Blog 6: Viviendo en un Desierto de Alimentos (por Katherine Wilcox)

Mi nombre es Martina Bautista y yo soy una mujer de 46 años. Nací en Puerto Escondido, Oaxaca, México y me mudé a Los Ángeles en 2009 con mi esposo y mis dos hijos. En Oaxaca, solía vender joyas de plata en un mercado callejero siete noches a la semana, mientras mi esposo manejaba nuestra pequeña granja cultivando frutas y verduras. Vivimos una vida humilde, pero tener el tiempo para cocinar y cosechar comida saludable para mi familia nunca fue un problema. En cambio, me preocupaba por poner a mis hijos en la escuela secundaria – una oportunidad que nunca tuve. Es por eso que nos mudamos a LA, para conocer a mi primo que vivía aquí y se había graduado de la escuela secundaria y la universidad.

Screen Shot 2017-04-03 at 7.34.00 PM.png

Screen Shot 2017-04-03 at 7.36.19 PM.png

Cuando llegué aquí, mi primo inmediatamente me consiguió un trabajo trabajando como un limpiador de la casa. Hago $ 10 por hora y trabajo casi 60 horas a la semana (Portnoy, 122). El trabajo es agotador pero me gusta porque el servicio de limpieza que trabajo para paga mi transporte, ya que no tengo coche. A veces, trabajo con otras limpiadores que también hablan español, lo cual es agradable.

Cuando llegamos a Los Ángeles, estaba tan ocupado trabajando que no tenía mucho tiempo para cocinar ni comprar comida para mis hijos. Vivimos en un pequeño apartamento de 2 dormitorios, por lo que no hay espacio para mi marido para continuar su agricultura. Él intenta cultivar pequeñas cosas como cilantro y cebollas pequeñas, pero eso es todo.

Cuando nos mudamos aquí, me pasaba el tiempo en el mercado Superior, donde podía hablar español a los empleados y comprar mi comida a granel. A diferencia de Oaxaca, no hay pequeños puestos ni mercados de esquina para alimentos especializados. En su lugar, tenemos tiendas de licores y una tienda de comestibles de Ralph’s, que vende alimentos orgánicos caros para atender a los estudiantes de USC en la comunidad. Esto significa que a menudo tengo que comprar alimentos procesados y congelados porque son mucho más baratos y duran más tiempo, ya que no tengo mucho tiempo para cocinar todas las noches (Portnoy, 121). Especialmente una vez que la universidad cerró el Superior, comencé a usar los lugares de comida rápida en Figueroa para alimentar a mi familia comidas rápidas y baratas. Si pudiera ahorrar lo suficiente, traté de comprar en lugares como La Taquiza y Taco Bell para mantener algunos de la cultura y el sabor de mi familia para mis hijos, pero esto no era nada como mis platos favoritos de Oaxaca como tlayudas y tamales. Tanto mi esposo como yo subimos de peso, pero no tenía tiempo para preocuparme. Además, caminar por todas partes me ayuda a mantener mi salud.

Screen Shot 2017-04-03 at 7.41.58 PM.png

No fue hasta hace unos años que empecé a preocuparme por los hábitos alimenticios de mi familia. Me mudé a mis hijos de la escuela a la escuela varias veces, ya que la actividad de pandillas y el acceso a maestros bilingües era una preocupación mía. Cuando se instalaron en su actual distrito escolar con el Garden School Foundation, fueron matriculados en un programa de jardinería. Sus clases fueron enseñadas en un jardín, lo que les permitió traer a casa frutas y verduras. Pero traían a casa muchos alimentos que no sabía cocinar, como la acelga. A veces lo usan para hacer comida para sí mismos, pero estoy demasiado ocupado para quedarme en casa y supervisarlos cocinando o para aprender sus recetas. Aún así, era más consciente de que podría haber mejores opciones para lo que mis hijos estaban comiendo. Algunos de mis amigos cercanos del trabajo estaban sufriendo de Diabetes y esto me asustó (Portnoy, 125). Sabía que sin más dinero, sin embargo, no sería capaz de hacer muchos cambios.

imgres.jpg

Cuando mi hijo mayor comenzó la escuela secundaria, él y mi primo crearon una cuenta de correo electrónico para mí para que yo pudiera empezar a tomar trabajos de limpieza por mi cuenta, sin la empresa para la que trabajo. Esto es difícil porque tengo que coordinar mi propio transporte allí, pero me permite trabajar en las primeras horas de la mañana y tarde y horas extras en los fines de semana para mi propio precio.

Con el dinero extra que gano, he comenzado a conseguir comida una o dos veces por semana desde un lugar llamado Everytable. Utilizan productos cultivados localmente para crear platos que a mi familia le gusta como chile rellenos. He oído que un nuevo comerciante Joe está viniendo a USC. Estoy triste porque aquí es donde mis amigos del Superior solían trabajar. El nuevo lugar me da miedo porque habrá muchos estudiantes y personas que no hablan español, pero sé que su comida saludable es más barata que la de Ralph. Mi amiga dijo que podría venir conmigo cuando abran para que podamos probar juntos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

6 thoughts on “Blog 6: Viviendo en un Desierto de Alimentos (por Katherine Wilcox)

  1. kathmorris

    Tu discusión de la importancia de comidas cuales son culturalmente apropiado es muy interesante. En tu ejemplo, la madre prefiere ir a taco bell o la taquiza porque los sabores son más similar a los sabores de la comida de su región de orígen. En mi opinión, si las opciones en supermercados o otros restaurantes baratos son muy extraño y diferente de la comida típica de tu cultura, tal vez no vayas a probarla. Por ejemplo, la profesora de la jardín dijo que si no tienen experiencia con algunas verduras o frutas, los niños no van a saber como comerlas. Este tiene un papel grande en NGOs como La Fundación del jardín. Ellos deben tener cuidado a enseñar recetas cuales son culturalmente apropiado. En este manera, son menos extraño y pueden quedar bien en la vida diaria de las familias inmigrantes.

  2. Olivia David

    También creo que el concepto de propiedad cultural es importante. En mi blog, escribí que mi personaje no sabía como cocinar algunos de los ingredientes que recibía del jardín porque no son ingredientes familiares a ellas, pero que fue a Groceryships para aprender cómo cocinar algunas de esas comidas. Les recomiendo que leen sobre Groceryships – pienso que el programa intenta a combatir algún de los desafíos que existen sobre las diferencias en la disponibilidad de ingredientes.

  3. Olivia Panchal

    Me gustó que incluyó muchos artículos y su discusión en culturalmente apropiado. ¿Qué piense es el impacto duradero de el jardín comunitario? Un problema que tengo es que la solución no es solamente acceso a comida saludable, pero también comida que culturalmente relevante. Estoy de acuerdo con la otra Olivia que debe leer sobre Groceryships y también Everytable. Buen escrito!

  4. Natalie Riopelle

    Katherine, creo que esta oración es MUY interesante: “Tanto mi esposo como yo subimos de peso, pero no tenía tiempo para preocuparme.” Este, probablemente, es el tipo de pensamiento muchos de las personas hispánicas o latinas que viven en Los Ángeles. Ya es difícil mantener la salud, hacer ejercicio, y comer saludable cuando no se tiene problemas de dinero. Como decimos en clase, muchos hispanos tienen problemas de dinero y para estas personas es más difícil para ser motivados para mantener la salud y la salud de sus hijos. La oración que escribiste probablemente es un pensamiento que tienen muchos hispanos.

  5. Erik Bezauri

    Katherine–igual a Natalie, tu linea sobre “Tanto mi esposo como yo subimos de peso, pero no tenía tiempo para preocuparme”. Con la situación realista que construiste, muchas personas se pueden encontrar haciendo de menos la salud física, mental, espiritual por varias situaciones como el trabajo, teniendo que cuidar a una familia, etc. Hay muchos factores que uno debe de pensar en, cuando tratando de mantener una familia, y aveces lo mas fácil no es lo mejor, pero al mismo tiempo (dando tu situación) necesitas hacer desiciones no favorables o saludables.

  6. Sarah Portnoy

    Katherine,
    Tu representación de la vida de esta señora es muy realista y con muchos detalles.
    Qué triste que la señora haya subido de peso–pero no tiene tiempo para preocuparse con eso.
    Buen ejemplo de Everytable–les conté de tu foto en el blog!

    OJO: vocab–se dice ganar dinero (earn, no hacer)
    na tienda de comestibles de Ralph’s (se dice supermercado)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s