Hablando Sobre la Autenticidad y la Gentrificacion Despues de Una Visita a La Calle Olvera y Boyle Heights

Arianna–Hace un par de semanas, la clase de la Cultura de Comida en Latinx Los Ángeles fue a visitar la Calle Olvera. Caminamos por unas tiendas allí que vendían baratijas de la cultura de México. Se sentía como si estuviera en México de verdad. La gente que estaba allí y todas las tiendas reflejaba un espacio donde los Mexicanos se sienten como si estuvieran en casa. Estos detalles me hicieron pensar que la Calle Olvera si es autentica. Para mi, esto reflejaba autenticidad porque el espacio estaba conectado al lugar principal: México. Me dijeron muchos de los que vendían cosas allí, que todo era de México. Jonathan Gold dice que la autenticad puede ser como cada cual lo vea, y yo veo la autenticidad como algo que refleja la cultura original. El articulo Autenticidad de Cocinas por Sarah Portnoy dice “according to the Merriam-Webster Dictionary, the word authentic means “made or done the same way as an original”. Esto esta en línea con lo que yo defino como autentico. 

Después de ver esta tienda, camine al fin de la Calle Olvera donde había un restaurante que se llama Cielito Lindo. Este restaurante ha estado abierto desde 1934. Este detalle me intereso porque nunca había comido en un restaurante tan viejo como este. Me imaginaba que el restaurante tendría comida tan autentica como la de comida Mexicana en 1934. Aunque la autenticidad es algo que se define individualmente, yo conecte la historia del restaurante con algo que es autentico. A lo largo, tuve la expectativa de que la comida iba ser demasiado delicioso por tener tanta tiempo abierto.  

Cielito Lindo en la Calle Olvera

Mientras que esperaba en línea, habían dos mujeres juntas esperando para pedir. Una amiga le pregunto a la otra, “¿Quieres que to pida lo que siempre pides? Yo te invito”. Después de oír de lo que hablaban, me di cuenta de que ellas comen en Cielito Lindo frecuentemente. Esta mujeres estaban vestidas de ropa casual. En mis ojos, ellas eran clientas autenticas porque dijeron que eran de México. Yo pensaba que ellas tenían que saber sobre lo que es autentico o inauténtico por ser de el país de donde era la comida, pero esto no es justo. La autenticidad como dice Jonathan Gold, es algo que nosotros mismos decidimos. 

La comida era agradable porque tenia mucha hambre. Sabia mas autentica de los tamales que he probado de Trader Joes. Pero, si miramos la autenticidad en términos de los detalles de los ingredientes que usan los Mexicanos usualmente, no era autentica la comida. Mi tamal llevaba queso cheddar en vez de el típico queso fresco. Esto debe ser porque han tratado usar ingredientes que son mas comunes en Los Ángeles y entonces mas fáciles para reproducir. Aunque llevaba queso cheddar, todavía sabia muy agradable el tamal. Jonathan Gold tuvo la idea de que comida no es inauténtica por tener ingredientes diferentes, si no es el reflejo de como ha cambiado la comida sobre tiempo. Y, dice que la comida cambia porque abecés es mas económico usar ingredientes que no cuesten tanto. A lo opuesto Ferrero habla de que “Mexican restauranteurs adjust their culinary practices and the image of themselves according to the expectations of non-Mexican diners”. Esto se ve en el uso de el queso cheddar en vez del queso fresco. No esta claro si el tamal de Cielito Lindo lleva queso cheddar por la razón que es mas económico o si es porque hay muchos que comen allí que son Americanos.

El Tamal que pedí

A lo opuesto, la comida de Mariscos Jalisco sabía mas autentica de la de Cielito Lindo. Los tacos sabían mas diferentes de otros tacos que he probado en Los Ángeles porque estaban preparados para tener un crujido. Nunca había comido un taco con crujido como el de Mariscos Jalisco. Después, el dueño de Mariscos Jalisco nos dijo de que la receta se ha pasado por mucho tiempo. Esto me aseguro de que la comida si era autentica, ya que yo pienso que la autenticidad es atribuida a las recetas viejas, lo original. No es decir que comida inauténtica no es buena. 

Tacos de Camarón
Dentro de Mariscos Jalisco

La comida de Milpa Grille ofrecía una nueva interpretación de como hacer unos taquitos. Me encanto oír sobre los esfuerzos de la dueña del restaurante en encontrar la historia de la gente Mesoamericana para reflejar su concina en su restaurante. Me intereso porque tuvo gente protestando su restaurante, cuando estaba tratando vender comida que sabía como de sus ancestros. Los taquitos llevaban ingredientes que eran un mixto de varios ingredientes diferentes. Si se sentía la diferencia entre el taco de Mariscos Jalisco y Milpa Grille, pero los dos eran de recetas de hace mucho tiempo. 

Yo no pienso que Boyle Heights pierde su autenticidad cuando se mudan “hipsters” pero si pienso que los de la ciudad se enojan con razón pura. Creo que todo tiene su lugar, y nada debe ser protegido para solo un grupo de gente. Después de oír el cuento de el dueño de Weird Wave Coffee Shop me di cuenta de la ira de los que se enojan sobre la gentrificación, lo asusto un montón. Ver eso me hizo creer que el dueño de este lugar para tomar café no intenta dejar a un grupo atrás. La gente de Boyle Heights pudiera asimilarse a un nuevo lugar, como gente que no es de México hace cuando prueba la comida Mexicana. 

El articulo de Saul Gonzalez que se llama In This LA Neighborhood, Protest Art is a Verb – el habla sobre el contraste entra lo industrial contra el arte nuevo que cuesta miles de dólares. Habla sobre la gente que vive debajo de la línea de pobreza y esto me hace pensar que aunque quisiera el dueño de Weird Wave Coffee Shop que la gente viniera a su tienda de café, a lo mejor no pueden pagar sus precios. De pura curiosidad, busque los precios en línea. La cosa mas barata cuesta tres dólares, que es mucho para una persona viviendo bajo de la línea de pobreza. Por eso, yo le doy la razón a la gente de Boyle Heights. 

A lo largo, la autenticidad es algo que solo nosotros mismos podemos decidir. Lo que es autentico para mi, no es autentico para usted. Y esto es el punto, hay voces diferentes en todos mismos y por eso tenemos que considerar todos los lados y puntos de vistos para hacer una racionalización informada sobre la gentrificación y la autenticidad. 

Un Viaje a Chichen Itza en El Mercado de la Paloma con Arianna Montero

Bistec a la Yucateca

El fin de semana pasado fui al Mercado La Paloma para comer comida Yucateca en Chichén Itzá. Yucateca se localiza en la península de Yucatán cuál es una zona que separa el mar Caribe y el golfo de México. Me intereso ir a este restaurante por qué el semestre pasado tome una clase sobra la cultura de los Mayas, cuales tienen cultura y historía que esta conectada a los Yucatecas. Fui a comer con mis amigas por la tarde a hora de cenar antes de que saliéramos. 

Mi primer impresión sobre Chichen Itza fue que había poca gente en el Mercado La Paloma, pero todos los que estaban allí vinieron a cenar a Chichén Itzá. Había parejas, familias y personas que acababan irse del trabajo y llegar a la atmósfera vibrante del mercado. El mercado tenía un montón de vendedores que vendían baratijas y ofrecían sus servicios al público pero casi todas estaban cerradas por que ya era tarde. Todavía tuve la oportunidad de ver los alebrijes que son muy buena suerte para los mejicanos. Lo que más me atrajo fue la sensación de bienvenida que el mercado creó a través de su variedad de opciones y capacidad para atraer a personas de todos los ámbitos de la vida.

Cuando miré por primera vez el menú, me sentí muy feliz por todas las opciones que ofrecía el menu. El hombre del cajero, Luis, me aseguró que podía ofrecer algunas recomendaciones. Luis fue muy amable con migo, encantador y super comprensivo de que no estaba seguro de qué quería pedir. Me recomendó tres opciones, así que terminé yendo con una de ellas: la Bistec a la Yucateca. Yo decidí pedir esto por qué crecí comiendo bistecs así que me sentía cómoda comiendo algo que ya tenía experiencia comiendo. 

Cuando me senté me di cuenta de que una de mis amigas estaba comiendo allí también. Ella me contó que Chichen Itza es una de sus restaurantes cotidianos y que ella pide los platos que sirven pollo por que a ella le prefiere comer pollo antes de que bistec. Yo le conte que a mí me encanta comer bistec por que mi mama siempre me daba para comer pedazos de su bistec entonces tengo una apreciación sentimental para los bistecs. Estaba muy emocionada de ver a mi amiga por que esto me enseño que si a mi amiga le gusta este lugar, a mí también me gustaría. 

Las cebollas asadas en la parte superior del bistec instantáneamente me hicieron agua la boca. El sabor de los frijoles negros me recordó cuándo mi ama de llaves me los prepararía cuando todavía vivía en casa. Tan pronto como probé el bistec, comencé a preguntarme por qué no había estado en este restaurante antes y estaba seguro de que volvería con mi familia. Luis me pregunto si me gustaba mi plato pero ni tuve que hablar por que mi sonrisa lo enseñaba todo. El sabor de la carne me hizo sentir que la carne era de buena calidad y esto es muy extranjero para mí palatal mientras que estoy en el colegio, donde no hay muchas opciones para comida de calidad. Los plántanos me recordaron mucho a mi ama de llaves Alba quien era Cubana y me cocinaba plantados maduros cuando era pequeña. La comida Cubana tiene mucha relación a la cocina Yucateca por los plátanos. 

Al crecer, mi familia me ha enseñado a apreciar la auténtica cocina, que puede ser un tema controvertido teniendo en cuenta que muchas cocinas no son auténticas en Los Ángeles.  Dicho esto, tengo muchas ganas de traer a mi familia a este restaurante y agregarlo a nuestra lista de lugares auténticos. Mi familia es Venezolana en una ciudad donde no han muchos Venezolanos. Esto hace que nosotros nos sintamos muy felices cuando comemos en un lugar que vende platos de comida que se sienten como la comida autentica de su país. Aunque no sea comida Venezolana, Chichen Itza, la comida es espectacular. Tengo mucho placer sabiendo que existe un restaurante bueno con camareros amables solo a unas cuadras de mi universidad. Ya no tengo que viajar a casa para comer comida que me hace sentir satisfecha! Y lo mas positivo fue que ya se de una amiga que le gusta comer en Chichen Itza.

Hasta luego!