Olvera Street

img_5906img_5902img_5908

Después de visitar Olvera Street en Los Ángeles, me sentía que era una experiencia que me mostró un nuevo tipo de autenticidad. Fue una atmósfera muy extraña para mí porque había algunas partes que parecían como si fueran de México pero había otras cosas no parecían como eran una buena representación de México . La razón por el sentido extraño fue que las partes que no parecían “auténticas” estaban tratando de tener un aspecto “auténtico” para los otros turistas americanos. Fue evidente que algunas partes de Olvera Street han sido influidos por los americanos y han sido “whitewashed.”

La razón por las comillas alrededor de la palabra “auténtico” es que es una palabra muy polémica. La palabra puede tener varios significados. Según Sarah Portnoy, la palabra puede crear una jerarquía entre las cosas. Por ejemplo, si digo que alguna cosa no es auténtica, es como decir, esta cosa es peor que esta otra cosa que es más auténtica a su cultura. Pero, lo que quiero decir es que para mí, las cosas en Olvera Street no parecían como si fueran de México y por eso no son “auténticas.” Sin embargo, Portnoy discute la idea que las cosas, las comidas y esta calle pueden evolucionar y cambiar como resultado de ser situados en los Estados Unidos. Portnoy menciona a Jonathan Gold, quien dice que el sur de California se puede considerar una región de México y por eso, todas sus representaciones de México se pueden considerar auténticas. Estoy de acuerdo con esta idea y es obvio que Olvera Street ha evolucionado. Es posible que la mayoría de los cambios vengan de whitewashing.

Hay varias perspectivas de la influencia de whitewashing. Según William Deverell en su libro Whitewashed Adobe, “Los Angeles matured, at least in part, by covering up places, people and histories that those in power found unsettling.” Esta perspectiva puede ser literalmente o figurativa. En el aspecto literal, Los Ángeles fue whitewashed cuando la mural que se llama Tropical America cerca de Olvera Street estaba cubierto porque algunas personas la parecían que tenía un prejuicio anti-americano. Hay otras maneras en que fue whitewashing según Deverell. Algunos ejemplos son la influencia de los Angelinos en las áreas de trabajo, emergencia de salud, y posiciones políticas. Estos ejemplos son whitewashing en el significado figurado. De acuerdo a Deverell, los americanos encontraron una manera de incorporarse a la vida de los latinos, cambiando su pasado, presente y futuro.

Hay otra perspectiva de Sylvia Ferrero que es menos sobre lo que hicieron los americanos y más sobre las adaptaciones que los latinos tuvieron que hacer para tener éxito. Los cambios que los latinos hicieron en sus vidas fueron un método de supervivencia y competencia, espacialmente con la comida y los objetos étnicos. Esta perspectiva se enfoca en el mundo corporativo y los cambios necesarios para sobrevivir en el. También es sobre cómo los latinos y los mexicanos pueden utilizar su cultura para su ventaja, pero tienen que adherirse a los intereses de las personas que están sirviendo. Ferrero dice, “…cooks at Mexican restaurants are expected to fulfill the expectations of non-Mexican diners eager to have exotic experiences and explore the culinary Other.” Los cocineros cambian su comida para cumplir las expectativas de anglos, quienes están acostumbrados a mucha comida diferente de la comida auténtica de los mexicanos. Por esta razón la comida y los lugares como Olvera Street no están auténticas en términos de que no están exactamente iguales que la comida y los objetos de los lugares que representan; sin embargo, son cambiados para representar su étnica en una manera en que los americanos pueden disfrutarlos y apreciarlos. Por supuesto, de acuerdo a Jonathan Gold y Portnoy, estas cosas todavía son representaciones auténticas de México; solo, han evolucionadas por whitewashing.

En total, Olvera Street tiene aspectos de ambas perspectivas. Literalmente, es whitewashed con respeto al mural. Sin embargo, creo que la mayoría de la calle con tiendas, restaurantes y puestos ha sido whitewashed para tener éxito con los turistas americanos. Por ejemplo, los puestos tienen juguetes y ropa que los parecen a un turista como si fuera de México. También, hay características de estas tiendas que hacen obvios que los objetos no son de México. Por ejemplo, hay cosas que tienen las palabras “Made in China” y hay ropa que tiene palabras impresas en inglés. También, muchas cosas están producidas en masa, y es muy diferente no parecían como las tiendas o puestos en México en que la mayoría de los productos están hechos a mano y no hay palabras de inglés en la ropa. Es evidente que estas tiendas no son buenas representación de México pero existen por el mudo corporativo.

La comida en Olvera Street es la misma situación—ha cambiado para los turistas. Lo primero que noté fue que la cartelera para Cielito Lindo tenía las palabras “World famous taquitos established in 1934” y tenía su número de teléfono también. Este tipo de publicidad es muy americana porque el dicho “world famous” es un asesoramiento que se usa mucho en los Estados Unidos. También, las palabras estaban en inglés. Éste es un ejemplo perfecto para demostrar como las tiendas y restaurantes cambiar para obtener negocios de los americanos. Además, había un cartel que dice “PRE-ORDER PICK UP (MIN. 100 TAQUITOS).” Este no estaba un cartel que se vería en México. En total, todos los menús eran en ingles, había “combo plates” y las bebidas estaban sirviendo en tazas de coca cola. Los taquitos se ahogaron en un salsa de aguacate que no tenía mucho sabor y probé el agua fresca de jamaica y no fue tan sabroso como la que probé en el Mercado Olympic.

También, fuimos a un restaurante que se llama Mr. Churro. Este lugar no trajo ninguna sensación de que estábamos realmente en México. El menú estaba en inglés y tenían “combo plates” también, pero tiene una máquina de “Icee,” vendieron hamburguesas, camarón frito, papas fritas y churros relleno de cosas como chocolate, creme, freso, queso, y más. En México, es común tener churros con cajeta, pero nada de las otras cosas que esta tienda tenía. También, el churro era completamente diferente que el que comí en el Mercado Olympic. No fue tan fresco y no derretía en mi boca como los otros. Es obvio para mí que este restaurante no fue una buena representación de México.

Por supuesto, había algunas cosas en Olvera Street que son idénticas a lo que encuentras en un mercado mexicano como algunos postres y juguetes. Sin embargo, la mayoría de las tiendas y restaurantes no eran buenas representaciones de su país, lo que es importante para estos empresarios es que el típico turista americano piensa que su tienda es auténtica. Esto es exactamente lo que hacen. Busqué en tripadvisor.com y encontré que la mayoría puso cinco estrellas para la autenticidad de Olvera Street. También hay muchas revistas más enfocadas en la calle. Es evidente que los restaurantes habían evolucionado y ahora no son buenas representaciones de México actual, pero es posible que sean auténticas de Los Ángeles y por esta razón, sean auténticas de México.

 

One thought on “Olvera Street

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s