Una bebida, un taco, y un postre – un pequeño sabor de la cocina Yucatán (Por Camille Stafford)

El Mercado de la Paloma es un vecindario multicultural que celebra la diversidad de la comunidad angelina.  La comunidad angelina es compuesto de personas de todos regiones del mundo.  Cocinero Gilberto Cetina Sr. quería reproducir comida tradicional de su nativo Yucatán en su nuevo hogar de Los Ángeles.  En 2001, él abrió su restaurante Yucateca – Chichen Itzá.  Yucatán es una región sudeste del México, conocida por su cocina única.  La comida de la región incorpora ingredientes y estilos de los españoles, las mayas, y los libaneses. Desde 2001, Chichen Itzá se ha convertido a un nombre conocido en el mundo culinaria de Los Ángeles.  Han recibido muchos premios y reconocimientos de publicaciones como LA Weekly, Los Ángeles Times, y GQ Magazine. 

Yo leí sobre Chichen Itzá en el Internet y en el libro de mi profesora de español.  Pedí a mi amiga, Sophia, a venir conmigo para disfrutar el mercado y comida rica.  Solo pasa diez segundos antes que ella aceptó la invitación.  Nosotros caminamos por el campus de USC hasta Grand Street y 37th.  Después de caminar debajo de una estación del metro pudimos ver un mural grande.

Alrededor del mercado fue un departamento de motor vehículos, un depósito publico, y un mecánico certificado en “smog”.  Cuando entramos en el mercado, yo miré algo diferente que el mural afuera.  No había puestos de comidas frescas o plantas grandes.  Aun así, el mercado tenía una personalidad y un sentimiento comunal.  El edificio era un almacén renovado.  Estaba decorado con azulejos intrincados y colores vibrantes.

El mercado tenía lugares autentica y comerciales.  Una tienda vendido figuras y ropa tradicionales.  Otra tienda estaba vendiendo camisetas por los New England Patriots.  Había un restaurante de comida etíope, tailandés, y por supuesto, méxicano.  El restaurante que nosotros queríamos probar fue el icónico – Chichen Itzá. 

Al primer vistazo, miró como una cocina de comida rápida.  Había un menú grande sobre el mostrador principal.  La mayoría de las personas fueron latino americanos.  Ellos sonrieron, hablaron en español y miraron como visitaron el mercado frecuentemente.   El otro quince porcentaje de las personas, miraron como descubrieron sobre el mercado en Yelp ese mañana.  Con la presentación modesta yo soy asombrado por la calidad y exquisitez de la comida. 

Después de diez personas, pedí tres cosas para Sophia y yo – café maya, tacos de pac chuc, y plátanos fritos con crema. Mientras yo pedí, Sophia eligió una mesa. Nuestra mesa fue decorado con azulejos intricados.  En la mitad había las palabras “La Paloma” con una figura de una paloma blanca.

Solo uno minuto pasó y nuestras bebidas llegaron. El café maya es un café mexicana con canela, calvo, y anís. Pude mirar el vapor subiendo con el aroma de café y especias.  Tomé mi primer sorbo y inmediatamente estaba sorprendido por la esencia floral.  El uso del anís acortar el amargo del café.  El anís originarse del Oriente Medio y es comparable a regaliz. Terminó con la dulce especia de la canela y picante del clavo. El café era una presagia entre las capas de sabores en la otra de la comida.    

El primer plato de comida que probamos Sophia y yo fue un taco de poc chuc.  Los tacos tenían: cerdo adobado con un puré de frijoles negros, lechuga, cebollas asada, y tomates asado por fuego.  En un plato blanco, había los dos tacos coloridos.

El carne era llena de sabor – al principio fue un poco agrio como un lima y terminó con el picante de una pimienta habanero.  La textura era una tierna perfecto.  Cada morder era una explosión de sabores frescos. El suave aguacate trabajó en equilibrio con el picante del carne.  Las tortillas han hecho con maíz orgánico sin GMOs.  Las tortillas eran robustas y blandas para contener los ingredientes.  Las capas de sabores construyeron un taco que activar las papilas gustativas. 

Posiblemente el plato mas dinámico de la tarde fue los plátanos fritos con crema.  Su presentación era un engaño gravemente.  En un plato blanco había dos rebanadas de plátanos fritos con un tazón pequeño llena de una crema de la misa sombra blanca.

El plátano frito tenía un sabor afrutado con un sabor a nuez.  Cuando añadí la crema con el plátano, elevó el postre a otro nivel.  La crema tenía la viscosidad de chocolate fundido.

El postre tenía tres capas jugosas.  Primero fue la crema fresco.  La crema cubrió totalmente el exterior del plátano.  Segundo fue, la tibia del plátano frito. Tercera fue el dulce de la fruta deleitable. Con la textura de pudín, completaba una experiencia celestial.  Sophia y yo fuimos fascinado con la complejidad de un plato tan simple.   

En general, la experiencia fue muy agradable.  Yo quería probar comida autentica porque mi único experiencia con la comida mexicana hasta esto tiempo fue de La Barca en Vermont. La comida es decente pero falta los sabores maduros de Chichen Itzá.  Yo pude distinguir los ingredientes y las especias tradicionales del Yucatán.  Fue un lugar llena de personas y colores vibrantes.  Los trabajadores fueron profesional y amable.  Durante nuestra comida, el mesero vino muchas veces para hablar y rellenar las bebidas.  Fue un lugar cómodo con comida deliciosa y económica. Yo recomiendo Chichen Itzá para todos en el vecindario de USC. 

3 respuestas a “Una bebida, un taco, y un postre – un pequeño sabor de la cocina Yucatán (Por Camille Stafford)

  1. Victoria Martinez

    Me parece interesante que haya una variedad de personas en Chichen Itza. Creo que habla de la capacidad de un restaurante para reunir a las personas sobre su comida.

    Tengo que ir a probar el café maya que mencionaste. Me parece tan interesante que un café tenga notas florales. También tengo que probar los plátanos fritos con crema. He tenido platanos solo, pero no creo que me hubiera aventurado a probarlos con crema sin una evaluación tan positiva.

  2. tejasprk

    ¡Me gusta mucho su descripción de los plátanos fritos con crema Camille! Nunca he probado este postre y su experiencia con comiéndolo me dan ganas de ir a Chichen Itzá inmediatamente para probarlo. Pienso que so discusión sobre el sentimiento comunal del Mercado Paloma es muy importante porque pertenece a la discusión de autenticidad también. Aunque los EEUU es una gran mezcla de culturas diferentes del todo el mundo, cada persona puede retener su patrimonio y tradiciones mientras viviendo en armonía.

  3. Sarah Portnoy

    Camille,
    Buena descripción del lugar y el ambiente.
    ¿Cómo es la comida del Yucatán? ¿Es auténtica la comida de Chichén Itzá? ¿Por qué sí o no?
    OJO:
    Agreement
    lugares autentica(OS) y comerciales.
    Una tienda vendido figuras (conjugar verbo–vendió)
    El anís originarse (conjugar verbo)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s