Arte y Comida

La comida es tan importante en nuestras vidas porque lo necesitamos para sobrevivir. Además, expresamos nuestra cultura y sentimientos por la comida. Casi todos han oído la frase, “hecho con amor.” Porque la comida es tan importante en nuestras vidas, no es una sorpresa que es un tema importante en el arte. De los tiempos precolombinos hasta ahora, es un sujeto popular en arte.

Cuando visitamos LACMA, vimos algunos objetos de arte del tiempo colombiano. Algunos son de los Aztec, y otros de los Mayans. En mi opinión, el objeto más interesante fue el vaso de chocolate. Tiene la imagen de un rey encima de un trono. Él está mirando su propio vaso de chocolate caliente.

17966465_1508454235884097_1909106810276993828_o

Nuestra guía explicó que los granos de cacao tenían mucho valor y eran usados como moneda. Entonces, para tener acceso a mucho cacao es más o menos un símbolo de poder y la plata. Además, el rey tiene un plato enorme enfrente de su trono cual está lleno de tamales. Aprendemos que el tamal era un plato popular por siglos y siglos, desde los tiempos precolombinos hasta que este momento. Muchas cosas no han cambiado mucho. Todavía nos gustan cosas lindas para presentar la comida.

Al otro lado, quiero charlar sobre la representación de comida en arte moderno y público. Hay un mural famoso frente al restaurante Guelaguetza que representa la relación entre comida y la gente. Dos artistas oaxaqueñas de “Colectivo LaPiztola”crearon este mural para mostrar el sentimiento de “guelaguetza.” Guelaguetza significa “dar y recibir.” La imagen de la chica con maíz y un chico con pollo demuestra este intercambio y también muestra el papel de comida en una comunidad.

Untitled.png
El mural de Guelaguetza

También, el mensaje es un poco político. Los artistas dijeron:

“And also, we deal with corn because we’ve been working on resisting the genetically modified corn that has been doing away with millions of years of local corn.  It’s getting contaminated and it’s already happened a lot in Oaxaca and so there’s a fierce struggle against genetically modified corn and that’s also reflected in the piece.”

Tiene que ver con la importancia de acceso a comida natural y culturalmente adecuado, y también el efecto de maíz “GMO” en la economía de Oaxaca. Entonces, en esta obra hay una conexión importante con la naturaleza y la sobrevivencia de una comunidad. El tema de justicia social,  justicia de comida, y genorosidad es claro.

Justicia Alimentaria

Para mi blog esta semana, voy a tomar la perspectiva de una residente de Los Ángeles Sur en un quien no tiene acceso a la comida saludable. Su barrio es un “food desert” que significa un área de recursos bajos dónde no hay acceso a la comida saludable y asequible (Portnoy 119).

Mi cuento es esto:

Es muy difícil encontrar la comida saludable en mi barrio en Los Ángeles Sur. Necesito trabajar por treinta horas cada semana en un salón de belleza, pero es bastante lejos de mi casa entonces uso el autobús cada día por cuarenta minutos. Mi madre me ayuda para cuidar por mis tres niños, pero todavía es difícil encontrar el tiempo para hacer cosas cómo cocinar o ir de compras. Vivimos cerca de “comida rápida” como McDonalds, Popeye’s, y Taco Bell. Más que la mitad de opciones de comida son restaurantes de comida rápida o tiendas de licor. Entonces en noches cuando necesito trabajar muy tarde, es más fácil darle una cena de “comida rápida.” Además, es barato. A veces, la diferencia es muy grande entre los precios de una cena saludable (como pollo con verduras) y algo rápido.

Al mismo tiempo, mi hijo mayor tiene acceso a un jardín en su escuela, 24th Street Elementary. La Fundación del jardín de escuela ofrezca lecciones de cocinar comida saludable, como verduras y frutas. También, mi hijo puede cultivar frutas y verduras y aprender sobre la agricultura. A veces, vamos conjuntos para participar en los programas del jardín y podemos tomar verduras después. Todavía, siento mal ahora porque mi hijo sabe más sobre la comida saludable, y no puedo darle siempre.

Antes, tenía un Superior cerca de nuestra hogar, pero el supermercado dejó para crear espacio para la universidad de California Sur. También, perdimos la opción de Fresh & Easy por la bancarrota (Portnoy 134). No es muy común para supermercados nuevos a abrir en comunidades pobres y urbanos, entonces no tenemos ningún nuevo para reemplazarlo (Portnoy 132). Entonces, necesito caminar más largo para ir al Ralph’s. Porque no tengo un coche y necesito caminar, sólo puedo tomar dos bolsas de comida cada vez. Esto es muy duro porque dos bolsas de comida no son suficiente para servir una familia de cinco para más que unos días.

Hay vendedores ambulantes con frutas en nuestro barrio, entonces dijo a mi hijo que debe comprar esto después de la escuela para su merienda (pero yo sé que él generalmente compra los fritos o cheetos…. ¿Qué puedo hacer?). Aunque sus clases de cocinar están ayudando. Creo que él va a elegir cosas más saludables ahora que tiene el conocimiento.

Desafortunadamente, esto es un desafío grande para madres como yo mismo. Quiero dar a mis hijos lo mejor, pero es muy difícil con nuestra falta de comida saludable y asequible.

Blog #5: “Rickzacoatl” y Apropiación

Muchos cocineros han recibido crítica por sacando provechos del uso de la comida de una cultura que no es su propia. Entonces, es importante preguntar: siempre es apropiación si una persona hace comida de otra cultura? ¿Cuándo es aceptable?

En el caso tal vez más famoso, el cocinero famoso Rick Bayless fue criticado por sus palabras sobre “trayendo las sabores mexicanos a California Sur.” Algunos dijeron que sus comentarios eran ignorantes porque esas sabores ya existían en California, por la comunidad enorme de gente mexicano. Otros dijeron que Bayless pensaba que era el salvador de la cocina mexicana; Gustavo Arellano hizo chistes que Rick Bayless es “Rickzacoatl.” Él dijo, “he’s is a thin-skinned diva who really, truly believes he’s the modern-day incarnation of Quetzalcoatl, the Mesoamerican deity that Spanish chroniclers claimed was the light-skinned, bearded savior of the Aztecs.”

Esta comparación no sólo es gracioso, porque también refleja la idea que Bayless es un hombre anglo sacando provecho de la comida y la cultura de una población oprimido en la historia post-colombiana. En una lectura, el dueño de un restaurante de comida hindú en Oakland dijo, “Have respect for the history and heritage — especially when you’re a privileged person cooking a cuisine of a historically oppressed people.”

Muchas veces, la gente anglo en los EEUU reciben ventajas por su raza cuales afectan mucho el éxito de sus empresas culinarias. Por ejemplo, tienen más acceso a capital. Lam escribió,

“An American-born chef is more likely than an immigrant to have the connections and the means to grab investors or news media attention —even more so if the chef came up through a prestigious restaurant or culinary school or is quick with a witty quote,” Lam wrote. And, as outsiders, Lam adds, they may be freer to break from tradition and to subvert expectations than the immigrant chef.”

Además, en el caso de loncheras o vendedores ambulantes, hay una “doble moral”: vendedores ambulantes latinos que venden frutas tienen problemas con la ley, pero “Girl Scouts” que hacen lo mismo no van a tener este problema (Portnoy 116). Tal vez la comparación no sea perfecta, pero tienes la idea.

A mí me parece como cocineros anglos ya tengan tantas ventajas institucionales que ayudan su acceso al mercado por comida “étnica.” Entonces, si cocineros como Bayless quieren presentar comidas de otras culturas, deben entender las maneras en que ellos son privilegiados. Además, estos cocineros necesitan entender la historia de la comida y deben tener cuidando cuando dicen si algo es auténtico o no.

Al otro lado, tal vez sea importante pensar en las diferencias entre apropiación, fusión, y innovación. No sea correcto a decir que es apropiación cada vez que alguien usa una comida tradicional de otra cultura y cambia la receta. A veces, en realidad es la combinación de dos o más culturas (fusión), o simplemente innovación. Cuando fui a yelp para buscar el menú de “White Boy Tacos,” encontré un menú bastante similar a los platos en otros restaurantes de fusión como Kogi o Revolutionario.

Screenshot 2017-03-27 14.42.57
Menu de “White Boy Tacos” (gracias a Yelp)

De verdad, los platos del “White Boy Tacos” parece más como la fusión de sabores mexicanos, del Sur de los EEUU, y asiáticos. Por ejemplo, las recetas usan sriracha y parillada (BBQ) americano. A mí, esto no es la apropiación.

Blog #4: Comida fusión de Revolutionario

 

Visité Revolutionario, una taquería que mezcla los sabores norteafricano con los tacos mexicanos. También, yo fui a las 8 de la noche el domingo y todavía estaba llena con gente. Algunas eran parejas en citas, y otros estaban en grupos grandes de estudiantes. Aquí, es posible probar tacos en un estilo totalmente nuevo, con sabores de los países al norte de África. Entonces, hay una identidad única cuál es una mezcla de dos continentes: América del Norte y África. Es un ejemplo de la riqueza de comida fusión en Los Ángeles. Según la lectura de Portnoy-Pilcher, la comida fusión no sólo es la mezcla natural de dos culturas en nuestra cultura de “melting pot,” porque este proceso de combinar comidas y culturas necesita mucha innovación, creatividad y trabajo duro (p. 20). Esta idea es re claro en Revolutionario porque sus recetas son innovadores y intencionales.

Yo probé tacos de cordero, pollo con yogur, y pato con patatas. De hecho, mi taco de cordero fue uno de los tacos mejores que he probado de toda mi vida. Nunca he probado cordero en un taco, porque normalmente yo como cordero con comidas mediterráneas (como gyros). Pero, los sabores mezclan perfectamente. De hecho, prefiero comer cordero con el taco porque el pan es más ligero que algo como pan de pita. También, hay opciones de “toppings” del todo el mundo, como pico de gallo, chutney, y kimchi. En la lectura de Portnoy y Pilchner, dicen que Roy Choi dijo “This is what Los Angeles tastes like” sobre su fusión de comida coreana y comida mexicana en su lonchera, Kogi. Sin duda, mis tacos en Revolutionario también sabe a Los Ángeles. Esto es decir, Revolutionario tiene el sabor de intercambio y compartiendo en una ciudad donde muchas culturas se encuentran.

Además de la comida, el ambiente de Revolutionario también refleja la tema de globalización. Hay billetes de un dólar y escritura como grafiti y notas de gracias en las paredes. Hay firmas y notas de todos los rincones del mundo, entonces creo que este restaurante es casi tan popular con viajeros buscando un restaurante única a LA como con estudiantes y la comunidad local. Es interesante para pensar de las paredes en el contexto de “scapes” y “foodscapes” en la lectura de Ferrero. Por ejemplo, podemos ver dinero de otros países (y de los EEUU) en las paredes. Muestra el movimiento de dinero en el mundo como consecuencia de globalización. Las firmas de gente del todo el mundo también refleja el movimiento de gente a través de fronteras, si es como viajero o como inmigrante. Obviamente, la fusión de los dos estilos de comida muestra el intercambio de ideas cuando dos “foodscapes” crucen.

2017-03-05-19-51-15

Finalmente, el nombre completo de “Revolutionario” es “Revolutionario Tacos North África Sin Fronteras.” No me di cuenta que se llama esto hasta vi mi factura con el nombre completo. Claro, la parte que dice “Sin Fronteras” es muy importante y saliente. En mi opinión, el nombre del restaurante muestra el tema de nuestra clase y de la lectura de Ferrero: la comida mueve a través de frontera, conjunto con la gente y la economía. Ahora, estamos viviendo en un mundo donde las fronteras son cada vez menos importante (aunque algunos como Donald Trump quieren cambiar esto). Nuestras ideas cruzan las fronteras, y es sólo por esto que podemos tener la fusión de comida.

Abajo de “White-Washing” : Cielito Lindo

Esta semana fuimos a “Olvera Street” para aprender sobre la historia de esta parte turista de la ciudad. Fuimos al “Cielito Lindo”, un restaurante chiquito pero famoso. Está en la esquina de la calle, cual está lleno de casetas. Cielito Lindo es famoso porque empezaba la moda de los taquitos, una innovación usando tortilla y carne (Portnoy 30). El restaurante parece más como una caseta, porque la cocina es muy pequeña. Hay algunas sillas en los dos lados de la ventanilla, pero elegimos a sentarnos encima de la muralla afuera.

Yo pide la especial clásica, dos taquitos de carne abajo de la salsa de aguacate. También, pide una horchata enorme porque tenía sed después de caminar en el sol brillante. En mi opinión, los taquitos de Cielito Lindo no son tan ricos, pero todavía teníamos hambre y comemos todo. Son bastante grasoso y faltan sabor. Sin embargo, la verdad es que me encanta la salsa de aguacate por lo general. Entonces, disfruté este aspecto del almuerzo. Para nuestra postre, pedimos churros llenados con chocolate y caramelo de otra tienda.

Antes de comer, visitamos el mural de Siqueiros, cual era sobre el tema de opresión de las indígenas. La mural fue literalmente “white-washed” y cubierto de pintura blanca porque era visto como un desafío al orden y valores de la ciudad. De una manera similar, la comida en Olvera Street era “white-washed” para parecer más como la visión sobre México de los anglo-americanos. La calle fue creada por una mujer angla-americana, Christina Sterling, quien tenía una visión de una ciudad pequeña mexicana para entretener turistas anglo-americanos y también para salvar los edificios viejos. Entonces, en esta parte de Los Ángeles hay un sentimiento de un escenario de teatro.

Aunque allá hay ambos turistas y americanos mexicanos, Olvera Street parece como un escenario de teatro para entretener a las personas buscando el “Culinary Other” como en la escritura de Albala. A mí, el ambiente parece como “staged authenticity” porque hay imágenes de estereotipos románticos y a veces falsos de México (Albala). Algunas vendedores se visten en disfraces mexicanos, pero a mí esto parecía un poquito falso como un viaje a Epcot en Disney World. Tal vez esto sea parte de un esfuerzo para crear la imagen que Anglo-Americanos ya tienen sobre los mexicanos. Según Ferrero, si estos restaurantes pueden satisfacer la expectación de “comida exótica,” van a tener más éxito comercial especialmente en el mercado de los EEUU.

Aunque Olvera Street es un símbolo de “white-washing” de la cultura mexicana en los EEUU, todavía es popular con la gente de la comunidad mexicana (Portnoy). El lugar tiene un papel importante en festivales y tradiciones mexicanas en Los Ángeles. Además, aunque el restaurante de Cielito Lindo tiene una historia de la comercialización de comida y cultura, todavía es popular con la gente mexicano-americano también. Aunque Olvera Street era la idea de una mujer angla-americana, la dueña primera de Cielito Lindo era una mujer de la comunidad americana-mexicana. En una ciudad con historia de discriminación hacia los americanos mexicanos , esta comunidad tenía que adaptarse a la visión de los opresores. Como el mural de Siqueiros debajo de pintura blanca, hay un tipo de autenticidad debajo de los estereotípicos y exageraciones de Olvera Street.

Blog 1: Pupusas Salvadoreñas en La Flor Blanca

Para mi primer restaurante del blog, fui a La Flora Blanca, cual es un restaurante Salvadoreño cerca de USC (en la esquina de Vermont y S. Catalina). El edificio no es tan impresionante, porque sólo está en la esquina de un complejo comercial. Porque el edificio es bastante modesto y pequeño, muchos estudiantes no han descubierto la secreta de la comida de La Flor Blanca. Todavía, el anuncio es muy lindo con colores vivos y hay puertas de azul brillante.

laflorblanca

Adentro, pinturas del turismo en El Salvador cubren las paredes. Había muchas especialidades salvadoreñas en el menú, como plátanos fritos y mojarra frita. Aunque, este restaurante es famoso por las pupusas. Cuando fui, el restaurante estaba lleno con gente en cada mesa. Y, en cada mesita azul, había un plato de dos o tres pupusas masivas. Para los que no saben, una pupusa es una comida tradicional y sabrosa del Salvador. La pupusa es como una tortilla de maíz, pero generalmente está lleno de queso, carne, o frijoles (Portnoy 18).

Como hemos aprendido en las lecturas y en clase, pupuserías son populares en barrios de Los Angeles como Boyle Heights o en el “corredor de El Salvador” en la calle de Vermont cerca a USC. Pero, no solo son popular en LA; como hemos leído en la revista del Servicio de Parques Nacionales, pupusas eran popular en los 1980s en el barrio de Adams Morgan en DC. Cuando hay barrios con mucha gente salvadoreño, hay un mercado grande para las pupusas.

pupusa

Yo pide dos pupusas: una de queso y pollo, la otra de calabaza y pollo. Esperé casi cuarenta minutos, pero vale la espera. Como puedes ver, mis pupusas fueron enormes. Los sirvieron con una salsa roja (no tan picante) y ensalada de col. Preferí la pupusa de calabaza y pollo, pero cada fue riquísima y salada.  A mí me parecen bastante similares a arepas o tal vez las “mulitas” de la Taquiza. La porción fue enorme, entonces recomiendo que compartas con un o dos amigos. Además, cada pupusa sólo cuesta un poquito más de dos dólares. Sin duda, en La Flor Blanca encontrará comida increíble y perfecto para el presupuesto de un estudiante.

Pero, como mi profesora Sarah Portnoy dijo en su libro “Food, Health & Culture in Latino Los Angeles,” no hay un “Pupusa Bell.” Aunque una pupusa es deliciosa y además popular en las communidades de El Salvador, la pupusa no es tan comercial en todo los EEU o tan popular con la gente angloamericano. Al otro mano, mucha gente ha probado una quesadilla, cual, en mi opinión, es más o menos similar en sabor. Tal vez la razón que la pupusa no es tan comercial sea por el tamaño más pequeño de la communidad salvadoreño. O quizás sea que es más difícil para hacer pupusas en una manera industrial como un taco o una quesadilla en el caso de “Taco Bell”.