The Food System: Combatting a Structural Issue

Por Claire Katnik

There are many problems with our food system. Marginalized communities are getting the short end of the stick when it comes to food access and growing. These groups are often located in food deserts, where there are no grocery stores in their area; or there are no healthy food options, making the only choice fast food restaurants or liquor stores (Finley 2013). These communities are facing these problems due to structural racism. In order to move forward and get justice for these communities, we cannot just say that people should be growing their own food and everything will be better. Firstly, we have to realize that many people do not have the time to take care of a garden or do not have the space to even have one. As Karen Washington said in a Civil Eats article, “we need to address the structural, industrial, and environmental determinants that reinforce racism in our society” (Washington 2020). We cannot solve this issue without looking at the main issue that is causing it. 

Structural racism is in every structure we have in this country. It is affecting people’s lives every single day. Structural racism is not just huge, blatant acts of racism, it is also things that go unnoticed to most people who are not being affected. This issue is so ingrained in our society and politics that it will take a long time to fix and mend the wrongs that have been done. Especially in the case of food, communities of color have been struggling for so long now and our government just watches it happen in so many cases. We need to start educating ourselves and people on how the food system needs to be reformed.

One way we can help this problem is by legislation. Politicians in our local communities should be the ones creating legislation in order to combat this structural food issue. Implementing community gardens is one great way to start. As Sarah Portnoy states in her book, Food, Health and Culture in Latino Los Angeles, community gardens are “… improving nutrition, increasing food security and physical activity, improving mental health, and creating stronger community relationships” (Portnoy). These impacts are very powerful for communities. A few simple changes will have a lasting effect, but we have to start somewhere and it has to happen soon. Local governments should be putting in more grocery stores in food deserts, as well as community gardens. 

24th Street Elementary School Garden

As we saw when we went to 24th Street Elementary (although it is closed right now), community gardens can make a huge impact on the community. Even for the elementary school children, having a place outside that can also be used as a “classroom” is freeing and also educating. Although having this garden is a lot of maintenance; the garden teachers showed us how much of a positive effect that this garden has on the children. Not only are the young children learning about healthy foods, responsibility, the environment, and how to garden, so are their parents. The teachers said that when the kids are taught recipes, they share them with their parents and then will remake it at home. This is such a positive cycle that should be implemented in all schools in Los Angeles. Overall, we can see the benefits of having a garden, but greater change will have to be made in order to fight back against structural racism.

Works Cited

24th Street Elementary: Community Garden Day. Garden School Foundation. (n.d.). Retrieved April 24, 2022, from https://gardenschoolfoundation.org/events-list/24th-street-elementary-community-garden-day

Portnoy, S. (2017). Food, Health, and Culture in Latino Los Angeles Ch.7, “Urban Agriculture”.

Washington, K. (2020, July 16). Op-ed: How urban agriculture can fight racism in the food system. Civil Eats. https://civileats.com/2020/07/10/op-ed-how-urban-agriculture-can-fight-racism-in-the-food-system/

La Historia, Comida, y Resistencia de los Vendedores Ambulantes en Los Ángeles

Por Claire Katnik

Fui al vendedor ambulante con Lizzy y Maddie la semana pasada. El vendedor está fuera de Vermont, cerca de Ralphs. Cuando nos acercamos a la mujer, ella era muy simpática y estaba dispuesta a contar su historia. Su nombre es Gloria. Nos contó su experiencia durante la pandemia de COVID-19. Comenzó su negocio en mayo del año pasado y dijo que la gente todavía tenía mucho miedo de salir y comprar comida a los vendedores. Ella dijo que «people have no trust» durante ese tiempo. Nos habló de lo difícil que puede ser a veces ser un vendedor. Ella conoce a mucha gente que ha conseguido sus negocios tomados lejos de ellos. Su historia se relacionó mucho con las lecturas asignadas para esta semana. Por fuerte, a su negocio le ha ido muy bien. Gloria normalmente vende los sábados y domingos en el mismo lugar. ¡Su madre también está en el negocio de vendedores y vende comida en Torrance! 

Ella dijo que su plato principal es el esquite. Una cosa que me pareció interesante fue que le gusta probar cosas nuevas, tiene muchas versiones diferentes de esquite y elote. Una de las versiones tiene cheetos en el elote y el esquite. Probamos el clásico esquite y el hot dog. El esquite es maíz con crema fresca, queso cojita, chile en polvo, y jugo de lima. Fue delicioso y muy rico. Es agrio, dulce y picante al mismo tiempo. El hot dog con tocino también fue muy sabroso. También había cebollas caramelizadas en él. Aunque el hot dog no es una auténtica comida mexicana, Gloria añade una salsa verde mexicana y crema al hot dog, junto con ketchup, mostaza y la salsa de pepinillos. El primer bocado fue increíble. 

Los vendedores ambulantes son una parte importante en la ciudad de Los Ángeles. El papel de los vendedores es servir a una comunidad local. Especialmente en Los Ángeles, hay un gran grupo de vendedores latinos, muchos de los cuales son indocumentados (Bautista 2020). Los vendedores ambulantes traen tradiciones de la comida latina a la ciudad de Los Ángeles. Desafortunadamente, se han enfrentado a muchas dificultades. En el artículo, “Los Angeles Street Vendors Already Had It Tough Then the Pandemic Hit” por Nidia Bautista, ella habla mucho sobre la dura legislación y la pandemia. En Los Ángeles ahora, “…street vendors must obtain a business license, a state seller’s permit, both free of cost, a county health permit that requires food vendors obtain expensive food carts, a street vending permit costing $541 annually and pay commissary (Bautista 2020). Los vendedores ambulantes necesitan mantener a sus familias y durante la pandemia esto parece ser muy difícil de hacer. Tenían que vivir con el temor de que les arrebataran sus negocios. Proteger a los vendedores también es proteger sus vidas, su familia y sus tradiciones culturales.

En “Fruteros: Street Vending, Illegality, and Ethnic Communities in Los Angeles» por Rocío Rosales habla sobre los fruteros y su historia con ellos. Los fruteros son “labor migrants” que no pueden participar en la economía formal. Ellos no son documentados, lo cual puede hacer difícil encontrar un trabajo que paga bueno (Rosales). Ellos participan en una economía informal para ganarse una vida. La economía informal es una opción más probable para los migrantes. Ser frutero es la mejor manera económica de mantener a su familia y su comunidad. 

En clase, Merced Sanchez, un vendedor de Boyle Heights, nos mostró cómo hacer tortillas auténticas. Esta experiencia fue muy especial porque su historia muestra lo importante que es ser vendedor para su familia y la comunidad de Boyle Heights. Merced y todos los demás vendedores utilizan sus propias capacidades naturales de hacer alimentos para obtener beneficios económicos. Están compartiendo su cultura con todos los que les compran. Esto es lo que los legisladores deben darse cuenta sobre los vendedores, esta es una excelente manera para que las personas que son indocumentadas y documentadas ganen buen dinero. Cuando les quitas su negocio, les estás quitando una parte de ellos y su cultura.

Works Cited: 

Bautista, Nidia. “Los Angeles Street Vendors Already Had It Tough. Then the Pandemic Hit.” Food & Wine, https://www.foodandwine.com/news/la-street-vendors-on-the-toll-of-the-pandemic.&nbsp

Rosales, Rocío. Fruteros: Street Vending, Illegality, and Ethnic Communities in Los Angeles.

Taco Bell: Apropiación o Apreciación Cultural

Taco Bell fue fundado en 1962 por Glen Bell. Glen Bell es originalmente de California y nació de padres Taco Bell fue fundado en 1962 por Glen Bell. Glen Bell es originalmente de California y nació de padres de Europa Occidental. Creó múltiples restaurantes diferentes antes de la creación de Taco Bell. El primer Taco Bell estaba ubicado en Downey, California. El vendió Taco Bell a Pepsi Co. en 1978 por 125 millones de dólares. Taco Bell es una cadena de comida rápida de inspiración mexicana. El menú del restaurante se ha desarrollado a lo largo de los años y ha agregado un toque estadounidense a algunos de los alimentos. 

La imagen de arriba es del fundador de Taco Bell

Taco Bell vende  alimentos como “Crunchwrap Supreme”, “Cool Ranch Doritos Tacos”, “Cinnamon Twists”, y en un punto de tiempo “Mexican pizza”. Estos alimentos no son exactamente mexicano y la franquicia en su conjunto no es auténtica en mi opinión. 

Fui a experimentar el restaurante que he conocido desde siempre bajo una luz diferente. El restaurante cerca de mi casa es muy moderno, no representa la cultura mexicana para nada. El menú tiene algunos alimentos mexicanos clásicos como tacos, nachos, salsa y quesadillas. Yo compré el “Crunchwrap Supreme”. Este es muy delicioso. El “Crunchwrap Supreme” tiene carne molida, lechuga, tomates, queso, crema agria en una tortilla harina. Todos los ingredientes están en muchos platos mexicanos. Pero, ¿es el “crunchwrap supreme” realmente comida mexicana? Creo que no. El otro plato que pedí fueron los “Cinnamon Twists”. Estos fueron horribles. El aspirante a churro. Eran tan crujientes e insípidos. Este plato también no es tradicional. Debe ser demasiado difícil para Taco Bell hacer algo tan fácil como un auténtico churro. Taco Bell usa la comida de una cultura para obtener beneficios. Hace platillos de menor calidad que tratan de publicitar como comida mexicana.

Taco Bell’s «Crunchwrap Supreme»

En el libro de Sarah Portnoy Food Health, and Culture in Latino Los Angeles, discute sobre “columbising”. Este idea “conjures up centuries of white upper-class appropriation of Latino culture” (Portnoy 116). Taco Bell es exactamente este. El fundador era un hombre blanco y ahora es propiedad de una gran empresa (Yum! Brands) que tienen algunos otros restaurantes grandes como KFC, por ejemplo. En el sitio web de Yum! Brands, dice que “We are evolving KFC, Pizza Hut, Taco Bell and The Habit Burger Grill into iconic, distinctive and relevant global brands” (Yum.com). 

La meta de la empresa no es ser auténtico o rendir homenaje a la cultura mexicana, pero hacer que el restaurante sea lo más conocido posible. Este es el ejemplo perfecto de apropiación cultural. Aunque la comida de culturas cambian naturalmente, creo que Taco Bell ha tenido un problema de apropiación cultural desde el comienzo. Taco Bell no aprecia la cultura mexicana, si lo hicieran, lo estarían representando de una manera auténtica. En el artículo, Apropiación cultural, o la usurpación de elementos étnicos: ¿un problema real?, Adrián Triglia discute la idea de las dinámicas de poder. Triglia dice que “la desaparición de ciertas culturas a costa del enriquecimiento de otras” (Triglia). La comida sirve Taco Bell, mientras que es delicioso, no es tradicional. Taco Bell es solo un ejemplo donde una persona que tiene más riqueza o clase social puede “columbise” un otra cultura para su propio beneficio. 

Taco Bell’s «Cinnamon Twist»

Taco Bell tuvo un escándalo con sus “Taco Bell Tortillas” que se vendían en los supermercados. En un artículo de Los Angeles Times, el autor dice “Taco Bell brand taco shells are being pulled from supermarket shelves after tests confirmed the presence of an ingredient not approved for human consumption” (Fulmer 2000). Para mi, esto muestra la realidad de las cadenas de comida rápida. No se trata de la tradición cultural de hacer tortillas, se trata de ganar dinero y llevar la comida lo más rápido posible a los clientes. En el episodio de “Breaking Bread”, los espectadores ven la manera en que las tortillas se hacen (Escárcega 2022). Vemos cómo la industrialización ha cambiado la autenticidad del proceso de elaboración de la tortilla. Es triste cómo un proceso tan hermoso puede ser arruinado por otra cultura tratando de ser algo que no son. Estas grandes empresas, como Taco Bell, están poniendo a los tortilleros fuera del negocio ya que la compañía tiene tanto poder y dinero. 

Creo que este tema es muy difícil. Si bien creo que la apropiación cultural está mal, también creo que personas de unas culturas pueden cocinar y vender la comida de una cultura diferente. Pero, hay que hacerlo éticamente. Pienso que si tu respetas la cultura y la comida de la cultura diferente, y pones esfuerzo en rendir homenaje a esa comunidad, no creo que esté mal. Hay una delgada línea entre la apreciación cultural y la apropiación, eso es seguro.

Works Cited

Escárcega, Patricia. “How to Replace Rice in Your Dishes to Honor Traditional Mesoamerican Cuisine.” PBS SoCal, 11 Feb. 2022, https://www.pbssocal.org/shows/broken-bread/how-to-replace-rice-in-your-dishes-to-honor-traditional-mesoamerican-cuisine. 

Ijeoma, Oluo, “What is cultural appropriation?” So you want to talk about race? USC Library Online

“Taco Bell Recalls Shells That Used Bioengineered Corn.” Los Angeles Times, Los Angeles Times, 23 Sept. 2000, https://www.latimes.com/archives/la-xpm-2000-sep-23-mn-25314-story.html. 

Mi viaje a Chichen Itza: Auténtica Comida Yucateca en Los Ángeles

Por Claire Katnik

Yucatán, México es conocido por su cultura, deliciosa comida, vistas increíbles y ruinas históricas. Yucatán es un estado de México y se encuentra en la península de Yucatán. Hay muchas comidas que son de los nativos de Yucatán. Sopa de lima, panuchos, queso relleno, tamal colado y mucho más. La comida yucateca ha cambiado mucho. Antes de la invasión colonial, la comida yucateca estuvo dominada por la cultura maya. Hay muchos ingredientes hoy que no estaban presentes en la dieta típica maya. Unos ejemplos son las naranjas Seville y el cerdo. Después de la colonización española, hubo tantas influencias culturales diferentes que impactaron la comida de Yucatán. Albala discute la idea de que la comida cambia. Albala dice que “cuisines evolve…[they] are in a constant state of change, always in the process of adapting and becoming” (Albala 11). La comida yucateca está en constante evolución y no siempre será la misma.

Fui a Chichen Itza, que es un restaurante de Yucatán cerca de la Universidad de Southern California. Chichen Itza fue un ciudad precolumbiano en Yucatán y ahora es un sitio arqueológico. La comida representa las tradiciones de la familia propietaria del restaurante. La familia Cetina dice que “our goal has been to represent the food of our native state of Yucatan as authentically as possible” (Chichen Itza website). La familia quería traer auténtica comida yucateca a Los Ángeles. 

En el episodio seis de Ugly Delicious llamado “Fried Chicken”, el tema central es sobre la idea que “fried chicken” es un plato tradicional para la cultura africano americano. Aunque Chichén Itzá es un restaurante propiedad de nativos de Yucatán, la idea de que las personas que no son de Yucatán puedan intentar crear su propia versión de la comida yucateca puede ser problemática. Como se ve en Ugly Delicious, muchas culturas diferentes han recreado el «fried chicken». Creo que la parte más importante de recrear una comida que no pertenece originalmente a tu cultura es respetar a los auténticos creadores. Ugly Delicious habla de la idea de rendir «homage» a las personas que han allanado el camino para que tú cocines su comida (Ugly Delicious Ep. 6). Es importante conocer la historia de la comida de la cultura que está cocinando. Si bien me encanta disfrutar de las recreaciones de la comida (como el pollo frito coreano), creo que también es importante probar la versión auténtica y tradicional. Puedes aprender mucho sobre una cultura a través de la comida que cocinan y cómo la preparan.

 El restaurante está en el Mercado de la Paloma. El vecindario está a lado de la autopista y parecía muy tranquilo. Hay otros restaurantes en el mercado y tiene un gran espacio para que la gente coma. Las personas que están comiendo en Chichen Itza son en su mayoría hispánico. Hay muchas personas en su descanso para almorzar. Yo vi policías, trabajadores de construcción, algunos estudiantes de USC, y algunas familias. 

«Chichen Itza» en Los Ángeles

Me encantan los tamales, así que decidí pedir el colado de tamal. La masa necesita ser colada para este tamal. El tamal se cuece al vapor y se envuelve en una hoja de plátano. Nunca había comido un tamal como el de Chichen Itza. La masa era muy suave y se sentía como mantequilla. Se derritió en mi boca. Para mí, la hoja de plátano tenía un olor interesante. Olía a tierra y me hacía sentir como si estuviera en una jungla. Había pollo con achiote al interior y salsa de tomate. El pollo estaba húmedo y sabroso, especialmente con la salsa de tomate. Había un lado de una salsa de chile picante, pero no podía soportar el calor. 

También conseguí un lado de arroz y frijoles con mi tamal. El arroz se veía muy soso, ya que era solo arroz blanco. El menú decía que tenía cebollas y ajo, pero no probé mucho de eso. Los frijoles estaban calientes y tenían muchas especias en ellos. Cuando comí frijoles y arroz juntos, los sabores y texturas estaban muy deliciosos.  

Frijoles y arroz

En general, disfruté la comida en Chichén Itzá. El tamal que pedí no fue el mejor tamal que he probado, pero aun así estaba delicioso. Me encantaría probar otros restaurantes de Yucatán para poder comparar la comida.

Works Cited:

“About: Chichen Itza Restaurant in Los Angeles, CA.” Chichen Itza Restaurant | Mexican Eatery in Los Angeles, CA, http://www.chichenitzarestaurant.com/about/.

Albala, Ken. “Key Terms.” (1-2), “Food Culture, Food Ideology, Authenticity, Theory of Cuisine,” “Good Food” (7-14, 23-26)

Netflix. (2018) “Fried Chicken.” Ugly Delicious, Season 1, Episode 6.

Eres Lo Que Comes: Explicando Mi Cultura y Explorando Otra

Por Claire Katnik

Parte I:

Soy de Los Ángeles, California y crecí en un suburbio llamado Palos Verdes. 

Mi familia es de Italia y Alemania y somos Católicas. A mi familia le encanta celebrar y honrar nuestra cultura. Mi mamá siempre ha dicho, “eres lo que comes”. Ahora, esta declaración se puede interpretar de muchas maneras. Pero mi mama dicelo con amor. La comida que come representa sus valores, su personalidad, y cómo vive su vida. Siempre tenemos queso fresco, cerveza, pan, y prosciutto en nuestra casa. Aquí hay ejemplos de alimentos que hemos hecho.

En el libro ¡Que Vivan los tamales! por Jeffrey M. Pilcher, habla sobre los tamales y la comida mexicana, y la importancia de la comida y la identidad nacional. Los tamales son un alimento básico mexicano han existido durante mucho tiempo. En mi familia italiana, hacemos pasta casera cada semana. Hacer pasta casera me recuerda a hacer tamales caseros; ambos son un proceso para hacer. Para hacer tanto tamales como pasta, se necesita mucho esfuerzo y tiempo. 

Aquí hay un video de mí explicando cómo hacer pasta.

TIK TOK: https://www.tiktok.com/@clairekatnik/video/7057315645985328430?_d=secCgYIASAHKAESPgo84gme3GQD0m%2BM2E2fj%2B3T8JbXgCUOJMYO07vjhUg%2BNJu8SiJ4CGjTaDT4qqjswG3fKUhzgroFhjHtUCp2GgA%3D&checksum=f8a69fe3512345611b1497d075f63d7186a359fdfcd30bbbfde2b1ab75bd6858&language=en&preview_pb=0&sec_user_id=MS4wLjABAAAAwb1DgYybyL6pAI9EDNrNK2gbc0VgDu_DfeJjR1P9uWTJw-qOkeMAvyexS2CXJR89&share_app_id=1233&share_item_id=7057315645985328430&share_link_id=832E550C-A9DE-4985-AB8B-F411A6AFC60C&source=h5_m&timestamp=1643240870&tt_from=copy&u_code=d8jcg83clbjbdg&user_id=6746419661225018374&utm_campaign=client_share&utm_medium=ios&utm_source=copy&_r=1

Normalmente, en mi familia, nosotros comemos a las seis y media. Mi familia incluye mi mamá, mi papá, mis tres hermanos, y mi niñera. La comida es una gran parte de mi vida. Cuando era niño, mi familia comía juntas casi todas las noches. Mi mamá normalmente cocinaba y yo siempre la observaba y ayudaba todo lo que podía. Las cenas familiares son una forma de conectarse. 

De manera similar, tanto en la cultura mexicana como en la italiana, hay un orden en el que se come. En ¡Vivan los tamales! Pilcher dice que “La comida tenía un formato invariable, y cada plato llegaba a la mesa por separado” (Pilcher 91). En México, se come la carne primero; pero en una familia italiana, se come la pasta antes de la carne. Hay otros diferentes juntos pero en una familia mexicana, hay una siesta después de comer. Esto se hace en muchos países hispanos y es una buena manera para que los miembros de la familia que trabajaron en el calor todo el día descansen después de comer. Diferentes culturas tienen diferentes formas de comer y tradiciones que coinciden con la comida.

Vivir en los ángeles me ha dado la oportunidad de experimentar la auténtica comida mexicana y apreciar la cultura. Creciendo en América, que tiene una población tan diversa, pude experimentar otros tipos de culturas y sus alimentos. Aprender más acerca de la relación de otros con la comida es una manera de aprender sobre cuáles son sus valores. Hay una gran conexión entre lo que come y lo que es.En mi opinión, los sabores tienen un impacto en mi identidad. Me gusta la comida picante y rica. Soy una persona que es poderosa y tiene la capacidad de agregar «especias» a la vida de mis amigas. Cuando estaba leyendo Food, Health and Culture in Latino Los Angeles por Sarah Portnoy, la idea de que los Anglos querían cambiar la autenticidad de la comida mexicana me llamó la atención. Los Anglos no querían que los mexicanos fueran los que vendieran su propia comida, sino que los Anglos querían usar platos mexicanos y hacerla suya con fines de lucro. Portnoy dice, “Instead of calling it ‘Mexican,’ however, they referred to it as Spanish cuisine as a way to distance themselves from the negative stereotypes associated with their neighbor to the South” (Portnoy 17). Esta idea de «whitewashing» se debe en última instancia a la discriminación y la necesidad de poder sobre cualquier otra cultura. ¡La comida mexicana es sabrosa, maravillosa y debe celebrarse!

Parte II:

Yo fui a “Jesse’s Camarones” en Los Ángeles. El barrio es algo seguro y está al lado de una calle concurrida. El restaurante es muy colorido y vibrante. Tiene asientos rojos y paredes naranjas. Cuando lo investigué antes de irme, pensé que parecía auténtico. 

Había muchos lugareños de Los Ángeles allí y noté que muchos de ellos pedían tacos de pescado. Desafortunadamente no me gusta el pescado, así que no los pedí. Comí tacos de pollo con un lado de arroz y frijoles. Creo que es un taco común de México. Hacía mucho calor en temperatura, el pollo estaba esponjoso y sabroso, la salsa era picante y había muchos sabores en la comida. La cebolla en la parte superior le dio un crujido. La salsa parecía muy fresca y definitivamente estaba hecha a mano. ​​Probé tomate, cilantro, lima, jalapeño y ajo en la salsa.

Tacos con pollo/arroz y frijoles

Definitivamente había comino, ajo y chipotle en polvo en el pollo. Creo que la mayoría de los tacos de pollo tienen el mismo “flavor profile” como Albala diría. 

Agregué algunos de los frijoles y el arroz a los tacos para agregar aún más textura. Había maíz, guisantes y zanahorias en el arroz al que no estoy acostumbrado. Ojalá hubiera más sabor en el arroz, era un poco soso. Normalmente, no como cebollas crudas, pero decidí probarlo en este restaurante, ya que sé que las cebollas normalmente están en tacos. También vendían bebidas mexicanas clásicas y ojalá comprara una. 

El servicio fue increíble y practiqué un poco de español mientras estuve allí también! Definitivamente volvería a ir. Los sabores y el ambiente eran en general geniales, creo que ir a lugares que son auténticos me ayuda a apreciar más la comida mexicana.

Bibliografía 

Albala, Ken. “Key Terms.” (1-2), “Food Culture, Food Ideology, Authenticity, Theory of Cuisine, “Good Food” (7-14, 23-26)

Pilcher, Jeffrey M. “Introducción.” ¡Vivan Los Tamales!: La Comida y La construcción de la Identidad Mexicana, Consejo Nacional Para La Cultura y Las Artes, México, 2001, pp. 13–20. 

Portnoy, Sarah J. “From Border Grill to Broken Spanish: The Evolution of Latino Cuisine in Los Angeles.” Food, Health, and Culture in Latino Los Angeles, Rowman & Littlefield, Lanham, MD, 2017, pp. 55–117

Introducción a Claire Katnik

¡Hola a todos! Me llamo Claire Katnik y soy de Los Ángeles. Estoy estudiando comunicaciones y soy un senior. Estoy emocionado de aprender más sobre la cultura española y la forma en que los alimentos impactan. También estoy emocionado de probar nuevos restaurantes auténticos en Los ángeles. Siempre me ha encantado hablar español y espero algún día llegar a ser fluido. Estoy interesado en la sostenibilidad ambiental y espero tener un trabajo en ese campo después de graduarme.