El Fin: “Gracias por venir”

Por Victoria Martinez

Este blog es la culminación perfecta de mis estudios de español en la USC porque estoy terminando donde comenzó.  El primer curso de español de la división superior que tomé en USC fue la clase de Justicia Alimentaria con el Profesora Portnoy.  Aprendí mucho, no solo sobre el área, sino también sobre las vidas de las personas en la comunidad.  Por este motivo, es tan apropiado que di mi discusión final sobre el tema de la justicia alimentaria.
Tenía interés en el artículo, “El problema no son los desiertos alimentarios, sino la desigualdad” de Richard Florida porque el exploró los resultados de un estudio reciente realizado por la Universidad de Nueva York, la Universidad de Stanford y la Universidad de Chicago.  Este estudio demostró que la introducción de nuevos supermercados en el desierto alimentario no era un medio eficaz para cambiar el comportamiento poco saludable establecido en la comunidad debido a la falta de opciones saludables.  En cambio, el estudio presentó la necesidad de educar a los miembros de la comunidad sobre alimentación saludable y nutrición para crear cambios duraderos en el comportamiento.

Este artículo me hizo reflexionar sobre el tiempo que pasé con la Señora Barba, una estudiante de Groceyships.  Entrevisté a la Señora Barba y ella compartió conmigo su lucha por emigrar a Los Ángeles desde México debido a la falta de opciones saludables y la accesibilidad de las opciones poco saludables.  Decidió unirse a Groceryships porque quería educarse y poder tomar mejores decisiones que fueran asequibles a ella.  Los datos del estudio sugieren, ” equipar a los estadounidenses menos favorecidos con más conocimiento y mejor información sobre la alimentación saludable quizás sea el mejor y más eficiente camino a seguir en cuanto a políticas gubernamentales” que se ha demostrado que funciona en el caso de programas como Groceyships.  Un vistazo rápido en la calle Figueroa revela el número de lugares de comida rápida que existe en esta calle que ofrece comidas más baratas en cantidades más grandes que cualquier otra opción saludable cercana.  Esto es lo que enfrentan muchos inmigrantes que, como en el caso de la Señora Barba, nunca habían visto estas opciones ni habían oído hablar de pizza. Su historia se vio reforzada por la historia de la familia en Food Inc., que se ve obligada a elegir entre una alimentación saludable y medicamentos para las enfermedades causadas por los alimentos poco saludables.  Si me enfrentara con un acceso limitado, tendría que ser creativo para encontrar opciones saludables.  Dicha creatividad se puede encontrar en los jardines de la comunidad locales cuyo propósito es proporcionar al vecindario mejores opciones de alimentos, así como educar a las comunidades sobre cómo cultivar y cosechar diferentes productos.  Cerca de la USC, EveryTable ofrece una alimentación saludable y asequible comparada con la mayoría de los otros restaurantes que no tienen esta opción.

Este problema proviene de un concepto mucho más amplio: el racismo estructural.  Las áreas con viviendas asequibles, predominantemente ocupadas por minorías, a menudo no tienen las opciones necesarias en supermercados o cadenas de comida rápida para mantener un estilo de vida saludable.  Como producto de esto, muchos miembros están sujetos a enfermedades como la diabetes y problemas cardiovasculares que son productos de un estilo de vida poco saludable.  Esta racismo está presente en muchas otras estructuras en nuestra sociedad.  En las universidades, los programas de legado establecidos para ofrecer ventajas a los hijos de los alumnos son admitidos.  Ninguno de estos programas es cuestionado como injusto; sin embargo, se han entablado demandas contra importantes universidades que afirman que la acción afirmativa es la razón por la que algunas no minorías no ingresaron en el colegio de su elección.

No solo el tema fue un evento de círculo completo para mí, sino también la última aventura. Visitamos el primer lugar donde escribí mi blog de comida.  Cuando me senté y disfruté la comida con mis otros compañeros, no pude evitarlo, pero reflexioné sobre las aventuras que tomamos como clase y mis lugares favoritos.  Recuerdo que visité Cielito Lindo y probé sus taquitos por primera vez mientras ofrecían un descuento para los maestros que estaban en huelga y fui testigo de primera mano de empresas locales que apoyan a sus miembros.  Un lugar que encabeza la lista es Mariscos Jalisco, donde probé sus tacos de clase mundial y pude escuchar al dueño explicar lo importante para su negocio compartir su cultura con los demás.

Estoy agradecida a todos mis compañeros de clase por compartir no solo sus aventuras gastronómicas este semestre, sino también su relación con la comida en lo que respecta a su identidad y cultura. Después de este semestre, siempre veré la comida que se sirve frente a mí de manera diferente y recordaré las palabras de Lorena García: “la comida no solo se supone que sabe bien, sino que te hace sentir algo.”


2 respuestas a “El Fin: “Gracias por venir”

  1. ariannaproul

    Hola Victoria,
    Me gusta todo que tú escribiste sobre la justicia alimentaria. Es muy interesante como cuando aprendas algo en una clase, cada vez después si veas algo relacionado a ese tema, siempre estás pensando en ese. Para mí, siento como siempre voy a recordar todo que aprendimos en esta clase cada vez que estoy comiendo. ¡Disfruté mucho tomando esta clase contigo!

  2. Sarah Portnoy

    Victoria,
    Gracias por haber hablado de tu experiencia con Groceryships y la entrevista que hiciste. Mis estudiantes ya no lo hacen y es una pena. Fue una experiencia excelente.
    Me encanta tu pasión por este tema de justicia social/alimentaria. ¿Y ahora, qué vas a hacer? ¿Cómo vas a incorporar esta pasión en tu vida después de graduarte? Sé que lo harás, pero la pregunta es cómo??
    Mucha suerte con todo.
    Fue hace 4 años que tomaste 316 conmigo? En serio? Parece menos.
    Un abrazo, Profe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s