USC: El Desierto Alimentario (por Jared Alswang)

Cuando busqué desiertos alimentarios en Google Images, la octava imagen en la página fue de restaurantes de comida rápida en Figueroa cerca del campus de USC. South L.A. es un barrio con una reputación de la comida chatarra. En menos de dos millas de mi casa, hay, entre otros, dos Taco Bells, dos Jack in the Boxes, dos Panda Expresses, un McDonald’s, un Fat Burger, un Chik-Fil-A, un KFC, y un Carl’s Junior. Como resultado, he comido más comida rápida en los últimos cuatro años que el resto de mi vida.

Screen Shot 2018-04-13 at 2.27.34 PM

Los restaurantes en mi vecindario han cambiado mi dieta. En mi opinión, es obvio que esta actitud alimentaria es un parte de su cultura para la gente local porque ésa es la situación que ellos han vivido por todas sus vidas. En el video “Vegeatables or Medicine?”, el padre compró una cena para su familia por menos de $12 y eso es un buen ejemplo del tema que nos interesa. La economía de comida en South L.A., pone en práctica un sistema inevitable que les obliga a los residentes locales a depender de la comida barata y disponible para sobrevivir. No creo que este sistema alimentario resulte directamente de racismo, más bien de la extorsión sociodemográfica. Sin embargo, el racismo estructural es un causo subyacente. El racismo extendido ha conducido a pobreza, segregación y una falta de oportunidades, afectando todos los aspectos de vida como educación, salud y empleo. Según Beatriz Beckford el Co-Founder and National Organizer de la organización National Black Food and Justice Alliance, racismo produce la injusticia alimentaria “ [by the] privatization/corporatization at the expense of people and the planet for profits”.

 

El mercado libre restringe las opciones disponibles en esta comunidad vulnerable para aprovechar de la gente vulnerable de South L.A. Desafortunadamente, el beneficio tiene precedencia sobre la salud en esta sociedad. En mi opinión la situación lamentable resulta de la codicia, no exclusivamente de la intolerancia. En mi opinión la mejor manera para superar el racismo estructural es tiempo. De todos modos, es posible acelerar el proceso. Erika Allen, el Chicago and National Projects Director de la organización Growing Power dijo: “Undoing racism and its companions of oppression, does not magically happen, and it requires real effort. Not just talk, or a workshop, but daily vigilance, and a real cultural shift.” En mi opinión, el cambio tiene que venir de un esfuerzo en construir conciencia y apoyo publico. Es posible a lograr este objetivo con más publicidad de los medios de comunicación y la política gubernamental que intenta prevenir un problema en vez de solucionarlo.

 

Para explorar la situación alimentaria en South L.A., decidí pretender ser un hombre de South L.A. que tener que alimentar a una familia de 4. En la situación hipotética, me llamo Juan Garcia, tengo 47 años y soy de Zacatecas, México. Tengo diabetes, sin embargo afortunadamente mi familia está relativamente sana. Vivimos muy cerca de USC. Escogí tener un prepuesto de $10 dólares y visitar Smart & Final y un restaurante nuevo de nombre Every Table. Every Table es un restaurante con el objetivo de resolver el problema de desiertos alimentarios. Como Proyecto Mercado FRESCO del libro Food, Health, and Culture in Latino Los Angeles, Every Table intenta “Green the food deserrt”. Como una cadena, Every Table es muy exitoso. Tiene 7 locales y recibió una inversión de $1 millón de Rohan Orza en el programa de televisión de Shark Tank. Every Table ofrece comida empaquetada y casera que es saludable a buen precio. Escogí Smart & Final porque, en mi opinión, Smart & Final parece que el supermercado más representativo de South L.A. cerca del campus de USC. La mayoría de la clientela de Smart & Final no son estudiantes, son familias del barrio, más que nada latinos.

 

Visité Every Table primero. El espacio era pequeño con una selección de comida en un refrigerador en el fondo del restaurante. Después de una decisión difícil, pedí a Spicy Mexi-Cali ensalada para mi esposa y un pozole rojo para mí por menos de $8. Desafortunadamente, no me permití nada más. Calenté mi comida en una microonda y comí los dos al mismo tiempo. Mi esposa me puso furiosa cuando comí su ensalada. La comida era riquísima, especialmente el Pozole Rojo con un sabor fuerte de limas y jalapeños. Sin embargo, mi esposa y mis niños tenían muchos hambres. Disfruté la comida, pero no quiero un divorcio, por eso no voy a regresar hasta que obtengo más dinero.

 

La próxima noche, fui al supermercado Smart & Final. Cuando entregué, Smart & Final pareció como un supermercado normal. Sin embargo, me di qua la sección de frutas y verduras era un poco pequeña en comparación con otras secciones en el supermercado como el helado y las papas fritas, y además menos popular. Decidí dar un vistazo en la sección de frutas y verduras, pero los precios eran demasiado altos para comprar comida saludable por toda mi familia. Como consecuencia, seguí la multitud a las secciones menos saludables. Aquí, encontré muchas opciones para alimentar a mi familia. Típicamente, no eran alimentos nutritivos. Con $10, podía comprar 20 sándwiches desayunos, 40 Eggo Waffles, 5 pasteles de pollo, 20 cajas de Mac & Cheese o 36 boles de Ramen. A pesar de la falta del valor nutricional en esta comida, la elección era obvia, especialmente ya que comí toda la comida de mi familia el noche anterior. Tengo que dar de comer a mi familia. Every Table y Smart & Final están muy cerca de mi casa, pero los restaurantes de comida rápida eran muy cerca también. Es una decisión difícil para el sostén de la familia.

 

El área alrededor de USC es un poco atípico de South L.A. Debido a la influencia de la universidad y la opulencia del cuerpo estudiantil, este barrio es como una burbuja. La abundancia de supermercados en el área transforma Exposition Park a un oasis en un desierto alimentario. Como resultado, hay opciones saludables pare comer en el área. Sin embargo, estas opciones no siempre se traducen a una dieta saludable. En su libro, Food, Health, and Culture in Latino Los Angeles, Profe Portnoy mencionó que un mercado cercano de nombre Alba Market solía vender comida saludable, sin embargo paró porque los jóvenes de las escuelas cercanas no la compró. Dijo que “The failure of Alba Market to successfully sustain the healthy offerings points to the need for education along with physical transformations and the importance of greater community involvement.” En mi opinión, eso es el caso con Smart & Final, y los otros supermercados y restaurantes en el área. La disponibilidad de comida saludable no es suficiente sin educación para promocionar un estilo de vida sano.

5 respuestas a “USC: El Desierto Alimentario (por Jared Alswang)

  1. jamieclarke34

    Jared, ¡me gusta tu blog! Es increíble que esa foto fue en Google Images cuando buscas “desiertos alimentarios.” Pienso que fue una buena idea para incluir las ideas de Beatriz Beckford. Estoy de acuerdo con tú y Beckford que racismo estructural contribuye a la injusticia alimentaria.

  2. Tayanna Todd

    Hiciste un gran trabajo investigando y comparando el costo de una dieta / vida saludable y mostrando cómo incluso tener acceso no significa que puedas permitirte la oportunidad de comer saludablemente. Esto todavía resulta en inseguridad alimentaria. Everytable es un gran ejemplo de un restaurante que es muy consciente de su lugar en el “desierto alimentario” de South Central / el gran “foodscape” de L.A. y está trabajando activamente para lograr la justicia alimentaria y la justicia social. No es solo que su comida y sus precios sean excelentes, sino que está trabajando activamente para interactuar con la comunidad que los rodea y crear acceso Y oportunidad para comer saludable.

  3. hannahthomas321

    Jared- Me gusta su uso de la foto famosa de comida chatarra en Figueroa. Me gusta sus referencias de su vida actual. También he experimentado cambios en mi dieta como resulto de mi ubicación. También estoy de acuerdo de que educación es una parte importante de la solución.

  4. Sarah Portnoy

    Jared,
    Buenas observaciones sobre las raices de vivir en un desierto alimentario y fue interesante como empezaste hablando sobre el efecto en tu propia dieta de vivir cerca de USC.
    Smart & Final es un ejemplo excelente de donde compra una familia típica. La verdad no sé cuantas familias están comprando en Everytable. Es económico—pero no tanto para una familia de 4 o 5.
    Buen experimento ver cuanto podías gastar con $10.

    SP
    un causo (UNA causa)
    Vocab—fingir—to pretend, pretender=to try
    Mi esposa me puso (SE puso)
    mi esposa y mis niños (HIJOS) tenían muchos hambres. (mucha hambre-sing)
    Cuando entregué, (entregar-to turn in something)vocab
    pero los restaurantes de comida rápida eran(estar=location muy cerca también.
    para promocionar (promover)–vocab

  5. leahrubi

    Me gusta tu comparación de las otras comidas que puede comprar con $10. Es verdad, es más fácil a comprar mucho de una cosa insaludable porque a menos que hay comida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s