Taking to the Streets

By Addie Kapsner

A Victory Dog cart outside the USC Coliseum

Street vendors, typically found on sidewalks, in public parks, or even on freeway off-ramps and street medians, have long been a staple in Los Angeles culture. As a USC student, football games would be incomplete without the sweet smell of sautéed onions from the endless street vendors selling “Victory Dogs” at the gates of the Coliseum, and I likely spent more money at the fruit cart on Hoover street outside the USC Village than at the Village itself. Even in a hypergentrified area such as the USC University Park Campus, street vendors contribute to the Los Angeles culture in ways that overpriced smoothie restaurants or the seven Starbucks (Google Maps, 2021) within a few blocks of the campus cannot match.

Furthermore, Los Angeles is known to have several food deserts, defined as areas without fresh produce or other healthy foods due to the lack of grocery stores, farmers’ markets, or other healthy food sources, that result in families needing to travel often miles to find healthy food. These areas, the majority being in South La, East LA, and the Bell Gardens area (Moses, 2019), are often highly saturated with fast food, convenience stores, liquor stores, and otherwise unhealthy sources for food due to the decades of business disinvestment that pushed grocery stores out, and chain restaurants in. Enter street vendors. Street vendors provide food deserts with much needed fresh fruit, homemade meals, and healthier options at lower costs for families that need it the most, acting as somewhat of a lifeline for these food deserts (Raman, 2020).

The City of Los Angeles, despite the street vendors having an importance in the city’s culture, has historically not made it easy for street vendors to stay in operation. The City of LA requires that street vendors have permits from the LA County’s Health Department, which are expensive (totaling to be around $1,651) and often unobtainable for those with smaller food carts such as the carts selling hot dogs or pupusas, and without a permit, the city frequently gives out citations with fines between $200 and $1000 (Ribeiro, 2020). Out of over 50,000 street vendors (Sarmiento, 2015), 10,000 to 12,000 of which sell food items (Portnoy, 2017), very few are able to obtain a permit, and those who do are likely the bigger food trucks that are more likely to participate in the gentrification of LA and often have higher priced items (Sarmiento, 2015). For Latino vendors, police harassment, citations and fines, and even imprisonment have been a risk for years, further contributing to the discrimination Latinos face on a daily basis in the United States.

Even during the pandemic, the City of LA has not stopped giving out these fines as they did with parking violations, giving out over 640 citations in 2020 (Villafana & Ross, 2020), putting thousands of street vendors at risk of financial insecurity due to a lack of work. With new health codes needed due to the pandemic, more street vendors found themselves either out of work or with more citations, and federal relief loans and outdoor dining programs excluded street vendors (Bautista, 2020), street vendors were at an unfair disadvantage.

Annabel’s food cart outside FIGat7th where she sells bacon wrapped hot dogs, horchata, and watermelon agua fresca
Horchata from Annabel’s cart

Many street vendors who did manage to stay open during the pandemic, such as Annabel who sells bacon wrapped hot dogs and agua frescas outside FIGat7th in Downtown Los Angeles, struggled to sell enough products to make a fair living due to decreased amounts of customers. Annabel, who has been a street vendor in Los Angeles for 15 years, stated that she moved to FIGat7th at the start of the pandemic and has been selling there for around a year now, in hopes that the increased foot traffic would make up for the decreased demand for street vendors.

Annabel and I chatted about her experiences as a street vendor in Los Angeles and her home of Oaxaca, Mexico which she immigrated from 15 years ago. She seemed pleased that a customer wanted to know about her story and was willing to speak in Spanish with her, as I would guess this did not happen much in the heavily gentrified area of DTLA where she makes a living. I bought a very delicious horchata from her, which was the perfect combination of of smooth, sweet and cinnamony deliciousness, and the portion size was more than generous.

It’s important to support street vendors, especially during COVID-19, as they have so many disadvantages against them, so make sure to visit, check up on, and buy from the street vendors in your area, and don’t forget to start a conversation and tip if you are able!


Sources:

Bautista, Nidia. “Los Angeles Street Vendors Already Had It Tough. Then the Pandemic Hit.” Food & Wine, Meredith, 24 July 2020, http://www.foodandwine.com/news/la-street-vendors-on-the-toll-of-the-pandemic.

Moses, Elijah. “Food Desert Analysis in Los Angeles, CA 2019.” ArcGIS StoryMaps, 30 Oct. 2019, storymaps.arcgis.com/stories/1be4915ebead44e59b7f7dad1ab704db.

Portnoy, Sarah. “L.A.’s Street Vendors Aren’t Giving Up the Fight for Food Cart Legalization.” LA Weekly, 25 Jan. 2017, http://www.laweekly.com/l-a-s-street-vendors-arent-giving-up-the-fight-for-food-cart-legalization/#:~:text=Credit%3A%20Danny%20Liao-,L.A.’s%20Street%20Vendors%20Aren’t%20Giving%20Up%20the,Fight%20for%20Food%20Cart%20Legalization&text=D%C3%ADaz%20found%20all%20manner%20of,insect%20eggs%2C%20even%20iguana%20meat.

Raman, Nithya. “Once Again, LA Has Failed Its Street Vendors.” Eater LA, Eater LA, 21 Apr. 2020, la.eater.com/2020/4/21/21229760/street-food-coronavirus-at-risk-los-angeles.

Ribeiro, Norma. “Los Angeles Street Vendors Demand End to Citations.” NBC Los Angeles, NBC Southern California, 22 June 2020, http://www.nbclosangeles.com/news/local/los-angeles-street-vendors-demand-end-to-citations/2384392/.

Sarmiento, Hugo. “The Spatial Politics of Street Vending in Los Angeles.” UCLA: Institute for Research on Labor and Employment, 1 Feb. 2015.

Villafana, Janette, and Jack Ross. “L.A. Street Vendors Are Caught between COVID and the Law.” Salon, 2 Dec. 2020, http://www.salon.com/2020/12/02/la-street-vendors-are-caught-between-covid-and-the-law_partner/.

Los Estados Unidos: La Tierra de los Hambrientos

Por Addie Kapsner

Los Estados Unidos se etiqueta como la tierra de los libres, donde toda la gente son “created equal” (Declaration of Independence, 1776), y según Focus Economics, los EE.UU. es el sexto país más rico del mundo (2021) con el PIB más alto de $21.43 trillones (Silver, 2020). Si este es el caso, ¿por qué 40 millones de estadounidenses están experimentando inseguridad alimentaria (U Mich, 2020)? Y aún más, ¿por qué las tasas de inseguridad alimentaria de los BIPOC son el doble de las tasas blancas?

Yo llamo mierda. Los Estados Unidos no es la tierra de los libres o más rica cuando una de cada ocho familias están preocupadas por de dónde saldrá su próxima comida (Portnoy en la presentación de SPAN 316). No es “created equal” cuando la gente BIPOC tiene tasas de inseguridad alimentaria entre otras desventajas sistémicas.

A causa de la pandemia, la inseguridad alimentaria y otras desventajas comidas han aumentado mucho. Ha habido algunos esfuerzos para combatir la inseguridad alimentaria, pero hay problemas en la distribución y la eficacia, especialmente en la gente minoría. La mayoría de las escuelas están cerradas, y muchos niños de familias de bajos ingresos confiaron en la escuela para al menos una comida por día. Algunas escuelas han estado distribuyendo comidas en cantidades a granel destinadas a durar de tres a siete días, pero las comidas necesitan ser recogidos que a menudo requiere un coche (U Michigan, 2020). Según el podcast, los métodos de distribución de alimentos tienen más limitaciones para la gente latina y afroamericana porque en su encuesta, 1 de cada dos personas afroamericanas, sin trabajo, y minoría tienen la inseguridad alimentario.

En una manera similar, la pandemia afecta los residentes de Los Angeles latinos, negros, y asiáticoamericanos a niveles más altos en comparación de los residentes blancos.

“De cada 100.000 residentes latinos del condado de Los Ángeles, 38 han muerto por COVID-19…De cada 100.000 habitantes negros, 37 han fallecido…De cada 100.000 residentes asiáticoamericanos, 25 han muerto…Por cada 100.000 habitantes blancos del condado de L.A., 19 han fallecido.”

Por Rong-Gond Lin II de Los Angeles Times

COVID-19 aumenta la tasa de desempleo a más de 14 porcentajes en abril de 2020 y 6.3 porcentaje en enero 2021 en comparación de 3.5 porcentaje antes de COVID-19 (Aaronson, 2021), pero la U.S. Bureau of Labor Statistics muestran la tasa de desempleo de la gente de color es más de 4 porcentaje más alta de la gente blanco. Obviamente, cuando la gente no tiene un trabajo, es mucho más difícil para obtener la comida.

En el otro mano, los trabajadores latinos y negros con empleo durante la pandemia muchos veces trabajan en los restaurantes, el campo, u otros negocios donde no pueden trabajar desde casa. Si es bueno que tienen un salario, pero ¿y sus hijos? ¿Quién se quedará en case cuando no pueden ir a la escuela? No hay servicios para el cuido de los niños gratis y seguro. También muchas familias pueden acceder a los recursos para obtener la comida (como Community Fridges, los bancos de comidas, y World Central Kitchen), EBT, el dinero para desempleo, pero cada de estes necesitan el Internet y una computadora u mobile con data. Por ejemplo, los neveras de la comunidad son un poco escaso en Los Angeles, entonces a menos que haya uno junto a la casa de un personaje o que hayan visto en la calle, una persona tendría que buscar el mapa de las neveras en línea. La brecha entre las familias de bajos ingresos y los recursos necesarios sigue ampliándose, y la gente de color tiene más desventajas debido al racismo sistémico, mayores tasas de desempleo, y desiertos alimentarios en sus barrios debido a años de políticas injustas y la redlining no oficial.

La mapa de Community Fridges

Fuentes:

Aaronson, Stephanie. “What Does the Unemployment Rate Measure?” Brookings, Brookings, 17 Feb. 2021, http://www.brookings.edu/blog/up-front/2021/02/18/what-does-the-unemployment-rate-measure/#:~:text=Senior%20Fellow%20%2D%20Economic%20Studies,6.3%20percent%20in%20January%202021.

Aaronson, Susan, and Cindy Leung. “Coronavirus and Food Access: How the Pandemic Impacts Food Insecurity: Coronavirus: Population Healthy Podcast: University of Michigan School of Public Health.” Coronavirus | Population Healthy Podcast | University of Michigan School of Public Health, University of Michigan School of Public Health, 7 May 2020, sph.umich.edu/podcast/coronavirus/coronavirus-and-food-access.html.

Cooper, Anderson. “Addressing the Strain the Coronavirus Has Put on America’s Food Supply Chain with José Andrés.” CBS News, CBS Interactive, http://www.cbsnews.com/news/jose-andres-chef-feeding-coronavirus-impact-60-minutes-2020-04-19/.

“Declaration of Independence: A Transcription.” National Archives and Records Administration, National Archives and Records Administration, http://www.archives.gov/founding-docs/declaration-transcript#:~:text=We%20hold%20these%20truths%20to,their%20just%20powers%20from%20the.

“E-16. Unemployment Rates by Age, Sex, Race, and Hispanic or Latino Ethnicity.” U.S. Bureau of Labor Statistics, U.S. Bureau of Labor Statistics, 8 Jan. 2021, http://www.bls.gov/web/empsit/cpsee_e16.htm.

FocusEconomics. “The Richest Countries in the World (2017-2022).” FocusEconomics | Economic Forecasts from the World’s Leading Economists, 19 Sept. 2018, http://www.focus-economics.com/blog/richest-countries-in-the-world.

Lin, Rong-Gong. “Los Residentes Latinos y Negros De California Se Ven Más Afectados Por El Coronavirus.” Los Angeles Times, Los Angeles Times, 29 June 2020, http://www.latimes.com/espanol/california/articulo/2020-06-28/los-residentes-latinos-y-negros-de-california-se-ven-mas-afectados-por-el-coronavirus.

Silver, Caleb. “The Top 25 Economies in the World.” Investopedia, Investopedia, 24 Dec. 2020, http://www.investopedia.com/insights/worlds-top-economies/.

¿Realmente necesitamos añadir Hot Cheetos a todo?

Por Addie Kapsner

Esta semana, yo visité Cilantro Lime en DTLA. Encontré este restaurante en Instagram, y, en particular, vi que su biografía afirma que su comida es “Mexican Food on Steroids”, su perfil y leyendas de la imagen son sólo en inglés, y tiene mas de 50.000 seguidores. Sus fotos parecen ser comida al estilo Tex-Mex con un giro: los burritos de desayuno de chilaquiles y queso, las quesadillas de queso quemado, unos platos enormes de muestra, muchos tipos de nachos, una variedad de papas fritas cargadas, un sándwich tostado de queso y birria, y el Santo Grial: la quesadilla de Flamin’ Hot Cheetos.

En mi opinion, la adición de Flamin’ Hot Cheetos a una comida mexicana ya americanizada (Tex-Mex) es una “unequivocal indicator of cultural difference” como dice Allison James en Identity and the Global Stew. Flamin’ Hot Cheetos, que en realidad fueron inventados en 1976 por Richard Montañez, un inmigrante mexicano que trabajaba como conserje en la fábrica de Frito-Lays en California (Whalen, 2019), eran “America’s Favorite Snack” para los años de 2017-2019 (Hiebert, 2019). Cuando viajé a México en el año pasado, vi mas “Takis Fuego” de los Flamin’ Hot Cheetos, así que cuando el restaurante de Cilantro Lime escogió Flamin’ Hot Cheetos sobre Takis Fuegos, estaban apaciguando a la gente y las tendencias de los EE.UU, que es similar de que James describe sobre la globalización de las comidas, demostrando la globalización y la gentrificación de su comida mexicana. Sin embargo, como hemos hablado en clase, esta fusión de la comida mexicana con las tendencias en los EE.UU. no necesariamente ha perdido la autenticidad, pero ha evolucionado u crea una nueva “autenticidad” de la comida mexicana en Los Angeles, como el programa “Ugly Delicious” describe.

Cilantro Lime está situado en “the International Food Court” en DTLA, que, una vez más, significa la obsesión de la comida extranjera en los EE.UU. Los otros restaurantes son un restaurante griego y un restaurante genérico de “Fresh Seafood” con un menú de “Oriental Food”, unos sándwiches, algunas sopas, y las hamburguesas. Cilantro Lime tiene un espacio pequeño en la esquina. Notablemente, el menú está todo en inglés y tiene una sección para el “Blogger’s Menu.” Ya que el tema de esta semana era la globalización y la gentrificación, pensé que fue apropiado pedir fuera del “Blogger’s Menu.”

Yo pedí una “Flaming Hot Cheetos Quesadilla” de al pastor y un “Letsgogrub Taco” de asada. La quesadilla fue muy grande con un relleno de Flamin’ Hot Cheetos, al pastor, unos jalapeños, y un poco queso. Pareció que la mayoría del queso escapó fuera de la quesadilla para hacer su famoso queso quemado, por que la quesadilla se abrió cuando yo lo recogí (no fue sufficient queso para pegar las tortillas). Fue acompañado de crema, guacamole, pico de gallo, y chips de tortilla. Los Hot Cheetos añadió un elemento de crujiente, pero mi parte favorita fue el queso quemado crujiente. Los sabores de al pastor, los jalapeños, y los Hot Cheetos mezclados en lo que yo describiría como un picante de chile genérico sin mucha profundidad. El “Letsgogrub Taco” fue hecho con queso crujiente en substitución de una tortilla. Estuvo goteando en demasiada grasa. La asada tuvo un sabor profunde de asada tradicional (con notas de una parrilla) y estuvo tapando con cilantro, pico de gallo, cebollas, y una crema de guacamole. Fue acompañado de un limón amarillo, tres tipos de salsa, y los chips de tortilla. Los dos fueron platos buenos, pero no creo que valieron la pena el precio; el taco cuesta $3,99 y la quesadilla cuesta $8,99, sin embargo, en mis experiencias, los tacos en Los Angeles deberían costar no más de $3,00, pero ¡esta es la gentrificación!

La gentrificación tiene una gran conexión entre la globalización en este caso de la “Flaming Hot Cheetos quesadilla” porque cuando la comida mexicana es sometida a la globalización de la apertura de restaurantes mexicanos fuera de México, muchas veces, estes restaurantes cambian sus platos para adaptarse mejor a los gustos de ese lugar para vender más que es donde entra la gentrificación. Como dijo Anderson en Food and Borders, “ethnic survival of foodways…is influenced by ongoing interaction with the host societies.” Cilantro Media tiene un elemento de gentrificación porque, como Anderson también dijo, los restaurantes mexicanos no necesitan cambian muchos elementos en sus comidas porque la mayoría de las gentes le gusta la comida mexicana sin muchos cambios, entonces cuando Cilantro Media añade los alimentos como Hot Cheetos, es un cambio no necesario y se inclina hacia la gentrificación.


Fuentes:

Anderson, E.N. “Foods and Borders: Ethnicities, Cuisines, and Boundary Crossings.” Everybody Eats, 2005, pp. 203–206.

Hiebert, Paul. “This Country Loves Its Flamin’ Hot Cheetos.” Adweek, Adweek, 10 Dec. 2019, http://www.adweek.com/commerce/americas-favorite-snack-for-the-third-year-in-a-row-is-flamin-hot-cheetos/.

James, Allison. “Identity and the Global Stew.” The Taste Culture Reader, 2005, pp. 272–273.

“Tacos,” Ugly Delicious Season 1, Episode 2, Netflix

Whalen, Andrew. The True Story of the Flamin’ Hot CHEETOS Inventor Richard Montañez. 27 Aug. 2019, http://www.newsweek.com/flamin-hot-cheeto-movie-true-story-creator-richard-montanez-1456377.

¡No Tirria de la Birria!- Por Addie Kapsner

A lo largo de mi vida, más o menos luchaba con mi identidad. Soy de un pueblito en Montana con una población de sólo 7.000 personas, la mayoría de esas son caucásico y conservadoras en la naturaleza. A causa de esto, no había una cultura abierta o diversa. Sí, yo soy caucásico también, pero no me gustaba crecer en un mundo encalado lleno de intolerancia, racismo, y xenofobia. Por esta razón, mi madre hacía un punto para exponer a mis hermanos y yo al mucho a través de viajes, comida, y más, y mi identidad, en mi mente, crecía a fuera de mi ciudad natal.

Ahora que he dejado Montana permanentemente, puedo agradecer las cosas buenas como la naturaleza, la segura, y la comida fresca, especialmente las carnes. Montana en realidad tiene más vacas que la gente, y mis tíos tenían una finca ganadera para la carne, y mis primos criaban ganado (las vacas, los cerdos, las gallinas, y más) por 4H, pues, mi familia siempre tenía un congelador lleno de carnes. Algunas comidas típicas en Montana consiste de carne, carne, y más carne. Un cena típica de Montana consiste de un bistec del res, el alce (elk), o el venado acompañado de papas y, tal vez, una ensalada verde. Otro clásico de Montana es hamburguesas bisonte. El alce y especialmente el venado tienen un sabor de caza, y en mi opinion, el sabor de caza tiene gusto a res mixto con césped; ¡no me gusta! Pero, los sabores de caza con los acompañamientos sin mucho sabor conecta con la identidad de Montana: una comunidad sin mucha diversidad que valorar una vida autosuficiente sola de Montana.

La mayoría de la carne de alce y venado es cazada por miembros de su familia, y esto corresponde con las actitudes de la gente de Montana. La gente le gusta ser autosuficiente y un poco terco. La mayoría de la gente no necesariamente cazan porque necesitan, sino porque disfrutan de la caza. También, al menos en mis experiencias, la mayoría de la gente disfruta de la carne de res más que el alce o venado; entonces, yo puedo llegar a dos conclusiones: 1. la gente de Montana está atrapados en sus caminos (de caza, políticas, racismo, y más), y 2. muchos muestran tendencias psicopáticas por querer matar animales inocentes por diversión. Como Heldke dice, “sometimes [trying new flavors] marks one’s efforts to preserve membership in the privileged group” (Heldke, 386). Mis experiencias personales y observaciones en Montana confirman estos porque la gente se opone firmemente a cualquier persona o cosa que no sea de Montana.


Birria Los Socios / Jay’s Red Tacos

La birria se origen de Cocula en el estado de Jalisco, México que es sudoeste de Guadalajara. En el siglo XVI, los conquistadores llegaron a México y trajeron consigo una nueva variedad de animales de granja. Mientras que los conquistadores usaban los cerdos, las vacas, y los pollos para sí mismos, las cabras- o “chivos” en México- eran consideradas indeseables de comer a causa de su sabor acre y de caza (¡como el alce y el venado!), y pronto, los chivos comenzaron a convertirse en una molestia y invadieron la tierra. Los chivos comían muchos de los cultivos, y muchos mexicanos sufrían indirectamente de hambruna. Los mexicanos necesitaban deshacerse de los chivos, pero no querían desperdiciar la carne porque mucha gente tenía hambre. Los mexicanos cocinaban el chivo en una sopa con especias y yerbas muy fuertes para enmascarar el sabor fuerte, y ¡birria nació! (Wichner, 2017).

Los sabores de birria se mezclan maravillosamente, ya que la carne (hoy en día, birria puede ser chivo, res, cordero, o pollo; el más común es la carne de res) se marina durante la noche en muchos tipos de chiles, el comino, el orégano, el clavo, la canela, el tomillo, sal, y pimienta, después, la carne se cocina en un caldo de la cebolla, la hoja de laurel, y el ajo (Wichner, 2017).

Mi amiga y yo fuimos a los restaurantes de Birria Los Socios y Jay’s Red Tacos en East LA, y el ambiente era muy animado, y me sentí como si estuviera en una cocina de la familia patio trasero. Había muchos tacos y platos diferentes de birria, por lo que era difícil decidir cuál pedir, pero elegí el clásico “taco dorado” de chivo y un “quesataco” de res, y mi amiga escogió un “quesataco” de res y un “ketotaco” de res. La chica que tomó mi orden tenía que se alrededor de mi edad, y me sonrió como pedí en mi acento gringo y luego procedió a gritar nuestra orden a los chefs. Esto era lo más cerca que me había sentido de estar en México desde que estaba en realidad en México. Mi amigo y yo no podría dejar de rebotar a lo largo del reggaetón. En mi opinion, como Ferrero discute en “The SAGE Encyclopedia of Food Issues” por Sarah Portnoy, los restaurantes no tenían una autenticidad escenificada porque pienso que ellos atendieron a los mexicano-americanos a causa de la opción de chico en sus tacos y el ambiente familiar manejado de la gente latina.

“Some [Mexican restaurants] cater to local Mexicans and Mexican Americans, while others cater to non-Mexicans regarded as tourist diners who lack the knowledge to demand “authentic” cuisine.”

Sylvia Ferrero

Cuando me mordí por primera vez en mi taco dorado, estaba realmente en asombro. Era imposible distinguir a los sabores individuales, ya que se fusionaron para crear un plato perfecto con una profundidad inalcanzable del sabor. No podría probar el chivo, solo los sabores de los chiles, un pocito canela, y un poco comino. La tortilla tenía un ligero crujido, y la sopa de birria creó una jugosidad que sólo Cardi B podría describir. Pensé que no podría conseguir nada mejor… hasta que probé mi quesataco.

El queso añada un otro nivel de dimensión. El queso se filtró fuera del taco en la parrilla para crear la corteza de queso perfecta a lo largo del exterior. Lo digo cuando digo que sacrificaría a mi primogénito para tener quesatacos cada día por el resto de mi vida; fue tan bueno. El “ketotaco” de mi amigo fue magnifico también. En lugar de una tortilla, el queso se fríe en la parrilla para crear una corteza sólida para llevar la birria. Debido a que tuvimos que llevar nuestros tacos a casa, el viaje hizo que el queso un poco menos crujiente que intencional, pero fue excelente, sin embargo. También, los cuatros tacos y un Coca Cola fueron solo $15; ¡qué ganga!


Fuentes:

“Bison Burger at Ted Montana’s.” TripAdvisor, TripAdvisor LLC, 2 Jan. 2013, http://www.tripadvisor.com.sg/LocationPhotoDirectLink-g60898-d478156-i55039404-Ted_s_Montana_Grill-Atlanta_Georgia.html. (image)

Heldke, Lisa. “But Is It Authentic?: Culinary Travel and the Search for the ‘Genuine Article’.” The Taste Culture Reader: Experiencing Food and Drink, 2005, pp. 385–394.

Portnoy, Sarah. The Sage Encyclopedia of Food Issues, Edited by Ken Albala, Sage Publications Ltd., 2015, pp. 84–87.

Shaw, Hank. “How to Properly Grill Venison Steak.” Petersen’s Hunting, http://www.petersenshunting.com/editorial/how-to-properly-grill-venison-steak/272947. (image)

Wichner, Eric. “The Origins Of The Birria Taco.” Vallarta Eats Food Tours, 8 Dec. 2017, http://www.vallartaeats.com/birria-taco-origins/.