La Mejor Decisión: Registrarme en SPAN 385

 

Honestamente, cuando decidí registrarme en la clase de español 385, pensé que cada semana simplemente comeríamos comida hispana y luego escribiríamos nuestras criticas en un blog. No pensé que hubiera tanta historia y cultura detrás de la comida hispana en Los Ángeles. Estoy muy agradecida con todas la experiencias que abrieron mis ojos a nuevas realidades tan cerca de mi vecindario. Creo que aprendí mucho sobre las diferencias entre países hispanos y sus culturas culinarias. Antes, yo siempre tenia la ilustración que nosotros hispanos éramos como un “melting pot” pero esta clase cambió mi perspectiva desde la primera semana cuando leí que somos mas como una ensalada con distintos ingredientes que juntos compartimos el plato.

Creo que nuestro viaje a Grand Central Market fue en gran ejemplo de esta metáfora porque bajo el mismo techo, disfruté de ceviche y mole de México, pupusas y plátanos fritos de El Salvador, helado de Estados Unidos, y los mejores tacos de carnitas! Ahora que pienso bien, creo que comí demasiadas calorías pero cada una fue una delicia.

 

Mi favorita lectura fue cuando llegó Bill Esparza y nos enseño sus fotos y comentarios en Instagram porque fue la primera vez que conocí a un “food critic” tan detallado. Gracias a sus recomendaciones, yo encontré la mejor lonchera de “shukos” de Guatemala y los compartí que mis compañeros y con mi familia también.

IMG_9941

No se que seria de mi vida si no hubiera encontrado ese tesoro secreto! Toda la vida he buscado shukos buenos y después de 21 años, al fin lo encontré. Lo bueno de las loncheras es que siempre se estacionan en el mismo lugar así que se donde encontrar El Shuko Food Truck cada fin de semana que se me antoje un bocadito de mi eterna primavera, Guatemala.

Xocolatl: Amargo y Adorado

En nuestra visita a LACMA, aprendimos mucho sobre la historia de chocolate en Mesoamérica entre los maya. El descubrimiento de chocolate se cree que fue en el año 900 D.C por los maya de centro américa cuando aprendieron que los frijoles dentro el cacao podrían cosecharse y convertirse en una bebida que seria pronto una delicia y tesoro para dioses y los ricos.

Chocolate map mesoamerica
Una mapa enseñando la historia del chocolate en Mesoamérica

 

IMG_1084Pero el chocolate maya era muy diferente al chocolate que comemos y tomamos hoy. En esos tiempos, el cacao se combinaba con chiles y agua para crear una bebida amarga, nada dulce! Nuestra guía y presentadora nos trajo frijoles de cacao para aprobar. Yo feliz me comí uno entero porque tenia hambre y esperaba un sabor dulce como un bocadito de Hershey’s. Pero pronto, mi reacción lo dijo todo. Que amargo frijolito! De hecho, la palabra “chocolate” viene de la palabra maya “xocolatl”, que significa “agua amarga”.

Aun amarga, la bebida de chocolate y los frijoles de cacao tenían gran valor entre los maya que se consideraba “la comida de los dioses”.

IMG_1093
“Vessel with Palace Scene” at LACMA

Tanto que en las paredes de templos y artefactos mayas han sido encontrados pintados con reyes y dioses mayas bebiendo chocolate. Aquí vemos la relación entre la comida y el arte como manera de preservar la historia y valor que tenía en sus tiempos. Sin el arte representando la comida en esta manera, no supiéramos hoy el papel que tomaba el chocolate en Mesoamérica. Por ejemplo, en LACMA vimos este vaso que tenia pintado la escena de un palacio con un dios o rey tomando chocolate. El artefacto se llama “Vessel with Palace Scene.” Es hecho de cerámico y fue encontrado por Guatemala/ Petén en los años 600-900 D.C.

Aparte de ser una delicia para tomar y comer, el cacao tomó gran parte en la economía. Se usaba como dinero. Por ejemplo, 4 frijoles de cacao tu podían conseguir una calabaza mientras 10 frijoles de caco te podían conseguir una gallina o conejo. Creo que la historia de chocolate fue lo mas interesante aprender en mi visita a LACMA porque jamás pensé que tenia tanto valor especialmente en los tiempos cuando ni siquiera le agregaban azúcar!

IMG_1071

Un vistazo a mi vida como madre

Es difícil alimentar saludablemente a mi familia en estos tiempos porque no tenemos carro ni mucho dinero. El vecindario de mi casa no ofrece accesibilidad fácil a tiendas que venden frutas y verduras orgánicas o frescas. La tienda de Ralph’s me queda a 0.7 millas de mi casa así que camino por la calle Vermont por 15 minutos para poder llegar. Casi nunca me cuesta cargar las bolsas de regreso a casa porque jamás tengo suficiente dinero para comprar cantidades grandes. Así que por lo tanto, son unas 3 o 4 bolsas que me toca caminar de regreso a casa.

Screen Shot 2017-04-02 at 2.37.36 PM

 

Antes, compraba comida rápida y económica como espaguetis por un dólar y salsa marinara. Estos fideos hechos en casa bastan por lo menos 2 días porque hago una hoya grande y le hecho agua a la salsa para que multiplique la cantidad.

Era la manera mas económica para alimentar a mis 3 hijos. Pero mi hijo mayor asiste la escuela llamada 24th Street Elementary School donde ha aprendido mucho sobre como cultivar vegetales y me ha pedido comer más saludable en casa. Yo me quede sorprendida que mi hijo me estaba pidiendo verduras y frutas en vez de un Happy Meal con papitas fritas y nuggets de pollo. A la misma vez me sentí con pena porque no sabia como ni donde comprar los ingredientes. A caso existe un Edén secreto por los barrios de Los Ángeles?

Mi hijo me sorprendió aun otra vez porque me llevó a su escuela un sábado donde vi que tenían un jardín que abrían a la comunidad.

Juntos ayudamos a limpiar el jardín y en cambio nos regalan verduras para llevar a casa. A mi hijo le encanta los guisantes que cultivan en su jardín así que nos traemos una bolsa entera cada sábado.

FullSizeRender
El jardín
FullSizeRender-1
Aqui estoy con mis hijos trabajando duro en el jardín

Otra bendición fue cuando aprendí de el “farmer’s market” que ocurre en USC cada miércoles. Vivo a un semáforo de USC así que hasta queda mas cerca que la tienda de Ralph’s. En 5 minutos me encuentro en McCarthy Park donde puedo comprar frutas y vegetales de agricultores local. Los precios son normal pero la comida es natural y fresca. No están empaquetados ni sellados con códigos de barras. Simplemente venden las frutas y vegetales tal y como los recogieron del jardín.

Aunque hay muchos obstáculos para mi y mi familia en nuestro trayecto a un estilo de vida saludable, la ayuda local nos ha dado oportunidad de crecer en conocimiento de que es comer orgánico y como se puede lograr económicamente. Muchas familias de bajos recursos enfrentan las mismas dificultades. No tienen tiempo de cocinar porque trabajan todos los días por varias horas, no tienen dinero para comprar carro o pagar el autobús para ir distancias largas a ciudades que tienen tiendas como Sprouts o Trader Joes y ni tienen dinero para pagar los productos que venden allí. No tienen la exposición al conocimiento detrás de una alimentación saludable porque no es algo típico que nos enseñan en nuestro crecimiento pobre. Pero gracias a mi hijo y la gente que se compromete a asistir a la comunidad, mi familia y yo estamos un buenos pasos para seguir adelante con una vida saludable.

Quien tiene el derecho de cocinar?

Creo que lo bello de vivir en los estados unidos es el privilegio de disfrutar comidas de diferentes culturas cada día. Mi país es como una ensalada con diferentes ingredientes independientes que juntos, crean un plato maravilloso. Por mi, estos ingredientes que crean la ensalada cultural pueden ser proporcionado por quien sea que se identifique con la autenticidad de la receta o cultura. Entiendo que hay gente que critica cocineros cocinando comida fuera de la etnia de su nacimiento, como Chef Rick Bayless.

Rick Bayless es un Americano (“gringo”) de Oklahoma y es famoso por sus platos Mexicanos. Tanto que hasta La Casa Blanca pidió que Bayless cocinara para la visita del presidente de México en 2010, Felipe Calderón. Hay gente que critica a Bayless y su comida cuando ven que el no es mexicano. Dan por entender que para ellos, la autenticidad de un plato depende mucho en la cultura de el cocinero. Pero creo que esto es ignorante y un poco racismo. Muchas veces he escuchado a familiares o amistades decir “Quiero ir a comer comida _(país)__ pero hecho por un _(miembro del país)___ que si sabe como debe de ser.” Es normal que uno piense que un mexicano cocina mole mejor que un americano pero es completamente posible que un americano lo cocine mejor también, y con mas aprecio. Yo jamás he aprobado la comida de Rick Bayless y no puedo comentar en su autenticidad completamente. Lo que se es que su carácter contra opiniones que hablan mal sobre su comida necesita ser cambiado. Es inmaduro esperar que todos acepten tus platos como autentico, especialmente cuando la definición de autenticidad es diferente para cada quien. Uno define que es autentico basado en como creció. Por ejemplo, un mexicano nacido en México puede criticar que El Cholo no es autentico. Pero un estudiante americano de USC tal vez lo acepta como bastante autentico.

Por mi, todos pueden cocinar cualquier plato tan solo que se dediquen a entender la raíz del plato. Si uno estudia el pasado de los ingredientes y comercio, la cuidad de origen, el valor de la receta para su comunidad, etc entonces uno esta mas que preparado para compartir la habilidad de crear un plato delicioso. Creo que hasta tienen mas privilegio de hacerlo en comparación con un nativo que creció comiendo la comida pero nunca se informó en el proceso que llevó para crearlo hoy en día. Como dijo un estudiante japonés de Oberlin College, cuando uno cocina un plato de otro país, uno esta representando el significado del plato y la cultura de su gente. Así que es importante no faltar el respeto con cambios drásticos o imitar ingredientes con baja calidad.

Loncheras: Cash Only

Después de leer sobre la historia de las lonches en Los Ángeles, decidí buscar una lonchera de tacos que se estaciona en un solo lugar frecuentemente. Sarah Portnoy nos cuenta en su libro Food, Health and Culture in Latino Los Angeles capitulo tres “Loncheras and Luxe-Loncheras” que originalmente, las loncheras fueron designadas a ser completamente móvil. Su propósito era de ofrecer servicios de comida fácilmente para los trabajadores en construcción. En los años 1970s, las loncheras empezaron estacionarse en un solo lugar en vez de estar moviéndose tanto. Creo que esta estrategia hay creado “loyal clients” porque se enamoran de la comida y saben el lugar donde pueden encontrar la lonchera siempre. Raul Ortega menciona en el articulo de Jonathan Gold, “How America Became a Food Truck Nation” que el no mueve su lonchera. Por mas de 20 años, el se ha quedado en el mismo lugar y ve a clientes viajar desde lugares lejos con tal de venir a comer sus tacos y eso le encanta.

La lonchera que encontré fue Leo’s Tacos Truck. Hay tres en Los Ángeles pero yo visité la lonchera en Midcity, LA. Se encuentra en S La Brea Ave y Venice Blvd. a la par de una gasolinera 76. Jonathon Gold menciona que los tacos de fusión Coreano, como Kogi, compran carne de un “purveyor” de Beverly Hills y vende sus tacos a $2.10 “than a lonchera taco, which tend to run a buck and a quarter.” Y eso fue cabal lo que me costó cada taco en Leo’s Tacos- $1.25. La lonchera era “cash only” y cuando vi en mi billetera, afortunadamente, tenia cuatro dólares.

IMG_9728
Aqui puedes ver que es una lonchera de “cash only” y tambien comparten sus redes sociales, algo nuevo que loncheras estan haciendo para conectarse con la generacion de hoy. Como dice Jonathan Gold, “Loncheras tweet too.”

IMG_9736

Así que ordené uno de carne asada, uno de pollo, y uno de al-pastor (see below in that order from left to right). En total me salió a $3.75. Lo ordené “para llevar” así que los condimentos vinieron en bolsitas para que fácilmente pudiera prepararlos a mi gusto.

IMG_9741

Aprovechando de la locación en la gasolinera 76, preparé mis tacos en el carro mientras llenaba mi tanque con gasolina porque la luz de gasolina de mi carro estaba encendida y me decía que estaba bajo. Así que mientras se llenaba mi carro con gasolina, yo llenaba mi estomago con deliciosos tacos. Aunque hubiera deseado que las carnes fueran mas jugosas, la salsa en casa de aguacate ayudo bastante y en general, los tacos fueron una delicia.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El “tamal mexicano”

El tamal es un plato muy conocido. Mayoridad del mundo lo asocia con cultura Mexicana aunque existen tamales en varios países. Cada Navidad vemos “memes” de familias mexicanas comiendo solo tamales durante el mes de diciembre y de enero. Aunque es una exageración, es cierto que el tamal es central a la comida mexicana. Y es típico comerlo en tiempos de celebración. Gustavo Arellano nos cuenta en su libro Taco USA sobre la historia de la virgen de Guadalupe. Ella es “embraced by a nation that finds redemption in her swarthy gaze and the promise of salvation by the good works involved in consuming steaming tamales and Mexican hot chocolate customary after Her Mass.” Los tamales no solo tienen significado cultural en México, si no también religiosamente. Es por eso que se come mucho en fiestas o celebraciones.

Hablamos de comida mexicana y tamales mexicanos como si fuera un solo cuisine. Pero en México, existe varios tipos de tamales – algo que yo no sabia antes de comer en Chichen Itza.

img_8532

E.N. Anderson menciona que categorizamos comida como “comida italiana” o “comida americana” o “comida mexicana” pero estos nombres no identifican que región representa el plato que uno ordena. Así que un “tamal mexicano” es ambiguos porque puede ser de diferentes partes de México. Chichen Itza cocina comida de Yucatán, la cual es una mescla de recetas españolas, mayas, y libanesas. Yo ordené dos tamales para descubrir la diferencias entre ellos. Me esperaba un tamal “típico” de México (los tamales que veo en los “memes” de Facebook). Pero a mí sorpresa, los tamales que me trajearon a la mesa no parecían a las fotos.

fullsizerender

 

El tamal horneado era duro como una empanada frita. No mucho me gusto lo duro de mi mordida que tuve que dar porque la piel del tamal se quebraba en pedacitos y se me caía el pollo al plato. Pero la salsa de tomate que vino en combinación fue espectacular y lleno de sabor. Usé los pedacitos de tamal como “chips” para la salsa.

El tamal colado me sorprendió mas porque parecía gelatina. Vino envuelto en hojas de plátano lo cual me recordó mucho de los tamales guatemaltecos que hace mi familia cada navidad. El sabor era muy parecido a los de centro américa. Era suave, delicado, y se derritió en mi boca el morderlo.

Jeffrey Pilcher escribió, “While people have long recognized the connections between cuisine and identity, the aphorisim that you are what you eat has seldom been applied to the study of modern nationalism.” Creo que tiene la razón. Hoy en día, uno puede aprender mucho sobre una persona culturalmente, individualmente, y económicamente si estudias muy bien lo que come. Yo soy Guatemalteca y cristiana así que mi desayuno, almuerzo, y cena en casa cada día era muy repetido. Empezábamos con una oración familiar sobre la comida y luego comíamos platos típicos de Guatemala. Siempre nos gustaba pero la razón por la cual comíamos frijoles negros con huevos y plátanos fritos cada día era porque estos ingredientes eran lo mas económico. Lo interesante es que muchos países usan estos ingredientes también. Costa Rica tiene el “gallo pinto” lo cual es arroz con frijoles negros y El Salvador tiene plátanos fritos con frijoles fritos! Los platos típicos de una región siempre tienen raíces en común con otros platos de otros países. Así que la próxima ves que pienses que tu plato es un “plato mexicano” piensa otra vez. Porque los ingredientes han sido influenciado de diferentes regiones.

Hay Cielito Lindo, Que Rico Sos Pero No Tan Autentico. (Blog 2)

A primera vista, la Calle Olvera llenaba mis ojos con mucho color. Las tienditas que vendían bolsas, máscaras, y disfraces tenían un ambiente antiguo que me hacia pensar en las tradiciones de México. Pero luego me puse a pensar en la originalidad y autenticidad de estas tiendas y restaurantes. ¿Cuántos de ellos valoraban mas a los turistas que a los paisanos? Sylvia Ferrero explica en su capítulo que “The “dual life” of Mexican food can be seen in the distinction between the food for non-Mexican diners, adapted according to their expectations and their experience of eating ethnic food, on the one hand, and Mexican food for Mexican diners, on the other.” (p.199, Food Nations). Hay muchos negocios vendiendo comida Mexicana y ofreciendo cultura Mexicana. La presión de agradar a los clientes o turistas es grande porque cualquier negocio requiere la atracción y felicidad de visitantes para poder tener éxito financieramente. Cuando uno se enfoca a complacer a los turistas y las expectativas de ellos hacia tradición Mexicana, se pierde la autenticidad. En la Calle Olvera, vi muchos sombreros, vestidos con rosas, guitaras, y paredes de color. Estas selecciones se usan como herramientas de marketing porque son aceptadas universalmente como cultura hispana. Los restaurantes hacen lo mismo.

En cada restaurante que pasamos, vi que vendían horchata. Algunos tenían la horchata en jarros que parecían hechos en casa. Otros tenían la horchata en maquinas de soda que parecían artificial. Al ver las diferentes opciones de horchata, me sentí engañada. La horchata originó de Valencia, España y fue hecho con almendras, semillas de sésamo, arroz, y cebada o chufa. En los Estados Unidos, se usa mucho el arroz y canela para crear este refresco y hasta lo venden en polvo, listo para creer, en las marquetas. ¡Que barbaridad! ¿A caso tendré que ir a España para tomarme un vaso de horchata autentico? Una de estas tiendas hasta vendian “ICEE’s” – una bebida americana de hielo. El menu ofrecía helado, dulces, frappes, cafe capuchino, y tamales. Que relajo de opciones. Tambien ofrecían churros con rellenos, lo cual no es autentico. La agregación de un relleno fue el resultado de complacer a los clientes y la necesidad de ofrecer mas de lo original.

Comí en Cielito Lindo donde ordene un tamal y dos taquitos, servidos en un plato con frijoles y queso. Primeramente, tengo que decir, que rico! En menos de cinco minutos yo tenia mi comida lista en la ventanita de Cielito Lindo y al dar la primera muerda, me enamoré de la suavidad del tamal y lo jugoso de la salsa.img_8863fullsizerender

Sarah Portnoy explica en su artículo Authenticity in cuisines que “Nowadays, the term authentic is used by cookbook writers to claim that their recipes are “authentic” versions of a dish, as though authentic were synonymous with good.” Es cierto. Todos se creen auténticos al vender comida de otros países fuera de los estados unidos. Pero para mi, la autenticidad existe cuando el cocinero sigue una receta de su barrio con la intención de compartir esa delicia con el mundo. Cielito Lindo, aunque sea muy rico, vende su comida para el placer de los clientes. Entregan la comida rápido y la empapan con calorías de salsa y queso. A los Americanos nos encanta las calorías. Cuando fui a Centroamérica y Mexico, me recuerdo que la comida no era tan grasosa como lo es aquí en estados unidos. Otro ejemplo en como la autenticidad se pierde cuando se quiere complacer a los clientes. La palabra “authentic” solo se debería de usar con platos que existen para representar a su origen, no para agradar a su comprador.