¿Poké mexicana? La comida fusión en Utah

Por Isa Hanewicz

Cuando busqué un restaurante fusión en Salt Lake, Sobe Eats era el primer resultado. Es  un autoservicio, en una calle ocupada cerca de una carretera. Sirve la comida mexicana, con una influencia de los sabores japoneses y americanos. Sirve boles de arroz y burritos, y creo que los dos representan una creolización de la comida (de Japón y México) en los E.E.U.U. Para los ingredientes, hay 5 opiniones diferentes, algunos más mexicanos, algunos menos. Por ejemplo, hay birria, un plato de Jalisco, México que es tradicionalmente un estofado de cabra (TasteAtlas), pero esta birria es de costillas de res. 

El menú de Sobe Eats. Es mexicano, pero con sabores japoneses (como Matcha Horchata) y dirigido a los gustos de los americanos (como las galletas).

Yo y mi novio, Adam, decidimos ordenar un bol más méxicano, un bol más japonés. Adam ordenó un bol de tinga de pollo, un plato de Pueblo, México, tradicionalmente con pollo deshebrado en una salsa de chipotles, tomates, y cebollas (Felipe’s). Ordené un bol de poke de atún, un plato originalmente de la gente polinesia de las islas de Hawai (A Brief History of Poke in Hawaii ⋆ Hawaii Ocean Project). En una manera tradicional japonesa/hawaiana, había arroz glutinoso en ambos bols, un ejemplo claro de la fusión de las dos culturas. 

Mi bol de poke. Comimos nuestra comida mexicana-japonesa en un estacionamiento de una iglesia mormona – algo solo ocurriría en Utah.

Aparte del arroz, el bol de Adam tenía sabores mexicanos, como queso cotija, una crema deliciosa, y cilantro. Mi bol era más diferente – había guacamole y maíz, sabores más mexicanos, pero también había ponzu y salsa de anguila, sabores japoneses. La más rica era una combinación de especies de togarashi, un chile japonés, y tajín, una especie desde México de chile, lima y sal. El atún no era tan fresco que el atún en Hawai, pero todavía era rico, y también, me gustaba el uso del guacamole en poké. 

Para mi, este poké representa la globalización de la comida porque había sabores de Hawai, Japón, y México en el mismo plato, servido en Utah donde tradicionalmente no hay mucha gente de estas tres culturas. No creo que sea una evolución natural del tiempo; probablemente, es el resultado de los antecedentes culinarios de los tres hermanos y cocineros de Sobe Eats. James dice que la comida es “literally for thinking (Korsmeyer), y creo que la comida de Sobe Eats representa la identidad de sus dueños.

Además, Sobe Eats puede representar la conexión entre la globalización de la comida y la gentrificación. Aunque los cocineros parecen mexicanos, la ubicación del restaurante es un suburbio de Salt Lake con muchas familias de clase media-alta o alta. Por supuesto, la habilidad de combinar estos sabores globales en un restaurante es algo bueno para la identidad culinaria de Salt Lake y sus residentes. Al mismo tiempo, es claro que algunos de estos cambios son por parte de la población – es más fácil vender el res que la cabra aquí, y las galletas con chispas de chocolate son totalmente americanas. En algunos casos, la gentrificación es totalmente mala, por ejemplo, Borda usaba “yuppies” para describir a los gentrificadores en Boyle Heights, Los Ángeles (McGahan). Sobe Eats no tiene dueños “yuppies”, y en alguna manera, me gusta que hay un restaurante de fusión mexicano en un suburbio – es una introducción a la comida de dos culturas.

Nuestra comida. Puedes ver la influencia de globalización – la mexicana, la japonesa, y el estilo “hipster” americana.

También, es importante pensar en la (falta de) accesibilidad donde hay gentrificación. En el ejemplo de Boyle Heights, “#gentrificaciónalimentaria” es el resultado de restaurantes nuevos de los “gentrifiers”, con los sabores de la comunidad vieja, pero con precios para la comunidad nueva. Los restaurantes de la comunidad (con precios razonables) son sustituidos con restaurantes que pueden pagar la renta más alta. Este fenómeno es representado en el episodio 1 de “Gentefied”, donde la familia no puede pagar la renta para Mama Fina’s y el arrendador trae un hombre anglo que quiere alquilar el restaurante (Lemus). 

Una escena desde “Gentefied”, donde Roberto, el arrendador de Mama Fina’s, le traje un anglo (rico) que quiere alquilar el restaurante.

En el caso de Sobe Eats, creo que los precios son una representación de la gentrificación alimentaria. Dos boles, chips de tortilla con salsa, y dos refrescos eran más de $30, aunque el salario mínimo en Salt Lake es $7.25. El menú dijo: “Upon Request: Gluten-Free, Keto, Vegan”, dietas normalmente encontradas en las clases altas. No creo que Sobe Eats sea un mal restaurante, que amenaza los restaurantes mexicanos más tradicionales en Salt Lake. Al mismo tiempo, si todos los restaurantes fueran como Sobe Eats – una fusión, dirigida a gente anglo – sería una pérdida para la cultura culinaria en Salt Lake. Necesitamos una variedad de estilos culinarias – comida global, comida de fusión, comida más local – a una variedad de precios para que todos puedan comer la comida que quieren (de su cultura, región, etc.) al precio razonable. 

Works Cited

 “A Brief History of Poke in Hawaii ⋆ Hawaii Ocean Project.” Hawaii Ocean Project, Hawaii Ocean Project, 20 Mar. 2019, hawaiioceanproject.com/a-brief-history-of-poke-in-hawaii/.

Korsmeyer, C., & James, A. (2007). The taste culture reader: Experiencing food and drink. Oxford: Berg.

Lemus, Marvin, and Linda Yvette Chávez. “Casimiro.” Gentefied, season 1, episode 1.

McGahan, Jason. “Who’s Winning and Losing in the Boyle Heights Gentrification War.” LA Weekly, LA Weekly, 22 May 2019, http://www.laweekly.com/whos-winning-and-losing-in-the-boyle-heights-gentrification-war/.

Posted on April 25, 2016 by Felipe’s. “History of Cinco De Mayo.” Felipe’s Taqueria, 25 Apr. 2016, http://www.felipestaqueria.com/history-cinco-de-mayo/.TasteAtlas. “Birria: Traditional Stew From Jalisco: TasteAtlas.” World Food Atlas: Discover 11,062 Local Dishes & Ingredients, 8 June 2016, http://www.tasteatlas.com/birria#:~:text=Birria%20is%20a%20traditional%2C%20slow,the%20meat%20is%20extremely%20tender.

Salmon enchiladas, autenticidad, y la búsqueda de comida mexicana en Salt Lake City

Por Isa Hanewicz

Una pregunta que recibo frecuentemente es “¿qué eres?”. Soy estadounidense, una mezcla de culturas, pero la pequeña diferencia en mi tono de piel siempre provoca preguntas. Mi madre es japonesa y judía, mi padre es libanés y europea. Además, mi madrastra es cubana. Entonces, fui criado con una “fusión” de culturas, especialmente en la comida. En la casa de mi madre, comimos gyoza relleno de carne de cerdo molida y cebolletas. En la casa de mi padre y mi madrastra, frijoles negros y arroz blanco – o moros y cristianos – eran normales. Albala dijo comer es “an act of self-expression” (Albala 9). Mis decisiones sobre mi comida reflejan mi crianza y la imagen que quería presentar, de una persona “culta”, quien sabe que comida es “auténtica”. 

Cuando estaba en Los Ángeles, me encantó la gran variedad de comida. Cuando me mudé a Salt Lake City, fue un gran cambio. Durante los primeros tres meses, cada día vi a un letrero prometiendo las mejores enchiladas de salmón. ¿Salmón en mis enchiladas? No. No quería ser una persona comiendo cosas más americanas que mexicanas, pensando que son “auténticas”. Entonces, para esta clase, buscaba en Yelp un restaurante no tanto dirigido a los clientes anglos, y allí encontré a TACOnTENTO, una lonchera, estacionada en el estacionamiento de una lavandería.

El menú de TACOnTENTO es simple – una variedad de carne en la forma que quieras, como un taco o burrito. No parece a un lugar específico de México – hay tacos al cochinita pibil, desde el Yucatán, tacos al pastor, desde Puebla, y tacos de carne asada, el clásico. La descripción en Yelp simplemente dice: “We sell tacos and other Mexican specialties”. Es un restaurante familiar – un niño de ~10 años trabaja el registro, y su padre cocina. 

Yo y mi novio, Adam, ordenamos 7 tacos y un Jarritos naranja, y el niño les dijo que el precio sería $10.75. Inmediatamente, pensaba en los estereotipos de la comida mexicana como inferior. Daniel Snukal dijo: “People will pay four times more for a bowl of pasta than they will for a good taco” (Portnoy 60). TACOnTENTO sirve buenos tacos, pero 3 tacos son más baratos que un latté en un café cercano. Salt Lake es mayoría anglo, y posiblemente, es la razón por los precios baratos – la gente anglo no va a pagar $3/taco. Dimos una propina grande, pero todavía me sentí mal. Sentí que Adam y yo éramos, en la vista de Heldke, “culinary travelers” (Heldke 390), comiendo comida que no era dirigida a nosotros y aprovechando los bajos precios.

El menú del TACOnTENTO.

En fin, centrémonos en la comida. Los tacos están servidos en platos de papel, una presentación simple, con repollo y salsa encima. Manejamos al parque y comenzamos a comer. Los tacos de asada fueron lo primero – trozos de carne, con el sabor de ajo y cebolla. Los tacos de pastor eran mis favoritos; aunque el pastor estaba en trozos también, el sabor del tomate con la salsa verde me picaron mis labios, y estaba agradecida por el repollo. A Adam le gusta más el chorizo con la salsa roja, el taco más picante. Mientras casi nunca tomo refrescos, el Jarritos fue un complemento refrescante. Comimos todo en dos o tres minutos, muy satisfechos.

En términos de autenticidad, creo que TACOnTENTO es la más auténtico posible. El restaurante no parecía servir un “unusual, unfamiliar, exotic Other” (Hedlke 385). El menú es simple sin cosas más “americanos”, y TACOnTENTO no anuncia su autenticidad al clientes. Posiblemente, el hecho de sea una lonchera en un estacionamiento de una lavandería es exótico, pero no creo que esta sea la intención de la ubicación. 

Los ingredientes no son muy frescos. No es la culpa de TACOnTENTO que las tortillas – de maíz blanco – no fueron recién hechas. No usa un asador para el pastor, pero ¿cómo podrían ellas? No tiene el espacio ni los precios caros para comprar un asador. Israel de J. Peña T. dice: “la comida no necesita estar hecha de ingredientes originales para ser auténtica” (de J. Peña T.). TACOnTENTO es un ejemplo perfecto, porque los tacos no tienen los ingredientes más auténticos, pero todavía son auténticos.

La descripción de TACOnTENTO por el dueño en Google Reviews. Parece auténtico en mi opinion.

Seguramente volveré a TACOnTENTO, para los tacos ricos y para apoyar un restaurante familiar. Y, para mi primera impresión de comida mexicana en Utah, ¿la enchilada de salmón? Posiblemente, es una representación de la comida “mexicana” en los ojos de unos anglos, no auténtica pero con algún tipo de valor, para servir como introducción a la comida mexicana … pero no voy a comerla.

Fuentes

Albala, Ken. Three World Cuisines: Italian, Mexican, Chinese. AltaMira Press, 2012.

de J. Peña T, Israel. “¿La Autenticidad Está Sobrevalorada En La Comida?” BRIKI MAG, 1 Apr. 2020, brikimagazine.com/2020/03/28/que-significa-lo-autentico-cuando-hablamos-de-comida/.

Heldke, Lisa. “But Is It Authentic? Culinary Travel and the Search for the “Genuine Article”.” The Taste Culture Reader, 2005, 385–94.

Portnoy, Sarah J. Food, Health, and Culture in Latino Los Angeles. Rowman & Littlefield, 2017.“TACOnTENTO – Sugar House – Salt Lake City, UT.” Yelp, http://www.yelp.com/biz/tacontento-salt-lake-city.

“TACOnTENTO – Sugar House – Salt Lake City, UT.” Yelp, http://www.yelp.com/biz/tacontento-salt-lake-city.

Introducción – Isabel Hanewicz

Mi perro y yo en la cima de una montaña

¡Hola! Me llamo Isabel Hanewicz, y soy estudiante en mi año final de la universidad. Estudio economía/matemáticas y español. Originalmente soy de Tampa, Florida, pero ahorma mismo vivo en Salt Lake City, Utah. Tengo un perro, Cass, y camino mucho con él. Me gusta cocinar y tratar nuevas restaurantes, y ¡estoy emocionada a hacer los dos para este clase!