Blog Final: Reflexión

Esta clase era una de las clases más interesantes que he tomado en USC. Siento que en mis clases en comunicaciones he estudiado las mismas cosas con mucha repetición. Esta clase era diferente—estudiamos comida. Mi parte favorito sobre esta clase es que el tema es enfocado en nuestro comunidad. Estudiamos comidas diferentes como comida salvadoreña, comida mexicana, y comida argentina, pero siempre analizamos el impacto de la influencia de estas comidas diferentes en la cultura y sociedad de Los Ángeles.

También, me encantó esta clase porque experimentamos la cultura latina de esta ciudad en “real life”. Si estábamos estudiando un tema, siempre fuimos a un lugar para experimentar este tema en un diferente restaurante, museo o lonchera. Mi favorito era la excusión a Mercado Central. Eso era mi favorito porque aprendimos sobre la evolución de Downtown Los Ángeles en términos de comida. En el mercado podemos ver las maneras en que unos dueños podían mantener sus negocios durante la revitalización del mercado aunque otros no podían. Para mí, el Mercado Central es una representación ideal de la ciudad de Los Ángeles. Hay una mixta de culturas, raíces, comidas, y vidas en esta ciudad y las diferentes tiendas en el mercado son gran representaciones de esa realidad.

El otro parte que me encantó sobre esta clase era el proyecto y presentación. Pienso que esa experiencia era muy divertida. Me gustó buscar restaurantes salvadoreñas en Los Ángeles. Me forzaba explorar la ciudad mas allá de mi zona de confort en USC. Me gustó probar unas comidas diferentes y comparar unas comidas como pupusas en las restaurantes diferentes que visité. Finalmente, pienso que el video era muy divertida y es un gran manera mostrar las comidas y lugares diferentes al resto de la clase.

En total, me gustó que todas las lecturas y excursiones eran relevantes al tema de esta clase. Puedo decir con confianza que en cada clase y lectura aprendí algo interesante sobre la ciudad, comida latina, o las luchas que están ocurriendo en esta ciudad en relación a comida o en relación a los derechos de los ciudadanos en las comunidades latinas. ¡Me encantó esta clase! ¡Gracias por dejarme tomarla!

Entrada #4: La Comida Fusión

Visité The Bun Shop en Koreatown. Es un restaurante que comenzó como un food truck llamada The Bun Truck. En mi opinión, este restaurante representa comida fusión. En el articulo de Portnoy y Pilcher, la cocina es descrito como una metáfora poderosa que puede representa momentos de “cultural encounter.” Portnoy y Pilcher describe el movimiento de fusión Pacifico como derivando de “the intersection of consumer desire for a particular form of exoticism.” Roy Choi y Ricardo Zarate son ejemplos de cocineros que cocinan comida fusión y esta comida es una representación de su pasado, su crianza y su herencia. Al mismo tiempo pienso que su comida refleja su espíritu empresarial entregando comida que será popular y considerado deseable en Los Angeles.

The Bun Shop es un restaurante de fusión Coreano y sirve una variedad de bao buns que son servidos con diferentes carnes y salsas. Por ejemplo probé:

Spicy Pig que es un bao bun con cerdo, vegetales, cebolletas, pepinos, y las salsas de siracha y tzatiki

Temp Veg que es un bao bun con un aguacate de tempura, tomate, cebollas, pepinos, vegetales, cilantro y ajolio de jalapeño

Katsu que es un bao bun con pollo empanado, vegetales, ensalada de repollo y salsa barbacoa asiática

IMG_0203

De la Izquierda a la derecha: Spicy Pig, Katsu, Temp Veg

The Bun Shop representa una mezcla de Korean BBQ y comida Mediterráneo. Los bao buns están llenos de carne marinado en el estilo Coreano para la cual el chef de cocina es conocido. Él fue al escuela culinaria en Nueva York y trabajó en un restaurante conocido allí un rato. The Bun Shop tiene una atmósfera casual. Los dos hombres que crearon The Bun Truck y The Bun Shop crecieron como americanos coreanos trabajando en Detroit. Veo el restaurante como principalmente Coreano con un poco de la fusión de Mediterráneo que vemos con el uso de la salsa tzatziki. También lo creo es un restaurante de fusión en el sentido que usa muchas técnicas y sabores diferentes. Por ejemplo pienso que bao buns al vapor son natales de China, también usan tempura, salsa diferentes, verduras encurtidas y ensalada de col.

Este restaurante es muy popular. Es pequeño y tiene la sensación de un bar pequeño. The Bun Shop es definitivamente popular entre una muchedumbre mas joven que les gustan buscar restaurantes de moda. También están abiertos tardío que atrae a la gente mas joven que busca comida tarde por la noche. Los fundadores del restaurante describen su comida y estilo como una representación de, “where we come from and where we are today.” En este sentido representa las influencias diferentes que ellos han experimentado. Uno puede argumentar que sus bao buns representan un “melting pot” de culturas diferentes.

Es diferente de Mariscos Jaliscos porque sus antecedentes son diferentes, la manera en que los dos promocionan sus negocios es diferente, y la comida que ellos venden es diferente. Mariscos Jaliscos es arraigado en tradición y autenticidad mientras el objetivo de The Bun Shop es ser innovador y combinar sabores diferentes y atrae una muchedumbre mas joven mientras metiéndose al corriente de nuevas tendencias. Ninguno es mejor que otro en mi opinión, solo son diferentes.

Las loncheras enfrentan muchas dificultades en Los Angeles. El municipio de Los Angeles ha estado tratando de restringir loncheras. Hay vistas que loncheras se amontan las calles y aceras. La gente también argumenta que ellos son antihigiénicos y compiten injustamente con restaurante y por lo tanto tiene una ventaja injusta. Pero en realidad son opciones baratas para consumidores. También cumplen con las regulaciones de licencias comerciales y las loncheras son empotrados en la cultura de Los Angeles. Quizás el deseo de regular loncheras viene de sentimientos contra de inmigrantes y de latinos. También parece reflejar un prejuicio contra aquellos de un estado socio económico inferior.

Mientras loncheras están siendo denunciados y regulados, los food trucks de comida fusión y los twitter trucks como The Bun Truck y The Bun Shop no reciben crítica.  Este demuestra a mi como la cultura es entrelazada con la comida y el estatus en nuestra sociedad.

#8: Una Perspectiva Nueva

De caminando por la Calle Olvera y aprendiendo de la historia de México y “whitewashing”, a comiendo en las loncheras auténticas como Mariscos Jaliscos, al visitar un jardín comunitario en Boyle Heights, esta clase era una de mis favoritas en este semestre. Cuando me inscribí en esta clase al comienzo del año, pensé que sería similar a otra de las clases del profesora Portnoy sobre la justicia alimentaria. La clase que tomé  fue, para mí, una introducción a la justicia alimentaria y la cocina hispana en Los Ángeles. A pesar de que ha realizado el enfoque en la justicia alimentaria durante todo el año, creo que esta clase ofrece muchas más oportunidades para explorar Los Ángeles y la relación entre la alimentación y la cultura.

Hemos cubierto muchas áreas diferentes de la cultura hispana. Me gustó mucho ir a diferentes restaurantes y tratando sus versiones de comida hispana. Fue interesante ver cómo se han adaptado para atender a poblaciones específicas, sino también la forma en que han mantenido sus raíces culturales.  Tuve la oportunidad a probar la comida mexicana vegana en Un Solo Sol y postres mexicanos en La Monarca, entre otros.

También me ha gustado aprender acerca de los desiertos alimentarios, que son áreas que faltan de acceso a la fruta fresca, verduras y otros alimentos saludables. Fue sorprendente ver cómo los desiertos alimentarios tienen un gran impacto familias en las comunidades de bajos ingresos, manteniéndolos en un círculo vicioso que es muy difícil salir. Creo que una de las experiencias más memorables para mí fue cuando Cardidad Vásquez, un vendedor ambulante, vino a hablar con nuestra clase sobre su vida y su lucha para legalizar los vendedores ambulantes. Pensé que esta experiencia fue importante porque la interacción personal da a los estudiantes una impresión mucho más profunda que el aprendizaje a través de un libro de texto o PowerPoint.


Una de mis partes favoritas de la clase fue el proyecto de vídeo, cuando Maggie, Olivia, Alina y yo fuimos a diferentes panaderías alrededor de Los Ángeles y aprendieron acerca de los productos de panadería tradicionales de ciertas culturas, como Guatemala, El Salvador, y Oaxaca. Yo tenía el más divertido hacer esto porque: 1) Me encanta el pan (quién no le encanta??) y 2) fue una oportunidad de salir de la escuela y explorar la cultura de Los Ángeles con los amigos! A través de este proyecto, me sentí muy involucrada en mi propia educación y que tenía la libertad sobre lo que quería aprender, lo cual fue genial. En general, creo que esta clase era una de las clases más memorables que he tenido en la USC, ya que me abrió los ojos a nuevas perspectivas y me desafió a dejar el aula en realidad, explorar el mundo exterior, y aprender cómo mejorarlo.  He aprendido maneras en la creación de comunidades más saludables y cómo puedo hacer mi parte para ayudar. Además, esta clase ha ayudado a ser más consciente de qué tipo de alimentos que comer – ya sea que estén localmente, ya sean orgánicos, o qué tipo de historia que hay detrás. Me ha ayudado a profundizar más en mi comprensión de la intersección entre la comida y la cultura, y me ha hecho apreciar que sea mucho más.

 

 

#8: Una experiencia nueva

Este semestre fue increíble.  Antes, no he entendido mucho la significa entre la comida y la cultura en los ángeles.  Primeramente tuve miedo porque no soy un “foodie” y por eso no entendía bien la diferencia entre la comida mexicana, latina, Oaxaca, argentina, etc.  Entonces todo estaba una experiencia nueva y a mí me encantaba.

La historia de la fusión me interesaba muchísima porque soy una mezcla de tres culturas distintas: japonesa, china, y cubana.  Pero crecía en un hogar muy japonés porque mis abuelos que a mi me gustan son japoneses y ellos tienen una gran influencia en mi vida.  Pues por eso, la culturas de mis abuelos en el lado de mi madre (chino y cubano) han perdido.  Es interesante que las personas como Roy Choi no perdiera su pasado y en vez de trata de asimilar de la cultura americana, él hizo su propio destino.  La fusión de coreano y latino es expresado por su creación de Kogi.  Se puede probar las especias diferentes de las dos culturas, mientras muchas personas piensan que la fusión no funciona, Choy desafía las expectaciones y logró la popularidad en una manera muy inteligente porque atiende a la población quien pueden apreciar la creación.

Pero pienso que la cosa que a mi me encantaba durante esta experiencia fue cuando Olivia, Lauren, Maggie, y yo fuimos a las panaderías.  He aprendido mucho sobre las panaderías salvadoreñas, mexicanas, cubanas, y guatemaltecas.  Por ejemplo no lo sabía que había pan para cada clase social, por ejemplo la clase alta comían pan floreado mientras la clase baja comían pambazo.  También los dueños eran muy simpáticos.  Mi dueño favorito fue Oscar, el dueño de la panadería cuscatleca y porque fue amable, él nos dijo la historia de la panadería.  Esta panadería fue salvadoreña y se vende cosas como quesadillas y empanadas de leche que eran muy deliciosos. Aunque fue salvadoreña había una mezcla también de culturas porque su esposa fue mexicana.  La panadería que se llamaba Gigi’s fue cubana pero también había una fusión entre el pan cubano y los pasteles europeos. En mi opinión,  Gigi’s fue más mejor que Porto’s, que es muy famoso en Glendale, y pienso es porque Gigi’s tiene las ingredientes mas frescas porque lo hecho de rasguño.  Porto’s les sirve a muchas personas entonces necesita hacer muchos pasteles en menos tiempo, en vez de Gigi’s que es un establecimiento menos conocido.  Nos dijo la historia de esta lugar y fue interesante porque ellos fueron afectados por los La Riots, algo que no sabía antes, solamente pensaba que los Riots afectaban las personas quien estaban involucradas.  Los dos dueños nos dijeron que necesitan abastecer a la población quien vive en estas áreas porque la población ha cambiado desde el punto que abrieron.  El hecho que me gustaba es cuando dio se cuenta que muchas personas quedan en las panaderías porque es un lugar donde ellos se divierten.  Es como un Starbucks en los Ángeles por muchas personas en una universidad, pero en vez de dos amigos que se reúnen, en las panaderías son personas de la misma raza quien tienen una conexión más fuerte.

En total, fue una experiencia que nunca olvidará y gracias a profesora Portnoy quien nos da la oportunidad para aprender más de la ciudad que vivemos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La clase que inspiró mi salud, y mi último segmento

Esta clase a sido una de mis favoritas clases en USC. Cuando empecé esta clase no sabía la importancia de la comida que comemos. Como fui aprendiendo las diferentes culturas de comida Hispana de Los Ángeles me inspiro a empezar un segmento.

Gracias a esta clase mi segmento “Venture with Veronica” fue posible. El primer restaurante que fuimos fue a la lonchera Mariscos Jalisco.


En esta excursión conocimos a Raúl Ortega que es una persona muy amable y humilde. Se me ocurrió preguntarle a Raúl si quería ser el primero en mi segmento y digo que si. Estaba tan emocionada de enseñarles a todos mis compañeros la comida riquísima de Raúl. Aqui esta el video:

 

 

Ahora, en el fin del semestre pude hacer 9 videos de 9 diferentes restaurantes. Gracias a la profesora Portnoy por darme su lista de restaurantes ricos de diferentes países. Porque tuve tan buen guia hice el tema de mi segmento no nada mas de comida en Los Ángeles pero comido de países hispanohablantes en Los Ángeles. Para mi ultimo video regrese a México con el restaurante Tinga. Este restaurante está en La Brea y se relaciona mucho con nuestras conversaciones de “autenticidad” porque son un poco “hipster” y aunque atraen a todo tipo de gente, la mayoría es gente con dinero que está caminando por La Brea. En fin, la comida ayi esta muy rica y las personas que trabajan allí fueron las personas mas amables de cualquier restaurante que visite.

 

Yo personalmente nunca pensaría en comer comida Peruana. No sabia que era ni cómo se miraba pero no era algo que me interesa. Pero como en esta clase aprendimos que nuestra generación come mucha mas comida rapida que la generación de mis padres, quise explorar. Ya no quería comer comida chatarra ni presentarles comida mala a mis compañeros. Nuestra lecturas me ayudó a ver que lo que comemos es importante. Las decisiones que tomamos para comer tambien es super importante. Aunque aveces sea más fácil caminar una cuadra o comprar una hamburguesa de un dólar que cocinar o comer en un restaurante, tenemos que educarnos para ser más saludables. Yo no empecé por siendo más saludable, empecé por conociendo la comido de otras culturas. Un ejemplo es de Perú donde visité el restaurante El Rocoto.

 

También me tocó probar comida de Oaxaca que nunca había probado pero después de la presentación que vi sobre Oaxaca en la clase. Supe que tenía que visitar Guelaguetza.

 

Cuando hablamos sobre el papel de la cocina en las vidas de las mujeres, anote que era un tema que me interesó mucho. Me tocó platicar con mi mama sobre un tema que nunca había platicó con ella. Me hizo que pensara en un tema que no le había dade mucho pensamiento pero cuando leía la lectura de Abarca me di cuenta que era un tema en que tenía muchas opinions fuertes. Gracias a Abarca me gustaría hacer otro segmento tomando la idea de “Charlas Culinaria” Es una pena que no estaré otro semestre para poder hacer esa idea en realidad.

Una Reflexión: La comida y comunidad Latina en L.A.

70583c4c-ea72-48a5-9426-015a1b4f45be
El Biombo que vimos en LACMA

En el transcurso del semestre, he aprendido mucho sobre la cultura Latina en Los Ángeles. En mi hogar se acostumbra a la comida y las tradiciones mexicanas. Estoy muy consciente de la comunidad mexicana en Los Ángeles, pero nunca  me daba cuenta de las muchos otras comunidades latinos que residen en esta ciudad. Sin embargo, al tomar este curso he aprendido que hay mas influencia Latino en Los Ángeles, no solo la Mexicana. La comunidad Latina es enorme y sin dudas ha influido en la cocina de Los Ángeles. En mi opinión, ninguna cocina dentro de estas diversas comunidades, especialmente Latina, puede definir la cocina de los Estados Unidos y en particular la de Los Ángeles.

IMG_1619
Las Chimichangas en Cha Cha Chili

Cuando visitamos LACMA, nuestro guía nos enseñó mucho sobre la culturas prehispánicas antiguas de los aztecas y los mayas que intercambiaron comida y tradiciones con los conquistadores. Esto comenzó siglos de intercambios interculturales por lo cual Los Ángeles se considera como el centro de la diversidad cultural del país. Este intercambio entre la cultura, ha sido la primera definición de la cocina de Los Ángeles. Por ejemplo, la semana que escribí sobre la fusión, visite Cha Cha Chili que es una mezcla de cocina asiática y mexicana. Este entre cruzamiento de diferentes culturas ha establecido la gran variedad de alimentos en Los Angeles. Los Ángeles fue fundado sobre de los inmigrantes que llegaron a este estado a siguiendo el sueño Americano.

b6905d91-0a95-49fb-b6f0-2fc384b31b22
La Calle Olvera

f58dd7d8-9000-4a2f-8856-5991041a3648

Mi excursión favorita de este semestre fue la visita a la Calle Olvera. En este lugar, ha preservado la cultura Latina en cuanto a comida, arte y tradiciones populares de Mexico. En el Museo, tuvimos el privilegio de ver el mural de Siqueiros que representa el sufrimiento de la gente Latina. Este mural fue “whitewashed”. Este fue mi primer encuentro con la realidad de que existe gente que se propone borrar las contribuciones de la cultura y la historia de los Latinos en América. Este mural y la Calle Olvera permanecen como símbolos de la presencia importante y constante de la comunidad Latina y la de su empeño en seguir luchando por la aceptación y la reconocimiento en Los Ángeles.

Desafortunadamente, la comunidad Latina que residen en Los Ángeles ha encontrado serios problemas en cuanto la alimentación sana relacionada con la justicia social. Este curso ha abierto mis ojos a la salvaje realidad que las familias hispanas enfrentan diariamente con relación a la buena alimentación. Varias comunidades latinas están segregadas en áreas de bajos ingresos que son conocidas como “desiertos de alimentos”. Las mismos comunidades que han traído tanta diversidad gastronómica y cultural a Los Ángeles, son las que están sufriendo el limitado acceso a productos saludables. Esto no tiene sentido. Estas comunidades que han ayudado a Los Angeles a construir una de las ciudades mas diversos, sufre de la mala alimentación.

Esta clase es importante retener en USC porque al dedicarle atención a la comunidad que le rodea, le ofrece el aprecio y el respecto que se merece. Profesor Portnoy nos ha enseñado la diversa cocina Latino Americana que existe en Los Ángeles. Así como el empezar a considerar lo mucho olvidadas que están en relación de la justicia social que en muchos maneras contribuye a su falta de progreso. Esta clase fue una de mis clase favorita en USC por despertar conciencia en nosotros sobre temas culturales y problemas sociales que se deben de reconocer y valorar. Agradesco llamar a Los Ángeles mi hogar. Como Latina soy parte de una tradición cultural ricamente diversa en contribuciones que elevan el valor cosmopolita de Los Ángeles.

IMG_1717
Mole en Las Molenderas Restaurante

 

 

 

#8 El Semestre- Una reflexión

Gracias a Dios que Nina me dijo sobre esta clase el semestre pasado. A mi me encanta los oportunidades que nosotros tenemos las últimas semanas para aprender sobre la multitud de culturas que existen en Los Ángeles. Pienso que la clase ofreció muchas oportunidades para explorar partes de la cuidad que no habría explorado si no tuve la clase. También yo aprendió mucho sobre la comida y la cultura latina. Originalmente pensó que no fue mucho para discutir sobre comida. Yo estaba muy incorrecto. Mucha de las conversaciones de la clase involucran problemas sociales que mucha gente no sabe mucha información sobre. Pienso que es importante que nosotros aprendemos sobre estés asuntos pero también que la clase crece para incluir más estudiantes. Si fue un clase de cuarenta o cincuenta personas, pienso que hay la posibilidad para avanecer las luchas de estés asuntos sociales en una manera más grande. Por supuesto hay bastante interés.

Para mi es muy difícil para elegir un lugar o restaurante favorito. Pienso que todos los lugares que visitamos fue importante en su misma manera. No lugar fue el mismo y por eso fue fácil para adquirir un nivel de educación muy amplio. Uno de mis lugares favoritos fue el mercadito en Boyle Heights. No porque hubo comida deliciosa, pero porque fue muy diferente que todo que yo he visto en mi vida. Las tiendas tenían tantos cosas y fueron tantos tiendas. También hubo muchas cosas en el techo y fue muy difícil para mi para caminar. Uno de mis restaurantes favoritos fue Guelaguetza. Yo he regresado dos veces después de mi primer visito para nuestro presentación. Cada tiempo comí algo diferente y cada tiempo la comida fue deliciosa. El ambiente de la restaurante añada mucho a la experiencia de comer. Me encanta las bandas que ejecutan allá. Mi lugar favorito fue La Monarca panadería. El dueño fue tan simpático y supo mucho sobre el proceso de negocios. No fue sorprendido cuando aprendí que él tiene tantos ubicaciones. La comida fue el mejor comida del semestre. Ya necesito visitar La Monarca en mi tiempo libre para comprar una torta de pollo y mole.

Los asuntos sociales que me importan el mejor son los desiertos alimentarios y la lucha de los vendedores ambulantes. La realización que mucha gente en nuestra comunidad no tiene acceso a los tipos de comida que necesita para vivir una vida saludable me sorprendió muchísimo. El nivel alto de enfermedades como diabetes y la obesidad son el producto de condiciones como esas en el sur de Los Ángeles. Sin este clase, no habría sabido sobre este problema. La lucha de los vendedores ambulantes es algo que no puedo entender. Vendedores ambulantes están en todas partes de Los Ángeles y por lo general no son una amenaza al publico. Los partidos de futbol americano de USC sería incompleto sin los “Victory Dogs.” La gente que trabaja como vendedores ambulantes muchas veces son gente que son inmigrantes indocumentados y no puede encontrar trabajo en ninguna otra manera. Para criminalizar gente honesto es muy injusto. Si más gente aprende sobre este asunto, pienso que los vendedores van a recibir la justicia que merecer.

Finalmente, gracias a usted, Profesora, por un semestre interesante y fascinante. Ojala que la clase creciere con cada año.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.