Blog #1-Un viaje por el corredor salvadoreño

 

Menos de cinco minutos del campus, llego en un estacionamiento muy pequeño y ocupado. Hay una variedad de tiendas en la sección. Una lavandería, un mercadito, y aún un restaurante de comida india todo están en aparcamiento minúsculo. Hay mucha diversidad pero, la autenticidad de El Salvador no puede perderse. En un espacio compacto pero vivaz con mucha energía patriótica, los muros y las mesas brillantes azules se iluminan la ambiente de el restaurante: La Flor Blanca.   

IMG_9504.JPG

Los murales de unos monumentos del país y los cuadros de las mujeres nacionales por todo el cuarto muestran el orgullo y la admiración del hogar, El Salvador. La familia de mi esposo es de El Salvador y cada salvadoreño que conozco  está muy orgulloso de su país.  La cultura y las tradiciones son evidentes tan pronto como entras en esta pupusería. La aire es rico con el olor del aceite y la maza. No es muy ruidoso pero estoy entretenido cuando escucho la cháchara de los meseros y las clientes locales en este “corredor salvadoreño” (una área de la ciudad cerca de USC con un concentración grande de los salvadoreños).

IMG_9506.JPG

Visité un restaurante salvadoreño una vez anterior y recuerdo haber esperado por casi treinta minutos para mi comida. Fue verdad para La Flor Blanca también porque ellos cocinan la comida fresca del momento que ordenas. En el pasado, yo probé unos platos tradicionales de El Salvador con la familia de mi esposo como las pupusas y las panes con chumpe durante los días de fiestas. Pero nunca tenía otros platos de un menú de un restaraunte.

 

Quería a probar un plato que tiene un titulo similar a otras culturas pero esta preparando únicamente a la país. Ordené un salpicón que traduce a una ensalada mezclada y se usa por américa central. Mi suegra me digo que este salpicón es una mezcla espléndida y ella tenía razón. Fue muy sabroso con una  combinación de carne condimentada y desmenuzada, y cebollas y rábanos picadas con hojas de menta. Es un sabor muy divino y mi suegra me recomendó que usa muchas limones con el plato para un sabor ácido. La mezcla fue perfecta.

IMG_9514.JPG

 

Sirven con el salpicón fue arroz blanco con un tinte de amarillo y unas judías verdes y zanahorias. El gusto del arroz tiene un poco de caldo de pollo y un bocadito me recordó de la abuela de mi esposo cuando ella cocinó el arroz con su sopa casera. Me encanta combinar todas las partes del plato. Fue gustoso y quería rellenar en mi boca. Uso un lado de unos pepinos y rábanos para el sentimiento crujiente para agregar una textura diferente de la consistencia suave del arroz y salpicón. Y claro, yo tenía que comer una pupusa revuelta. Me gusta la mezcla del puerco, los frijoles, y el queso relleno en una tortilla gruesa porque es una combinación tradicional para El Salvador. Es rico y fantástico especialmente sirve con el curtido que consiste de el repollo escabechado con un sabor del vinagre y con la salsa muy fino de tomate.

IMG_9510.JPG

Hay una idea que todo de Los Ángeles solamente contiene inmigrantes mexicanos. Pero, hay una gran población de los salvadoreños en esta área. Es como un secreto especial de la ciudad en que puedes explorar una comunidad pequeño que pero en mi opinión es siempre auténtico. Ken Albala explicó en su primer capítulo de su libro “Three World Cuisines” que el término “auténtico” describe la idea que unos ingredientes y métodos de cocción están verdad para el momento y lugar sin maneras nuevas o modernas y sin sustituciones.

 

La comida salvadoreña se mantiene auténtica porque, como explica en el capítulo dos del libro de Profesora Portnoy, “From Border Grill to Broken Spanish,” a diferencia de comida mexicana, no experimentó los procesos de “white wash”. No hay cambios americanos a los platos tradicionales, y no hay un “Pupusa Bell” porque la cultura y la comida no es familiar a otros afuera de la comunidad salvadoreña.

IMG_9507.JPG

En el mismo capítulo, nos dice que durante los años de 1979 por 1992, ocurrió la guerra civil en El Salvador y también en 1986  el capital, San Salvador sufrió de un gran terremoto que causó miles de personas de perder sus hogares. Esos eventos creó una ola de inmigración de un millón de salvadoreños a los estados unidos, y la mayoría vino a Los Ángeles. Un sección de la ciudad que tenía casi 80 por ciento de africanos americanos cambió al “corredor salvadoreño”. Los restaurantes de “soul food” fueron sustituidos con las pupuserías.

 

Es triste que la mayoría de las estudiantes en la universidad no sepan que sobre comida salvadoreña a pesar de la proximidad deos a la  área. Tiene un perfil de sabores, que según las definiciones de Albalá es una combinación de sabores y ingredientes únicos a la cultura o país. ¡Creo que comida salvadoreña es una experiencia muy importante y deliciosa para todos los Angelenos!

IMG_9513.JPG

 

5 respuestas a “Blog #1-Un viaje por el corredor salvadoreño

  1. Lypheng Kim

    Sólo he tenido pupusas dos veces en mi vida. Su descripción de La Flor Blanca me hace querer visitar el Pupuseria! Me parece interesante cuando menciona los murales porque es definitivamente un indicador de orgullo también y una lente en la cultura de la gente de El Salvador. ¡También creo que los murales proporcionan un ambiente acogedor para los clientes! Tendré que visitar La Flor Blanca pronto. Gracias por tu blog.

  2. jesslesserusc

    Estoy de acuerdo contigo, pienso que la comida salvadoreña es una experiencia muy importante (y deliciosa) para todos los Angelenos. Para mi blog, fui a La Flor Blanca también pero solamente probé las pupusas. Fue interesante para mí a ver y leer sobre los otros platos como el salpicón. ¡Tendré que volver y probarlo!

  3. Sarah Portnoy

    Leah,
    Buena descripción de la comida y de las características de la comida salvadoreña. Muy buen uso de ideas de mi libro y la lectura de Albala.
    Y me gusta como reconozcas la importancia de la comunidad salvadoreña en L.A.
    OJO:
    a (EN) la (EL) país. américa central. (CAPS)
    Mi suegra me digo (dijo) que este salpicón
    Un sección (UNA)

  4. daniendlich

    Nunca he probado la comida de El Salvador, ¡pero me parece que tu comida fue muy deliciosa! Envidio que recibas recomendaciones de comida de tus parientes salvadoreños porque estoy seguro de que te dan unos consejos muy buenos sobre los mejores platos.

    También, es interesante ver la foto de tú al lado del letrero del restaurante porque todo está en Español. Me gustaría preguntar a los propietarios del restaurante si sus clientes son principalmente hispanos, o si han notado más clientes anglos visitando. Después de leer sobre Chichén Itzá y como el restaurante ha atraído a más y más patrones anglos, me di cuenta de que su menú estaba completamente en inglés, así que pensé que esto debe ayudar a atraer a los clientes que hablan inglés. Ya que el letrero en La Flor Blanca está en español, me interesaría saber si eso afecta a la demografía de su clientela.

  5. kdonovan18

    Me alegro mucho de leer de esta pupusería. Me encanta las pupusas y estoy tan emocionada de escuchar que hay una pupusería tan cerca del campus. Estoy de acuerdo que hay más de la gastronomía salvadoreña que mucha gente no sabe. Gracias por compartir su experiencia y su revisión de La Flor Blanca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s