Roy Choi y Kogi

Kogi es un placer gastronómico esencialmente móvil, pero también representa una movilidad figurativa. El “food truck” trasciende las líneas de raza, clase y etnia, según Jonathan Gold. La comida es una metáfora poderosa de la identidad, y para Roy Choi, la capacidad de fusionar su identidad como angelino, un coreano y un chef profesional. Kogi es la fusión de la cocina mexicana y coreana, pero es mucho más que eso. Es también la fusión de clase y raza.

 

La comida de fusión del Pacífico se volvió popular en Los Ángeles debido a sus orígenes mixtos y exóticos, y su imagen como “comida callejera”. Kogi especialmente se aprovecha de su imagen “hipster.” La recesión de 2008 fue especialmente difícil para los miembros jóvenes de la clase media, que todavía quieren la experiencia culinaria de un restaurante de comida gourmet sin el costo. Kogi utilizó las redes sociales, especialmente Twitter, para fusionar las clases. Choi ofrece una experiencia profesional que los jóvenes desean con una imagen de “hipster.” Sus camiones proveen comida deliciosa, además de un ambiente divertido. También hay un elemento de exclusividad – sólo las personas que siguen Kogi en Twitter sabrá dónde encontrarlo.

 

Kogi debe mucho éxito a las redes sociales. A diferencia de Ricardo Zárate, quien se elevó a la fama en gran medida debido a su popularidad entre los críticos alimentarios, Choi creó su propia imagen a través de las redes sociales. El público objetivo de Choi ha sido siempre miembros jóvenes de la clase media, especialmente blancos y asiáticos. El sociólogo Oliver Wang examinó las áreas que los camiones de Kogi frecuentes y notó una tendencia clara. Choi se queda entre Venecia y el centro y el sur hacia el Condado de Orange, excluyendo áreas como South Bay y Sur y Este de Los Ángeles. Las áreas en “The Void,” como Wang lo llama, son el hogar de familias de clase alta, como la Bahía Sur, o de bajos ingresos, predominantemente residentes hispanos, como las zonas del sur y el este de Los Ángeles. Choi se enfoca a los miembros jóvenes de la clase media quienes son “social media savvy” y ansían la novedad de la cocina de fusión. Esta clientela ayuda a promover su negocio a través de las redes sociales, eliminando la influencia de los críticos alimentarios.


He sido una fanática de Kogi durante muchos años, ya que visita USC todos los martes por la noche a las 10. Me encanta la quesadilla de pollo dulce chili. Mi antiguo compañero de cuarto es coreano y me presentó a la barbacoa coreana. La adición de la salsa de chile dulce y tortilla acentuar el sabor de la carne. Cuando se come con arroz en un restaurante coreano tradicional, me parece sosa si no está mojada de salsa. También es menos de 10 dólares, mucho más barato que el costo de comer en un restaurante coreano que por lo general sirve estilo de comida familiar, marcando una cuenta cara. La conveniencia es también una razón enorme por la que lo disfruto. Simplemente tengo que caminar por Hoover para encontrarlo. No tengo que conducir en cualquier lugar o encontrar y pagar por el aparcamiento. Las filas largas de estudiantes indican que es claramente popular entre las personas de mi edad, quien ciertamente es al público objetivo de Choi. Me gusta Kogi tanto que también he visitado el restaurante de Choi, Pot, en Koreatown. Normalmente me alojo de los camiones de comida porque me considero una quisquillosa, pero la mezcla única de carne coreana y salsas y tortillas mexicanas es tan único.

7 thoughts on “Roy Choi y Kogi

  1. kathmorris

    Es verdad que una lonchera como Kogi con una reputación alta pero precio bajo da acceso a la comida del nivel de un restaurante “hipster” o fusión a mucha gente de niveles sociales differente. Además, tu punto sobre la ruta de la lonchera (en partes en East LA, no sólo barrios ricos) tiene un papel importante en el acceso a comida buena a todas. Este relaciona con el tema de “core y periphery.” Muchas veces, loncheras y restaurantes populares sólo abren en el “core” de LA, en barrios ricos o donde hay muchas trabajadoras (como en las oficinas en DTLA). Entonces, no hay acceso a las mismas cosas en barrios pobres (como “food desserts”). Especialmente porque todos en East y South LA no tienen coches o transportación, es un gran problema. La ruta diversa de Kogi –en ambo el core y periphery–hacen comida buena más acesible a todas clases y razes.

    • S.Portnoy

      Regan,
      Muy bien escrito. Buenas observaciones sobre Kogi y la cuestión de clase y raza.
      Definitivamente NO es un lugar frecuentado por las clases bajas–comer en Kogi quizás sea más barato que un restaurante, pero es mucho más caro que comprar unos tacos de una lonchera o un carrito.

      OJO: conjugate verb–acentuar

  2. andrei1517

    Una cosa muy interesante para mi en su blog es cuando dijiste “Kogi es la fusión de la cocina mexicana y coreana, pero es mucho más que eso. Es también la fusión de clase y raza.” Para mi blog yo visite a “ChaCha Chili” que es un “copycat” de Kogi y pensé mucho en la idea que estos restaurantes o “food trucks” de fusión son mas de la fusión de la comida simplemente porque estamos en Los Ángeles. Hay muchos mexicanos y coreanos viviendo en la cuidad pero todos no pueden comer en restaurantes caras como los de barbacoa coreano como dijiste. Kogi y la restaurante de Cha Cha Chili ofrecen una alternativa más barata para la gente en Los Ángeles que no pueden permitirse comidas a un precio alto. También muy similar como dijiste que Choi se enfoca a los miembros jóvenes de la clase media, una mujer trabajando en el restaurante de Cha Cha Chili me dijo que la mayoría de sus clientes son estudiantes universitarios procedentes de la cercana Universidad. Estos “food trucks” y restaurantes de la comida fusión saben que la gente mas mayores no van a ir frecuentemente porque porque pueden pagar los alimentos más caros. Pero la gran cosa sobre LA es que siempre hay muchas alternativas para elegir.

    • jordansargent

      Andre, estoy de acuerdo en que la parte más interesante del blog de Regan es donde discute raza y clase. También visité Kogi y cuando fui allí había todos los diferentes tipos de personas allí esperando en línea. Kogi ofrece opciones más baratas para la comida de la fusión pero también proporciona una experiencia social rica para cualquier persona que va.

  3. sarahhalliegreen

    Su observaciones de la interseccion entre clase y raza son muy interesantes. Para mi, el elemento que ejemplifica el estatus de clase alta de Kogi es su dependencia en media social. Su observacion que el uso de Twitter es la razon para muchos clientes “hipster” es muy verdad. Los pobres no tienen aceso constante al internet, y como resultado, el modelo de negocio es inaccesible a la gente en adicion a los precios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s