Blog #2-El Cholo

El problema de la autenticidad de la cultura mexicana en Los Ángeles está muy complicado. La ciudad ha cambiado muchísimo durante su historia, y como resultado, las costumbres también cambiaron. Un lugar que ejemplen la relación complicado entre la comunidad mexicana y autenticidad en Los Ángeles es la Calle Olvera. La Calle Olvera, en muchas maneras, no tiene autenticidad. La Calle Olvera fue planeado por una mujer Anglo y es un centro histórico de whitewashing, literalmente y figuradamente. Hoy, la Calle Olvera siente como una atracción en Epcot. Las tiendas son llenas de chismes y los restaurantes anuncian sus combinaciones—tacos y tamales, chile rellenos y taquitos. La mayoría de las personas en los restaurantes y tiendas son Anglos. A pesar de estos problemas, la Calle Olvera es un centro de la vida mexicana muy autentico en Los Ángeles. Tiene una plaza con un museo que documenta la historia casi olvidada de los ciudadanos mexicano-americano y la mural América Tropical, una obra de arte que simboliza la calle porque sobrevivió intentos de whitewashing dos veces, y representa la lucha contra colonización y el borrado de la cultura mexicana. Como escribió Sarah Portnoy en su libro Food, Health, and Culture in Latino Los Angeles, “Every year, important Mexican religious and secular holidays such as Día de los Muertos and Mexican Independence Day are celebrated there. While on most weekdays and average weekends, Olvera Street resembles a Disneyland version of a Mexican, when the Mexican and Mexican-American population fills the area on holidays it feels incredibly lively and— dare I say— authentic, as the plaza fills with Mexican music and dancing.”

 

El restaurante El Cholo tiene una historia que siente más auténtico. Alejandro y Rosa Borquez, inmigrantes del Norte de México, abrieron su restaurante en 1923. La historia del restaurante está en el reverso del menú, y cada plato tiene el año cuando el restaurante comienza servirlo. En realidad, El Cholo no tiene la autenticidad que su historia promete. Como Sarah Portnoy describe en su artículo “Authenticity of Cuisines,” hay un “staged authenticity.” El restaurante está construido en un estilo que evoca México románticamente, con estuco, meseras en disfraces, y colores vibrantes.

 

 

 

La comida refleja la “staged authenticity” también. Según Silvia Ferrero, “Mexican restauranteurs adjust their culinary practices and the image of themselves according to the expectations of non-Mexicans diners.” Durante mi tiempo cenar, todos los patrones eran Anglos, y el restaurant está en un vecindario Anglo, por lo tanto, está lógica que la comida era whitewashed. Inmediatamente, me da cuenta que el menú era muy similar a los menús en los restaurantes de Overland Park, Kansas, de donde soy, y donde no hay una comunidad mexicano grande. Para empezar, era chips de tortilla y salsa. Los chips eran crujientes, pero la salsa era muy suave, como marinara con cilantro, y mis amigos y yo pedimos salsa más picante. La nueva salsa era un poco mejor, pero tenía cachos de tomate y un minimo de herbas, como la salsa de Pace. Para mi cena, yo pedí fajitas de pollo. El olor era fantástico, algo decepcionante porque el plato no tenía el sabor que el olor sugeria. El pollo tenía una falta de sabor, y yo no nota condimento. Además, los vegetales no eran sazonados y el guacamole tenía un sabor como era de un paquete. Toda la comida era sosa. En total, yo era muy desilusionada. La comida no tenía el ácido, la especia, la complejidad, o la sabrosura que yo quiero en mi comida mexicana.

 

2 thoughts on “Blog #2-El Cholo

  1. Olivia David

    Estoy de acuerdo que es interesante notar la distinción entre el hecho de que la Calle Olvera se fundó por una mujer Anglo mientras El Cholo se fundó por mexicanos, pero que a pesar de esa diferencia, los dos representan la evolución de la comida mexicana para una audiencia no mexicana. A mi me gusta tu comparación a Disneyland también — que la Calle existe como una atracción que da un sentido de autenticidad pero en realidad no es. Pienso que es muy interesante que la Calle Olvera todavía funcione como un centro cultural para festividades mexicanas y que ofrezca algún aspecto de historia cultural, y sugiere que la apropiación de la cultura no es algo que se enoja a los mexicanos pero que son felices compartir sus tradiciones.

  2. Sarah Portnoy

    Sarah,
    Comparación interesante entre la autenticidad de la Calle Olvera y El Cholo.
    Buen uso de las ideas de las lecturas.
    OJO:
    ejemplen–no es una palabra
    chisme–gossip–vocab
    borrado–not a noun, la eliminación
    Para empezar, era chips de tortilla y salsa.–Había–there were
    SER VS Estar-yo era muy desilusionada. (estaba–temporary)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s