El último blog (por Tejas)

Para muchas personas, comiendo la cocina de un país es la forma más fácil de conectar con una cultura y forma los recuerdos más agradables de una vacación. En mi opinión, el turismo culinario tiene más aspectos positivos que negativos. Trae interés y negocio a ciertas áreas de un país que normalmente no obtienen tanta atracción. Por ejemplo, los restaurantes en y alrededor de San Sebastián, España colectivamente tienen la mayor cantidad de estrellas Michelin que cualquier otra ciudad en el mundo. Esto ha contribuido muchísimo al aumento de popularidad de la ciudad como destino turístico. De hecho, el turismo es responsable por 11% de la economía española y el turismo ha aumentado significativamente en San Sebastián. En 2018, las empresas turísticas tuvieron un 5.6% aumento en ingresos y un 5.3% aumento en ganancias. ¡El restaurante Amelia abrió en 2017 y ganó una estrella Michelin en solamente siete meses! Personas que viajan a San Sebastián para comer en los restaurantes más famosos del mundo también gastan por los vuelos, hoteles, y otras empresas locales – contribuyendo a la economía de esta ciudad relativamente pequeña (186,000 personas).  

Obviamente, el turismo culinario puede tener efectos negativos también. Por ejemplo, el “pop-up” restaurante Noma México estuvo en Tulum, México por solamente siete semanas. Aunque Noma tenía atracción global, y cada persona pagó $750 para una cena, este restaurante hizo más daño que bien. Causó daños irreversibles al medio ambiente, ya que estaba en el medio de la selva. En general, la gentrificación de Tulum, que llaman el “Tulum Boom,” ha causado muchos problemas para los nativos que viven allí todo el año. La infraestructura de la ciudad está fracasando y las aguas residuales son filtrando en uno de los ríos subterráneos más grandes del mundo. Esto causa un aumento del 30% en las enfermedades gastrointestinales en el último año en la población local. También, no hay un sistema de basura – toda la basura es descargado en la selva. Obviamente, esto negativamente impacta a los animales y las plantas; por eso, algunos están cerca de la extinción. Es muy importante que la infraestructura de una ciudad es examinada cuidadosamente antes de rápidamente cambiando el área porque muchas de las consecuencias son permanentes.  

Personalmente, no he experimentado verdaderamente el turismo culinario en otro país. Pero, pienso que esta clase es basada en el turismo culinario – fuimos a restaurantes a lo largo de Los Ángeles para tratar la cocina mexicana auténtica y fusión. No solo disfrutamos y criticamos la comida que probamos, sino que aprendimos las historias de los restaurantes y las metas, deseos, y pasiones de los dueños. Queríamos entender la comida mexicana en el contexto de esta ciudad diversa y mejorar nuestra comprensión del grupo étnico mas grande de LA. De nuestras aventuras gastronómicas, pudimos aprender muchísimo sobre estas personas oprimidas. Por ejemplo, leímos artículos sobre la gentrificación de Boyle Heights, pero pudimos comprenderlo y contextualizarlo mejor después de visitar el barrio. Durante nuestra visita a Milpa Grille, entendimos más sobre la falta de opciones saludables de comida y la importancia de implementar restaurantes con ingredientes frescas para la población de Boyle Heights. Durante nuestra camina y viaje en coche, vimos a la falta de opciones saludables entre los nuevos “hípster” tiendas y galerías. El turismo culinario puede ser un vehículo y catalizador importante para aprender más sobre la cultura, la historia de la población, y la política que enfrentan.

Español 385 fue una de mis clases favoritas de USC y he aprendido muchísimo sobre la comida latina en LA y varios problemas con respecto a la cocina. Cubrimos muchos temas de la justicia social incluyendo la apropiación culinaria, el comercio (NAFTA), el salud y acceso de la comida, los derechos de vendedores ambulantes, etc. Fue increíble que pudiéramos salir del aula e ir a la ciudad para hablar con expertos y aprender más sobre estos problemas. Durante esto, probamos varios restaurantes nuevos y platos fenomenales. ¡Gracias por un semestre inolvidable profesora!

5 respuestas a “El último blog (por Tejas)

  1. camillestafford01

    Me encanta nuestra tiempo trabajando juntos para la presentación de la discusión. Su punto sobre la gentrification en Tulum. Estoy de acuerdo que Tulum no está recibiendo los beneficios del pop up restaurant. También menciona la desigualdad de la comida saludable en lugares con bajos ingresos. Es un problema de sociedad pero está etiquetado como un problema del individuo.

  2. Brooke Finegold

    Tejas,
    San Sebastián es uno de mis lugares favoritos en todo el mundo!!! Pienso que tus opiniones en el turismo culinario son muy inteligentes. Es muy similar al economía en Hawaii, es un poco molestoso pero es como la gente gana dinero. Voy a echarte de menos, me divertía mucho nuestro proyecto de Yucatán y vas a hacer cosas increíbles!!! Gracias por los recuerdos!

  3. sarinaka7

    Tejas:
    Estoy de acuerdo que esta clase fue una forma del turismo culinario! Exploramos la cultura latina a dentro de la comida y los costumbres culinarios en Los Ángeles. Me gusta también como destaca el efecto ambiental que el desarollo de Tulum ha tenido, y las consecuencias del turismo en la tierra. Y al fin, esta cita: ” El turismo culinario puede ser un vehículo y catalizador importante para aprender más sobre la cultura” captura el punto del clase perfectamente–lo cual creo que es para apreciar y explorar cosas nuevas con mentes abiertas y con pasión. El acto de turismo no es malo–se importa la intención.

  4. ariannaproul

    Hola Tejas,
    Estoy de acuerdo que hay cosas positivas del turismo culinario. Los beneficios económicos son muy útiles a las ciudades turistas. Pero también, pienso que vimos los efectos negativos del turismo culinario en Noma en Tulum. Los problemas ambientales tienen repercusiones que van a durar décadas después del fin de Noma. La foto que tú encontraste demostrando los efectos en Tulum era muy impactante. ¡Disfruté tomando este curso contigo!

  5. Sarah Portnoy

    Tejas,
    Primero, si no has visitado San Sebastian, tienes que ir algún día. Es una ciudad muy bonita y tiene una gran variedad de comida–haute cuisine hasta tapas. Es un ejemplo excelente del turismo culinario.
    Segundo, Buenas observaciones sobre la posibilidad de turismo culinario de tener efectos negativos en el ambiente, economía, etc.
    Tercero, GRACIAS por siempre participar en la clase con ganas y entusiasmo. Suerte con todo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s