Cielito Lindo: Un Taquito Ahogado

Como nativa de San Francisco, nunca había visitado la Calle Olvera antes de nuestra visita esta semana pasada. Al llegar, lo comenté a una compañera de clase (una nativa de Los Ángeles) y ella me informó que Calle Olvera es un destino de excursión muy popular para estudiantes de la escuela secundaria. Esto significaba que la Calle era digno de intensa exploración cultural!

Mi observación fue sólo parcialmente correcta …

Calle Olvera cuenta con una rica historia de Los Ángeles. En 1781, Carlos III de España ordenó un asentamiento de 44 familias viajar de México a Los Ángeles para establecer una comunidad. Calle Olvera es el lugar de este establecimiento original. Hoy en día, Calle Olvera es el hogar de muchos artistas, dueños de restaurantes, y artefactos históricos. Pero, ¿Calle Olvera encarnan con éxito su historia original? ¿Es una verdadera representación de la primera población de México en Los Ángeles?

Calle Olvera es un parte integral de la discusión de Ferrero sobre la comida mexicana en Los Ángeles. Ferrero se describe el “foodscape” de la comida mexicana como esencial para nuestros entendimientos y percepciones de raza y clase en Los Ángeles. Restaurantes mexicanos en regiones predominantemente mexicano-americana de Los Ángeles son recordatorios de “solidaridades sociales y comunales” dentro de la comunidad de inmigrantes mexicanos. Para los anglos que comen comida mexicana, tienen que superar este estereotipo con el fin de disfrutar de la comida.

Además, Ferrero describe la dicotomía entre la comida mexicana para los comensales mexicanos y comida mexicana para los comensales no mexicanos. Para los comensales no mexicanos, Ferrero describe un efecto de “whitewash” que se produce a lo largo de los restaurantes en Los Ángeles. Restaurantes mexicanos ajustan sus experiencias culinarias con arreglo a los comensales no mexicanos. Estos restaurantes emanan “whiteness” con el fin de satisfacer a los clientes. Como explica Ferrero, este “pseudoethnicity” establece un sistema que se ajusta a la clase dominante. En muchos sentidos, los restaurantes se apropian de ellos mismos con el fin de atraer a los clientes. Crean actuaciones exóticas que atraen a los clientes y, como resultado, se sacrifican “Mexicanness” para “whiteness”.

Al comparar la definición de Ferrero de “whiteness” a la Calle Olvera, podemos ver que existen muchos parecidos. El “Mercado Mexicano” ha anunciado como una actuación. Se aumenta “autenticidad” en sus tiendas de artesanías, restaurantes, y actuaciones musicales, pero en realidad estos aspectos son “pseudo auténtica” y se utiliza para atraer a los clientes.

Uno de los restaurantes más populares de la Calle Olvera se llama Cielito Lindo. Cuenta con taquitos “auténticas” (uno de los más antiguos de la ciudad). Aunque no dudo que la receta taquito es viejo, Cielito Lindo es un ejemplo perfecto del “whitewash” que se produce en los restaurantes mexicanos en todo Los Ángeles. Los taquitos fueron pre-hechas. El chef tomó dos de vapor y los ahogó en una “salsa de aguacate”. En mi opinión, eran demasiado aguados. Cielito Lindo es rápido y fácil para que los turistas se detengan y tomar un bocado.

Mientras Calle Olvera, sin duda, cuenta con una historia fascinante, el paisaje cultural ha cambiado muchas veces. Hoy en día, la Calle se anuncia como una atracción turística. Se crea un espectáculo extranjero que sacrifica “Mexicanness” para “whiteness”.

4 thoughts on “Cielito Lindo: Un Taquito Ahogado

  1. Sofia Shoffner

    Emily, estoy completamente de acuerdo contigo. A pasear por la Calle Olvera, estuve mayormente decepcionada a ver tantas exageraciones de la cultura Mexicana. Además, me quedé sorprendida a ver los mexicanos participando en el “whitewashing” de su cultura. Pero como comentaste tú, después de leer el articulo de Ferrero, ahora puedo entenderlo mejor.. que lo hacen para complacer a los gustos turisticós. :/ Este fin de semana, vamos a un lugar auténtico para mostrar nuestro preferencia por la cultural real!

  2. Sofia Shoffner

    Emily, estoy completamente de acuerdo contigo. A pasear por la Calle Olvera, estuve mayormente decepcionada a ver tantas exageraciones de la cultura Mexicana. Además, me quedé sorprendida a ver los mexicanos participando en el “whitewashing” de su cultura. Pero como comentaste tú, después de leer el articulo de Ferrero, ahora puedo entenderlo mejor.. que lo hacen para complacer a los gustos turisticós. :/ Este fin de semana, vamos a un lugar auténtico para mostrar nuestro preferencia por la cultura real!

  3. Alden Butier

    Emily,

    Tus observaciones fueron muy similar a las mías. Cómo alguien que ha vivido aquí toda mi vida, nunca pensé mucho sobre la autenticidad de la cultura mexicana de Calle Olvera (solo iba con mi familia para comer y disfrutar la experiencia.) Pero ahora, después de visitar esta semana pasada con un diferente punto de vista, es muy fácil ver el “whiteness” de la calle. Probablemente no me di cuenta más temprano antes porque es la imagen de la cultura mexicana que, como una persona blanca, se me ha visto desde era niño. Después de esta visita, probablemente no voy a volver, quiero probar comida más autentica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s