Lo que importa es el sabor por Luis

Lo auténtico en el mundo culinario es lo más deseado, todos queremos probar lo que es difícil de encontrar. Es decir, si alguien va a un restaurante que dice ser auténtico, esa persona probablemente se va a sentir especial por haber probado algo que no es común. Muchos restaurantes en Los Ángeles dicen que su comida es auténtica, como los restaurantes mexicanos. Para averiguar sobre esta afirmación de autenticidad, visité El Cholo y Cielito Lindo, dos restaurantes mexicanos que han estado en Los Ángeles por bastantes años. Pero quisiera establecer lo que aprendí de mi experiencia antes de profundizar más en detalles. Lo que realmente importa cuando uno visita un restaurante es que la comida sea rica y que uno salga satisfecho. No importa si se hace llamar auténtico  o no. Lo más importante es que uno termine contento y satisfecho. Ahora les explicaré la razón por la cual uno no debería tanto preocuparse al respecto. 

Empecé mi aventura de comida auténtica con Cielito Lindo que queda en la calle histórica Olvera. El cartel de la taquería captó mi atención porque decía “World famous taquitos established in 1934”. Con la promesa de ser famosos y teniendo tantos años en Los Ángeles, me puse contento pensando que iba a probar un taco que probablemente no iba a  encontrar en ningún otro lugar. Ordené tres taquitos que venían con la “famosa” salsa de aguacate. Fue una experiencia interesante porque ellos prepararon los tacos delante de mí, podía ver cómo hacían toda la preparación. Eso le añadía más valor a mi experiencia y al concepto de lo que yo consideraba un lugar “auténtico”, también porque podía oler las tortillas siendo hechas al momento.  Cuando recibí mis tacos, ya no podía esperar más, le di una mordida enseguida que encontré un lugar donde sentarme. Los tacos estaban empapados con la salsa verde de aguacate y en la primera mordida lo único que realmente probé fue el pollo. Me dí cuenta en lo que comía estos tacos que el sabor de la salsa de aguacate no sobresalía mucho y lo único que realmente se sentía era la tortilla con el pollo. No se me hizo nada del otro mundo, estos tacos no cambiaron mi vida, me parecieron básicos. 

Mi próxima visita fue ir a DTLA donde quedaba El Cholo. Este restaurante tiene una presencia muy elegante, parecía que estaba entrando al pasado cuando entré en el restaurante. Parecía tener todos los colores tradicionales de México como verde, amarillo, y rojo. Este restaurante es más formal en comparación a Cielito Lindo, me acompañó una mesera hasta mi mesa. En lo que me dirigí a mi mesa, vi varias fotos de personas famosas con autógrafos, lo cual le daba más sentido al hecho de que este lugar haya estado en Los Ángeles por varios años y sea tan popular. También me gustó ver que habían fotos de jugadores de USC y no así de UCLA. Cuando me senté, vi que la mesera estaba vestida en ropa tradicional de México, obviamente para hacerme sentir que estaba en un restaurante auténtico. Después de ver el menú, tomé nota de que algunos de los platos decían la fecha de cuando estuvieron añadidos. Antes de ordenar, tuve una conversación con la mesera que se llamaba Maira. Hablamos de la historia del restaurante y ella me contó que los que crearon el restaurante en 1923 venían de Sonora y establecieron su primer restaurante en Korea Town. El de DTLA era uno de los más reciente añadidos. Ella me recomendó probar los taquitos porque estaban preparados en el estilo de Sonora con salsa auténtica y como no tenía tanta hambre pedí eso mismo. Pensé de la comida tradicional que mi papá me había enseñado a comer cuando me llevó a la CDMX y me di cuenta que mucho de lo que estaba en el menú eran más que nada antojitos, no lo que usualmente se come día a día. Esto me hizo pensar del artículo “Food Nations” por Sylvia Ferrero, donde se menciona “the food that you generally find that Mexican restaurants in many areas of Los Angeles, as a matter of fact, is not the food that we usually eat at home”, ó sea la comida que uno encuentra en lugares como El Cholo, no es la misma comida que las familias mexicanas comen en su casa cada día.

Cuando llegó la comida, tenía una presencia muy bonita, pero cuando lo probé se me hizo casi lo mismo que El Cielito Lindo. No tenía mucho sabor dentro del taco además de la salsa que estaba afuera. También se me hizo simpático que la música que escuchaba en el restaurante era caribeña con artistas como Celia Cruz. 

Aprendí que los dos restaurantes que supuestamente son auténticos se presentan como lugares mexicanos para alguien que nunca ha ido a Mexico, es decir lo muy estereotípico. Ambos restaurantes tratan de parecer como si fueran de un Mexico del pasado para atraer turistas. Después de hablar con Maira, ella me contó que los que van a El Cholo son muchos de gente que vienen de eventos que pasan en el Staples Center. Yo mismo vi mucha gente Anglo/blanca y el idioma que escuchaba era inglés. Esto me recordó del artículo de Ferrero otra palabra vez porque ella menciona “restaurants play to a sort of flattering image that customers might like to have of themselves as liberal connoisseurs open to ethnic diversity and culinary adventure”. Se me hacía que estos restaurantes se hacen ver como algo muy mexicano para vender la imagen que quieren ver los anglos. 

Dentro del Cholo

Yo personalmente no creo que existe comida auténtica y tampoco creo que esta comida fue blanqueada, lo que pienso es que se ha modificado sobre los años con nuevos platos para hacerse más interesante a los americanos. Esta comida es auténtica a lo que es comida mexicana de California y ellos no tratan de esconder eso. Como dicen en The SAGE Encyclopedia of Food Issues por Sarah Portnoy, “there is no single authentic cuisine. Instead, globalization and migration serve to create new regional and international cooking styles.” 

Esto comparado al mercado que visite en Boyle Heights, tiene diferencias notables, como que la gente del mercado y su público hablaban español. Había más variedad de comida y ingredientes que uno puede encontrar en Mexico. Pero esto no significa que por tener más variedad, el mercado es más auténtico. La gentefrication de Boyle Heights no creo que arruine la autenticidad de Boyle Heights. Todavía van a ver lugares con raíces mexicanas como Milpa Grille, que tratan de preservar la historia. El dueño de Weird Wave Coffee parecía estar perdido en relación a la razón porque muchos del vecindario no lo querían ahí, pero no pienso que es un problema que su establecimiento esté ahí. Yo pienso que el tiempo va decidir si su lugar se va quedar ahí, si nadie va ahí el va a tener que irse por razones financieras. 

El Mercado

En fin, la razón porque no importa que un restaurante tenga etiqueta de auténtica es porque lo que importa al fin del día es que te guste a usted. Y la palabra auténtica es muy problemática porque muchos lugares técnicamente no son auténticos con los ingredientes del tiempo que pretenden ser. Para redactar, come donde te guste y no te preocupes de lo demás. 

6 respuestas a “Lo que importa es el sabor por Luis

  1. briankronenberg

    El sabor es definitivamente una de las partes más importantes de la comida, y me gusta que pongas énfasis en el sabor en lugar de la “autenticidad”. Esta podría ser una mejor manera de abordar el problema de la autenticidad, ya que al menos el sabor puede ser un pequeño objetivo. Los lugares más tradicionales también parecen tener mejor sabor, lo cual es muy interesante.

  2. taliaaranda

    Luis,

    Mi primera pregunta es ¿por qué satisface a los consumidores comer en un restaurante que es más auténtico?

    También, me gustó mucho tu comentario sobre cómo Cielito Lindo y el Cholo son restaurantes para personas que nunca han estado en México. Para mí, son restaurantes que han cambiado sus recetas o han creado recetas que satisfacen al consumidor anglo. La comida no es picante ni especial, pero tampoco está mal.

  3. carolygs

    Estoy interesada en la relación entre autenticidad y historia. Es necesario tener una historia larga para ser “autentica”? Aparece que los fotos historicos de personas famosas crean un sentido de autenticidad, de pertenencia en la comunidad. Pienses que podemos considerar equivalente la historia y la autenticidad?

  4. Sarah Portnoy

    Luis,
    Bien escrito con observaciones excelentes sobre autenticidad (y sobre la comida de Cielito Lindo y El Cholo). Siento que hayas tenido que comer comida mediocre en mi clase, pero es para poder hablar del tema de autenticidad y whitewashing….es un ejercicio. !Te prometo que la comida será mejor en el futuro!
    OJO–no creo que existe(A)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s