23rd Street Cafe: donde la comida india pertenece a la tortilla

Por Jude Veerman

India y México son un mundo aparte, pero sus cocinas se encuentran en el 23rd Street Cafe Indian Restaurant cerca de USC. Aunque lleva el nombre de un café, los clientes no suelen venir aquí para el café. En cambio, la fusión de comida india y mexicana que sirve es lo que atrae a la mayoría de la gente. Las porciones enormes, precios baratos, y el atractivo de creaciones como el burrito de tikka masala gana la atención de muchos estudiantes universitarios en la zona.

Para ser justo, un restaurante de fusión no debe tener que sucumbir a una etiqueta como el indio o el mexicano, pero el 23rd Street Cafe tiene problemas para decidir qué tipo de establecimiento quiere ser. Este restaurante dice que es indio, y su menú consiste principalmente en platos de pollo, cordero y verduras que son específicos de la cocina india. Pero aparte de la gran selección de platos indios, hay varios tipos de hamburguesas americanas, sándwiches, y algunos platos mexicanos simples como tacos, quesadillas y burritos. No quiero decir que los cocineros aquí no sepan cómo hacer una hamburguesa o un taco, pero parece que los platos americanos y mexicanos en el menú atienden a personas que no sólo buscan comida india.

Es ordinario que algunos restaurantes sirvan más de una cocina. Al fin y al cabo, las críticas de un restaurante deben ser sobre la comida en vez de la diversidad del menú. Dicho esto, la cocina del 23rd Street Cafe me sorprendió. Pedí un burrito de tikka masala de pollo ﹣ una opción en su menú de “Indian and Mexican fusion food.” Por nueve dólares no anticipé un festín, así que me sorprendió cuando recibí un burrito del tamaño de mi brazo. Se llenó con arroz español amarillo, frijoles pintos, cebolla y pollo marinado. Aunque el tikka masala de pollo es un plato de curry, yo tuve curiosidad por no encontrar curry en el burrito. Debido a la falta de este ingrediente ﹣ un componente esencial del tikka masala ﹣ los frijoles pintos y el arroz español amarillo dominaron el burrito ya que el pollo estaba escaso.

Sobre todo, diría que este burrito representa una versión globalizada de tikka masala. Aunque pensé que el burrito era bueno, no me pareció que fuera increíble  ﹣ esta fusión particular entre la cocina india y mexicana no me sorprendió como el restaurante Kogi ha hecho con sus combinaciones coreanas y mexicanas. Este burrito es como un plato indio parcial dentro de una tortilla de harina, así que no fue el esfuerzo más impresionante para demostrar una fusión entre la cocina india y mexicana. Sin embargo, como dice Roy Choy que Kogi no es coreano ni mexicano sino Kogi, este burrito no parecía totalmente latino ni indio (“Ugly Delicious: Tacos”). Aunque los frijoles pintos, el arroz, y la tortilla hicieron que el plato pareciera mexicano, el tikka masala de pollo introdujo un perfil de sabores que me hizo pensar lo contrario. De eso se trata la globalización de las cocinas. Sabía que el burrito había logrado mezclar la cocina mexicana e india porque aunque no hubo curry, todavía no tenía la confianza de decir que yo estaba comiendo un plato totalmente latino. Como dice Allison James en “Identity and the Global Stew,” dentro de ciertos platos hay imágenes de identidad esperando ser consumidas (377). Pero pensando de lo que implica Roy Choy sobre la fusión de alimentos, este burrito no me ofreció una identidad cultural con la que asociarse.

Lo más importante es reconocer que este plato es una manera divertida de fusionar la cocina latina, no de gentrificarla. El 23rd Street Cafe no trata de reinventar la cocina latina con su menú de fusión, y el burrito de tikka masala que comí no me pareció pretencioso. El precio de nueve dólares también demuestra que este plato es asequible para todos en lugar de una demografía particular. Al fin y al cabo, este plato combina dos cocinas diferentes usando sólo cinco ingredientes y no busca glorificación.

Aunque este burrito de tikka masala no es una fusión pintoresca entre la cocina india y mexicana, yo felicito el coraje de este restaurante para poner un plato indio dentro de una tortilla y llamarlo un burrito. El 23rd Street Cafe demuestra que uno puede ser modesto en su intento de fusionar la comida latina con otra cocina.

James, Allison. “Identity and the Global Stew.” The Taste Culture Reader: Experiencing Food and Drink, edited by Carolyn Korsmeyer, Berg, 2005, pp. 373–383. 

“Ugly Delicious: Tacos.” Season 1, episode 2.

La Birria de Res: La Próxima Héroe de la Comida Mexicana en Los Ángeles

Por Jude Veerman

Yo vengo de South Dakota ﹣un lugar que algunos consideran un desierto culinario. ¿Hay una escena alimentaria? Sí. De hecho, hay una cantidad decente de talento culinario que uno puede encontrar en el centro de mi ciudad, Sioux Falls. Pero la mayoría de la gente en South Dakota no tiene paladares que buscan una dieta diversa o ingredientes interesantes, por lo tanto no hay demanda de restaurantes únicos o variados.

Afortunadamente, crecí con dos padres que han viajado por todo el mundo y que me han presentado una variedad de cocinas internacionales. Aunque me encanta explorar la comida de Los Ángeles con la sabiduría culinaria que me regalaron, hay dos alimentos de casa que todavía no he encontrado aquí.

El faisán y el búfalo son alimentos básicos en South Dakota. Son un reflejo de las amplias praderas y vastas tierras abiertas en mi estado porque ahí es donde viven. Son magros, nutritivos, sabrosos y faisán tiene una dulzura distinta que no se puede encontrar en otros aves. A mi familia le gusta el faisán ahumado y el búfalo en una hamburguesa. El búfalo es algo que se puede comprar en la tienda, pero el faisán es algo que tienes que cazar. Aunque no soy el que caza para mi familia, me gusta pensar que parte de mi identidad culinaria viene de la necesidad de trabajar por lo que comemos.

Estos alimentos son sustanciosos y representan a la gente rural de mi estado, así que no puedo imaginar ninguno de estos alimentos como un plato caro en un restaurante lujoso, pero tal vez algún día la gente fuera del Medio Oeste se dará cuenta del potencial culinario detrás de ellos. Como dice Sarah Portnoy sobre la comida mexicana a principios en Los Ángeles, “Unlike the global cuisine for which Los Angeles is known today, at the time the city’s Anglo community did not embrace outside culinary influences” (15). Sin embargo, la comida mexicana de hoy en Los Ángeles tiene el foco culinario. Pero similar a cómo el faisán y el búfalo todavía tienen que ser abrazados por un público más grande, aquí en Los Ángeles la birria está empezando a salir lentamente de la sombra de platos como carne asada y al pastor. Teddy’s Red Tacos lo demuestra.

Birria de res es un plato que viene de Jalisco, México. Es un guiso picante que se hace con chivo y varios chiles secos. Normalmente, es reservado para celebraciones como bautizos o bodas, pero si no tienes ninguna de estas ocasiones en tu calendario, Teddy’s Red Tacos en Venice Beach te servirá birria al estilo Tijuana sin preguntarte. Decidí visitar Teddy’s Red Tacos después de descubrir la reciente explosión de atención a este establecimiento en las redes sociales. 

Pedí el “Deluxe Plate” ﹣ una mulita, quesadilla, tostada, el estofado, y un taco ﹣ que es el “#1 Seller” y es lo que vi tanto en Instagram. Me recordó los comentarios de Portnoy sobre el nacimiento de grandes platos de alimentos como este. “Chefs and home cooks adapted their dishes to the ingredients available in the United States and to the Anglo appetite for large plates of food with the creation of the combo plate” (21 Portnoy). Sin embargo, el “Deluxe Plate” no se sentía como si estuviera diseñado para satisfacer mi apetito anglo porque había otros latinos en el restaurante disfrutando de la montaña de birria que contiene este plato. 

Las tortillas se empapan en una mezcla de chiles, tomates y birria que les da el color rojo. Aunque el restaurante lleva el nombre del color de las tortillas, la carne es la estrella del plato. La birria, que es carne de vaca aquí en lugar de chivo, se derrite en la boca y el consomé salado y picante perdura en su lengua después de cada mordedura. El guiso sirve como acompañamiento. Sumergí el taco en el guiso y luego bebí el resto. 

El papel del guiso me confundió. Sobre todo, el nombre birria de res implica que el plato es un guiso con carne. Determiné que “Tijuana Style” ﹣ como dice en el letrero ﹣ debe significar que la birria puede funcionar como un taco o mulita o lo que sea. Pero tal vez la birria en forma de taco es una manera para que Teddy’s Red Tacos atraiga a un público más grande. Como dice Lisa Heldke, “we might valorize the gesture of a cook who recognizes the limited familiarity of her (non-native) diners, and cooks to them in a way that enables an interaction to develop” (390). Con este pensamiento en mente, creo que es justo decir que la popularidad del taco en Los Angeles dominaría Teddy’s Red Tacos si sólo sirviera el guiso.

Quizás el “Deluxe Plate” o el taco de birria de este restaurante no son tan auténticos como el método tradicional de consumirla en un guiso, pero representa la evolución de la birria y su esfuerzo por competir con otros establecimientos y taquerías aquí en Los Ángeles. Teddy’s Red Tacos es un héroe para la birria, y si el guiso es o no es el punto culminante de este restaurante, la birria demuestra ser una nueva y versátil jugadora para la comida mexicana en Los Ángeles.

Portnoy, Sarah J. Food, Health, and Culture in Latino Los Angeles. Rowman & Littlefield Publishers, 2016.

Heldke, Lisa. “But Is It Authentic? Culinary Travel and the Search for the “Genuine Article”.” The Taste Culture Reader, 2005, 385–94.

Introducción – Jude Veerman

Mi perrita y yo

Hola, me llamo Jude y soy estudiante de segundo año aquí en USC. Estudio las relaciones internacionales y el español. Soy de South Dakota pero estoy en Los Ángeles este semestre para evitar el clima frío allí. Me gusta cocinar, explorar las cocinas del mundo, y probar nuevos restaurantes. ¡Estoy emocionado de aprender más sobre la comida hispana de los Ángeles a través de esta clase con ustedes!