Blog 8: Mi Experiencia

A lo largo de este semestre gané muchas nuevas experiencias y recuerdos que eran diferentes de ésos en mis clases anteriores. Visité muchos lugares por la primera vez y con los lugares que ya he visite tuve una perspectiva diferente en la comida, el arte o la cultura. Fui a comer a algunos restaurantes y loncheras deliciosos e interesantes de culturas muy diferencia alrededor de Los Ángeles. También fui a algunos mercados y museos de América Latina y aprendí sobre su influencia en los Estados Unidos. Lo más importante, aprendí sobre la diversa ciudad de los Ángeles y todas las culturas que tiene para ofrecer.

Una de mis experiencias favoritas de la clase fue la visita al Grand Central Market. En primer lugar, el autobús que nuestra clase debía tomar nunca llegó y nuestro conductor Uber llegó muy tarde. Sin embargo, una vez que llegamos fue una gran experiencia y llegué a conocer la historia del gran mercado Central y como se ha cambiado durante los años. Recibimos una recorrido muy informativa del mercado y paramos en algunos de los vendedores a probar unas muestras de las comidas gratis. Mis ven

dedores favoritos del mercado fueron La Tostadería y Villa Moreliana. Las tostadas de ceviche de La Tostadería eran muy deliciosas y eran tan jugosas y refrescantes que tenía que volver a comprar algunas más. Pero los tacos de puerco de Villa Moreliana definitivamente eran mis favoritos y después de probarlos con nuestra clase volví a comprar dos más. El Grand Central Market es un ejemplo perfecto de la diversidad de culturas en los Ángeles y se ejemplifica con la comida.

Otra experiencia memorable para mí fue nuestra visita a Garden School Foundation en la escuela primaria cerca de USC. No sabía que esperar antes de nuestra visita pero era muy divertido trabajando en el jardín con mis compañeros y era una experiencia muy buena. Hubo una diferencia notable en el jardín después de que todos trabajamos en ella por un tiempo. También probando las diferentes plantas comestibles en el jardín fue una experiencia interesante porque no creí que las plantas serían muy buenas. Pero algunas plantas eran muy jugosas e sabrosas y hablando sobre el acceso a supermercados o comida saludable en las comunidades latinas era perspicaz. Creo que es muy importante que la escuela primaria está tratando de enseñar sus estudiantes sobre la comida saludable porque en la mayoría de las situaciones estos niños no tienen una opción en el tipo de dieta que tienen.

En general, disfruté de mi tiempo en nuestra clase este semestre y estoy feliz que decidí tomar el curso. Me enteré de nuevos y grandes lugares a comer y estoy más informado sobre la cultura de la comida en los Ángeles. Espero poder llevar mis experiencias de nuestra clase y utilizarlos en mi futuro en cualquier manera.

La fusión de la comida y el arte

Durante todo el semestre hemos discutido el papel de los alimentos en la cultura de Los Ángeles. Hemos considerado la comida en todas las facetas de la cultura, desde su preparación hasta su autenticidad. Para nuestra última excursión, observamos la comida en uno de sus papeles más históricos — como el arte. La comida ha sido entrecruzarse con la cultura y el arte durante mucho tiempo. La comida es el catalizador del Pecado Original y el tema de muchas pinturas desde los jeroglíficos egipcios antiguos a los retratos del renacimiento. Para los egipcios, la comida era sagrada en un clima tan duro, y adoraban al dios del grano y oraban por las cosechas abundantes. Siglos después, la comida se convirtió en un símbolo de estatus y su inclusión en retratos fue un símbolo de riqueza e intelecto.

 

Los egipcios no eran los únicos que adoraban a un dios de la agricultura. Los aztecas adoraban a Xip Totec, el dios de la agricultura. La primera escultura que vimos, llamada Mayan Figure in Guise of Xip Totec, simboliza la relación del dios con la comida. La figura muestra a un hombre vestido en la piel de un esclavo sacrificado, emulando al dios. Xip Totec fue llamado “the flayed one” porque mudó su piel para alimentar a la humanidad, como las semillas de maíz pierden su capa externa antes de la germinación. El maíz también fue el cultivo más importante para los mayas, entonces no es una coincidencia. Según nuestra guía, la escultura representa como no hay vida sin muerte, y viceversa.

 

Mientras que la escultura muestra una representación religiosa de la comida, el mural en la pared del Mercado la Paloma toma una visión más moderna. El mural muestra los mercados de varias partes del mundo, además de personas influyentes de culturas diferentes, como Ghandi, Leonardo da Vinci y Rosa Parks. También hay un artista pintando un cuadro de la Virgen de Guadalupe, que sugiere algunos ideas religiosas. El mural representa la fusión de culturas diferentes a través de la comida. Esto es similar a la escultura maya porque, aunque no es abiertamente religiosa, reúne a la gente de la misma manera que el adoración de Xip Totec. Los ambos representan la unidad a través de la comida.

La comida en el arte: desde obras de arte antiguo a experiencias interactivas modernas (por Amanda)

El arte ha sido conectado a comida desde la antigüedad. Medios de cerámica, escultura, pintura y más mezclado el arte en la vida cotidiana de comunidades antiguas como métodos de comedor y representar los alimentos y los procesos de alimentos de sus culturas. A través de del arte con la comida podemos transformar la opinión común del arte como algo decorativo pero no práctico en la vida cotidiana.

Un ejemplo del arte antigua que tiene función en relación con la comida es este plato de Mesoamérica, que está en exhibición en el Los Angeles County Museum of Art. Creado entre los años 600-800, este plato es un “slip painted ceramic” de la región Petén en el norte o Campeche en el sur. Sus imágenes de decoración son iconos que “feature a deity head flanked by maize foliation.” Según la placa del plato, el maíz fue “the source of life” para los mesoamericanos. Por eso, representaciones del maíz aparecen a menudo en el arte mesoamericano. Este plato en particular probablemente fue fabricado como “funerary ware to contain food and chocolate.” Por lo tanto este plato antiguo mostra una relación entre el arte y la comida a un lado en forma practical, como un objeto para alimentos, y al otro lado en manera figurativo, como una ilustración de la importancia del maíz en la cultura mesoamericana.

Con el paso de los años la comida ha sido mezclado con el arte en muchos maneras diferentes. Una de mis favoritas demostraciones modernas de este relación es el arte contemporáneo de Bompas y Parr, artistas británicos que hoy en día son famosos para por sus instalaciones de arte interactivo, relacionados con la alimentación. En sus proyectos pueden encontrar fuegos artificiales que emiten sabores de fruta o habitaciones llenas de humo alcohólico cuales te emborrachan solo con respirar. En 2016 ellos produjeron una instalación se llama el “Institute of Flavour” en Londres para encontrar nuevos sabores para POPERCORN, una empresa famosa de palomitas de maíz. Según el sitio de web del proyecto, el “Institute of Flavour presented a huge array of predictable and esoteric flavours that collectively represented a potential 300,000 varieties… [which] also featured a curated display of ancient grains, including some that were 5,000-years-old from central Mexico.” Esta gran “sensory celebration of seasoning and taste,” como se describe en un artículo de Billetto, demostró cómo se forman condimentos únicos y de importancias culturales. En honor de los sabores mesoamericanos que se muestra en la instalación, las guías de la exposición fueron llamadas los “masters of maize.”

imagen de http://bompasandparr.com/projects/view/institute-of-flavour
imagen de http://bompasandparr.com/projects/view/institute-of-flavour
imagen de http://bompasandparr.com/projects/view/institute-of-flavour

Aunque estos ejemplos de la combinación del arte con la comida que he descrito aquí son muy diferentes, (por supuesto, los vienen de culturas de siglos completamente diferentes) los dos demuestran maneras en que el arte puede existir en formas prácticas en la vida cotidiana a través de la comida.

Yo Soy Maíz

Voy a ser sincero. Cuando la profesora Portnoy nos dijo que íbamos ir a LACMA, el museo de arte en Los Ángeles, pensé, “Por que estamos yendo a un museo de arte, cuando estamos estudiando la comida latina en Los Ángeles”. Obviamente, en ese tiempo no pude hacer la conexión, pero después de visitando el museo y escuchando lo que nos dijo la guía artística, pude comprender por que estuvimos allí.

En un aspecto, la comida tiene un sentido de siendo un medio para describir las historias del pasado y el presente. Similarmente, el arte nos habla sobre sentimientos, puntos históricos y culturales. El primer pedazo de arte que vimos fue una estatua—Male Figure in Guise of Xipe Tatec—que a primera vista se miro como un hombre indígena. La historia de esta figura viene de la mitología azteca de el dios de la vida y la muerta y agricultura. Aunque la imagen no fue del dios, la figura era una representación como las personas indígenas ofrecieron su respeto al dios. En este tiempo, para agradecer el dios, cada año sacrificaron el corazón de una persona para buena fortuna. El cuero de la persona sacrificada se uso como un símbolo de agricultura de maíz, y por días alguien se puso el cuero del cuerpo para la buena fortuna de tendiendo una cosecha buena. Aunque la estatua no tuvo imágenes directas de comida, la historia de la estatua y como esta presentado tiene paralelas de las hojas de maíz, y vida saliendo de una cascara.

Esta imagen de Xipe Tatec me hace pensar en la pintura de Judith Baca, “Gente del Maíz” por que ella usa un ingrediente de la grapa, el maíz, para representar un grupo de gente, los Mexicanos. Es interesante ver como algo tan simple como la comida puede ser usado para representar la humanidad. Obviamente la imagen y importancia del maíz en la cultura Mexicana es prominente. Es un símbolo de la vida y la muerta, de creciendo fuerte y pudiendo alimenta no solo el cuerpo pero el espíritu humano. La estatua y el mural de Baca representa esto de la comunidad mexicana. Son pedazos de arte que refleja el espíritu latino.

14_MCLC_FINAL_FLAT

La Representación Artística de la Comida por Katherine W.

Esta semana, nuestra clase viajó al Los Angeles County Museum of Art para estudiar cómo varios periodos de tiempo de artistas mexicanos han representado la comida. En última instancia, los artefactos sirven como un reflejo del papel que la comida ha tenido en la cultura latinoamericana a lo largo de la historia.

img_4534.jpg

La primera pieza que discutimos fue una estatua de Xipe Totec de la era 1400-1500. Esculpido en piedra, lo que originalmente parece ser un hombre se revela como un hombre cubierto en la piel de otro. Esto es revelado por las manos adicionales, dos pares de labios y cadenas en la figura. Nuestro guía compartió que esto fue un reflejo de la anual, mes de duracion celebración y sacrificio de la nueva cosecha. La tradición era proporcionar un sacrificio humano, usar su piel como un traje, y su corazón palpitante como una ofrenda para el sol. Más específicamente, cuando se permitió que el elegido para llevar el disfraz desprendiera finalmente el traje, sirvió como una representación de un maíz que se quitaba de su cáscara. Además de la fascinante y extensa tradición, estaba intrigado por el hecho de que el estatuto no tenía otro uso que  solo para conmemorar el evento. Claramente, la estatua y la ceremonia de sacrificio demuestran cuán comprometidos, devotos y dependientes estaban los mexicanos en la comida, el sol y la cosecha.

El segundo conjunto de obras de arte fueron grandes, decorativos, tazas de arcilla que se utilizan para beber chocolate. En cada vaso de beber, hay una gran cantidad de detalle y color, ya que el consumo de chocolate era originalmente sólo una actividad para los miembros muy ricos de la sociedad. Más importante aún, cada uno de los vasos representa algún tipo de jefe o deidad, representando nuevamente la forma en que la comida espiritual e importante estaba en su cultura. Me encantó que el guía turístico utilizó estos artefactos para enseñarnos sobre el proceso de hacer chocolate y probar cacao nib. Este uso de diversos objetos tangibles hizo la experiencia de aprendizaje muy immersiva y agradable.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Es interesante considerar estos artefactos en el contexto de obras de arte más contemporáneas, como el mural fuera del Mercado de Paloma. Aunque no hay sacrificios o figuras piadosas, la imagen sigue siendo muy ceremonial e inclusiva de toda la comunidad. En general, creo que el arte siempre sirve para ser un reflejo del yo y de la sociedad en su momento. Mientras que los movimientos artísticos, estilos y temas han cambiado a lo largo de la historia, es interesante ver cómo el tema y la representación de la comida y la cultura apenas ha cambiado.

mercadomural1

Arte y Comida (por Sarah G)

La comida y el arte tienen una relación cercana. Muchas veces, el arte sirve como una ventana a la vida diaria a las personas de una cultura, especialmente la vida de las elitistas, y puede mostrar la importancia social de comida. También, platos adornados sirven el propósito doble de ser arte y ser un vehículo practico para servir comida.

Yo quiero hablar sobre uno de los platos. En LACMA, vimos una olla azteca que tiene una escena de un rey comiendo. Según nuestra guía, Maite Gomez-Rejón, la comida es tamales con salsa, y una olla de chocolate—una imagen apropiada porque esta olla era para comer chocolate. Gomez nos dije que chocolate era un producto muy valioso, y era considerado la comida de los dios. Un grano de cacao era tan valioso que personas lo usaron como dinero, y solo las personas más ricas lo comieron. Gomez describe como las personas tostaron y machacaron los granos para crear una bebida espesa. Los aztecas no comieron su chocolate con leche o azúcar, sino uso especias y chiles para crear una bebida amargo, picante, y rico. Este olla debe haber sido un símbolo de estatus porque solo las personas con mucho dinero comieron chocolate, y esta olla era muy decorada. IMG_2936

Un mural que me interesa es un parte de The Great Wall of Los Angeles, se llama California Citrus Industry. Cuando yo imagino los sirvientes de las aztecas ricas machacaron el chocolate, yo también imagino mucho sudor, agotamiento, y trabajo. En una manera, California Citrus Industry es el opuesto de la imagen en la olla. La olla representa riqueza y lujo, y la pintura representa trabaja dura. Los hombres en esta pintura obviamente ponen mucho esfuerzo en su trabajo. Tienen ropa muy simple, y trabajen para otras personas, no para comer las naranjas–los hombres son pobres. En la olla, el hombre es obviamente rico. En esta pintura, la comida que escogen no es comida los trabajadores. La olla representa la vida de las elitistas y la pintura, los trabajadores. Esta pintura es un comentario social sobre el trabajo que era la fundación del estado de California.

Oranges

El arte y la comida – Felonie D. Doss

 

Es muy interesante como toda la vida está conectado. Todos los aspectos de la vida están (de alguna manera) entrelazados. Aprendimos un ejemplo de esto en LACMA. Especialmente para mí, era interesante escuchar cómo el sacrificio humano y el ritual de llevar el cadáver de alguien era una metáfora para el maíz con cáscara. Nunca pondría esas cosas juntas.

20170418_151715.jpg

También es interesante la frecuencia con que la comida aparece en el arte cuando realmente están prestando atención.

20170418_154739

Además, es interesante pensar en herramientas para hacer la comida pueda considerarse arte.

20170418_153347

También pudimos probar un poco de chocolate seco. Honestamente, fue bastante amargo y no me gustó. Probablemente se deba a mis papilas gustativas americanas.

20170418_152707

El arte que vimos fue diferente de otro arte sobre la comida porque era más simbólico que real.

File:Murales Rivera - Markt in Tlatelolco 2.jpg