#7: Mi Mamá, Una Mezcla de Sabores Culturales

En los últimos meses, hemos tenido un montón de diversión de explorar la variedad de cocinas hispanas en Los Ángeles, desde México a Guatemala a El Salvador. Hemos tomado parte en la escena del restaurante, donde probamos los productos finales de la ardua labor realizada en la cocina. Esta semana, es el momento de ver detrás de las escenas: las personas, específicamente las mujeres, que preparan la comida que nos gusta tanto.

Esta semana entrevisté a mi madre y le preguntó de sus experiencias en las comunidades hispanas en Estados Unidos. Creció en Perú desde hace veinte años y luego pasó a Estados Unidos con su familia, la perspectiva de mi madre es muy dinámico. Como he dicho antes, la cocina peruana es un poco diferente de otras culturas hispanas; que tiene muchas influencias de China y Japón debido a la inmigración.

966818_10202751084158027_737862534_o

Teniendo esto en cuenta, mi primera pregunta fue cómo las comunidades hispanas integran los alimentos en sus celebraciones tradicionales. Ella me dijo que la comida era una parte muy importante de las celebraciones y que sus padres ya sea cocinado el alimento o la compraron. Para los cumpleaños, a menudo comían bocaditos como el queso y salchichas, maíz con ají de gallina, causa rellena, alfajores, y coco con leche condensada. Para el Año Nuevo y la Navidad, su familia comió panettone, un pan dulce en forma de cúpula con frutos secos, y chocolate caliente. Su padre, que era dueño de un restaurante, compraría un pavo y lo cocinó, y su abuela a veces hacía tamales chinos llamados Zongzi. Los peruanos no se celebran El Día de los Muertos, pero se celebran en El Señor de los Milagros. Mi madre dijo que a menudo tenían un postre popular peruana en este día llamado turón de doña pepa. Para Pascua, tenían bacalao, o pescado salado.

Mi mamá siempre ha sido el cocinero en nuestra casa, y cada uno de sus cinco hermanas son excelentes cocineros. Mi madre no disfruta por completo cocinar porque a veces se siente limitada a la cocina. De manera similar a cómo los sentimientos de Duvi en su conversación con Alma en “Voces de la Cocina”, mi madre a menudo tenía que cocinar porque tenía una familia, pero también tenía que equilibrar el trabajo, la limpieza de la casa, y las compras también. A pesar de que su padre ayudó en la cocina cuando ella era joven, mi padre no hace lo mismo. Sin embargo, ella dijo que ella considera la cocina un lugar de creatividad, no de opresión.  Al crecer y ver mi mamá cocinería, ella podría rehacer platos peruanos tradicionales, como el lomo saltado y el cebiche sin la ayuda de libros de cocina. Recuerdo que una vez le pregunté por las recetas y ella dijo que no sabía medidas exactas, porque cocina de la experiencia y lo que su madre le enseñó. Según Meredith Abarca en “Voces en la Cocina”, este conocimiento incorporado se llama “sazón”, que es la “lógica sensorial que prevalece en las prácticas de cocina y en el idioma de la cocina”. Puedo ver la “sazón” en acción cuando comparo la cocina de mi madre con la de mi tía. A pesar de que ambos aprendieron las mismas recetas de mi abuela, mi mamá y mi tía traen sus propios chistes (twists) a sus platos que hacen su comida única de lo que son como personas. Pero para ambas, la comida es el epítome de su cultura y una manera para ellas para mostrar su amor a su familia y amigos. Crecí apreciar el poder de la comida para unir a la gente y hacer sonreír a la gente.

Los fotos: Otra comida tradicional de Perú, hecho de mi familia

Como una peruana, la experiencia culinaria de mi madre definitivamente tiene influencias asiáticas. Como una peruana americana, su experiencia tiene influencias americanas también. Estas influencias representan la fusión de culturas, debido a la inmigración y la asimilación, y la relación armoniosa que han hecho. Creo que esta mezcla es lo que ha hecho la cocina peruana popular en Estados Unidos. Para mí, estaba expuesta a estas diferentes culturas desde que nací, y me considero afortunada de tener un fondo tan diverso.

 

2 thoughts on “#7: Mi Mamá, Una Mezcla de Sabores Culturales

  1. Sarah Portnoy

    Lauren,
    !Qué interesante historia! Gracias por haberla compartido. Buen uso del concepto de Abarca de sazón.

    OJO:
    le preguntó (yo—pregunté)

    sus padres ya sea cocinado el alimento o la (LO) compraron (NO entiendo esto)

    compraría (compró–preterite) un pavo y lo cocinó,
    Al crecer y ver mi mamá cocinería (este verbo no existe—y ver mi mama cocinar)
    Crecí apreciar” no tiene sentido –crecí apreciando O, al crecer aprecí

  2. Caitlin Hechinger

    Lauren
    La historia contó sobre su madre y su experiencia fue interesante. Nosotros hemos estado hablando de la fusión de culturas y cocina tu madre es un ejemplo perfecto de esta fusión. Me alegra mucho que tu madre está de acuerdo con mi abuela que la cocina no es un lugar de opresión, sino un lugar de creatividad y unidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s