Blog Final (6) – Turismo Culinario y Una Reflexión

“Pop-up” de Noma, Tulum. The New York Times

El turismo culinario o turismo gastronómico, es la exploración de la cocina local. La gente viaje a un país o países diferentes para disfrutar la comida, y comer es el propósito de su viaje. Estos turistas gastronómicos suelen buscar lugares conocidos por su rica y única cocina. Unos ejemplos son India, Francia, Tailandia y México. Visitan restaurantes y festivales, y a veces toman clases de cocina. Quieren educarse sobre la cocina y por eso comen en los puestos de comida y los restaurantes locales. Pienso que hay aspectos positivos y negativos del turismo culinario. Primero, mirando a las ventajas, los turistas pueden aprender mucho sobre la historia de una cocina que no es suyos, y pueden aprender a cocinar los platos tradicionales. Normalmente, van para educarse, no solo para comer y beber. También, apoyan los locales y traen dinero a la economía del barrio. Sin embargo, hay aspectos negativos también. A veces los locales cambian la manera en que preparan su cocina para facilitar a los turistas del oeste, en otras palabras – “They westernise their cuisine”.  También, a veces la autenticidad local está manipulada para atraer los turistas que buscan para la comida “autentica”. No solo tiene que ser la comida, sino también pueden ser la ropa o el ambiente. Por ejemplo, hay una banda de mariachi o llevan sombreros. 

Personalmente, yo no voy a viajar solo para comer, pero la cocina es un gran parte de mis experiencias. Ayúdame a entender un país, y los sabores de una comida me recuerdan de mis experiencias en vivo. Nunca olvidaré cuando fui a Cuba por un Maymester y comí los mejores platos cubanos con los ingredientes tan deliciosos y ricos que solamente pensar en esto me hace la agua boca. Cuando fui a Florencia el verano pasado, el mejor parte del día fue buscar las mejores heladerías en el calor abrasador. Sin embargo, hubo demasiados turistas y por eso los camareros estuvieron frustrados. Muchas veces los turistas no respeten a los locales o tienen demasiadas demandas y esto pueden causar problemas. 

En general, no pienso que el turismo culinario destruye un lugar si está contenido. No disfruté Florencia porque hubo demasiados turistas que no pude aún mover en las calles. Sin embargo, cuando fui a Cuba fue bien y pasé la bomba probar la cocina por todas partes del país. Pienso que, si el turismo gastronómico está controlado, la gente puede aprender mucho sobre una cultura diferente solamente a través de una cocina. Discutimos sobre el ejemplo del “pop-up” de Noma en Tulum. Noma el mejor restaurante en el mundo, basado en Dinamarca, tuvo un “pop-up” en Tulum, México. El precio de los billetes fue $750 y sirvió 7000 personas durante su tiempo. En mi opinión, pienso que este “pop-up” añade a la gastronomía de Tulum y Yucatán porque si Noma decidió a venir a Tulum, la escena culinaria debe ser especial. Así que, este pop-up en mi opinión ofrezca publicidad a la región para los cocineros mexicanos que están en el barrio. Al mismo tiempo, no estoy de acuerdo con los que viajaron a Tulum solo para comer en Noma, México. Tulum tiene mucho más para ofrecer y Noma no es de México, así que no pienso es justo que los locales ven Noma venir y cobrar tanto dinero y luego salir. Además, sirvieron platos usando ingredientes que las mayas cocinaban para centurias. No es justo que puede explotar los platos y recibir tanto dinero y fama, etiquetándolo como “Noma”. Siento que es casi como robando la cocina y la historia. Sin embargo, supongo depende en como examine. 

Reflexión

La Última Cena, El Restaurante Mexicano.

He disfrutado muchísimo aprender y descubrir cocinas y culturas diferentes a través de las lecturas y nuestras excursiones. Tengo un agradecimiento para cada estado en México que se especializa en platos únicos a la región, usando técnicas dejan en herencia. Nunca probé panuchos o salbutes antes que fui a Chichen Itzá y aprendí sobre la historia de las mayas y su rica cultura y los ingredientes prehispánicos que usaban. Los Ángeles es una ciudad donde todas las personas en el mundo han venido a hacer este lugar lleno de innovación culinaria y vimos esto con Wes Avila, el dueño de Guerilla Tacos. Wes es un ejemplo perfecto de la influencia de Los Ángeles, y su creación de comida-fusión-mexicana es bella. Me encantaron comer sus tacos porque demuestran como la comida puede unir a la gente sin fronteras. Además, muestra la identidad de la gente y como no podemos categorizar a la gente. Para mi, este tema de fusión fue lo más interesante porque crecí en Londres, otra ciudad “melting-pot”, pero mi mama es de Noruega y mi padre es de India. Así que, siempre he tenido un agradecimiento para el intercambio de culturas y cocinas. Siempre he creído en la apreciación cultura en vez de la apropiación cultura. Sentí muy apasionada sobre este tema cuando discutimos la apropiación culinaria. No pienso que es un problema para un chef anglo cocinar otra comida, coma la cocina mexicana. Mientras que respete la cultura, historia y cocina y el propósito no sea capitalizar o explotar, no me importa quien hace la cocina. Vivimos en un mundo globalizado, y pienso que es imprescindible que todos nosotros exploremos otras cocinas y culturas con una mentalidad abierta. 

!Gracias!

Una Conversación — La Apropiación cultural y la comida

Blog 5 – Por Anouska Choraria

Unsplash.com

A decirle la verdad, nunca realmente pensé en quién tiene el derecho de representar la comida de una cultura o país. Antes, no pensaba en comida como algo tanta política. Siempre pensé que la comida era algo para todo el mundo a disfrutar, y no importaba en quien lo hace o donde se viene mientras que saboree bueno. Sin embargo, después de leer algunos artículos y a través de tomar esta clase veo el debate y la controversia rodeando la comida, especialmente cuando se relaciona a la cultura o el patrimonio cultural de un país. Para mi, creo que todas las personas tienen el derecho a cocinar cualquier cocina desean. Esto es la belleza de la comida, que une la gente y no se importa las fronteras o las nacionalidades. El sabor quita los prejuicios que algo tal vez tiene sobre un país o una cultura. Cada cocina tiene historia, tradiciones, ingredientes únicos que debe ser compartido con el mundo. La gastronomía es un arte que enseña otras personas y toman recetas o inspiración y ponen en su misma cocina. Con el tiempo, eso vuelva a otras cocinas y olas de estilo de cocinar. En mi opinión, para ser innovador, tiene que adaptar recetas o para hacer alga nueva en su mismo país tiene que tomar influencia o inspiración de otros lugares. Esto no es apropiación cultural, pero a mí, agradecimiento cultural. Habiendo dicho esto, es importante cuando represente la comida de una cultura o país que refleja en su valor, especialmente si sirva en un restaurante, como hace Rick Bayless. 

Bayless es un anglo cocinero que tiene un restaurante mexicano en Chicago. En el podcast dijo que tiene un gran respeto por la cocina mexicana y ha viajado mucho a lo largo de México, aprendiendo las tradiciones, los métodos a cocinar, los ingredientes típicos y sigue aprender sobre la comida de cado estado: “Bayless is widely admired because he’s done so much work to study Mexican food and culture. He speaks Spanish fluently. He spent five years living in Mexico, visiting every state in the country. And he returns to Mexico every year with his restaurant staff for research and training” (Other People’s Food). En adición, Bayless reconoce que no puede romper la comida como algunos cocineros hispánicos están haciendo hoy en día, porque no tiene un nombre hispánico. De hecho, opina que es “racismo” para decir que él no puede cocinar la comida que no es suya porque es blanco. En mi opinión esto es incorrecto y si es racismo. Por eso, opino que es posible para un chef de una cultura diferente cocinar y preparar la comida de una cultura no suya mientras no solo aprovecha la cocina para beneficios económicos. Para Bayless es más que dinero. Bayless quiere ser un traductor de la comida mexicana para que la población angloamericana puede apreciar la cocina de su vecino.

Rick Bayless – Sergi Alexander/Getty Images

También, a relación al articulo en la universidad de Oberlin, no pienso que fue totalmente “cultural appropriation”, pero no fue exactamente correcto.  Acepto los sentimientos de los estudiantes de la universidad Oberlin que estuvieron molestado por la comida en las cafeterías porque muchos estudiantes son multinacionales y sintieron lastimados a la comida mala representada de sus países. Sin embargo, un colegio pequeño en Ohio no va a servir platos diferentes exactamente lo mismo a lo origen. No pienso que era la intención para servir comida para ofender los estudiantes. Pienso que la universidad quería tener más opciones para todo, y por eso tal vez tuve la intención a incluir más estudiantes y hacerlos sentir más cerca a casa. Sin embargo, los estudiantes no sintieron eso y tomaron ofensa. Por eso, es muy difícil a definir que es la apropiación de la comida, porque es muy subjetivo. 

En el libro de la profesora Portnoy habla del termino “columbusing” que define: “the act of reckless and thoughtless appropriation (typically by rich white people) of a thing that has been around for years or decades (a thing that typically belongs to non-white people) (Food, Health, and Culture in Latino Los Angeles, p. 106). Mucha gente se enfada con ‘columbusing’ porque muestra como los anglos manipulan sus privilegios blancos, pero pienso que otra vez es una definición subjetiva. No pienso que cuando un escritor no-latino escrita sobre la comida es columbusing. El trabajo de un escritor de comida es escribir sobre la comida de todo el mundo y muestra una apreciación para otras cocinas. Es como Bayless dice, es “translating” la comida para otros que no son familiares o quiere probar otra cocina. ¿Como es esto apropiación cultura? Hablando y descubriendo sobre la comida que no es suya no es un crimen. El debate sobre la apropiación cultural de comida a relación a la fusión de la comida es muy interesante también.

Consideremos Wes Avila, el cocinero y el dueño de Guerilla Tacos. Es mexicano, pero ha criado en Los Ángeles, una ciudad multicultural. Por eso sus influencias no solo han sido de su herencia mexicana, pero de todas las etnicidades en Los Ángeles porque ha criado comiendo comidas diferentes a lo largo de su vida. Ha creado su restaurante en el base de otras cocinas. Toma la comida coreana, hawaiana, libanesa y él fusiona con el taco – un plato tradicional mexicano. Puede considerar Wes traduciendo comida a través de la fusión de su comida, sin embargo, cuando empezó, recibió más “backlash” de ‘destruir el taco’ en lugar de ‘apropiar la comida’. 

Cuando discutimos la autenticidad de la comida y la idea de apropiación cultural podemos pensar en El Cholo. El Cholo, un restaurante anglo-mexicano, tuve el nombre “El Cholo – Spanish Café” porque intentó a representarse como europea para aparecer como más alta-cocina. Pienso que El Cholo hizo apropiación cultural de la comida porque robó una cocina de un país y marcó como otro para vender a los anglos y en mi opinión esto es incorrecto. 

Para concluir, pienso que la apropiación cultural de la comida es muy subjetiva y depende en quien con habla. Algunas personas son más sensitivas como hemos visto con los estudiantes en el colegio Oberlin, y otros no tanto. No estoy de acuerdo con los críticos de Bayless que piensan Bayless aprovecha sus privilegios blancos y que no tiene el derecho a cocinar la comida que no es suya. Pienso que Bayless hace aprecia no apropia la cocina. Me gusta como él dice que traduce la cocina para la gente americana y por eso abierta sus mentes. Creo que esto abre las puertas para otros cocineros inmigrantes y ayuda a crear un espíritu y inclusión sobre la cocina. Sí, tiene ciertos privilegios que chefs que son latinos no tienen, pero ya tuvo que empezar del inicio. Para mi, no me importa quién prepara la comida en un restaurante porque pienso que esto es exclusión. Me preocupa si mi comida es buena y si es que estoy buscando para comer. 

La Globalización de la comida en LA.

Blog 4- Por Anouska Choraria

Grand Central Market, Unsplash.com

Los Ángeles es una mezcla de gente de todo el mundo. Como dice Bill Esparza en Migrant Kitchen, Los Ángeles es “an immigration economy” y “LA cuisine has been shaped by all of those who have come here”. Si pensemos en Grand Central Market, puede ver la globalización de la comida por la variedad de cocina que representa un montón de países y nacionalidades. El mercado refleja una cocina geográfica. Encuentra una pupusería (comida salvadoreña) a lo lado de una delicatesen judía y por detrás tiene la comida japonesa. El mercado realmente representa un enclave de diversidad culinaria en el centro de Downtown Los Ángeles, y es solo un ejemplo de la escena gastronómica en LA.  

Hay una mezcla de vendedores en Grand Central Market, algunos que son más tradicionales que los otros, que son los “legacy tenants”. Los legacy tenants son los que han sido en el mercado para generaciones — por ejemplo, Sarita’s Pupusería, que sirven las pupusas de manera típica salvadoreña. Por lo contraste a algunos vendedores más nuevos que son menos tradicionales y son más ‘hipster’ como Eggslut. Muchos de los clientes que comen en Grand Central son turistas o empresarios locales, pero los dos quieren una cosa que es comer global de manera rápida, a buen precio y con calidad. Grand Central Market representa la globalización de la comida en LA, pero parece como un mercado más “fancy” ya que es un sitio turístico, pero hay otros mercados menos comerciales que también reflejan la globalización de la comida en LA como el Mercadito en Boyle Heights.

Primero, la demografía de los clientes que vimos en el Mercadito en Boyle Heights fueron de México. No hubo turistas y el mercadito me aparecí como estuve en un mercado escondido en México. Todos los anuncios fueron en español y las cosas que venden claramente no estuvieron adaptadas para la clientela que vimos en Grand Central Market. El Mercadito atrae los inmigrantes de México que ahora viven en LA y buscan ingredientes o objetos que solo encuentres en MX. Sin embargo, el Mercadito ya refleja la globalización de la comida porque hubo ingredientes que no podría encontrar en un supermercado. 

Wes Avila – Guerilla Tacos

Situado en el centro del distrito de arte en DTLA está un restaurante que se camufla con el grafiti de la calle. Originalmente una lonchera, Guerilla Tacos ha convertido a un restaurante contemporáneo que sirve tacos fusiones usando ingredientes locales, y cocteles increíbles. El concepto del Guerilla Tacos, como dicho por el dueño Wes Avila es servir comida mexicana-fusionada. Dicho por Wes en LA Mag, “Why I make Tacos”,“I wanted to open something that fused my experience in gourmet restaurants, my travels, my childhood growing up in Pico Rivera, and my identity as Mexican American. For me that was the taco. It’s my ultimate creative vehicle” y Avila hace exactamente eso. Solo por una mirada al menú puede ver que no es comida mexicana. Sí, come tacos, pero los ingredientes que ponen son una fusión de cocinas usando ingredientes únicos. Por ejemplo, comí un taco de camote con queso de feta. También hay tostadas con influencias hawaianas y libaneses con cuberitas como Ahi Poke Tuna o berenjas asadas con labneh, todos unidos en una tortilla. Los platos son inspirados por los sabores de la ciudad y son una representación “bite-size” de la escena gastronómica en desarrollo en Los Ángeles. 

Sweet Potato Taco: Roasted sweet potato, almond chile, feta cheese, fried corn & scallions

Como expresado en el artículo Portnoy-Pilcher, “Because food is ingested daily and literally becomes part of the body, cuisine is a powerful metaphor for identity, particularly in moments of cultural encounter”. Esto representa perfectamente como Wes siente sobre su comida. La comida fusión es una mezcla de identidad de todos nuestras experiencias y nuestros encuentros en la vida. El resulto son platos que representan no solo una mezcla de culturas sino también “cross-class encounters of the Los Angeles streets” (Portnoy-Pilcher). Visualmente, Guerilla Tacos representa un parte de Los Ángeles bien conocido a Wes y su crianza con su ‘street-like feel’ (el uso de tatuajes y grafiti) y también se refleja en sus platos.

La globalización ha alimentado la fusión de la comida. La inmigración y la introducción de tradiciones diferentes ha creado una nueva cultura y mundo fusionado. Ahora en la cocina los ingredientes son de todo el mundo y representan el comercio y las influencias de culturas y países. Por ejemplo, la influencia latina en la comida ha llevado a la difusión de cultivares y hoy en día una moda nueva en la industria de los restaurantes (Portnoy-Pilcher). Por ejemplo, ingredientes centrales como quinua o aguacate pueden ser encontrado en casi cada cocina en LA. La fusión de comida está bien en que el comercio ayuda las economías, hay más inclusión y la gente se benéfica de comer global. Sin embargo, puede traer negativos a los más pobres en el país de origen ya que la demanda global puede llegar a la inflación de precios. Por ejemplo, “Peruvian farmers cannot even afford to eat their own staple grain” (Portnoy-Pilcher). Entonces “Market and class inequalities thus determine who benefits from food fads” (Portnoy-Pilcher).

La Identidad – Blog 3

Por Anouska Choraria

Mi Identidad

Estoy muy acostumbrada a una mezcla de identidades. Nací y estaba criada en Londres, Inglaterra, una cumbre de identidades étnicas. Mi mama es de Noruega, y mi padre es de India, entonces he sido expuesta a dos mundos de este y oeste. Estuve bautizada y festejo las fiestas cristianas como la pascua y la navidad. También, abrazo mi fe indiana. Soy una ‘Jain’ entonces celebro las fiestas religiosas indias como ‘diwali’. ‘Jainsim’ es una fe que se origina del hinduismo. Los principios principales de ‘Jainism’ es ‘Ahimsa’, que significa el pacifismo. Entonces, los jains no comen ni carne ni pescado, así que yo y todos los miembros en mi familia siempre hemos sido vegetarianos. Esto forma parte de la cultura en mi familia ya que toda la comida que comimos en casa si es la comida india, mexicana o china es vegetariana. También, ya que mi familia es muli-fe abrazamos la diversidad y muchas culturas. Mis padres nunca han priorizado una religión sobre la otra, y esto ha formado mucho parte de mi identidad, para aceptar y celebrar a todos. 

En el libro ¡Vivan los tamales!, escrito por Jeffrey M. Pilcher, habla de un aspecto muy interesante en la introducción que es las comunidades nacionales. Pilcher describe como las comunidades nacionales, que son grupos de gente que no habían existido previamente, pueden forma parte del origen de un país. Pilcher dice como la literatura culinaria puede ayudar a contribuir al desarrollo de estas comunidades nacionales ya que las recetas pueden unir un país al otro a través del “intercambio de los alimentos entre diferentes regiones, clases, grupos étnicos, construyendo así un sentido de comunidad dentro de la cocina”. Encuentro esto fascinante ya que es muy verdad en el caso de Londres donde casi toda de la gente que vive allí son inmigrantes así que nadie tiene posesión de la ciudad de verdad, y gracias a la cultura diversa y la comida rica tenemos ‘una comunidad nacional’. Es decir, la fusión de la gente construye la identidad de la cuidad, y por eso también las cocinas diferentes. Esto concepto relaciona a lo que Pilcher dice sobre los tamales, que son “iconos de la nación mexicana” pero hubo una historia larga de otras comunidades quienes habían venido a México y habían puesto sus ideas en lo que es ‘el plato nacional’. También, Pilcher habla como hay una diferencia entre lo que el gobierno piensa en contra a “los visones domesticas”, para preservar su patriotismo culinario. 

En Inglaterra, muchos dicen que ‘los pescados fritos con patatas fritas’ son el plato nacional, pero yo no estoy de acuerdo cuando se regresa a pensar en Londres. Como he mencionado es un crisol, así que no pienso que hay una comida nacional. Por supuesto los pescados fritos con patatas fritas son nativos pero muchas comunidades que viven en Londres ahora forman parte de la nación y cada comunidad festeja un plato nacional diferente en su derecho. Sin embargo, Londres es un ejemplo único y también es una ciudad no es un país. Por otro lado, no solo tenemos que pensar que estas comunidades nacionales están construidas sobre de las fronteras de los países sino también sobre las fronteras de las regiones diferentes. Por ejemplo, en India, tenemos veinte-nueve estados y cada región tiene su propia identidad culinaria. Así que, podríamos tener fronteras a través de las regiones con el respeto a las cocinas diferentes pero el base de la cocina en todos de los estados son especias, y esto con la migración dentro de India ayudan a establecer la unidad de la comida india. Técnicamente, India no tiene un plato nacional, pero como Pilcher describe sobre los tamales que eran lo primero que hacían las mujeres aztecas, Khichdi (arroz con un guiso de lentejas) está parecido como el plato nacional en India porque ha existido para siempre. También, se considera porque no hay una jerarquía culinaria, los dos clases baja y alta lo comen. El plato es barato y come durante la oración y tiempos de ayuno. Por eso, debido a su popularidad a lo largo de clase o región, se considera Khichdi como un símbolo de la unidad nacional y la diversidad. En mi familia, Khichdi siempre está hecho cuando comemos la comida india en cualquier caso de la región que comemos. 

Khichdi (Google Images)

La Comida Salvadoreña

En downtown Los Angeles, existe un mercado donde uno puede encontrar un centro que une las cocinas y culturas de Los Angeles. Grand Central Market es la manera en lo que muchas de las comunidades en LA pueden recoger alrededor de una mesa compartida sin estar limitadas por fronteras o la jerarquía entre las cocinas. He sido a Grand Central muchas veces para probar platos de todas partes de este lado del mundo, pero la semana pasada por la primera vez, he probado la comida salvadoreña. En el centro del mercado puede encontrar una pupusería que se llama Sarita’s Pupuseria. Basado en las recetas familias, Sarita’s Pupuseria sirven las pupusas hecho a mano con un montón de variedades de rellenos, junto con opciones de plátanos fritos, yuca con chicharrón, guisos, y otros platos salvadoreños. 

Pupusas de Sarita’s Pupusería en Grand Central Market, DTLA
Sarita’s Pupusería

Las pupusas son el plato nacional del El Salvador. Son tortillas gruesas hecho a mano de maíz o arroz harina. Suelen relleno con queso y otros ingredientes. En el libro de E.N. Anderson, Everyone Eats, habla de la geografía y como la cocina ha evolucionado a través del comercio y habla del concepto ‘core y periphery’. Anderson dice que el ‘core’ está construido por los países que dominan el comercio, y el ‘periphery’ son los marginalizados o privados económicamente. Dice que en el ‘core’ tiene la cocina más elaborada y que la sofisticación disminuye cuando mueve a la periferia. Ya que los países en el centro habían influidos por el comercio y la inmigración o la colonización, la cocina está influida por un montón de culturas. En contraste a los países en la periferia que son aislados y por eso pueden mantener sus comidas tradicionales. El Salvador está situado en América Central, adyacente con Guatemala y Honduras. Tiene una costa, pero es un país que no tiene una posición fuerte económicamente. Por eso, mucha de la comida salvadoreña ha logrado a mantener su origen, como las pupusas. Así que, en mi opinión las pupusas son un plato “auténtico” ya que la receta no ha cambiado o influido mucho del mundo o el centro. 

Comí una pupusa con queso y jalapeños en Sarita’s Pupuseria. Aunque nunca he probado una pupusa o comida salvadoreña antes, me parecí como ‘the real deal’, ya que este pupusería es famosa y ya que nunca he probado algo como así. También, vi como los cocineros estuvieron preparando las pupusas, algo que parecí sencillo, tomaron un poco de tiempo para hacer. En adición, cuando estuve esperando por mi pupusa, vi el proceso largo de cortar el queso. No usaron queso procesado, pero cortaron bloqueos largos y después estuvieron cortado en tiras en una maquina. Habiendo dicho esto, algunos de los rellenos en el menú no son nativos a El Salvador, pero ya que la tienda está situada en Los Ángeles, adapta el menú para sus clientes, los angelenos. Así que, por eso se puede discutir que las pupusas en Sarita’s Pupuseria han sido influidos por el ‘core’, pero opino que mantengan sus raíces a ser típicos o auténticos.  


Descoloniza La Dieta

Por Anouska Choraria (Blog 2)

Milpa Grille es un restaurante mexicano localizado en Boyle Heights. El concepto de Milpa Grille es que solo sirve comida de la época mesoamericana. Es decir, el menú no tiene arroz que los españoles trajeron de Asia, o no hay platos ‘típicos’ como burritos etc. En Milpa Grille usa los tres ingredientes principales y son: el maíz, los frijoles y la calabacita, conocido como ‘las tres hermanas’. 

En el articulo: “Descoloniza tu dieta”, habla sobre el concepto sobre la descolonización de la dieta mexicana/latina. El articulo dice que la alimentación tiene “una postura política” y que cada que comemos lleva impactos políticos, históricos, económicos y sociales etc. Por ejemplo, nuestra cocina mantiene tradiciones y representa la historia. Sin embargo, hoy en día mucha de la comida se influye de la globalización y la comercialización, por eso ha sido ‘colonizada’. Entonces, Milpa Grille reconoce este concepto así que los platos solo tienen ingredientes del tiempo precolombino como he mencionado (el maíz, los frijoles, la calabacita). Milpa Grille toma la idea de la descolonización de la comida para conectarnos a los ancestros, y para mostrar como la comida puede convertirse en medicina, o en la comida para el alma. Hoy en los Estados Unidos, mucha de la comida mexicana/ latina es de la comida basura. Hay cadenas como Taco BellJack in the Boxque sirven comida mala para la salud, y son estas cadenas que alimentan la obesidad en esta nación. Entonces, Milpa Grille quiere mostrar que la comida mexicana no debe ser poco saludable, pero es muy nutritiva.

Pienso que la descolonización de la dieta, como Milpa Grille ha hecho da a los latinos un sentido de orgullo en sus raíces porque muestra la cultura y la historia rica. Demuestra como la comida había utilizado como medicina para centurias, y para la comida mexicana en particular, cambia el estereotipo de que este tipo de comida es ‘barata’ y ‘mala para la salud’. Los latinos pueden honrar la sabiduría y el conocimiento de su cultura por comer una dieta descolonizada. 

Milpa Grille: Las Tres Hermana: Maíz, Frijoles y Calabacita.

La dieta indígena pre-Conquista como base, usaba ingredientes que solo podía encontrar en Mesoamérica y nada de las importaciones. Por ejemplo, comían muchos granos y semillas, los bichos, las plantas etc. Toda era fresca y indígena. Hoy en día la comida mexicana suele representarse como ‘autentica’ pero ha sido ‘whitewashed’- es decir colonizado. Por ejemplo, Cielito Lindoes una taquería que se encuentra en La Calle Olvera. La Calle Olvera es la parte mas antigua del centro de Los Ángeles.  Hoy en día es un mercado mejicano con vendedores ambulantes, cafés, restaurantes, y tiendas que venden los recuerdos mejicanos, aunque muchos se hacen en China. Hay algunas taquerías en la calle, pero la mas famosa es “Cielito Lindo” que venden taquitos con salsa de aguacate. 

A primera vista, la Calle Olvera aparece autentica y la taquería Cielito Lindo también. Los edificios históricos y la plaza mejicana lo hacen sentir como un lugar histórico con cultura rica, sin embargo, la verdad es que no. La Calle Olvera fue creada por una mujer blanca que se llama Christine Sterling y ella hizo ‘whitewashing’ de la calle. Por ejemplo, el mural América Tropicalpintado por David Alfaro Siquieros fue ‘whitewashed’ (las identidades de las personas en el mural fueron cubiertos a aparecer más blancos y no chicanos). Así que, la calle Olvera tiene una historia de whitewashing y esto representa el ambiente para Cielito Lindo. Puede ver esto con los taquitos en Cielito Lindo, son fritos y empapados, y definitivamente no son similares a la dieta indígena. 

Est. 1934, Cielito Lindo, La Calle Olvera.

Otro ejemplo de un restaurante inauténtico es Chipotle. Chipotle sirve la comida mexicana muy americanizada. Usa las tortillas hecho de trigo, no de maíz que sería base de la dieta pre-Conquista.  En general, todo de los ingredientes que se usan en Chipotle no son auténticos, del queso hasta la lechuga. 

El contraste de la comida que se encuentra en Milpa Grille o en Chipotle o Cielito Lindo muestra como la comida latina ha sido colonizado. Así que, si hablamos de la autenticidad de la comida, que es muy subjetivo, tal vez podemos pensar en este concepto de la dieta pre-Conquista para hacer conclusiones. Si pensamos en Milpa Grille, un restaurante prehispánico, podemos ver como es autentico ya que sirve platos inspirados de una dieta de los tiempos indígenas. Por otro lado, Chipotle o Cielito Lindo han hecho ‘whitewashing’ de la comida y aunque atraen los americanos no forman parte de una dieta tradicional latina. 

Chichen Itzá: Descubriendo La Comida Yucatán

Por Anouska Choraria

Chichen Itzá es un restaurante yucateco situado muy cerca de USC, en el Mercado de la Paloma en el sur de Los Ángeles. El restaurante es de propiedad familiar y ha estado en el negocio durante 18 años.

Chichen Itzá, restaurante yucateco situado en el Mercado de La Paloma.

La comida yucateca se origina de Yucatán, el sudeste de México. Yucatán es el hogar de los mayas, una de las culturas indígenas más avanzadas de las antiguas Américas. Los mayas construyeron muchas ciudades, y uno de lo más increíbles es Chichen Itzá. Recientemente, Chichen Itzá fue nombrada una de las Siete Maravillas del mundo. Entonces, el restaurante da homenaje a esta ciudad y su cultura antigua y rica a través de su cocina.

La comida yucateca es muy diferente a la comida mexicana. Ya que Yucatán está situado en la península, muchos europeos trajeron productos comerciales así que la comida ha tenido una influencia global. También, muchos libaneses migraron a Yucatán, por eso la fusión entre la comida árabe y mexicana ha influido mucho en la cocina yucateca. Unos de los ingredientes más tradicionales de la comida yucateca son la naranja agria, el annatto y el habanero. Estos ingredientes yucatecos desempeñan un papel especial. La naranja agria añade un sabor amargo; el annatto tiene un calor de rojo intenso y ha referido al azafrán de Yucatán, y el habanero es esencial para traer el calor. 

Fui a Chichen Itzá por la noche, así que el ambiente fue muy tranquilo. En el exterior del Mercado de la Paloma, no hubo nadie en la calle, y la calle también fue abandonada.  Cuando entré, Chichen Itzá fue lo único restaurante y negocio ya abierto en el mercado. El Mercado de la Paloma es un lugar para la comunidad local donde se puede ir de compras o ir a comer, entonces el restaurante atrae la comunidad local. Chichen Itzá es un restaurante donde se pide a la caja registradora y después se siente en las mesas coloridas. No hubo mucha gente a dentro del mercado, pero hubo una familia latina, algunos policías locales y dos estudiantes comiendo en Chichen Itzá. Así que el restaurante más probable sirve los que viven cerca y saben sobre el restaurante. ¿Sin embargo, el menú fue en inglés y Chichen Itzá tuve una tienda de regalos así que este me hizo pensar si es un restaurante turístico? Si fuera a comer durante el día pienso que descubriría quienes son que vienen a comer aquí y el ambiente a dentro probable sería más vibrante y lleno.

He visitado la península Yucatán el ano pasado cuando fui a Tulum, sin embargo, los platos en el menú me parecieron completamente nuevos. Hablé con la mesera y me ayudó a pedir. El menú consistió en muchos platos típicos de Yucatán como el plato nacional Cochinita Pibil, que es el cerdo marinado en naranja agria y annatto; Kibi que es un plato inspirado a libanés, y Sopa de Lima que es una sopa de pavo con una variedad de cítrico yucateco. Sin embargo, ya que soy vegetariana tomé otras opciones tradicionales sin carne y pescado. 

Ensalada de Jícama y Naranja.

Primero,comí Ensalada de Jícama y Naranja.Esta ensalada consistió en naranja, mandarina y jícama cortado en dados, mezclado con cilantro, zumo de lima, y pimienta de cayena triturado sobre ensalada mixta. La ensalada fue muy refrescante y tuvo una variedad de texturas. El sabor agrio de las naranjas preparó el paladar para los platos siguientes, y la combinación de la jícama añadió un crujido a la textura jugosa. También, el aderezo cítrico y picante sacó todos los aromas de las frutas y unió a todos los ingredientes. Normalmente, hace la ensalada con naranja agria, sin embargo, este tipo de naranja es difícil a encontrar en los Estados Unidos, entonces el zumo de lima substituye el sabor ácido. Pues, algunos pueden decir que esta ensalada no es ‘auténtica’ ya que no usa la naranja agria, sin embargo, en mi opinión ya es auténtico, pero tiene una adaptación. Ya que un restaurante hace adaptaciones no significa que ‘no es auténtico’ y pienso que es un punto muy importante a subrayar.

Panuchos.

Después de comer la ensalada refrescante, mi paladar fue preparado para un mundo de sabores para venir. Empecé con Panuchos.Panuchos son los antojitos más populares de Yucatán que consisten en tortillas de maíz frito llenado con frijoles, cubierto con lechuga, cebolleta en vinagre, tomate y aguacate. Los panuchos llegaron directamente de la cocina y el primer olorcillo me hizo la boca agua. Me encanta comida picante, por eso inundé mis panuchos con el habanero famoso de Chichen Itzá que vende en su tienda de regalos. El primero bocado fue muy, muy rico. Los frijoles incrustados en la tortilla frita fueron muy intensos y pesados, y el habanero les hizo aún más intenso. Mi boca estaba en llamas y cada bocado próximo se volvió más fuerte. Las verduras ayudaron a neutralizar los sabores vivos. El crujido de la lechuga triturada añadió una textura más ligera y ayudó a reducir los sabores dominantes de los frijoles negros, el habanero y la tortilla frita. 

Salbutes.

Siguiente, tuvimos Salbutes.Salbutes son un plato muy similar a Panuchos. Sin embargo, no hay frijoles y la tortilla de maíz frito es más esponjosa porque se infla un poco al freírse. Las coberturas también son lechuga, cebolleta en vinagre, tomate y aguacate. Este antojito yucateco también está reconocido como tipo de comida rápida y sirve perfectamente para una botana rica y sustanciosa. Los salbutes tuvieron muchos sabores, pero no fueron sofocantes. Me gustó la textura gomosa de la tortilla y con la combinación de las verduras frescas y el habanero ofrecieron una botana deliciosa. De hecho, encontré la base, la tortilla frita, muy similar a un plato indio que se llama ‘poori’, que es pan frito.

Plátano con crema – deliciosa!

Para de postre, me di un banquete de Plátano con crema. Plátano con crema es una dulce delicia yucateca. Los plátanos fritos fueron calientes y suaves y cuando se sumerge en crema, se vuelven un postre delicado. Tuvieron la combinación perfecta de una profunda caramelización y un interior de natillas. 

Las bebidas en el menú también fueron muy únicas para mi. Probé Jamaica que es una bebida hecho de la flor hibisco. Jamaica aparece roja en color y tuve un sabor muy, muy refrescante con una combinación de dulce y agrio. También probé Guanábana que es una fruta tropical y dulce con pulpa blanca. La bebida Guanábana aparece lechosa pero la textura fue más intensa y viscosa. La mesera me dijo a mezclar las dos bebidas y el resulto fue una bebida rosa que fue abundante y refrescante con sabores dulces y toques de agrio. Las bebidas ayudaron a sacar todos los sabores ricos de los panuchos y los salbutes y me ayudaron a aliviar el caliente del habanero.  

Fue genial a probar estos platos yucatecos en un lugar escondido. Todo que comí fue rica y lleno de sabor. Las bebidas también fueron únicas y me encantó a descubrir sobre las tradiciones de la cocina yucateca y su historia. Yo definitivamente regresaré a comer en Chichen Itzá, y le recomiendo a alguien aventurero buscando para sabores, colores y olores nuevos. Si eres bastante atrevido, se asegura que toma el habanero famoso de Chichen Itzá.