La comida y la identidad (por Rachel Rowzee)

La familia de mi madre tiene su origen de diferentes partes de Italia y la familia de mi padre de Alemania. Pero yo me identifico como una italiana-americana. Yo soy la tercera generación nacida en Los Estados Unidos, pero tengo fuertes lazos a la identidad italiana. La cultura de mi familia incluye preservación de tradiciones de comida, religión y un poco de idioma. Recetas de la familia son heredados de las mujeres y tradiciones de cocinar juntas para las celebraciones religiosas de Navidad y Pascua son importantes. La religión funciona como forma de conectarse a la cultura. Por ejemplo, cuando era niña mi familia fue parte de la federación católica italiana que tiene grandes celebraciones de la comunidad italiana. Mi familia usa algunas expresiones italianas, pero nadie habla italiano. Por eso me identifico con dos culturas, la cultura de los Estados Unidos e Italia.

En mi cultura italiano-americana hay una galleta siciliana que se llama cuccidati. Cuccidati significa, “¿a quien se los da?” Es un postre para Navidad para compartir con vecinos, amigos y familia. La galleta cuccidati es central para la identidad italiana como el tamal es central A la identidad mexicana. La cuccidati es una fusión de la cultura indígena de la isla de Sicilia y la influencia de los árabes que gobernaron la isla durante más de dos siglos. Ingredientes distintos árabes como dátiles, higos, nueces y naranjas son esenciales para las galletas de cuccidati. El tamal y la cuccidati usan los mismos) tradiciones para perpetuar la cultura. Los dos usan la manera de distribución en conexión con una celebración religiosa para conectarse culturalmente. Pilcher dice,

“One such moment of respect for Mexican cuisine comes each year in the ritual preparation of Christmas tamales. In houses rich and poor, throughout the republic and among immigrants in to the United States, women prepare tens or even hundreds of dozens of tamales to feed their networks of extended family and friends. And in doing so they commune with the spirits of Tlateolcos market women.”

Esta cita resonó conmigo porque cada año cuando las mujeres de mi familia hornean las galletas de cuccidati me siento más cerca de mis antepasados. Y la tradición de compartir cuccidati es una manera de conectarse con otros de su cultura.

Yo pruebo la comida central del área de la Yucatán, en el restaurante Chichen Itza del Mercado la Paloma. Chichen Itza y uno de los platos principales, cochinita pibil, representa la comida de la Yucatán, una región del sureste de México. La Yucatán hasta hoy en día ha conservado su herencia de la cultura Maya con otras influencias culturales.  Yo probé cochinita pibil, una comida central que incluye ingredientes como achiote, naranjas de Sevilla y hojas de plátanos. La comida de Yucatán también tiene fuerte influencia de la cultura del Norte de África, Europa y el Caribe.  Achiote es un ingrediente nativo de la región que es una pasta de las semillas de annatto. Adicionalmente el método de asar carne en un pozo es parte de la tradición de la cultura Maya. El uso de fruta y hojas de plátano muestra influencia de la Caribe. Muchas de las especias usados en la comida como comino, cilantro y azafrán viene de la región de Oriente Medio. Influencia de Europa viene con el uso del jugo de naranjas y cerdo. Todas de estas influencias crean platos como cochinita pibil, una mezcla y fusión de la lucha e intercambio cultural.

La comida de Chicen Itza sigue un principio de sabor, algunas características de la comida que crear un sabor distinto. Todos los platos usan similares métodos de cocinar, y variedades de ingredientes que creó un sabor distinto. Sin embargo, diferentes platos principales siguen el mismo perfil de sabor. Anderson habla sobre el “core” y el “periphery” de la cocina. Comida de la Yucatán es parte de la periphery porque como Anderson describe el área es dependiente o débil políticamente. Porque la Yucatán fue conquistado por su ubicación geográfica el área no tuvo autonomía por muchos siglos, hasta la unificación de México. Anderson describe que usualmente, la comida del “core” tiene los foodways más sofisticados y prestigioso por otra parte la comida del “periphery” tiene menos elaboración. Es posible que la comida de Yucatán es una excepción porque es elaborado y al mismo tiempo reflejo la gloria de la civilización de Maya. Me parece que Chichen Itza es auténtico porque los clientes, los trabajadores y comida son de la región. La comida “auténtica” es para personas de la Yucatán y para clientes anglos, como estudiantes de USC. Pero Chichen Itza no están adaptando sus recetas para los clientes anglos. Por eso la comida de Chichen Itza sirva comida “auténtica” de una región muy turística, pero ha mantenido su originalidad en la comida. El Mercado la Paloma es auténtico también porque es una cooperativa de la comunidad latina. El Mercado la Paloma tiene popularidad con personas de la comunidad porque apoyan comida del “periphery” y de comunidades usualmente marginalizadas.

 

One response to “La comida y la identidad (por Rachel Rowzee)

  1. Sarah Portnoy

    Rachel,
    Buena descripción de la comida italiana de tu familia y de tu propia identidad culinaria. Se ven muy buenas esas galletas sicilianas! Las quiero probar algún día.
    Buena aplicación de los conceptos de Anderson a tu experiencia en Chichén Itza y buena descripción de la comida yucateca.
    OJO:
    Yo pruebo (probé–pasado)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s