “auténtico.” Si la intención es proveer para las personas de una comunidad hispana o la comunidad en general, es más “auténtico.” También pienso que la intención de Mariscos Jariscos es compartir el amor para única comida mexicana. Es el mismo para Milpa Grille. Los dos las recetas especiales de los mayas y el deseo de compartir estas recetas con el mundo me causan sentir que es “auténtico.”  

El Mercado

Gentrificación es una consecuencia de whitewashing y yo entiendo los sentimientos de las locales en su miedo de ser víctimas de gentrificación. Segun un manifestante,

“It’s urban colonialism,” Anonymous added from his seat on the next step. “They move in, we move out because of the rising prices here in the local economy.”

Pienso que los lugares “hipster” puede ser una amenaza a la comunidad de Boyle Heights en este sentido, pero al mismo vez, las personas son los partes más importantes en una comunidad, y unas tiendas o restaurantes no hispanos no deberían destruir esto. En mi opinión, el dueño de Weird Wave tiene el derecho de abrir su negocio en Boyle Heights, pero también necesita tener en cuenta que la comunidad de Boyle Heights es especial debido a sus precios bajos y que necesita respetar las personas y sus culturas. Aunque el proceso de descolonización ha empezado, y en algunas mentes, ha terminado, la gentrificación todavía es una amenaza a las populaciones hispanas en muchos lugares.

Una juguetería en el mercado

En conclusión, creo que la definición de autenticidad y su uso es muy controversial. Como dice Profesora Portnoy en su artículo sobre la autenticidad,

“authenticity is not a quality inherent to food: it is one that is socially and personally constructed. It varies depending on available ingredients, changes in technology, social class and the influences of trade and travel.”

El concepto es muy adaptable y no es siempre la mejor manera de clasificar lugares culturales. Aún así, me encuentro usando el concepto mucho cuando pensar en un lugar. Al fin del día creo que las intenciones detrás el uso de la palabra “autenticidad” es lo más importante.

Leah Ely – Colores? Sí! Autenticidad? Pues..

La pregunta de autenticidad de la comida cultural en lugares varias es un tema de controversia para mucha gente. Para algunos, autenticidad es basado en los ingredientes originales de una cultura o región, un método similar de cocinar platos, o una réplica exacta, para los ojos o a través del gusto, de platos culturales.  Para otros, la autenticidad es un termino que adapta con el tiempo. La diferencia en recursos en un área afecta a las habilidades de crear o traer ciertos platos de una región, así se cambia según la modernidad y los recursos. En el restaurante visité, “la autenticidad” era un punto clave en anunciar la legitimidad de la comida mexicana.

            El Patroncito, un restaurante Mexicano pequeño en el corazón de Los Ángeles, alardea de su autenticidad y status de “Best Mexican Food in Town.” El exterior del edificio es un amarillo muy vibrante con un cacto en cada lado de la puerta. El letrero sobre la puerta también dice, “restaurante mexicano: Best Mexican Food in Town” con otro letrero que dice “Autentic Mexican Food” en tablones de madera. Sí. No “authentic” o “autentica”; autentic. Un mural lleno de color cubre el lado de edificio. Cuando entré, inmediatamente me dé cuenta de unas banderas de azul, amarillo, naranja, morado, blanca, y verde colgando del techo. Había sombreros, guitarras, ollas, y otras baratijas de ascendencia mexicana en los paredes y estantes de El Patroncito. Aún las mesas estaban llenas de rayas del arco iris en un esfuerzo a da la sentimiento de estar en México.

             Nuestra camarera no habló mucho inglés. Teníamos un grupo mezclado de etnicidades, pero ella nos preguntó sobre nuestras ordenes en español. Podía entender bastante ingles para comunicar con los que no podían hablar español, pero ella prefiere habla en español. El menú se escribe en ingles y español, con opciones como “Mix Green Salad,” “Taquitos con Guacamole,” “Taquitos with Guacamole” en otro parte, y “Hard or Soft Shell Tacos.” No entiendo la inconsistencia de la lengua del menú, pero me parece que era un esfuerzo atraer las dos gentes españolas y las de otra etnicidad. Tal vez El Patroncito tiene éxito en esto porque durante mi visita vi gente blanca, negra, española, y asiática.

            Pedí una quesadilla de pollo y un Coke. Cuando hice la pregunta de que ingredientes vienen con la quesadilla, la camarera me dijo que las quesadillas solo tienen queso y una carne, si se quiere. Adicionalmente, el Coke vino en una botella de vidrio importada de México. Todos los refrescos vinieron en botellas como esta- no tenía una maquina de soda. Cuando mi comida llegó, había guacamole, salsa, y la crema agria en mi plato con la quesadilla. También había una banderita mexicana atascada en la quesadilla con un palillo de dientes.  

            Mi quesadilla estaba cortada en cuatro pedazos y lleno de queso blanco y pollo. También había salsa, guacamole, y crema agria que la dieron una imagen atractiva. La temperatura de la quesadilla era satisfactoria – no era demasiado alta ni baja. Había mucho queso en la quesadilla- casi demasiado queso porque no podía notar el sabor del pollo. La quesadilla era gustosa, pero no al nivel de celestial. He probado otras quesadillas mejores. Adicionalmente, la crema agria, salsa, y guacamole estaban de baja temperatura. Pienso que esta es una cosa buena porque me dice que la comida era fresca y el plato no estaba sentando en la cocina para mucho tiempo. La salsa era sabrosa también, pero no era súper especial.

            En todo, es difícil distinguir si el restaurante hace un esfuerzo de “blanqueando.” Mi camarera no hizo muchas esfuerzas a adaptar su propia lengua a la de las personas en mi grupo, pero a la misma vez, ella era muy simpática y trató ser servicial con preguntas. La barrera de idioma era un problema dos veces porque me dio la bebida equivocada y otra chica el plato equivocado. No le pedimos reemplazos. Adicionalmente, me parece raro que el menú usa dos versiones de los nombres (ingles y español) para ciertos platos. ¿Por qué se usa “con” en unos casos y “with” en otros? ¿Es un esfuerzo para que los hablantes de español y no español se sientan cómodos con el menú? Para me, parece incoherente y desordenado.

A pesar de esto, pienso que el restaurante tenía un sentido muy “autentica” que todos tipos o razas de personas podrían disfrutar. La popularidad del restaurante, la atmósfera casual, y los colores brillantes en las paredes, mesa, y fuera del edificio me da sentimientos de ser en México (¡Aunque solo he estado en Cozumel para un crucero!).  Sí, no pienso que la comida era “the best Mexican food in town” pero era comestible a buen precio. Yo regresaría con mis amigos para mostrarles un restaurante mexicano y divertido para probar.

Leah Ely

Hola! Me llamo Leah y estoy en mi tercer año aquí at USC. Mis especialidades son las relaciones internacionales y español. Me gusta mucha leer, tocar la guitarra (cuando tengo el tiempo), y comer! Estoy muy emocionada de conocer a todos en la clase.