Tamales chinos y otros pensamientos (3.º blog, por Josh)

Mi historia personal

Nací en Burlingame, una ciudad pequeña a las fueras de San Francisco. En cambio, cuando tenía dos años, nuestra familia se mudó a Iowa y tuve mi infancia allá, hasta tenía nueve años. Luego, nos mudamos de nuevo, esta vez a San Luis, Misuri. Crecí allí hasta que me gradué de la secundaria.

Por eso, aunque mis dos padres vinieron de China, me considero estadounidense. Sin embargo, casi todos los días, crecí comiendo comida china en casa porque mi madre cocinaba para nosotros. Ella viene de la ciudad «Nánchāng» (南昌) en la provincia de «Jiāngxī» (江西), China y aprendió a cocinar de su madre.

No obstante, mi madre cocinaba un poco de fusión: visitaba el mercado coreano para comprar ingredientes asiáticos, y a veces cocinaba algo que no fue puramente chino, pero con muchas influencias coreanas. Por eso, recibía mi gusto de «comida periferia», según el autor Eugene N. Anderson:

… the rest of the world is peripheral, though Japan (and to some extent Korea and Taiwan) have come close to core status.

Anderson, E. N. (2005). Everybody eats: Understanding food and culture. New York, NY: New York University Press.

Además, en ocasiones mezclaba comida estadounidense con sabores o especias chinas. Esta mezcla incluía chile con «Lǎo gān mǎ» (老干妈), que es una salsa de chile que considero muy central al sabor chino. Puedo dar esta analogía: Tapatío es al sabor mexicano como 老干妈 es al sabor chino.

Esta anécdota demuestra la prevalencia de la comida mexicana en la cocina estadounidense. De veras, el trabajo de mi madre solía tener competiciones de chile, como dice Gustavo Arellano:

You don’t see… General Tso’s chicken cook-offs at your local community fair like you do with bowls of chili.

Arellano, G. (2012). Taco USA: How Mexican food conquered America. New York, NY: Scribner, a division of Simon & Schuster, Inc.

Mi madre ganó una vez, lo que es increíble considerando que aprendió a cocinar chile en EEUU. En cambio, es muy interesante lo que dice Arellano sobre los inmigrantes chinos y sus hábitos de alimentación:

Chinese immigrants in California acculturate to Angle-American foodways in a fairly set fashion (Anderson and Wang 1987)… First, they adopt American sweets and snack foods… Then breakfast Americanizes… Dinner takes much longer to change.

Arellano, G. (2012). Taco USA: How Mexican food conquered America. New York, NY: Scribner, a division of Simon & Schuster, Inc.

Empero, para nosotros, crecimos en el Medio Oeste y no en California. Por eso, los hábitos de alimentación de mi hermana y yo estábamos americanizados muy rápidos: comíamos cereal (Honey Bunches of Oats, Cheerios, Frosted Flakes, etc.) para desayunar cuando éramos muy jóvenes, y algunas veces mi madre cocinaba costillas o salmón para nuestras cenas.

La capital de Hunan es Changsha

Ahora, el otro lado de mi familia: mi padre es de la ciudad «Chǎngshā» (长沙), la capital de la provincia «Húnán» (湖南). Atribuyo mi amor por la comida picante a esto, porque Hunan está cerca de la provincia «Sìchuān», que es famoso por su especia adormilada.

Mis abuelos por parte de mi padre comenzaron una iglesia cristiana en Changsha; pues, nuestra familia es cristiana, y crecí en una iglesia con padres chinos y sus niños chino-americanos como yo mismo. Todavía voy a la iglesia en Los Ángeles, donde nos reunimos en las casas de los demás. Un día, una madre cocinó comida india, ¡pero me di cuenta de que había tamales también!

¡Qué sorpresa! Y hablando de tamales, este es un buen Segway…

¿Qué son tamales chinos?

Según Jeffrey Pilcher, el autor de un libro sobre los tamales y la identidad mexicana, tamales fueron muy populares para festivales:

The first thing Aztec women did when preparing a festival, according to the Spanish priest Bernardino de Sahagún, was to make lots of tamales.

Pilcher, J. M. (1998). ¡Qué vivan los tamales!: Food and the making of Mexican identity. Albuquerque, New Mexico: University of New Mexico Press.

¿Existe un equivalente chino? Lo primero que me viene a la mente son las albóndigas. Cuando era niño, mis padres y otros miembros de nuestra iglesia china hacían albóndigas antes de cenas compartidas. Albóndigas son relativamente fáciles de hacer, fáciles de compartir y muy, muy riquísimos. Me gustan especialmente con vinagre de arroz negro, «cù» (醋), y la salsa antes mencionada, Lao Gan Ma; pero también es muy común comer las con salsa de soja.

De hecho, el autor describe los tamales como albóndigas envueltas en papel de maíz:

They also relished chile pepper stews and seed-dough breads, but the cornhusk-wrapped dumplings known as tamales held pride of place in pre-Columbian banquets.

Pilcher, J. M. (1998). ¡Qué vivan los tamales!: Food and the making of Mexican identity. Albuquerque, New Mexico: University of New Mexico Press.

Hay muchas variedades de albóndigas, por ejemplo: «Xiǎo lóng bāo» (小笼包), que tiene sopa dentro; dim sum, que refriere a una variedad de albóndigas cantonesas y «Tāng yuán» (汤圆), que es un postre rellenado con pasta de frijoles dulces.

Típicamente, como las albóndigas para el almuerzo o la cena; pero Xiao long bao es más común para la cena. Comemos dim sum para «desalmuerzo» o quizás «almuerzayuno» (brunch), porque las carretillas vienen lentamente y puede pasar horas hablando y disfrutando de la compañía. Y debido a que Tang yuan es un postre, sólo lo comemos después de cenar, y usualmente para ocasiones especiales como el Año Nuevo Lunar o el cumpleaños de uno de mis abuelos.

Si se te hace agua la boca, hay un restaurante chino muy cerca de USC, llamado Northern Cafe, donde comes albóndigas, Xiao long bao y otras cosas. Es muy delicioso:

Hablando de buena comida cerca de USC, recientemente visité una pupusería en el Gran Mercado Central, donde filmaron una escena en La La Land, y llamado:

Sarita’s Pupusería

Una pupusa revuelta, que tiene chicharrón, queso y frijoles. Es bastante grande y decente. Puedes ver el curtido en la foto; pero, es una lástima que esté comiendo con utensilios…

Pupusas son un tipo de plato salvadoreño, de la pronunciación española de la palabra náhuatl, popotlax. Se basan en tortillas gruesas de harina de maíz o arroz. Están rellanas de queso, chicharrón y frijoles; también pueden contener camarón, pescado y otros rellenos. Se acompañan típicamente de curtido (ensalada de repollo picante) y salsa de tomate.

(de: http://www.elsalvadorturismo.com.sv/viajeelsalvador/comida-tipica/pupusas-/index.html)

En efecto, la comida nacional de El Salvador es la pupusa. Los salvadoreños celebran el Día Nacional de las Pupusas el segundo domingo de noviembre. Sin embargo, las pupusas parecen arepas, una comida de Venezuela y Colombia. El autor Eugene Anderson (ya mencionado) dice:

Countries that border each other by land, and trade constantly, have a more difficult time keeping their cuisines separate. Cultural differences and ethnic rivalries sharpen boundaries.

Anderson, E. N. (2005). Everybody eats: Understanding food and culture. New York, NY: New York University Press.

Aunque El Salvador no tiene fronteras con Venezuela ni Colombia, es posible que la proximidad regional haya facilitado esta similitud entre las pupusas y arepas. O, quizás sea sólo una coincidencia.

Fue inteligente que el gobierno creara un día nacional para las pupusas, porque da orgullo e identidad nacional. Es necesario marcar la comida salvadoreña, porque la cocina de El Salvador no es tan desarrollada como las de México o Perú, según Anderson:

Less dramatic, but still thought–provoking, is the failure of many Latin American countries to develop cuisines matching their world importance. Currently, elaborate and subtle cuisines exist in Mexico and Peru, reflecting (at great remove) the glories of Aztec and Inca courts, and also the fact that they were the centers of Spanish power in Central American and South America, respectively.

Anderson, E. N. (2005). Everybody eats: Understanding food and culture. New York, NY: New York University Press.

Por consiguiente, la cocina salvadoreña no es «central» (core), pero es «periférica» (peripheral), quizás a la cocina mexicana. México está relativamente cerca de El Salvador y su cocina es más famoso en EEUU que la de El Salvador. Como un exalumno de Portnoy dijo, sólo hay Taco Bells, y no «Pupusa Bells».

Y la pregunta eterna…

¿es auténtico?

Mi respuesta: ¿Quizás? Nunca he viajado a El Salvador, ni he conocido a nadie de allá. De este modo, debo confiar en que estas pupusas eran «auténticas». Yo lo creo; he comido pupusas antes y saben más o menos igual. Con suerte, algún día visitaré El Salvador, ¡y entonces podré decirte lo auténticas que son las pupusas del Gran Mercado Central!

5 respuestas a “Tamales chinos y otros pensamientos (3.º blog, por Josh)

  1. nred9

    Josh, me gustaba mucho como hiciste una comparación con las albóndigas y los tamales. Me interesaba en la historia de tu familia en China, y también como su madre adaptaba su cocina aquí en los Estados Unidos a una influencia coreana. Es muy interesante que en El Sálvador tienen un día totalmente dedicado a las pupusas — ¡increíble! La pupusa que comiste parece muy sabrosa; me gustaba la foto. ¿Piensas que vas a comer pupusas frecuentemente en el futuro?

  2. Sarah Portnoy

    Josh,
    Fue fascinante leer la historia de tu familia y sobre las variedades regionales de comida china de tu familia. Me encantan los dumplings chinos, sobre todo los de sopa.
    Buen uso de las ideas de las lecturas de Anderson y Pilcher.
    Y no tienes que ir hasta El Salvador para probar pupusas auténticas–hay un millón de lugares para comerlas aquí en Los Ángeles.
    Y una cosa más–las pupusas no son tan similares a las arepas–ahora, tienes una tarea más para mi clase–hay que ir a probar arepas!
    SP

  3. lucysantora

    Su descripción de las albóndigas fue claro y informativo. Me gusta la oportunidad de entender comida asiática más. Soy de Tejas y mucho de la comida asiática es muy “americanized” y no es autentico. Su historia de su familia en China es bastante interesante . Una pregunta que yo quiero preguntar a cada persona en nuestra clase, y a ti también es que… ¿En qué manera es su cultura de su familia afecta su “world view”?

    Me gusta su usa de citas en su blog. Fueron integrado muy bien con su comentario.

  4. camillestafford01

    Gracias para compartir su historia! Yo vivo en la misa lugar todo mi vida y fue interesante para leer sobre su familia. Me encanta sus fotografías de la comida china. En Nueva York yo comí la comida china de los cartones blancos y poliestireno extruido (styrofoam), pero su comida miro mucha más rico. Absolutamente voy a probar Northern Café – gracias.

    Es interesante que las pupusas y las albóndigas son una comida muy diversa. Hay diferentes variaciones y podría comer en cualquier parte de el día. También me gusta su comentario sobre la identidad nacional y la importancia de el día nacional para las pupusas. Ayuda a los salvadoreños para ser juntos mientras separados de los otros países centroamericanos.

  5. Brandon Towers

    ¡Me encanta lǎo gān mǎ! Probé lǎo gān mǎ por la primera vez cuando estudié en China y ahora lo uso en mis tacos y otra comida para crear un estilo como “asian fusion.” Esta salsa tiene muchos usos. Creo que el luchador John Cena es un aficionado de lǎo gān mǎ también.

    Seguramente iré a Northern Cafe para probar albóndigas y Xiao long bao. Fue muy interesante para leer sobre tu análisis de pupusas y la comida de El Salvador en el “periphery.” Deseo que hayan “Pupusa Bells” también.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s