La búsqueda para el significado de la apropiación culinaria

por Blair Evans

Cada comida comparte a la gente no solo los sabores sino la historia y cultura de la cocina también. ¿Pero qué pasa cuando personas de otras culturas usan esa comida y la comparten con el público? ¿Realmente tienen el derecho de compartirla? En mi opinión, cada persona tiene este derecho. No importa la raza ni el origen del cocinero sino el intento de su cocina. Es necesario que cocineros de otras culturas comprendan la cocina en una manera honesta para que no sean un agente de la apropiación culinaria.

Milpa Grille, un ejemplo de un restaurante que beneficia a su comunidad

Por eso, pienso que es bien transformar o traducir la cocina de otra cultura para el público siempre y cuando el cocinero intente compartir el origen de esa comida o contribuir a la comunidad o cultura por alguna manera. En el contexto de Los Ángeles y la cocina mexicana, eso significa el compartir de su belleza y historia para educar y apoyar la gente mexicana en la ciudad. Con esta transformación, tiene el perder de unos aspectos de la cocina y la cultura original, pero si el intento del cocinero todavía educar sobre la cultura por su comida, creo que eso vale la pena. De hecho, hay muchas evoluciones y transformaciones en los Estados Unidos y otras partes del mundo. Por ejemplo, la popularidad del pollo frito coreano, según el episodio de Ugly Delicious, es una evolución del pollo frito más clásico de Corea, pero se convirtió a alimentario básico de la cocina después de su transformación al estilo más americano. Ahora es uno de los platos más conocidos de la cocina coreana. Al opuesto, un otro plato muy famoso de Corea es el corn dog coreano. Los corn dogs no se introdujo a Corea hasta los años 80, 40 años después su empieza en los Estados Unidos, pero se transformó a una comida por la innovación de la cocina. Estoy de acuerdo con Anderson cuando dice uno puede definir una cocina “as long as one does not strive for exactness. If one defines a style tightly, the next creative chef to come along will surely take the definition as a challenge, just as artists and musicians do when someone defines a style in the arts.” Por eso, creo que la traducción de la comida es algo natural, y es bueno para una cocina siempre y cuando la intención del cocinero sea honesta.

Rick Bayless

Sin embargo, cuando eres una de una cultura diferente, hay más riesgos que tienes que considerar. Y esos riesgos se ven en el caso de Rick Bayless. Enamorado con la cocina mexicana, Bayless contribuyó mucho a la popularidad de esa cocina en los Estados Unidos por sus varios restaurantes. Pero sus comentarios sobre su curiosidad en “how the true flavors of Mexico… would play in Southern California” llamaban la atención sobre el significado de la apropiación culinaria. El cocinero tiene la carga de comprender y comunicar la historia y el contexto de la cocina. Pero Bayless no reconoció el contexto de la cocina mexicana que es muy diferente en el sur de California que los barrios de Chicago. California tiene una historia muy rico con la cocina que ha durado por siglos y esa falta de reconocimiento revela a Bayless como un agente de la apropiación culinaria.

Honeybird del USC Village

Cuando pienso en los papeles de la gentrificación en Los Angeles, el primer lugar en lo que imagino es USC, y especialmente el área del Village. Es ejemplar de las razones por las que la gente to otras escuelas nos llaman “la universidad de chicos mimados.” Hay una variedad de comida “étnica” que exige la pregunta: “¿Son casos de apropiación?” Honeybird, por ejemplo, es un restaurante de pollo frito que sirve comida cara del sur de los Estados Unidos. Crecí comiendo muchas de la comida del restaurante como el pollo y wafle y las berzas con mi familia como comida casera. Cada vez como ahí me pregunto si el restaurante es un ejemplo de la apropiación de mi herencia del sur y como afroamericano. A diferencia de lugares como Ramen KENJO, el sitio de Honeybird no claramente menciona su origen ni su propósito como un restaurante del pollo frito, y por eso ya no me hace muy cómodo comer ahí. Siento que yo no dé el respeto a mi herencia, y sea un agente posible de la apropiación aunque no intente.

Fuentes

Anderson, E. N. Everyone Eats: Understanding Food and Culture, “Food and Borders,” New York University Press, 2005.

Chang, David. Ugly Delicious, Episode 6: “Fried Chicken.” Netflix. 2018.

Portnoy, Sarah J. Food, Health, and Culture in Latino Los Angeles, Rowman & Littlefield, Lanham, MD, 2017.

La Aventura Culinaria de Blair con Jason

La Comida y La Historia de mi Familia

Cuado me identifico, uso mi familia y patrimonio cultural, y entonces me ve como afroamericano y japonés. Esta mezcla casi nunca se ve, pero influye a mucho de mi voz alimentaria. Celebraciones y fiestas con mis abuelos usan esta mezcla interesante en maneras únicas, especialmente por nuestra comida. Por ejemplo, uno de los platos más famosos en mi familia es la col berza de mi abuelo. Aunque es normalmente una receta de los Estados Unidos , utiliza elementos y especies de las culturas jamaicana y japonesa. Es una combinación que refleja nuestra familia de varias culturas. Pero nunca sale de su origen como un plato tradicional con muchos ingredientes y sabores que lo convierten en comida casera.

Mi familia diversa
La col berza

Un plato emblemático de la herencia japonesa es sushi. Hay muchos tipos de sushi, pero en cualquier forma en lo que se cocina, los más importantes son la simplicidad y el equilibrio. En su forma más simple, el nigirizushi, si hay demasiado pescado o arroz, su equilibrio es incorrecto y los dos sabores no mezclan bien. Cuando se cocina el makizushi (los rollos más populares en los Estados Unidos), este mismo equilibrio es necesario también para saborear los ingredientes del rollo. Por eso el sushi representa un plato de la nación de Japón, un plato que es “representativo del país, quizá compartiendo de alguna forma los colores de la bandera u otra característica” (Gomez-Bravo 116). Japón, que tiene una bandera muy simple con dos elementos es muy similar a los formas de sushi que requieren simplicidad, equilibrio, y respeto a su significado.

Un banquete de nigirizushi, makizushi, y inarizushi para el nuevo año.
Un ejemplo típico de inarizushi

En mi cultura culinaria, algo poco similar al tamal mexicano es inarizushi. El inarizushi es único porque tiene un wrap similar a los tamales. Es muy simple cocinar también. Solo necesitas cocinar tofu frito en una sopa de dashi y se puede llenar ese tofu con arroz y otros ingredientes. Mi familia y la familia japonesa de mi amiga de la preparatoria los cocinan cada año para el nuevo año, y aunque mi familia solo recientemente empezó esta tradición, nos enseña los valores japoneses de equilibrio, paciencia, y simplicidad.

Aunque vivo en dos identidades que parecen tan diferentes, me dan un perspectivo más global y me hace probar la comida de muchos lugares. El conflicto entre estas dos identidades demuestra que “every culture…harbor[s] various and often opposing food ideologies, each of which made their rival claims upon every individual. Each also informed in one way or another every food choice made by the individual” (Albala 9). A causa de las diferencias entre mis culturas culinarias, me gusta adaptar a los tradiciones de cualquiera cocina y su propia ideología alimentaria. Esta necesidad en mi vida familial contribuye a mi punto de vista global para la comida de otras culturas también.

Mi Encuentro con Jason y sus Tacos

Para mi aventura de taquear, fui con mis amigos a Jason’s Tacos en Los Ángeles. Es un camión de tacos en la calle que vende una variedad de platos mexicanos como los tacos, las mulitas, y el alambre. Lo descubrí por el artículo “The L.A. Taco 69” por Cesar Hernandez. Este artículo y las revistas dicen que el camión es famoso por sus tacos al pastor, y ya que al pastor es mi tipo favorito, mis amigos y yo teníamos que ir a Jason’s.

El camión de Jason’s
Nuestros platos para la noche

En la calle tranquila, el camión tenía una atmósfera cómoda, como entramos el jardín trasero de un vecino. Los trabajadores y los otros clientes estaban de acuerdo con las revistas y nos recomendaron los platos al pastor. Al principio solo pedí un taco y una mulita al pastor. Probamos un poco de nuestros platos juntos a fuera de esta camión sentando en la acera. Con el primero bocado sentí una montaña rusa de sabores. El puerco empezó salado, pero la piña lo convirtió a algo dulce. Cuando tragué ese dulzor se convirtió en acidez que me hace querer más. Las mulitas multiplicaban esta cornucopia de sabores con la adición de queso. Esta primera experiencia de comer mulitas era algo de fantasía, algo que me recuerda a algo de Ratatouille. Esta combinación de sabores me hizo terminar pidiendo dos más mulitas al pastor para ahí y una quesadilla al pastor para llevar a mi apartamento. El taco pequeño necesita mucho cuidado para comerlo y obtener todos los sabores que mezclan en una manera impredecible.

Durango, la región de origen de Jason
Alejandra, la trabajadora simpática

Esta taquería y su al pastor tiene mucho sentido y amor. Los trabajadores son simpáticos y están emocionados de ayudarte. Los platos representan la visión de Jason de compartir la comida de su ciudad natal de Durango, México, y por eso estaba agradecido que lo compartió conmigo. En la calle tranquila, solo había el olor del pastor y nuestras risas y parloteo. Y ahora les recomiendo Jason’s Tacos mucho (¡y si encuentras Alejandra, le di que Blair te envió a ella!).

Fuentes

Albala, Ken. “Introduction: A Theory of Gastronomy.” Three World Cuisines: Italian, Mexican, Chinese, AltaMira Press, 2012, pp. 1–28.

Gómez-Bravo, Ana M. “Capítulo 7: Comida De Película: Identidades Culturales.” Comida y Cultura En El Mundo Hispánico = Food and Culture in the Hispanic World, Equinox, Bristol, 2017, pp. 107–124. 

Introducción de Blair

¡Hola a todos! Me llamo Blair Evans, y soy de San Jose, California (¿Alguien más es del área de la bahía?). Voy a graduarme este semestre con dos especializaciones en la economía y el japonés y una asignatura secundaria en el español. Después de que me gradúe, quiero enseñar el inglés en el extranjero, y ahora estoy enviando una solicitud a un programa de enseñarlo en Japón. Me encantan los idiomas porque por ellos se puede comprender las varias culturas del mundo. Para pasar el tiempo, cuando no estudio, me gusta jugar los videojuegos, pintar y dibujar, y mirar animación y dramas japoneses. Este semestre, tomo clases de muchas culturas diferentes (la cultura japonesa, la cultura afroamericana, y por supuesto la cultura hispánica), ¡y entonces estoy emocionado por aprender sus similitudes, diferencias, y cómo puedo usarlos para mi futuro!