Reflexión Final

Cuando pasé un semestre extranjero en Londres, tomé dos cursos (uno en arquitectura y otro en museos) que hizo exactamente eso, y me permitió relacionarme con la ciudad de una manera educativa y no turística. Cuando decidí a tomar esta clase, sentí que era una de las únicas clases en USC que no sólo alentaba, sino forzaba a los estudiantes a interactuar con los alrededores de nuestra campus.

SPAN 385 hizo exactamente eso. En lugar de leer de un libro de texto y discutir la comida entre nosotros, interactuamos constantemente con personas que han dedicados sus vidas a la comida latinoamericana, como los dueños de las tiendas en Grand Central Market. Esta clase me obligó a visitar lugares que nunca supe que existían y participar con los lugareños para entender las historias y el significado cultural detrás de cada experiencia. En lugar de hablar de la comida desde una perspectiva culinaria, la utilizamos como un lente para estudiar a las personas y las culturas detrás de la comida. Para una clase llena de personas en su final semestre que sólo quieren comer, este pensamiento crítico y el exhalación de la comunidad fue sorprendente e impresionante.

Lo que encontré desafiante, sin embargo, fue sentir como un forastero en nuestros viajes. Por ejemplo, en el gran mercado donde hicimos una búsqueda de tesoros, era fácil sentir que estábamos perturbando los eventos naturales del mercado. Por eso, me ha gustado hablar con otras personas de la industria, como Gustavo Arellano y los trabajadores de la Garden School Foundation, en temas como la apropiación cultural, la columbusia y la interacción con la comunidad local. Ver cómo ellos se avanzan en estos esfuerzos recientes fue interesante e inspirador.

A ese fin, quizás mi parte favorita de la clase fue el proyecto del grupo. Al estar en grupos más pequeños, nos permitió participar y visitar lugares locales sin llamar demasiado la atención a nosotros mismos, así que realmente pudimos observar el ritmo natural de nuestro entorno. También hizo que nuestro grupo mucho menos intimidante, así que realmente pudimos hablar y participar con los trabajadores en los lugares que visitamos. Además, como cubana-americana, siempre he notado la falta de opciones de cocina cubana en Los Ángeles. Esta clase me obligó a encontrar y conectarme con la pequeña comunidad local, lo cual fue una experiencia muy agradable para mi último semestre en Los Ángeles.

IMG_3818

En general, creo que lo más importante que voy a tomar de este clase es una visión más crítica y consciente como un consumidor. Cuestionar cosas como la autenticidad, el compromiso cultural y cómo mejorar la comunidad a través de las experiencias cotidianas son una herramienta invaluable.

5 thoughts on “Reflexión Final

  1. sarahhalliegreen

    Yo estoy de acuerdo con su observación que esta clase satisfecha una necesidad en USC que los estudiantes no interactúan con el barrio. Su observación que la clase requiere más que leer libros y estudiar textos sino nos requiere incorporar los textos y conceptos con experiencias verdaderos que nosotros tenemos en la comunidad latino. Yo pienso que la experiencia de interactuar con la comida y las personas de una cultura ha sido mas valorable de solo leer sobre lo.

  2. kcmarroq

    Que genial que fuiste a Londres! Siempre es bueno aprender de otras culturas. Ahora tienes conocimiento de mas culturas! Estoy completamente de acuerdo que SPAN 385 nos dio una visión más crítica y consciente como consumidores!

  3. ahendel96

    Estoy de acuerdo con tu diciendo que la estructura de la clase es mejor que sentándose en una lectura con libros de textos masivos. Tuvimos la oportunidad interactuar con unos expertos, cocineros, escritores e incluso una jardinera. Tuvimos muchas discusiones interesantes y educacionales que no puedes tener en otras clases. Prefiero este tipo de clase mucho.

  4. Olivia David

    Estoy de acuerdo que la clases que exploran más allá de los límites del campus, como esa clase y las que tomaste en Londres, son muy únicas y especiales. Cuando les dije a mis amigos y mi familia que tenía que comer algo interesante y delicioso para mi tarea, no podían creerlo! También me gusta que menciones las discusiones que teníamos con Gustavo Arellano y otras personas de la industria; pienso que estamos muy suertes tener estos recursos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s