South Central- el Sahara de Los Angeles

La inseguridad alimentaria y los problemas dietéticos están muy relacionados con el racismo estructural. La profesora Portnoy afirma en su libro que una cuarta parte de las familias latinas son inseguras para los alimentos, mientras que 1/10 de familias caucásicas son inseguras. Esta estadística muestra cómo la inseguridad alimentaria está relacionada con el racismo porque es mucho más probable que las minorías la experimenten.

Muchas familias latinas en los Angeles luchan para comer saludablemente, y mucho menos, comida. Estas familias a menudo viven por debajo de la línea de pobreza y no pueden permitirse el lujo de comprar productos frescos. Además, debido a los “food deserts” en los vecindarios étnicos, las familias a menudo se ven obligadas a comer comida malsana encontrada en establecimientos de comida rápida.

Como señala el artículo de la USC, los estudiantes universitarios de color están desproporcionadamente afectados por la inseguridad alimentaria. En una escuela como USC, es difícil imaginar que hay estudiantes que experimentan inseguridad alimentaria. Sin embargo, “more than 50 individuals have received help from the pantry.”  La inseguridad alimentaria (que está arraigada en el racismo) está presente en gran parte de la sociedad.

Creo que un paso clave en la disminución de la inseguridad alimentaria implica la sensibilización. Ahora me parece claro que la inseguridad alimentaria es mucho más frecuente de lo que pensaba en el pasado. Además, es muy importante aumentar el número de supermercados en las comunidades minoritarias. La profesora Portnoy escribe que “People are used to routines, including what they buy and where they buy it.” Así pienso que debe haber más esfuerzo puesto en la mejora de los productos y de la comida ofrecidos en los “corner marts”.

He basado mi situación en la de un hipotético residente de Central-Alamdea, un vecindario principalmente latino de Los Angeles. El tamaño promedio de los hogares es de 4 personas, con un ingreso medio del hogar alrededor de $32,000.

Una búsqueda rápida de los supermercados en la zona resulta en varios mini-marts y pequeños mercados, pero no aparecen grandes supermercados. El Ralphs más cercano está a aproximadamente 4 millas de distancia, lo que significa que sólo se puede acceder en coche. Sin embargo, hay varios restaurantes de comida rápida cerca. El McDonalds más cercano está a 0.9 kilómetros de distancia. Por esto, mi familia y yo a menudo comemos en McDonalds porque ir a un supermercado es incómodo y gasta mucho tiempo. Me siento estresado por esto porque preferiría ir un supermercado y comprar productos frescos. Sin embargo, esto es mucho más caro (debido a la distancia de conducción y los precios de los productos) que comprar comida rápida.

Afortunadamente, mi familia puede obtener productos frescos de una cooperativa de agricultores del centro-sur, y ahora hay un mercado semanal de agricultores en la Central Avenue. La cooperativa es un servicio de suscripción que proporciona cajas semanales de productos frescos. El mercado de agricultores se abrió en 2003 pero opera los jueves de 10am-3pm. Esto es una lucha porque ocurre durante las horas de trabajo. Solía haber un gran jardín comunitario en Central-Alamdea pero fue cerrado en 2003. Mi familia solía tener tierra en el jardín de la comunidad donde podíamos cultivar unas verduras. Ahora que el jardín está cerrado, comemos menos verduras.

South_Central_Farm_2.jpghttps://www.google.com/search?q=central+alameda+community+garden&source=lnms&tbm=isch&sa=X&ved=0ahUKEwjloIutqMDaAhUqr1QKHVsSBVYQ_AUICygC#imgrc=cXnL4k3Zz5Q51M:

La inseguridad alimentaria probablemente hace que la gente se sienta desesperada. Ellos saben que tienen pocas opciones, sin embargo, a menudo hay poco que pueden hacer.

Cultural Appropriation or Appreciation? (Julia Samulak)

Elotegate

The case of Timoteo and Lucas Peterson’s article does not seem like an example of “columbusing”. Peterson, with permission from Timoteo, wrote an article to draw attention to the delicious native Mexican street food being sold by the vendor. “Columbusing” is defined to be thoughtless and even reckless, yet Peterson was neither of those things. The writer did not try to take over and sell his own elote, nor did he put Timoteo in danger. Rather, Peterson just wanted to promote Timoteo’s elote. As stated in Professor Portnoy’s book, “food is food, irrespective of issues of race or gentrification” (pg 106). And in this case, Peterson was not focused on race or gentrification, but rather on the taste of street corn.

There is a distinction between appropriation and appreciation. It is possible to write about, teach and even cook cultural cuisines without demonstrating cultural appropriation.  I think it is cool how people take interest in other ethnicities and want to adopt aspects of their culture, such as cuisine. However, when there is a lack of understanding and respect for the specific culture, the situation changes from appreciation to appropriation.

Rick Bayless

Rick Bayless is a prime example of how cultural appreciation can turn into cultural appropriation. The Oklahoma native has published several Mexican cookbooks, opened multiple Mexican restaurants and starred in a Mexican cooking tv show. It is clear he is passionate about Mexican cooking. Furthermore, he managed to transform the reputation of what Mexican food entails in America.  The NPR article questions who gets to be the “ambassador of a cuisine”. I do not believe that Rick Bayless should have that honorary title. Even though he has extensively traveled throughout Mexico, Bayless seems to have little respect for Mexican culture. When he opened his Los Angeles restaurant Red O, he implied that Southern California lacked authentic Mexican food. His implication is quite offensive considering the number of food trucks, restaurants and street vendors selling amazing and authentic Mexican food.

Bayless had several advantages over Latino and immigrant chefs, which could be a huge reason why he became the face of Mexican food in Southern California. After a quick search on Bayless’ background, I found that his family owned restaurants, so Bayless was exposed to the culinary world at a young age.  I think Bayless demonstrates the role that privilege plays in culinary industry. Although he has the right to cook Mexican food, Bayless does not have to the right to make insensitive comments. I believe those are fueled by his power, rather than racism.

Oberlin College

Dining hall food is known for being notoriously bad. The issue encountered at Oberlin College is not that the food is bad, but that the dining hall is claiming it is authentic. Initially, I thought the students were just being picky. However, as I read that the cuisine in the dining hall blatantly defies cultural expectations, such as not eating beef on Diwali, I understood the student’s indignation. This form of cultural appropriation occurred because the dining hall/Oberlin College was trying to cut costs and was not regarding how they were labeling their food. If the college had clarified that they were serving imitation or “Americanized” versions of the cultural foods, it would not have been a form of cultural appropriation.

The article by The Atlantic included a thought-provoking quote from a former  Oberlin student about the dining hall workers. When speaking about the dining hall food, the alum said the current students should consider the “likely differences between themselves and the people who are preparing it.” I bet that there have been days when the Oberlin dining hall has served food from cultures that are represented by the dining hall workers. It is likely that those workers had to prepare dishes that do not resemble the authentic ones they are used to, which in itself is a form of cultural appropriation.

 

Grand Central Market y fusión (por Julia Samulak)

Grand Central Market

Grand Central Market es un gran ejemplo de globalización en Los Angeles. Esto ocurre porque hay tantas comidas étnicas diferentes en los puestos, y ellos parecen tener una buena base de clientes. El mercado en sí representa la ciudad de Los Angeles. Como dice Bill Esparza la cocina de los Ángeles es ” defined by people who have come here “. Los grupos étnicos presentes en Los Angeles tienen la oportunidad de mostrar sus culturas a través de los alimentos en el mercado.

Visitamos puestos mexicanos más tradicionales, sin embargo, algunos de ellos tenían una clientela mixta. Muchos de los puestos tomaron platos tradicionales mexicanos y los elevaron o agregaron nuevos ingredientes. Un ejemplo es un puesto de tostadas, La Tostadería. Las tostadas que probamos en el puesto eran diferentes a las tostadas en Mariscos Jalisco. Ambos lugares tenían tostadas deliciosas. Sin embargo, las tostadas del puesto eran más pequeñas y más elaboradas, con mucho más pensamiento puesto en sus apariencias. Esto podría deberse a las ubicaciones y al tipo de cliente. La Tostaderia está en el mercado, por lo que tiene que competir con los otros puestos y muchos de los clientes pueden ser turistas. Cuando estábamos en Mariscos Jalisco, muchos de los clientes eran latinos. Creo que la mayoría de los clientes que van a Mariscos Jalisco son clientes frecuentes o personas que lo buscan debido a su reputación (como Chrissy Teigen).

Sarita’s Pupusería tenía pupusas tradicionales y no tradicionales. Creo que el menú incluye sabores inusuales, como “basil”, para atraer a una clientela más global y no sólo a los clientes latinos. Como la profesora Portnoy anota en su libro, “… the market grew into a foodie destination over the past few years and more non-Latinos began eating there ” (49). Por lo tanto, para adaptarse a los clientes más globales, Sarita actualizó su menú.

Fusión

La cocina de fusión es la resulta de una mezcla de culturas.  Los chefs de fusión utilizan sus orígenes culturales, sus entrenamientos del cocinero y sus ambientes de sus niñeces para inventar sus platos. Más específicamente, según el artículo de Portnoy y Pilcher, la cocina de fusión Asiática-Latina en Los Angeles ocurrió debido al desplome del mercado de 2008 y ” ethnic enclaves of Koreans, Mexicans, and Salvadoreans living in very close proximity” (pg 2).

Las dos identidades (latinas y asiáticas) pueden mezclarse bien porque porque ambos grupos étnicos y tipos de alimentos estaban desterrados en Los Angeles inicialmente. Ambos tuvieron que trabajar su manera hasta convertirse en cocinas de clase alta. Y aunque la fusión asiático-Latina tiende a ser comida de calle, que es más informal, la cocina en sí es todavía de alta calidad debido a las técnicas de cocina e los ingredientes.

Creo que esta fusión funciona muy bien. Las dos culturas han ido intercambiando lentamente ingredientes e ideas por décadas, por lo que tiene sentido combinar las dos en una cocina fusionada. Puesto que la cocina utiliza los ingredientes únicos y las técnicas de cocina elevadas, es popular entre una amplia gama de clientes. Aunque no atraiga a las generaciones más viejas, es bastante popular entre las generaciones más jóvenes, incluyendo a los latinos. Otra razón de la fusión asiático-Latina es tan popular y de moda es porque es relativamente nuevo.

La cocina de fusión que se encuentra en Guerilla Tacos es diferente de Mariscos Jalisco. La comida Asiática-Latina enfatiza las combinaciones de sabores nuevas e inesperadas, así como el uso de una variedad de estilos de cocina, como los de la alta cocina francesa. Lugares tradicionales como Mariscos Jaliscos intentan apelar a los lugareños, mientras que los lugares de fusión tratan de conseguir más clientes “hipster”.

Hay una diferencia en la apariencia (a pesar de que ambos lugares eran deliciosos). Los primeros dos son de Mariscos Jalisco, y los últimos dos son de Guerilla Tacos.

Desde que estaba en casa en Chicago durante las vacaciones de primavera, busqué lugares de fusión mexicana allí. Encontré un lugar que hace burritos de sushi. Sé que ese tipo de comida está muy lejos de la fusión asiática-Latina servida en “Kogi” y en otros lugares, pero quería ver cómo este lugar interpretaba el significado de un “burrito”. El sushi burrito era sólo un burrito en el sentido de su forma. Creo que esto muestra hasta qué punto la cocina mexicana ha influido las nuevas y modernas cocinas. Llamándolo un “sushi burrito” y no sólo sushi, el restaurante está tratando de apelar a más clientes.

Guerillas Tacos fue un mejor ejemplo de fusión mexicana. Los tacos contienen ingredientes no tradicionales, pero todavía se asemejan a los tacos tradicionales. Al agregar diferentes especias, y nuevos ingredientes, el dueño de Guerilla Tacos crea una cocina multiétnica que califica como fusión.

 

 

Pierogi vs Pupusas (por Julia Samulak)

Mis padres vinieron a los Estados Unidos desde Polonia. Así soy 100% polaca. Mis dos hermanos nacieron en Polonia, así que soy la única de nosotros nacido en los Estados Unidos.

Un plato polaco tradicional y bien conocido es “pierogi”. Ellos son básicamente dumplings que se pueden rellenar con un relleno dulce o sabroso. Puedes comprarlos congelados en los supermercados polacos. Entonces, hervirlos durante unos minutos y freírlos para obtener un exterior de oro. “Pierogi” son una comida común en Navidad. Como mi familia es católica, no comemos carne en Nochebuena. Así que los “pierogi” que tenemos en la mesa son usualmente llenos de papa o col. Pero se come los “pierogi” todo el año.

https://www.epicurious.com/recipes/food/views/pierogies-109296https://foodgawker.com/tag/vareniky/

Visité Flor Blanca y probé las pupusas allí. Pupusas son una comida tradicional de el Salvador. Pupusas consisten de tortillas gruesas con un relleno adentro. Las tortillas están hechas de “masa de maíz”. Las pupusas son usualmente rematadas con repollo de col y salsa. Fueron inventados por la tribu Pipil en el Salvador. Pupusas ganaron popularidad en los Estados Unidos en los años ochenta cuando los inmigrantes venían de el Salvador. Según algunas personas, las pupusas que se hacen en los Estados Unidos son más grandes que los que se encuentran en el Salvador.

La pupusería está situada muy cerca de USC, sin embargo, el barrio tiene una onda muy diferente del campus de USC. Creo que pertenecería a la “periphery”. La pupusería no está situada en un barrio de moda de los Ángeles. En cambio, Flor Blanca sóla trata de apelar a los latinos que viven cerca de South Central. La comida y la apariencia de Flor Blanca no son sofisticadas. Por supuesto, las pupusas estaban deliciosas. Estaban preparadas enfrente de mis ojos, así que estaban frescas y crujientes. Las pupusas fueron servidas en una manera sencilla, sin ninguna decoración elaborada. Y el restaurante en sí estaba decorado de una manera informal. Tenía fotos de lo que supongo es el Salvador. El mobiliario era un poco anticuado. La pupusería sin duda no está tratando a satisfacer el estereotipo americano del “Spanish Fantasy Past”.

Por lo que he leído sobre las pupusas, estas parecían bastante auténticas. Los rellenos ofrecidos eran los mismos que se podían encontrar en el Salvador, y el método de preparación era el mismo también. Toda la clientela hablaba español, lo que parece confirmar la autenticidad de la comida. Anderson escribe que ciertos migrantes “maintain large and dynamic ethnic enclaves” (pg 203). Creo que esto se puede aplicar a la comunidad salvadoreña. Y es por eso que las pupusas que comí son bastante similares a los de el Salvador.

http://www.salvadorianrecipes.com/pupusa-history.html

http://articles.latimes.com/1990-08-09/food/fo-0_1_cheese-pupusa

La autenticidad y influencias de “Spanish Fantasy Past” (Julia Samulak)

En LACMA, vi cómo el “Spanish Fantasy Past”  logró afectar la arquitectura de California. Las influencias mexicanas en los edificios fueron llamadas como “españolas”. La biblioteca central de Los Angeles tiene influencias “españolas” (pero en realidad son mexicanas). Las casas en Hollywood también demostraron el estilo de “Spanish Fantasy Past”. La arquitectura en California también tuvo una influencia en la arquitectura en México.

También había un anuncio para una versión del juego de Ramona, que llamó atención al tiempo del rancho de California. Originalmente una novela, Ramona hizo el sur de California en una atracción turística porque la gente quería ver donde la historia se llevó a cabo. La novela conduce a la preservación de las misiones, queque formaba parte de la  arquitectura de “Spanish Fantasy Past”.

Creo que la calle Olvera se encuentra con las imágenes asociadas con el “Spanish Fantasy Past”. Es bastante “whitewashed” porque encaja en el estereotipo turístico de México. Hay banderas coloridas y puestos de venta de souvenirs. Los edificios también tienen techos de teja roja, que corresponde a la visión turística de México. El ambiente general de la calle Olvera es similar al ambiente en una foto de Catalina en LACMA. Hay una iglesia blanca (presumiblemente de adobe) con un techo de teja roja y hay gente en vestido tradicional. El cuadro tiene una sensación tropical, similar a la de calle Olvera.

El Cholo sentí muy “whitewashed” para mí. Ferrero escribe que“…Mexican restaurants adjust their culinary practices and the image of themselves according to the expectations of non-Mexican diners”.  Creo que es exactamente lo que hizo El Cholo. El aspecto del restaurante era similar a lo que un rancho de “Spanish Fantasy Past” se vería. 

La demografía de las personas que estaban en El Cholo estaba mezclado, pero no había gente hablando español. Sin embargo, parece que Calle Olvera es frecuentada por los latinos. Aunque ambos lugares han sido “whitewashed”, la calle tiene un significado histórico más profundo, por lo que creo que atrae a más latinos. El Cholo se abrió en 1923, poco después de la calle Olvera fue fundada. Pero la comida en El Cholo no es tan auténtico como la comida en la calle, porque la comida de la restaurante es comida mexicana americana. Creo que el racismo y la discriminación formaron la apariencia de la Calle Olvera y El Cholo-ambos estaban tratando de apelar a la gente blanca. Sin embargo, la calle ha logrado seguir siendo un lugar relevante para la comunidad latina en Los Angeles.

Las “pinturas castas” demuestran la discriminación racial basada en la ropa de la gente en las fotos. Las personas de descendencia mixta llevan ropa menos bonita de las personas “puras”. 

IMG_3099

Como profesora Portnoy anota en su libro, “…authenticity is not a quality inherent to certain foods; it is one that is socially constructed.” Creo que la calle  no parece auténtica, pero creo que simboliza un tipo de autenticidad que viene de combinar la cultura mexicana y la americana. Ahora hay una autenticidad mexicana americana. La calle fue hecha auténtica por la gente que la frecuenta. Por los estándares latinos tradicionales, El Cholo no sería auténtico. Pero, por las opiniones norteamericanas de los estándares latinos, sería auténtico. Creo que la autenticidad realmente depende de lo que la base para la comparación es.

https://ebookcentral.proquest.com/lib/socal/reader.action?docID=4756736&query=

https://www.researchgate.net/publication/242536543_Comida_sin_par_Consumption_of_Mexican_food_in_Los_Angeles_Foodscapes_in_a_transnational_consumer_society

 

Blog 1: Torta y flan en un lugar inesperado (por Julia Samulak)

No muy lejos de la USC, hay un increíble restaurante con comida Yucateca. Chichén Itzá está localizado en el Mercado de la Paloma, un almacén lleno de pequeños restaurantes y tiendas de recuerdos. El Mercado de la Paloma tiene una sensación similar a un patio de comidas, excepto las comidas aquí parecen más exóticas y sabrosas. El almacén está cerca de la carretera y otros edificios grandes, por lo que me sorprendió cuando mi Uber me dejó allí.

Chichén Itzá es un restaurante de propiedad familiar. Se especializa en comida yucateca. El nombre del restaurante es el nombre de una ciudad establecida por los Mayas en la región de Yucatán. La comida yucateca usa mucho achiote, cítricos, habanero y humo, y esto es evidente en la menú de Chichén Itzá.

IMG_3045

Porque la vida es corta, probé el postre primero. Queso Napolitano! El montículo redondo tenía un ligero aroma de azúcar y caramelo. Fue firme al tacto, con sólo un poco de debilidad. Mi tenedor se deslizó a través de el flan suave, revelando un interior de color crema. Bajo el oscuro bronceado exterior, el flan tenía una textura suave y uniforme. El sabor era cremoso, como una mezcla de queso crema y caramelo. El flan en general no se sobrealimentaba, con un delicado, casi sutil sabor.

IMG_3051

Después de mi delicioso postre, probé la Torta De Pollo Asado. Pregunté al cajero y ella dijo que la torta era una comida mexicana auténtica y común. Nunca había comido una torta, así tenía curiosidad cómo se compara con otros sándwiches. El sándwich olía a pan horneado, lo que hizo muy apetecible. El pan tenía un ligero crujido, que iba bien con el cremoso aguacate y suave pollo. Aunque sobrealimentaron la cebolla suave en escabeche y salsa de tomate, me quedé impresionado con los sabores del pollo.

IMG_3050

 

Mientras comía, observaba a la clientela de Chichén Itzá. Había hombres de negocios, un grupo de estudiantes de USC y varias familias que hablaban español. También había un cliente de repetición que recibió un abrazo de la cajera. Así, Chichén Itzá es un lugar muy apreciado y popular. Estoy emocionado que un lugar delicioso y casual existe tan cerca del campus!